En defensa del Control Fiscal

*

La opinión del Ex Contralor General de la República…

Rubén D.  Carles

Por tratarse de un tema de política fiscal acerca del cual tuve la oportunidad de adquirir vastas experiencias, debo referirme a la reciente decisión de suspender el control previo en actos de manejo en algunas dependencias del Estado. 

Como desconozco las razones para adoptar esa decisión, es difícil formular señalamientos específicos. Pero estoy convencido de que los actos de manejo de los fondos y bienes públicos deben realizarse con corrección, transparencia, responsabilidad y rendición de cuentas.

La manera de lograr los anterior objetivos es mediante la efectividad de las medidas de control que se establezcan.   Control es anticipar actos. Para ello existe una entidad estatal con rango constitucional y carácter independiente: Contraloría General de la República.

La Contraloría tiene la función de fiscalizar y regular. Hacer cumplir las medidas dispuestas como control, que significa: examinar, dirigir, revisar, comprobar, inspeccionar, dominar, vigilar, verificar e intervenir. Parecen sinónimos, pero no lo son.

El control previo, como norma establecida en la Constitución Nacional, debe ser mantenido y reforzado a toda cosa. Se trata de un tema que requiere ser debatido con amplitud.

El control en el manejo de las finanzas públicas nunca puede considerarse innecesario, o sea afectado por acciones que podrían debilitarlo.

Así, las cosas no van a cambiar.

*
<>Artículo publicado el  3  de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,  lo mismo que el 5 de noviembre en el diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  al igual  que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/carles-ruben-dario/
Anuncios

Preparemos mejor nuestros noviembres

La opinión de la Abogada y Ex Diputada de la República….

–    

MIREYA   LASSO

Con la llegada del Mes de la Patria se tratan de revivir algunas manifestaciones que resaltan valores de nuestra nacionalidad y de los símbolos que la atestiguan. Este año hemos visto algunas muestras de entusiasmo patriótico o de preocupación justificada de ciertos grupos que, por fortuna, se niegan a permitir que esa parte de nuestra historia, cultura y tradiciones perezca; pero siento que esas expresiones no son ni en cantidad, ni en calidad suficientes para emular las que encontramos en textos históricos o las que relatan nuestros antecesores.

Lo triste es que hemos observado situaciones tan bochornosas como las de estudiantes que ignoran la diferencia entre el 3 y el 28 de Noviembre o de un ministro de Educación quien, ante cámaras de televisión, hace un par de años confesó desconocer el significado histórico del 5 de noviembre.   De ahí que quisiera sugerir algunas ideas para alimentar, sobre todo en la juventud, un genuino nacionalismo que esté libre de conceptos erróneos o extremistas.

Una primera sugerencia es realizar actividades que se podrían organizar formalmente en todas las aulas de clases con suficiente anticipación al Mes de la Patria.   En preparación de las festividades se podría anunciar en cada escuela primaria y colegio secundario del país un concurso literario, para que los alumnos redacten monografías sobre cualquier tema de su predilección, pero relacionado con la historia, geografía, cultura o tradiciones de la nación panameña. Para revestir el proyecto de la debida calidad, es fundamental que las bibliotecas escolares o municipales posean suficientes libros de referencia que permitan a los estudiantes realizar sus investigaciones con la seriedad que les signifique un efectivo proceso de aprendizaje. Abuelos y bisabuelos serían invitados a transmitir formalmente a sus nietos y biznietos aquellas vivencias o conocimientos, tanto de sus patrias chicas como de la Patria grande, para preservar una riqueza histórica y cultural en peligro de extinción que vive solo en la memoria de generaciones anteriores. Los escritos meritorios serían compilados y publicados y en cada distrito se haría un reconocimiento público a los estudiantes triunfadores, incluyendo su designación como abanderados e invitados de honor en los desfiles patrios.

