Hace más de 2000 años: nacimiento y resurrección

La opinión del Empresario…

JUAN RAMÓN MORALES
juramor777@hotmail.com

Hace dos mil años, se produjeron los acontecimientos más importantes que registra la historia humana: Nacimiento, muerte y resurrección de Jesús.

Una estrella guió el camino, para así adorar al unigénito de Dios Padre. Nació en un pesebre, con la mayor humildad, diciéndole al mundo con cuanta humildad debemos vivir. Sus calentadores eran: un buey y un asno; y su castillo, apenas el portal que encontraron.

El nacimiento de Jesús separó la historia en dos épocas: A. de C. y D. de C. nadie antes separó la historia de la Humanidad en dos épocas como ocurrió, hecho este que ha tenido origen divino incuestionable, negado por nihilistas, hebreos y ateos. La separación de dos épocas humanas confirma definitivamente el advenimiento del Hijo de Dios.

Muchos fueron los profetas que habitaron la Tierra, todos han sido voceros de la voluntad de Dios, como lo fue también Jesús, con la diferencia de que Jesús, Hijo de Dios, es el Dios mismo y quien marcó verdaderas pautas.

Jesús vivió y murió haciendo del amor su primerísima bandera de lucha y de ejemplo. En torno a estos hechos, cabe una pregunta: ¿El hombre ha seguido las enseñanzas del Redentor?, definitivamente no.

Las luchas intestinas que se han dado en el mundo y las dos conflagraciones mundiales han puesto de manifiesto el camino equivocado por el que ha caminado la Humanidad.

El ego, las mezquindades, las ambiciones desmedidas para lograr el poder son ejemplos fehacientes de la ruina humana que mina al hombre en las profundidades de su conciencia.

La descomposición social, la desintegración de los hogares, la pésima distribución de la riqueza, todos estos ingredientes al margen de las enseñanzas de Jesús, están contribuyendo a la violencia intrafamiliar, la violencia en los diferentes escenarios de la vida humana. ¡Qué lástima!

En un par de meses, estaremos conmemorando la Semana Mayor y celebrando el día de la resurrección de Jesús, el día en que Jesús venció a la muerte, para demostrar al mundo su omnímodo poder.

Uno de los propósitos indiscutibles de la presencia de Jesús en la Tierra, fue para que la Humanidad confirmara que el Dios invisible, sí existe y que vino al mundo para reafirmar su existencia y se inmoló para el perdón de nuestros pecados.

En una oportunidad conversaba con un amigo, al margen de creencias religiosa, le expresé: ‘Han habido manifestaciones divinas, entre las cuales, la que te citaré, no admite réplica alguna. Una campesina, ignorante, no leía y menos escribía, pero su conducta ejemplar le valió ser merecedora de revelaciones divinas, así las cosas, se convirtió en la mujer que comandó ejércitos y ganó grandes batallas dando a Francia unidad sin precedentes, expulsando a los ingleses hace menos de 600 años. Esta campesina ignorante, fue nada menos que Juana de Arco’. ¿Puede, sin que medien hechos divinos, convertirse cualquiera mujer ignorante en lo que se convirtió Juana de Arco? Estoy con vencido que no. Así son las cosas.

Este artículo se publicó el 7 de febrero  de 2011   en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

El Puente Centenario

La opinión del Empresario…

JUAN RAMÓN MORALES
juramor777@hotmail.com

El problema del deslave en la entrada del puente Centenario, es producto de dos problemas fundamentales: Estructural por cuanto que al puente le colapsó el estribo y además porque se presume una deficiente compactación en el relleno acceso al puente.

Los estribos, son muros que sirven de protección al relleno y al puente. Estos estribos deben ser levantados desde la base firme del suelo, por muy profunda que resulte ser la base del relleno. Pensar en la posibilidad de que el estribo fue construido a partir por Ej. de la mitad del relleno, es muy creíble, dado el hecho de que no existe vestigio alguno del los cimientos del estribo. La gravedad de esta posibilidad, es imputable a quien inspeccionó, por cuanto que hablamos de un hecho de gravedad absoluta y allí están los resultados.

Es imperioso recorrer cientos de puentes que se han construido, en la Interamericana y demás carreteras de la república y se observará como los estribos construidos en la entrada de los puentes nacen en la base del terreno y no en medio del relleno. Los estribos hacen una doble protección, protegen el puente y protegen el relleno acceso al puente.   Cuando llueve, como ha llovido en Panamá, sobre la losa del puente que es ligeramente arqueada, las corrientes de agua, vienen hacia las entradas del puente, porque los llorones no han podido evacuar la enorme cantidad de agua de lluvia del momento. Si el relleno acceso no cuenta: a) con un pavimento sin filtraciones, ni cuarteaduras, b) con un estribo que en las orillas se canalicen las aguas para alejarlas del relleno acceso.

Estos dos requisitos, al desaparecer el estribo, han hecho posible el deslave ocurrido en el Puente Centenario, de allí que se ha tenido que fundir sobre el relleno actualmente levantado, una plancha provisional protectora (vista televisiva), para evitar así otro deslave. En esta forma, la losa colocada debe ser sustituida por un estribo construido desde la base original del suelo.

¿Por qué han ocurrido repetidamente las cuarteaduras y hundimientos en la vía de y hacia Arraiján?   Es evidente que algo se hizo mal. A) pueden existir ojos de agua en la calzada que no fueron desviados,   b) también rellenos hechos con materiales inadecuados y   c) rellenos con compactaciones deficientes.

Los problemas que se han dado en el pasado y que salen en el presente, son consecuencia inequívoca de la falta de una verdadera inspección estatal, me refiero una vez más a verdaderas inspecciones, que no deben estar bajo el paraguas del Ministerio que levantó el pliego, para luego licitar, luego otorgarla al ganador, después firmar el contrato y finalmente, inspeccionar.   En pocas palabras, Juez y Parte, así tras bastidores realizar triquiñuelas y convertirse en millonarios con un solo contrato.

Mientras, exista este método arcaico, y no sea creada la AUTORIDAD PARA LA INSPECCIÓN DE LAS OBRAS PÚBLICAS, habrá corrupción, esta debe estar fuera del alcance de quienes realizan todos los pasos, excepto las inspecciones. Así son las cosas.

Este artículo se publicó el 24 de enero de 2011   en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Lázaro, levántate y anda

La opinión del Empresario…

JUAN  RAMÓN  MORALES
juramor777@hotmail.com

Dentro del comportamiento humano existen personas que exigen que todo se resuelva como lo hizo Jesús cuando dijo ‘Lázaro, levántate y anda’: en nuestro medio los nihilistas y los corruptos.   Son esas personas.

Para los nihilistas, nada es bueno, ni lo bueno. Para los corruptos, lo corrupto es bueno siempre y cuando sea en su beneficio, como aquel que expresó que ser dictador era malo, siempre y cuando el dictador no fuera él.

En ambos casos, cuando ocurren situaciones como el de las lluvias y desde luego las inundaciones, se apresuran a exigir, soluciones inmediatas, de resucitación, al estilo de ‘Lázaro, levántate y anda’. Hubo quienes expresaron que se debía escoger entre pasar barcos o beber agua, cuando lo que ha sobrado es agua, lo que ha habido es insuficiencia para equilibrar las cargas de la demanda y la capacidad de potabilización.

La intensidad de las lluvias en el ámbito nacional, no tienen parangón en los anales de la historia de la república, nadie, podía predecir tal hecho para tener purificadoras de relevo. Estadísticamente se ha dicho que el agua caída es cuatro veces mayor que la caída en la fecha de mayor intensidad, sin embargo, yo agregaría, pero la turbiedad es cien veces mayor, al grado que al separar agua de la arcilla, eliminando así la turbiedad, lo que se extrae es lodo que requieren muchísimas vueltas para ser extraído.

Si ello es así, debemos hacer un análisis libre de apasionamientos e injusticias, pues se tiene que realizar una lucha titánica, sabe Dios cuantas veces mayor por sobre lo realizado en tiempos normales.

