Quimera torrijista

La opinión de….

AVELINO BULTRÓN ACEVEDO
nino26880@gmail.com

N o importa la circunstancia en que te encuentres, al fin y al cabo, aunque seamos miembros del mismo colectivo, el arte de conspirar, atacar y, por supuesto, si es posible extinguir a un adversario pasivo o activo es fundamental, si no, entonces, ¿para qué estamos en política?; lo que importa al final es que un grupo o facción interna lidere lo más ampliamente posible las estructuras políticas a nivel nacional en detrimento de quien sea, pues una cosa es hablar en los medios de lo que un sector de la membresía desea escuchar al igual que simpatizantes y otra es la realidad.

Poco a poco, se han ido conformando grupos y candidaturas que no tienen la mínima opción electoral y que simplemente están agitándose por donde sea para al final hacer pactos, negociaciones y otras acciones nada nuevas, pero que siguen formando más subgrupos dentro del partido, que al final nada tiene que ver con planteamientos que busquen plasmar la ideología u otro concepto en un plan de gobierno o algo parecido, solo a ver qué se puede sacar de provecho en el caso de que el PRD llegue al poder en el 2014.

Los adversarios visibles, están en el gobierno actual, no en nuestro partido, usar reuniones de coordinación nacional (unidad), para seguir dándole plomo a dirigentes que en su momento trabajaron en la gestión de Martín Torrijos es inaceptable, digo esto porque muchos tuvieron acceso a la teta gubernamental en su momento, se beneficiaron en muchos aspectos y ahora son los más impolutos; me atrevo a señalar incluso que la trillada derrota electoral recae en muchos hombros, entre los cuales están las estructuras nacionales y, por supuesto, en quienes impulsaron una candidatura no esperada, como también quien la aceptó, eso ya pasó y punto; no se puede andar con la misma vaina a cada rato.

Desayunos, cenas o un café para seguir conspirando son más comunes de lo que se piensa, y me pregunto entonces, ¿cuántas reuniones antes del 2009 se dieron para hablar temas del partido?, eran nulas; una de las cosas más importantes en el marco interno es buscar consensos a nivel nacional y evitar a toda costa confrontaciones desgastantes que en nada ayudan y que hacen más amplia la distancia entre miembros del partido.

A veces pienso, si es que uno hace el papel de pendejo cuando se plantean estas cosas, pero detengo cada pensamiento destructivo de frustración al conversar con miembros del partido (no militantes), y que muy confiadamente dicen: ‘en la que viene, ¡vamos con todo!’.

Estoy dispuesto a no participar en torneos electorales de estructuras, si el consenso no es posible, por el bien del partido y de la membresía, pues para ser dirigente, buscar votos y apoyar candidaturas no se tiene que ser delegado ni nada parecido, que en su mayoría participan para cuando se es gobierno ser nombrados en un cargo público. Lo jocoso de todo es que quienes alcanzan los mejores puestos no son dirigentes de calle; no se los demás, pero mi concepto político es en base a lo ideal: no traicionar mi partido ni a mi gente.

*

<> Este artículo se publicó el 19  de dicembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Malls o repúblicas

La opinión del Administrador de Empresas….

AVELINO BULTRÓN A.
nino26880@gmail.com

La actividad comercial ha dado muestras de dinamismo y cambios de acuerdo a las necesidades que se van presentando; los centros comerciales en su momento fueron los puntos estratégicos para las compras, hoy en día los malls abarcan un gran número de comercios brindando instalaciones techadas, con aire acondicionado, estacionamientos y seguridad.

Los malls, a pesar de estas facilidades, también mantienen otras prácticas no conocidas por la población, por ejemplo: los comercios deben abrir todos los días, no importa si son días nacionales, definen hasta a qué hora abrir, pues, mandan una nota por comercio estipulando hasta qué hora se abre al público. Hay días en que para muchos comercios abrir en días nacionales es pérdida, pues, pagar planilla de un día nacional, con los insumos agregados no es rentable; pero si el comercio no abre o cierra antes de la hora establecida, el mall multa al comercio.