Por otro lado, durante los meses previos se organizarían ligas deportivas escolares y colegiales con miras a culminarlas en competencias nacionales inspiradas en valores patrióticos y en las hazañas de tantos atletas panameños que han dado renombre nacional o internacional a Panamá. Sería una manera de resaltar las virtudes de la disciplina y la cortesía, tan necesarias en el deporte, que a su vez ayudarán a construir una mejor patria con ciudadanos mejor formados.

Otra actividad serían los concursos artísticos organizados en centros escolares a nivel nacional. El potencial artístico de nuestros jóvenes —en la pintura, la poesía o la música— podría constituir un fértil semillero, si se le incentiva desde temprano, encauzándolos hacia temas relacionados con nuestra nacionalidad. Nuestros muchachos y muchachas plasmarían sus conceptos artísticos patrióticos en lienzos, en estrofas o en notas de un instrumento musical. Noviembre sería época apropiada para premiar el talento artístico de nuestros jóvenes montando en todo el país exposiciones de obras plásticas, recitales literarios o conciertos que reflejen el sentir patriótico de nuestros estudiantes.

Obras de teatro alusivas a diferentes episodios de nuestra historia serían vehículos muy eficaces para enseñar la historia de nuestra patria. Existen tribus indígenas en nuestro continente que transmiten de generación en generación incidentes de la conquista española que les impactaron. Los medios de comunicación serían aliados importantes para divulgar obras de esta índole y bien podrían el MEDUCA y el INAC sugerir un repertorio de diferentes temas de nuestro acontecer histórico y elaborar libretos para representaciones teatrales, inclusive itinerantes, en las escuelas de todo el país.

Celebraríamos con mayor fervor las efemérides de noviembre si se desarrollaran actividades alusivas con suficiente anticipación para excitar el entusiasmo de todos los panameños, especialmente en la cosmopolita ciudad capital.

Propongo que esta obligación patriótica de nuestra generación sea traducida en una formal política de Estado.

*

<> Este artículo se publicó el 3  de noviembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que a la  autora,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos de la  autora  en: https://panaletras.wordpress.com/category/lasso-mireya/

Se buscan patriotas

La opinión del Médico y Político…

Jorge Gamboa Arosemena

En el mes de la patria debemos hacer un alto. Son 107 años de vida independiente, con sus momentos gloriosos y dolorosos.

La patria es el recuerdo, pedazos de la vida, decía el poeta Miró. La república nace engendrada por la fraticida Guerra de los mil días. Y empieza su andar, estafada por el tratado a los 15 días de nacida; la lucha inquilinaria; Gaspar Octavio con su Canto a la Bandera y Amelia, al Ancón; la gesta de Acción Comunal; la década de las constituciones, los golpes y el Frente Patriótico; el Remonato y el magnicidio; una juventud idealista e ilustrada de las décadas de 1940, 1950 y 1960 que hoy cuánto extraña la nación; el doloroso y patriótico 9 de enero; la cíclica corrupción desbocada de la oligarquía que engendra la criminal dictadura policiaca, con sus cínicos voceros que hoy todavía actúan; la ultradegradación moral de los 21 años de dictadura; la barbarie de la invasión, sacrificio que se ha ido perdiendo en gobiernos de analfabetos políticos que han reeditado las lacras de un siglo de república; y, entre eventos, la patriótica lucha generacional que nos da lo que los mártires de 1964 querían: ¡un solo territorio, una sola bandera!

Madurando de a poco, hoy requerimos un proyecto nacional que unifique a los panameños de buena voluntad, como sueño de Luther King a la panameña; que en esta segunda década del siglo XXI reduzcamos la pobreza y miseria, del 30% a un 15% y, en la tercera década, a un porcentaje de un solo dígito.  Donde la institución familia, hoy devaluada, sea rescatada e impulsada para incubar a los patriotas de nuestras próximas generaciones que dejen de ser carne de los grilletes del hedonismo de una sociedad de consumo y de camarillas politiqueras al servicio de los intereses del capital, ya nacional, ya foráneo. Y volviendo a la institución familia, la queremos donde haya respeto entre padre y madre, que atiendan a los hijos que pueden criar responsablemente.

Pero para buscar este bien común tiene que haber un andamiaje político, concepto satanizado por la gran cantidad de malos ejemplos que han dado individuos que no han sido los más íntegros, los más aptos ni los más ilustrados como pedía Eusebio Morales, por lo cual cometen los desafueros que vemos en todos los gobiernos. Ese andamiaje no lo vamos a conseguir con los actuales jerarcas de los partidos, que han fallado rotundamente, a no ser que ocurra un milagro y esos milagros no ocurren.

Para lograr este real cambio –vaya palabrita prostituida– tienen que aunar esfuerzos infinidad de ciudadanos íntegros, aptos e ilustrados que son más que los repugnantes politiqueros que controlan el poder desde el Ejecutivo, el Legislativo, el Judicial y los regímenes municipales. Ciudadanos patriotas, con o sin filiación política, que han cedido espacios a los oportunistas que logran postulaciones y cargos con casi ninguna excepción.

En el mes de la patria debemos reflexionar sobre el Panamá que queremos, con liderazgos colectivos, dejando los mesianismos de autócratas, de políticos improvisados, y dejando los servilismos de infinidad de panameños que se ponen de alfombra de los poderosos.

En Panamá tenemos fortalezas y oportunidades que hay que usar para conjurar las debilidades y amenazas. Cuando lo político anda mal, todo anda mal. Ese es el caso de esta patria que cada día necesita el surgimiento de patriotas que dejen sus aprensiones de lado y busquen caminos de avenencia con panameños de diferentes sectores para darnos un ejercicio amplio que constituya la nueva república.

Los detentadores del poder constituido –presidente, diputados, magistrados y concejales– opondrán tenaz resistencia a los patriotas que esgriman el poder constituyente.

En el mes de la patria, se necesitan patriotas…

*

*

<> Este artículo se publicó el 3  de noviembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor  en: https://panaletras.wordpress.com/category/gamboa-arosemena-jorge/

Se ha perdido la niñez

*

La opinión de la Doctora en Medicina y miembro del Club Rotario…

Marisín Villalaz de Arias

marisín.villalaz@gmail.com

La semana pasada presenciamos un bochornoso espectáculo de estudiantes de la Profesional, antes escuela respetada.   No sé cómo calificarlo y qué pensar de esos muchachos que se sobrepasaron en sus actuaciones.   No estuve de acuerdo con dar beca a todo mundo por el solo hecho de estar en una escuela pública ya que recibir un beneficio trae aparejado un sacrificio o una situación que amerite lo que reciben y eso es tener un buen promedio en sus notas.    Pero no solo hicieron demostración de mala educación y de malos perdedores sino que demostraron violencia y falta de moral y principios.   No podemos permitir lo que vimos en televisión.

¿Dónde está la causa? ¿En el hogar por falta de padre y disolución de la familia? ¿En las escuelas donde aprenden menos valores y disciplina por falta de autoridad y de enseñanza de los mismos? ¿En la sociedad que se ocupa poco de los problemas de esos muchachos olvidando que necesitan apoyo, incentivos y llenar lo que no encuentran en sus hogares y escuelas? No resolvemos los problemas de la niñez ni de la juventud. Los padres que pueden les dan materialmente lo que no suplen emocionalmente y los llenan de tecnología que los aisla del resto de la humanidad con el chateo y los juegos en donde se hunden para no relacionarse socialmente con quienes los rodean.   Se terminó la comunicación entre personas, ahora todo es tecnología; escuchar la voz y sus cambios cuando se dan respuestas, ya no tiene importancia.

De continuar así, la humanidad dependerá de las máquinas que serán manejadas por los humanos, pero que estarán deshumanizados.   Los niños no juegan nada, solo ven televisión y celulares; se acabó la rayuela, el escondido, saltar soga y otros.    Se acabaron las amistades humanizadas y encuentran amigos extraños que no tienen nada en común, solo las máquinas. ¡Qué lástima! porque la humanidad se deshumaniza y se mecaniza cada vez más sin sentimientos, sin calor de personas porque ellas han pasado a segundo término; ahora vale más quien más tiene, mejor carro ostenta y más riquezas aparenta sin sentir la riqueza del alma y de los valores, del comportamiento, la honestidad, respeto a los mayores y cariño por la familia.

¿A dónde marchamos? Mejor no pensarlo porque la brecha generacional actualmente es tan grande que no logramos encontrarnos ni siquiera para el amor.   Los padres, educadores y sociedad tienen que unirse para salvar nuestro país y el mundo.

*
<>Artículo publicado el  3  de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que a la autora,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos de la autora  en: https://panaletras.wordpress.com/category/arias-marisin-villalaz-de/

Legalizan impunidad y ‘juegavivo’

La opinión de la Economista y Educadora….

LIZABETA   S.   DE   RODRÍGUEZ
diostesalvepanama@yahoo.com

Hoy conmemoramos 107 años de separación de Panamá de Colombia, sin embargo parece que las experiencias vividas de poco valen para lograr que los políticos cambien la actitud mezquina del juegavivo por la de estadistas; lo que requiere este país para lograr un desarrollo sostenido.

En el transcurrir de nuestra vida como nación libre, se ha hecho costumbre la mala práctica que quienes ocupan cargos gubernamentales, principalmente los del Órgano Legislativo (independientemente del partido político), aprovechen celebraciones importantes (donde la ciudadanía se encuentra distraída), para aprobar leyes que en nada favorecen a la población.

El irrespeto de los electos hacia la población, es tal que en lugar de crear leyes que beneficien a los más necesitados y promuevan la cohesión nacional, tratan de meter nuevos camarones, aprobando el pasado jueves en segundo debate el ‘proyecto de ley 131, sobre juzgamiento a diputados’.

Según los entendidos, esta iniciativa parlamentaria intenta impedir que los ciudadanos puedan efectuar denuncias anónimas y así ‘quitarle al Ministerio Público la facultad de investigar a los diputados’.   Esta acción recaería solo en la Corte Suprema de Justicia, quien en un periodo no mayor a cuatro meses debería realizar indagatorias y decretar un fallo.

Mientras la población se debate en una multitud de situaciones que afectan su calidad de vida, como la inseguridad en las calles, aún con los operativos policiales y se implementa el pele—police para tratar de controlar los niveles de delincuencia, la corrupción continua en la figura del clientelismo político, botellas y desaciertos en la aprobación de leyes para favorecer intereses particulares, económicos o partidistas.

La población está en espera de un verdadero cambio. Es inaceptable lo publicado por los medios. El aumento en la dieta de los diputados, así como el artículo que incluyen en el Presupuesto General del Estado para el 2011, que los cargos por elección popular donde ellos son funcionarios en licencia, reciban ajustes salariales, aún cuando no estén ejerciendo esas funciones.

Es injustificable el exagerado incremento en los viáticos nacionales y al exterior para funcionarios que reciben gastos de representación y devengan altísimos salarios. Este es un país donde a la población trabajadora a duras penas le alcanza los escasos recursos que devenga para subsistir. Tal es el caso de los jubilados, quienes exigen un aumento de B/.50.00 en sus pensiones y esperan que el presidente Martinelli les cumpla la palabra empeñada.