Dicho lo anterior, es obvio pensar que si los filtros de agua tienen un tiempo determinado de vida útil, bajo las circunstancias actuales la vida de los filtros se reduciría muchas veces más rápido que si la turbiedad fuera normal, pero siendo como en efecto es, muy superior a lo normal purificar el agua, muchas veces más demorada y para los filtros desde luego, su limitación en tiempo útil se reduce en forma alarmante. Y esto solo hablando en término de los filtros, porque el esfuerzo muchas veces mayor de las instalaciones del IDAAN, requiere de mantenimiento acelerado y constante, para que no colapse en resto del sistema.

Debemos honestamente aceptar las cosas como deben ser, en su justa medida, hacerlo de otro modo es caer en el nihilismo o en otra forma de corrupción cual es el de imputar incapacidades o irresponsabilidades, en momentos en que tales hechos no existen.

Un grupo, abanica la inconformidad en momentos en que se requiere del apoyo nacional, ante hechos imputables solo a la naturaleza.

En condiciones normales hay insuficiencia de agua y esta falta, no data de uno, ni cinco años, sino de décadas, inclusive décadas en las que se gastó en fuerza bélica para oprimir al pueblo, en lugar de haber utilizado esos capitales en potabilizadoras que si hoy existieran menor fuera la crisis.   Así son las cosas.

 

Este artículo se publicó el 17 de enero de 2011   en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.  El resaltado es nuestro.

Sistema de compras por subasta

La opinión de….

 

JUAN  RAMÓN  MORALES –    –
juramor777@hotmail.com

En artículo anterior cité muy rápidamente el sistema de compras por subasta, que propuse cuando discutíamos la reglamentación del título IV de la ley 1 de Medicamentos y que después de haberse aprobado en primera instancia en nuestra comisión, al pasar a la Comisión de ‘Alto Nivel’ fue decapitada.

Así concebí dicho proyecto: Primero debo acotar que para entrar de lleno en las pujas y repujas, todas las empresas participantes debían estar acreditadas para dicha participación, algo así como el control previo, requisitos de calidad, en cuyo caso se requeriría este proceso para participar en las pujas y repujas, del precio base hacia abajo.

Dicho lo anterior, agrego, que concebí el sistema en tres vueltas, en cada vuelta los oferentes tendrían dos oportunidades de ofertar precios que debían ser voceados y llevados —ahora digo— a un plasma que recogería las ofertas de cada oferente. Terminada la primera vuelta, venía una especie de receso cuyo tiempo podía ser de una, dos o tres horas según el listado de medicamentos. Durante este receso, cada representante de la empresa participante se pondría en comunicación con los superiores para ver hasta donde podían bajar precios, en razón de los precios ofertados por sus competidores, a su vez, los funcionarios de las empresas se pondrían en comunicación con las empresas madres del exterior, cuando fuera el caso y pedir información para llegada la tercera vuelta, saber hasta donde se podría bajar las ofertas.

Llegada la segunda vuelta, todo transcurre como en la primera, los representantes hacen sus nuevas ofertas hasta llegar el final de esta segunda vuelta.

Llegado el momento de la tercera ronda, el panorama está más o menos despejado, puesto que habrá empresas que se retiran ante los precios ofertados al no poder mejorarlos.

Dentro de esta tercera vuelta, en donde se procederá a las pujas y repujas finales, como es a dos ofertas, se irán saliendo otras por no poder competir hasta que así llegado el final con la participación de dos o máximo tres empresas, cada una hará su oferta final, determinando diafanamente quienes serán los ganadores.

Cabe observar que las empresas en retiro, puede ser en algún rubro determinado pero siguiendo en la competencia de otros rubros.

Al final de la contienda, habremos obtenido varios beneficios, el primer beneficio es que no habrá las demandas acostumbradas, solo para entorpecer el proceso de compras, el segundo beneficio es que se otorgará el triunfo de inmediato al o los ganadores y tercero, que en breve tiempo se podrá obtener las entregas inmediatas o parciales programadas de los medicamentos a comprar, cuarto mejores precios.

Terminada la contienda, todos los participantes, ganadores y perdedores deberán firmar las actas que se levanten. Tanto la Caja de Seguro Social como el Ministerio de Salud, deberán tener sus instalaciones apropiadas para eventos de este tipo, sin embargo las compras bien podrían ser hechas en común, bajo el precepto económico de que a mayor volumen, mejor precio. Así son las cosas.