Me pregunto entonces, ¿el mall, multa por respetar un día nacional e incluso por el comerciante cuidarse de no tener perdidas?   En la gran mayoría de los comercios trabajan personas que en un 90% viven en zonas o áreas de riesgo, de los cuales cerca del 75% son mujeres que en su gran mayoría son madres solteras; si esta fuerza laboral labora jornadas desgastantes por los decretos comerciales de un mall o plaza comercial, entonces, ¿qué tiempo se le dedica a la familia?, me imagino que en los días nacionales o pleno mes de diciembre los accionistas de estos epicentros comerciales están con su familia en casas de playa o vacacionando en algún lugar del globo; entonces las familias (hijos), quién los cuida, vigila o aconseja, pues, dificulto que puedan contratar una nana para tales fines.

En muchos países de Europa, pese a las inestabilidades propias de la economía, se mantienen sólidos, pero son cónsonos entre el desarrollo económico y el desarrollo social. Recuerdo que una gerente de una empresa en la que laboraba, me dijo que en Alemania, los comercios abren hasta las siete de la noche, pues es importante que la familia en su conjunto comparta.

En nuestro país pueden aducir que es para darle facilidades a los potenciales compradores nacionales o extranjeros; pero me pregunto: ¿no se puede educar a dichos compradores o clientes? Los parámetros laborales y comerciales en nuestros país al parecer se basan en producción y rentabilidad total, descuidando el rol importante que tiene que tener la integración familiar en calidad de tiempo y actividades.

Hombre y mujeres están viendo a sus hijos crecer cuando dan el dinero para comprar ropa o zapatos, o cuando simplemente los ven de madrugada, se los están formando los vecinos, los amigos del colegio, los programas de TV (con capos incluidos), el Internet y, si tienen algo de suerte, los abuelos que deben ser para complementar la formación.

El Estado debe poner atención a estas cosas, es importante que el desarrollo y crecimiento comercial siga dándose, pero no con pequeñas repúblicas dentro del territorio nacional; además de regularse esto, ayudaría a la población en general a no dejar todo para última hora, programarse y por supuesto a que la clase obrera honre los más importante: La familia.

*

<> Este artículo se publicó el 11 de diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del   autor  en: http:

Ponga orden Ricky Fábrega

La opinión del Administrador de Empresas …

AVELINO BULTRÓN ACEVEDO

Hace algún tiempo tuve la oportunidad de conversar con amistades y conocidos sobre los vejámenes que se pasan en la Terminal de Transporte de Albrook al abordar los colectivos para llegar a las residencias, luego de una jornada laboral; al parecer el tiempo, las leyes y otros elementos no han aportado positivamente para que se acabe el abuso de transportistas inescrupulosos, que a todas luces, bajo la inoperancia o falta de inspectores disciplinados y con carácter, hacen del usuario lo que les da la gana.

Me refiero específicamente a las alzas ilegales e indiscriminadas de tarifas de transporte de buses del interior a los habitantes del área Oeste, entiéndase de Arraiján, Capira y La Chorrera; donde las tarifas son distintas, pero, aprovechándose de la necesidad del usuario de llegar a su casa, le cobran de 50% al 100% más de lo permitido por la Ley. Es decir, que a un residente de Capira, cuyo pasaje legalmente es de B/.1.00, los transportistas de las rutas de Chame, San Carlos, Aguadulce, Antón y Penonomé, le dicen: ‘Espera para ver, si no me lleno te llevo a B/ 1.50, si quieres!’.  O sea, ¿quienes están por encima de las leyes son los chiveros?, a veces se ponen exquisitos y les cobran hasta B/.2.00.

Señor director de la ATTT, hace dos años compré mi auto, por ahora no paso esos vejámenes, pero no es menos cierto que la ley y el cumplimiento de normas establecidas y aprobadas deben respetarse, y velar por su firme cumplimiento; dificulto que algún diputado, ministro o personas de abolengo tengan que usar el transporte para llegar a sus hogares, tomando en cuenta que las alzas tributarias y otros elementos inflacionarios golpean a la clase trabajadora, que es la que utiliza el transporte día a día; estos transportistas juegan con el desbalance del presupuesto del trabajador, afectando la familia.

Créame señor Director de la ATTT, que es frustrante para muchas personas pedir a cualquier persona en pleno terminal cincuenta o veinticinco centavos para completar las ocurrencias tarifarias de estos transportistas;   ahora bien, no es criticar por amor al arte, le sugiero que ponga inspectores encubiertos que impongan sanciones ‘express’; si son reincidentes, suspenda los certificados de operación, pero hay que poner orden, ser enérgico.

Y le digo esto, porque se han dado casos de violencia en pleno terminal, debido a estas situaciones, donde el insulto y golpes son la tónica para saldar la frustración de gente que viene cansada de trabajar, para entonces aguantar y amilanarse ante las arbitrariedades de estos mal llamados profesionales del transporte.

Si desea hacer el ejercicio, le invito señor Ricky Fábrega, a que a las nueve o diez de la noche de cualquier día de la semana se acerque a una ventanilla, y diga:  ‘Me lleva a Capira, Arraiján o La Chorrera’, para que luego de expresiones faciales que denotan desprecio y síntomas de superioridad, adicionando gesticulaciones groseras, le diga: ‘Si quieres, te llevo por B/.2.00’.

La gente, señor director, lo paga por necesidad, pero no por ser legal; si se decide a hacer el ejercicio, ya sabe qué inspectores le sirven y cuáles no.

<>  Este artículo se publicó el 18  de septiembre de 2010  en el diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

500,000 razones PRD

La opinión de…

AVELINO BULTRÓN A.

Razones, justificaciones o planteamientos disparatados son los argumentos de diputados, alcaldes, representantes y dirigentes del PRD para pasarse de una tolda política a otra.

Cuando escuché las declaraciones del diputado chiricano Rony Araúz, a quien no conozco, comparando a Omar Torrijos con Ricardo Martinelli, me sentí satisfecho en que se fuese, pues, contar con dirigentes que desconocen el Torrijismo, su historia y accionar, es denigrante y vergonzoso. Al parecer el estrenado diputado tránsfuga nunca leyó textos de Jesús Martínez u otras obras, como ‘La Quinta Frontera’, ‘Panamá: Una Revolución Democrática’, ‘Cartas de mi General’, o ‘La Línea’.

Hay 500000 razones para seguir abanderando el Torrijismo y llevar a cabo planteamientos e iniciativas concebidas para ayudar al desarrollo de los pueblos, la membresía, pese a palpar estos altibajos, está consciente de que el dirigente que se va, se va solo y si se lleva a alguien es a quienes inscribió en su momento por la conveniencia en torneos electorales; ya sea para estructuras internas o primarias.

Todo pasa para bien y esto llama a ser más estrictos, tanto al CEN, CDN y connotados dirigentes de nuestro partido, a no llevar de la mano o impulsar candidatos por conveniencias circunstanciales, donde todo se traduce en pactos transaccionales.

Cuando el Dr. Pérez Balladares perdió en el referéndum, estrené mi cédula con este evento electoral; dos meses después (10/10/98) tomé un bus y fui a las oficinas del TE de Capira, y a las 2:14 me inscribí en el PRD; nadie me llevó, no fui por becas, trabajo, materiales ni mucho menos como ungido para candidaturas. Las circunstancias políticas luego del referéndum nada tenían que ver con mi decisión de pertenecer a este partido, pues, mi identidad ideológica y política están representadas en el PRD; en este octubre 2010 llegaré a cumplir 12 años de inscrito, y, por supuesto, que todo no es color de rosas cuando se hace ejercicio interno, pero se sigue militando y siendo ejemplo para quienes se inscriben y desean aportar por medio de los partidos políticos sus ideas y visiones sociales.

Más de 500000 miembros de nuestro partido se mantienen firmes y decididos, son esas 500000 razones para seguir militando, y vale la pena aclarar que la etapa de la unidad y entendimiento ya pasó, pues el PRD está unido, pues el hecho de que cuatro gatos no se traguen no quiere decir que el destino del partido está hipotecado.

Se han dado situaciones adversas de toda índole en el partido y esto no lo ha debilitado ni mucho menos provocado síntomas de extinción, ni la invasión norteamericana pudo hacer desaparecer al PRD, mucho menos cuatro gamonales hoy en el poder lo harán. Pues, este partido no se fundó por simples caprichos o realizaciones personales, su sustento está en las bases, dirigentes honestos; en fin el PRD nunca descontó un centésimo como aporte al partido para financiarse.

