Margarito, ¿la gran sorpresa…?

 

Retomo los escritos boxísticos, luego de pensarlo mucho y de soslayar algunos de mis quehaceres diarios.  La opinión de….

 

 

JULIO ALFARO
jalfaro1961@gmail.com

Este sábado, Lo Mejor del Boxeo nos ofrece la que a mi juicio puede ser una de las cartillas que registre los más disímiles y disparatados resultados, no tanto por lo ilógicos, sino por aquello de las corazonadas. Primero, Manny Pacquiao vs. Antonio Margarito.

Hay veces en las que se produce una sintonía muy fuerte entre los presentimientos y las realidades. Esta pelea, para mí, representa uno de esos casos.

Pacquiao enfrenta a un rival peligroso… muy peligroso. Aunque pueda considerarse que sus últimas presentaciones han rayado en la inoperancia, especialmente por la aparatosa derrota que sufrió ante Sugar Shane Mosley, al mexicano Antonio Margarito le sigue rodeando un velo de misterio. Porque luego de humillar a Miguel Cotto, surgió el ya célebre vendaje ilícito en su pleito contra Mosley.

Creo, sin embargo, que Margarito, al igual que en su encuentro con el boricua, no tiene nada que perder y mucho que ganar. El azteca va a arriesgar, como es su estilo.

Y no dudo que puede prender a Pacquiao. Ahora bien, el filipino es más rápido de pies y manos que su oponente. Irá en franca desventaja en tonelaje _al subir al ensogado_, además del alcance y la corpulencia. Tiene la pegada; pero… ¿aguantará la pegada de Margarito?

La incógnita es tan grande como el escándalo que produjeron aquellos vendajes presuntamente alterados, y aún más de hablar la paliza que le dio Mosley al mexicano.

Con todo esto, pienso desafiar la lógica, viendo a Margarito como vencedor sobre Pacquiao. Como dicen en la hípica, ‘un auténtico paloloco’, que ‘rajará la tabla de apuestas en todo el mundo’.

CÓRDOBA VS. RIGONDEAUX

Una pelea que me recuerda mucho aquella del ‘Mocho’ Luján, con solo seis peleas profesionales, ante el filipino Sócrates Batoto, al que noqueó en tres tramos. La diferencia es que el panameño ha transitado buen ring, con los mejores de la categoría; el cubano, en cambio, tiene un palmarés profesional de solo seis combates, cinco ganados por nocáut, tras más de 200 pleitos aficionados.

Yo deseo ver al nuestro con la diestra en alto. Y creo que es capaz de hacerlo; para ello, debe apelar a su experiencia profesional ante un boxeador que no ha medido fuerzas con un hombre de la calidad de Córdoba.

Apelo a eso y a una buena preparación. Rigondeaux no es presa fácil, mas asume la más importante prueba de su corta carrera en el boxeo de paga. Separo la experiencia amateur de la profesional, y el compatriota luce con la opción vencedora.

Por supuesto, veré los combates en La Chorrera, tranquilo en Lo Mejor del Boxeo… les invito a hacer lo mismo este sábado, con la familia y los amigos como testigos de una gran noche para el pugilismo internacional.

*

<> Este artículo se publicó el 11 de noviembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del   autor  en: http:
Anuncios