Crisis del agua: ¿ficción o realidad?

**

La opinión de…

 

Joany De Gracia 

Hasta hace poco la mayoría de los capitalinos con solo abrir el grifo tenía agua potable a su disposición, un privilegio que en vez de ser valorado se despreciaba despilfarrándolo. Mientras a muchos les llega, otros la derrochan lavando autos, pisos y llenando piscinas.

La escasez de agua potable, producto de las inclemencias del tiempo y otros factores, es una lección para que aprendamos a valorarla. Las imágenes que muestran a centenares de panameños desesperados por llevar algo de agua a sus hogares, antes sólo la veíamos en fotografías de países de África, donde escasea.

Muchas dificultades hemos pasado en más de un mes. Suficiente para comprender que sin este vital líquido la vida se extingue. Después del aire, el agua es la sustancia más necesaria para sostener la vida; sin alimentos el hombre puede vivir por más de un mes, sin agua solo una semana.

Con el agua avivamos los ojos aún soñolientos, nos aseamos, calmamos nuestra sed, preparamos los alimentos, limpiamos la casa, regamos las plantas, funciona el inodoro, los restaurantes, y los engranajes de las industrias.

El agua da vida a nuestro cuerpo. Estamos compuestos por 65% de agua y necesitamos tomar al menos ocho vasos de agua al día para estar saludables.

De acuerdo a los expertos, el futuro del hombre en cuanto al agua es terriblemente crítico. Se prevé que en lugar de ducharnos nos limpiaremos con toallas húmedas y nos alimentaremos mediante cápsulas. Las probabilidades de vida serán muy cortas y las enfermedades gastrointestinales, urinales e infecciones de la piel serán las principales causa de muerte. Nuestros predecesores no dejarán de maldecirnos por ello. Aunque suene a ficción, vamos camino a convertirlo en una realidad.

El mundo estará literalmente muriéndose de sed, debido a la contaminación y al despilfarro actual del vital líquido. En el mundo hay mil millones de personas que no tienen acceso al agua potable.

El último Informe Mundial sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos indica que el 67% de la población (unos 5 mil millones de personas en todo el mundo) seguirá sin poder acceder a agua potable en 2030.

Hace falta desarrollar una cultura del agua y eso significa trabajar los valores y las creencias. Creemos que hay una cantidad ilimitada de agua en el mundo, cuando en realidad sólo el 3% del 70% del agua que cubre la superficie terrestre, es dulce.

Afortunadamente, aún estamos a tiempo de detener semejante desastre.    Panamá es un país rico en recursos hídricos, pero sin no lo manejamos bien vamos a tener una verdadera crisis, no la que estamos afrontando producto de factores climáticos.

Es tiempo de que tomemos conciencia de esta situación que ya afecta a muchas regiones del mundo. Es responsabilidad de todos preservar este invaluable recurso natural, haciendo uso racional del mismo, no contaminando los ríos y afluentes, cuidando la flora, sembrando árboles. Todos podemos aportar nuestro granito de arena para mantener con vida nuestro hogar: el planeta Tierra.

*
<>Artículo publicado el 15  de enero de 2011    en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Panamá se une a la lucha contra el hambre

*

La opinión de….

Joany De Gracia

Periodista

En el Día Mundial de la Alimentación es importante mencionar los esfuerzos y la inversión millonaria que viene realizando el gobierno nacional para erradicar el hambre y la desnutrición, mediante diversos programas y proyectos sociales con componentes alimentarios y nutricionales.

La Secretaría Nacional para el Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SENAPAN), desde su creación en el 2004, se ha concentrado en atender los problemas relacionados con la seguridad alimentaria y nutricional, entre los que vale la pena mencionar el programa de los Bonos Familiares para la Compra de Alimentos, con cobertura a 10 mil familias que viven en condiciones de extrema pobreza.

En el 2009 se elaboró el Plan de Seguridad Alimentaria, con el objetivo de lograr que en el 2015 la población panameña, que se encuentra en situación de inseguridad alimentaria y nutricional, disponga, acceda y consuma alimentos en suficiente cantidad, variedad, calidad e inocuidad, Trabajaron en ello 30 instituciones gubernamentales y no gubernamentales, centros académicos, gremiales, sindicales, además de las agencias de cooperación PMA, UNICEF, INCAP y OPS/OMS.

Para el seguimiento y coordinación de los programas nutricionales, SENAPAN trabaja en la validación del Sistema de Vigilancia de la Seguridad Alimentaria y Nutricional (SIVISAN), el cual constituye una herramienta de monitoreo de la inversión en seguridad alimentaria que se realiza en el país.

Con una inversión de $400 mil el gobierno nacional prevé iniciar, a partir del 2011, la fortificación del arroz Compita, con acido fólico, hierro, vitaminas del complejo B y zinc.

La fortificación será subsidiada por el Estado, los primeros 18 meses.

Ante la alta prevalencia de obesidad, prevenir enfermedades y mantener una vida saludable, SENAPAN desarrolla, cada año, la Campaña 5 al Día, que promueve el consumo de cinco porciones de frutas y vegetales diariamente. También la campaña de Lactancia Materna, cuyo objetivo es lograr que todas las madres amamanten a sus hijos los primeros 6 meses de vida, de manera exclusiva, y complementaria hasta los dos años.

*
<> Este artículo se publicó el 16  de octubre de 2010  en el diario El Panamá América, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.