La ciudadanía, pilar esencial para salvaguardar los intereses y patrimonio de los habitantes del país, debe estar vigilante para evitar atrocidades contra el erario. Exigir la rendición de cuentas oportuna contribuirá a garantizar la transparencia en el buen uso de los fondos en obras públicas financiadas con nuestros impuestos. Los diputados deben legislar con honestidad. Es su responsabilidad y deber analizar a conciencia los proyectos de ley que se presenten, y no aprobarlos a tambor batiente, a fin de que las leyes respondan a las demandas sociales de los conglomerados poblacionales.

 

*

<> Este artículo se publicó el 3  de noviembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que a la  autora,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos de la   autora  en https://panaletras.wordpress.com/category/rodriguez-lizabeta-s-de/

Aún hay esperanza para mejorar el deporte

La opinión de…

Allan Baitel Martínez

La actitud de Panamá, como país soberano, de mantener una posición firme ante las presiones de las autoridades internacionales que organizan los Juegos Bolivarianos es digna de elogiar.

No se puede ignorar un proceso electoral correcto, los dictámenes de tribunales panameños y la voluntad del sector deportivo de Panamá más importante y honesto como lo es el Comité Olímpico, compuesto por un grupo de 21 federaciones y asociaciones deportivas.

En ese grupo hay dirigentes dedicados que se han comprometido para que en el mes de diciembre de este año se celebren elecciones transparentes y de cara a la opinión pública.

Nuestro grupo no es un obstáculo a la unión del deporte nacional ni para la celebración de eventos del ciclo olímpico. No se nos puede evaluar con la misma medida que se hace con los dirigentes que siguen aMiguel Sanchiz: un grupo que ha perdido todos los arbitrajes legales a los que se ha sometido. Un comité que ha usurpado y ha sumergido al deporte panameño en sus peores momentos. Ante sus actuaciones no nos podíamos quedar callados, teníamos que actuar y denunciar los irrespetos a las leyes y a los preceptos olímpicos.

Teníamos que hacer un gran esfuerzo por adecentar nuestro deporte. Nosotros contamos con el apoyo de las bases deportivas de cada una de nuestras disciplinas y también con el respaldo de los atletas y de sus familias.

Panamá merece otros dirigentes y otro destino en su historia deportiva. Hay muchas oportunidades para el deporte panameño fuera de una sede de Juegos Bolivarianos. Esos recursos, para organizarlos, pueden ser invertidos en centros de alto rendimiento para deportistas de todo el país, en becas deportivas para que los jóvenes se eduquen y mejoren su calidad deportiva.

Panamá tiene dirigentes creativos. Los encargados de deportes, todos, pueden montar eventos de talla mundial que atraerían a miles de deportistas lo que catapultaría el desarrollo de estas disciplinas en Panamá. La gimnasia, el atletismo pueden hacerlo al igual que otros deportes como el boxeo amateur, la pesa, el triatlón, la lucha y el tenis.

Crezcamos, arreglemos las diferencias. Insto a todos los dirigentes a medirse en unas elecciones democráticas en el mes de diciembre.

Panamá es un país democrático, demos el ejemplo. Vamos a las elecciones por un nuevo Comité Olímpico.

*

<> Este artículo se publicó el 3  de noviembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor  en:  https://panaletras.wordpress.com/category/baitel-allan/

El ‘pele police’: vigilancia ciudadana

La opinión de….

Mauro Zúñiga Araúz

No me quiero convertir en promotor de un Estado paranoico, pero las evidencias abundan y los ciudadanos tienen el derecho de saber la verdad que se esconde detrás de ese “inofensivo” sistema de detectar a los que tienen cuentas pendientes con la justicia.

El pele police es un sistema de vigilancia de tecnología avanzada. La ingenuidad de algunos de que se actualicen los datos desvirtúa el significado de este moderno sistema de espionaje.    Es la primera etapa de la vigilancia. Ninguno de nosotros sabe lo que de nosotros está en el sistema, el que se está alimentando permanentemente.   Es una hoja de vida resumida en la que se van a incluir, si es que ya no se ha hecho, todas nuestras actividades públicas y privadas. El actual gobierno le está dando la connotación de miedo, como parte del nuevo arte.

