Chitra al descubierto y por conocer

La opinión de…

Alvis Rodríguez Ortega

Hay muchas formas de conocer nuestro precioso corregimiento de Chitra de Calobre, en Veraguas, pero para llegar hasta dicho lugar hay que pasar por situaciones difíciles como caminar largas distancias, transportarse en caballos, tomar un vehículo de doble tracción y cruzar el caudaloso río de Barrero Grande; muchas veces hay que esperar a que baje la creciente para cruzarlo nadando con soga,  o en tanque, al estilo balsas, durante el periodo de invierno que comprende prácticamente los meses de julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y parte de diciembre y enero, cuando todavía caen las lluvias, provocando que los caminos se tornen difíciles de transitar.

Como parte del trayecto hay que atravesar tres ríos caudalosos que conectan las diferentes comunidades como lo son: Loma Llana, Pacora, Pandura, Hondura, Cope, Media Luna, El Bajo, Pueblo Nuevo, Mielar y Loma Chata, entre otras.

Esta odisea empieza desde La Yeguada (donde culmina la carretera ya terminada) hasta Chitra, con un total de 20.35 Km construida de asfalto. Es por eso que, como morador y productor del corregimiento de Chitra, le hago un llamado a todas las autoridades competentes, tanto al presidente Ricardo Martinelli, como al ministro de Obras Públicas, Federico Suárez, también al diputado de nuestro circuito 9-3,   Francisco Brea Clavel, y al representante de nuestro corregimiento para que nos organicemos, los transportistas, comerciantes y usuarios, para juntos buscar una alternativa viable para nuestro pueblo.

Dentro de nuestro ecosistema climático, boscoso, ecológico, turístico y productivo, contamos con rubros como café, cítricos, productos hortícolas, una ganadería sana y sostenible con buenas fincas para la producción, con programas agro–silvopastoriles, que sustentan la inversión de dicho proyecto carretero y que asciende casi a 18 millones de dólares, porque tenemos producción y contamos con profesionales de diferentes especialidades que pueden aportar mucho al progreso y bienestar de todos, enfrentando las demandas de un mercado competitivo.

Como llamado prioritario, apelamos a que nos den una pronta respuesta para solucionar las penurias que pasamos a diario con personas mordidas por culebras, mujeres embarazadas, y otras situaciones adversas de la naturaleza.

Ya que en la licitación para un proyecto carretero tres empresas quedaron empate y hasta la fecha no se sabe cuál es la que construirá el proyecto, pedimos que al menos se le dé mantenimiento o se arreglen los pasos de más difícil acceso a los caminos de producción y a los puentes peatonales, que por las crecidas de los ríos se están deteriorando poco a poco.   Esto es con visión de ofrecer una educación más sana y próspera a la niñez que asiste a las diferentes escuelas y debe caminar largas distancias para emprender un mejor futuro.

*

<> Este artículo se publicó el 20  de noviembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios