Las cosas que decepcionan al país

Las cosas que decepcionan al país

.
La opinión de…

Carlos Pinzón


.

Hay cosas que en estos días, como panameño, me han decepcionado. La primera, en mi calidad de afiliado al PRD, es la innumerable, cantidad de denuncias de corrupción del gobierno pasado.

Creí que los dirigentes y políticos del pasado quinquenio estaban vigilantes y comprometidos a no permitir el mal manejo de los fondos del Estado, y que aunque no hubiesen resuelto el problema de la seguridad, el juega vivo no era parte de la pasada administración. Siendo miembro del PRD me siento avergonzando de pertenecer a este partido. En mi trabajo nunca oculté mi afiliación política, y hasta el último momento defendí la opción de un gobierno PRD, con la idea de continuar los avances logrados, pero hoy al ver las continuas denuncias, solo me queda bajar la cabeza y quedarme callado, por la vergüenza.

Como panameño me siento preocupado del continuismo de la constructora brasileña, en la cinta costera.  Hoy las pasadas voces de “cinta coimera”,  no se escuchan, y la repuesta a nuestra preocupación, es la excusa de que ya el contrato estaba firmado, ¿acaso hace poco, no cambiamos una ley de carrera administrativa, con vigencia a carácter retroactivo?;  de igual forma,  se obligó a ciertos empresarios a pagar nuevos cánones de arrendamiento, cuyos montos no estaban contemplados en sus contratos previos; entonces, ¿qué impide a este gobierno que realice una contratación nueva, pero con una licitación abierta,  qué esta detrás de todo esto?

Las declaraciones de hoy del ministro Papadimitriu, en la cual parece alineado con los transportistas, desconociendo el dolor y el clamor popular por las recientes muertes; nos hacen ver que ya el Gobierno, representado por este ministro, está próximo a bajar los guantes en este asunto del transporte. Adicional a esto, públicamente contradice al señor presidente Ricardo Martinelli, al declarar que instalar gobernadores en buses y camiones, no es la solución correcta y que no se remediará nada.

Estimado ministro Demetrio Papadimitriu, búsquese otros mecánicos que no sean los de Canatra, ya que al usted desconocer el tema, cualquier “vivo” le puede dar la vuelta y engañarlo; métase en internet y busque información sobre los modelos de bus que circulan en Panamá, y cómo en otros países controlan la velocidad de estos vehículos.

Sobre este asunto del transporte, el Gobierno puede en estos instantes obligar a los dueños de buses a convertirse en cooperativas al  estilo SACA, y que todos los chóferes cobren salario con seguro social y prestaciones.  Convirtiendo en cooperativas, a las diferentes piqueras podemos lograr que exista transporte las 24 horas, y que cada conductor no maneje más de 10 horas al día, esto puede reducir la cantidad de accidentes provocados por las regatas.
.

<>
Publicado el 25 de agosto de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

Anuncios