La idea no es nueva ni nace en Panamá. Como hemos señalado, el sistema vigente crea un problema, para darle luego la solución que conviene a sus intereses. Hubo una época en la cual el secuestro de niños en Estados Unidos se hizo notable.   La solución que se ofrecía era que a cada niño se le colocara un microchip para así poder detectar su ubicación y rescatarlos.    ¿Quién se iba a negar? Por allí se empieza. De igual manera, la instalación de microchip a las mascotas es una práctica usual.

Uno de los objetivos centrales del nuevo orden mundial es el manejo de una sociedad sin dinero en efectivo.    Todas las transacciones han de hacerse a través de tarjetas, denominadas “inteligentes”, ya que en las mismas están registrados todos sus datos, incluyendo nuestros hábitos íntimos.   Las corporaciones transnacionales ya están utilizando estas tarjetas para espiar las actividades de sus empleados, por “razones de seguridad”.    Ya nos estamos acostumbrando a ese término. Cada vez que llamamos a la oficina de una multinacional se nos dice que esta conversación puede ser grabada “por razones de seguridad” y ninguno protesta.

En esa misma línea de la seguridad, cuando proliferen los secuestros se nos hará ver la imperiosa necesidad de que nos coloquemos un microchip por debajo de la piel.   En 1991 se lanzó la primera ofensiva publicitaria para la implantación de los VeriChip. Se ofrecía un descuento del 50% a las primeras 100 mil personas que se registraban.    Por pura curiosidad, la IBM, la compañía que está detrás de los VeriChip, también se encargó del sistema de catalogación utilizado por los nazis para almacenar información sobre los judíos en la Alemania de Hitler.

Los grupos de hombres fabricadores de ideas con técnicas de control mental, que en Estados Unidos está en el Instituto de Investigación Stanford y en Inglaterra en el Instituto Tavistock, han desarrollado lo que se denomina penetración de largo alcance, que consiste en la organización de bandas criminales cuyos delitos inundan los medios de comunicación con crónica roja, y atemorizan a la ciudadanía.    Se siembra en los hogares la idea de que la sociedad no está segura. ¿Cuál es la solución?, preguntará la gente a gritos. Colocarse un microchip, será la respuesta dada y aceptada con gusto y seguridad.    ¿Qué hay en ese pequeño aparato que puede pasar inadvertido? Todos tus datos, absolutamente todos.

Las crisis económicas que se están dando nos llevarán a la sociedad sin dinero en efectivo y al establecimiento de este nuevo orden mundial muy vigilado y controlado. Ellos suponen que toda información sobre tu vida es propiedad del gobierno.

La obligatoriedad de que cada auto tenga un GPS, política que está por implementarse a nivel mundial, y la existencia de satélites que vigilan a la gente las 24 horas al día forman, junto al pele police, del sistema de vigilar las actividades de los ciudadanos para detectar a aquellos que se desvían de los marcos de este nuevo orden, vale decir, los rebeldes e inconformes.    Esos que de una u otra forma no acepten ser los borregos de este nuevo orden serán excluidos y tratados como enemigos públicos. Los medios de comunicación a su servicio se encargarán de la tarea.

¿Quiénes creen ustedes que han estado como asesores de estos sistemas? El Departamento de Seguridad de EU contrató al antiguo jefe de la KGB, general Yevgueni Primakof, y a Markus Wolf, el hombre que con eficacia construyó el aparato de inteligencia estatal en la Alemania Oriental.

¿Se da cuenta, estimado lector, que ellos son blancos y se entienden y nosotros vivimos con miedo esperando que sean ellos los que nos den la solución?   El pele police es el primer paso… y todos contentos.

*

<> Este artículo se publicó el 3  de noviembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor  en: https://panaletras.wordpress.com/category/zuniga-arauz-mauro-j/