 

 

*

<> Este artículo se publicó el  10  de enero de 2011    en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

El David de mi recuerdos

La opinión del Empresario….


JUAN  R.  MORALES
juramor777@hotmail.com

Este es un mes de recuerdos do el amor viste sus mejores galas.   Hace pocos días vino a mi memoria el recuerdo de una foto familiar. En ella estábamos mi abuelo Ramón y mi abuela Clementina como figuras centrales, cuyo respeto y admiración por todos irradiaba los más bellos momentos.

Mis padres también estaban allí, mis primos y mis hermanos. Esta es la parte bella del recuerdo, la parte triste, es que de ese grupo solos vivimos, mi hermana Blanca, mi primo Rodrigo y quien esta nota escribe.

Aquellas navidades además de inolvidables, han tenido el significado hermosos de una reunión que no se repitió, pero que perduró en la memoria de cada uno y que perdura aun en la mente de los que vivimos.

El abuelo Ramón, figura central, se destacó siempre por la calidad de su valía, mi abuelita Clementina cuya bondad y excelencia es motivo de mis poemas, mi padre,   Juancho Morales, cuyo carácter fuerte, enérgico pero en alto grado honesto, como sus ancestros, mamá Chichí, con su cariño inefable, cuyas caricias aún las siento en todos los contorno de rostro.   Mis hermanos, cuyos recuerdos llevo latentes en mi corazón.

Aquellas navidades, fueron verdaderas navidades, no ha habido en tiempos posteriores una Navidad igual. Se ponderó la presencia y nacimiento del tesoro más hermosos que ha tenido la Humanidad, Jesús.   El niño que después convertido en hombre, sufrió por nosotros, dio su vida por nosotros y nos mostró el camino del lo que es y será el verdadero amor.

*

<> Este artículo se publicó el 20 de diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Rol histórico de la mujer panameña

La opinión del Empresario….

JUAN RAMÓN MORALES
juramor777@hotmail.com

En otras oportunidades me he referido al rol histórico de la mujer panameña. Hoy más que nunca es oportuno el momento, porque las corrientes sociales la llevan al centro universal de nuestro país, dadas sus ejecutorias y más que ello, al empeño de superación que tienen; basta ingresar a los claustros universitarios para ver el porcentaje inmensamente grande de la mujer universitaria.

La mujer panameña, ejemplo de sabiduría y abnegación, ha dejado en la vera del camino ejemplos que perdurarán en el tiempo por su sabiduría, en donde la culminación de su apostolado maternal ha hecho posible gracias a sus enseñanzas, la presencia de hombres y mujeres de valía, que están rindiendo frutos en nuestro terruño.

Dicho lo anterior, veremos que de aquella única faena del quehacer hogareño en donde sembró para la eternidad, para cosechar, ayer, hoy y mañana, surgiendo la presencia de mujeres ubérrimas como lo fueron: Rufina Alfaro con su extraordinario primer grito en la Villa de Los Santos; como encontramos a Gumersinda Páez, en la tribuna parlamentaria, en la época de oro de nuestro hemiciclo legislativo; doña Clara González de Behringer, que culmina su vida con la creación del Tribunal de Menores; qué decir de la educadora Sara Sotillo, que vuelca su inteligencia y su valor en los movimientos magisteriales, sin que lo fuera menos en materia educacional, —antes de la masificación y destrucción de la educación—; de Enriqueta Morales Bermúdez, cuya vida al servicio de la Cruz Roja de Panamá, por más de tres décadas, dio brillo en la época de oro a dicha institución; de María Olimpia de Obaldía, nuestra alondra chiricana, que pobló con hermosísimas poesías el universo panameño; de Edda Miranda Morales de Vega, creadora de Granja de Menores en Carriquí, quien dio también parte de su vida al Tribunal de Menores en forma eximia.

En las letras panameñas existe todo una pléyade en la literatura, mencionaré tan solo a la Dra. Rosa Britton, cuyas novelas han hecho historia y es baluarte en las ciencias médicas, y tantas otras que escapan a mi mente y que son gloria inmensa de nuestra patria istmeña.

El mundo se desarrolla en un ambiente difícil, en el campo económico, social y político, pero allí viene una oleada de mujeres que brillarán con luz propia en el firmamento de nuestro bello istmo y saldrán a la saga con una nueva visión y misión para enrumbar a Panamá por caminos del orden y progreso.

En el campo político, se ha dicho, que detrás de cada hombre está una mujer, yo me atrevería a decir que por delante de cada hombre está una madre.

Bastaría recordar aquel pasaje de Jesús en las bodas de Caná, cuando después de haberle dicho a su Madre: ‘mujer, ¿qué tenemos que ver nosotros?’, su Madre le dijo a los sirvientes, ‘hagan lo que Él les dice’, pero se hizo lo que María sugirió, los cántaros rebosaron en vino. Así son las cosas.

 

*

<> Este artículo se publicó 13  de diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Estoy en contra del Control Previo por convicción

La opinión del Empresario…

JUAN  RAMÓN  MORALES
juramor777@hotmail.com

Cuando ejercí un cargo público, me percaté de que el Control Previo, es letra muerta y también arma de doble filo.   Al encargarme, lo primero que hice fue auscultar actos públicos realizados.   No presento más que dos ejemplos, el espacio no me lo permite.

Encontré un expediente en donde se compró una cantidad de varios miles, a un precio escandaloso. Se trataba de la compra de depresores, que al detal se compraban a dos por cinco centavos en las farmacias. El acto público se celebró y quien ganó vendió a 0.47 centavos cada depresor. Sin embargo, el Control Previo estaba dentro de los parámetros legales, ‘qué bien’; sin embargo, el Estado fue estafado. ¿Para qué sirvió el Control Previo?, para nada, solo para alcahuetear lo segundo.

Durante mi gestión, ocurrió un acto semejante, se trataba de una compra de medicamentos para desparasitar a niños escolares del campo. El pliego de cargos especificaba que este debía venir agrupado en dos tabletas (la trampa). Hubo un proveedor cuyo precio difería del cielo a la Tierra en varios miles, este presentaba tiras de diez tabletas, las que bastaban cuatro tijeretazos para que quedaran en los pares.   Mi propósito fue el de otorgar el triunfo al de menos precio, pero surgieron los aspectos legales y técnicos, válgame Dios (llámese Control Previo y llámese disposiciones técnicas y llámese pliego de cargos), pero el Estado compró a un precio cinco veces mayor del valor real.

En lo referente al arma de doble filo, se entorpecieron actos públicos por días, semanas y hasta meses, por situaciones tan infantiles, como, ‘falta una nota’, ‘una (,) coma no debe ir allí’ y otras tan pueriles como estas.    Me hervía la sangre, porque cuando urgen medicamentos, es porque lo están necesitando con suma urgencia y no debíamos perder tiempo.

Desafortunadamente, al mes salí de ese Departamento, entre otros motivos, porque quise implementar algo que creo beneficioso para el Estado. Los precios bases, deben ser conocidos, para que de allí, oferten hacia abajo las empresas, esta medida no convenía a quienes tras bastidores hacen negocios por debajo de la mesa.    Con mi propuesta, el Estado hubiese comprado a mejores precios poniendo fin a las coimas, tan frecuentes en nuestro mundo.

Como jefe nacional de Compras, me correspondió participar en la discusión y redacción del Título IV de la Ley 1 de Medicamentos.   Hice numerosos aportes, pero el que me agradaba era el de implementar el procedimiento de compras por medio de subastas a tres vueltas el mismo día, del precio base hacia abajo.   En la comisión fue aprobada, pasó a la comisión de ‘alto nivel’, se desestimó y perdió el MINSA otra oportunidad para bajar costos.

Con un mes de estar en el cargo, hubo cambio de ministro, de quien recibí una carta de despido.    Dejo a la imaginación de mis lectores el porqué se me despidió, aún cuando hubo una reconsideración, pero para otra posición.   Así son las cosas.

*

<> Este artículo se publicó 6 de diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.