Hay elementos que han usado el partido para obtener beneficios personales, llegar a cargos electorales gracias a la plataforma política y que en estos momentos están preparando sus maletas para irse; mi mensaje en este caso es: ¡Al carajo!, que se vayan, en el PRD hay relevos para rato.

<>

Artículo publicado el 4  de junio de 2010  en el  Diario La Estrella de Panamá , a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Un almuerzo con Jesús

La opinión de…..

..

AVELINO BULTRÓN A.

Mi celular tenía tres llamadas perdidas a las 8:00 a.m., a la cuarta llamada respondí, y me dijeron: “Entonces Avelino, el sancocho que me invitaste va o no va hoy?”, en verdad me quedé en el aire, y agregó: “Oye soy yo, Jesús, luego del último café me mandaste un correo que hoy domingo tomaríamos un sancocho por el nacimiento de tu hija, saqué este día para atender tu invitación y de paso conocer a la bebe”, a lo que respondí:   “Claro amigo, llega con confianza, tengo casi todo listo”, y Él contestó: “Ok. Avelino, al mediodía llego y voy a llevar a mi madre, te parece?”, a lo que respondí: “Por supuesto, los espero”. En verdad se me había olvidado, así que me dispuse a comprar una gallina de patio e ingredientes para honrar la invitación que había hecho.

Llegada las doce, todo estaba listo, y en ese momento escuché que llamaron al portal; salí y ahí estaba Jesús acompañado, los hice pasar, Jesús y yo nos dimos el conocido abrazo y le dije: “Jesús, bienvenido a mi casa”, a lo que Él contestó: “Gracias Avelino, en verdad es un gusto, ah. te presento a mi madre”; a lo que contesté con alegría y sorpresa: “¿María?”.  Ella asintió y sonriendo también me dio un abrazo, y me dijo: “La paz sea contigo y con tu familia, mi hijo insistió en que lo acompañara hoy, te estima mucho y, bueno, cuando me habló que de paso veríamos a una niña recién nacida, no me pude resistir”.

Les agradecí e hice pasar al comedor, les presenté a mi esposa, nos sentamos en la mesa, María y mi esposa sirvieron la mesa, compartimos, reímos y por supuesto degustando el sancocho.

Luego de comer, Jesús me dice: “Avelino deseamos ver a la niña”, a lo que dije: “claro”, mi esposa la sacó del play cuna, Jesús dijo sonriendo: “Avelino igualita a ti”, y María entonces mirándonos a mi esposa y a mi dijo: “Puedo cargarla?”, a lo que asentimos.   María la cargó y la miraba con ternura, Jesús le acariciaba su cabello, y María dijo: “así mismo, hijo mío, te cargué, le dijo a Jesús, Él me miró y me hizo un guiño sonriendo.

Les pregunté qué debíamos hacer para que le fuera bien en la vida; Jesús me dijo, “Avelino, amigo mío, dale mucho amor, aconséjala, pide sabiduría cuando quieras explicarle algo, pero sobre todo, déjala ser libre y háblale de que la existencia de este mundo no es casualidad, es el milagro y gran obra de mi Padre, entonces María agregó: “enséñenle a orar y a cultivar el amor al prójimo y corrijan cualquier intención de egoísmo y soberbia, con el ejemplo, brinden humildad y amor”.

Jesús y María le dieron un beso a mi hija y me la cedieron en brazos, y dijo: “Avelino nos vamos”, ambos salieron del cuarto; en la puerta de la casa ambos agradecieron por la velada; Jesús me dijo: “Avelino te doy mis bendiciones y no dejes de llamarme para otra cita”, y María nos dijo: “no lo olviden: mucho amor”. A lo que respondí: “por supuesto, gracias por venir a mi casa”.


<>

Este artículo se publicó el 18   de mayo de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

“Nito” Cortizo

La opinión de…..

.

AVELINO BULTRÓN ACEVEDO

Culminada las primarias del PRD por la candidatura a la Presidencia, Laurentino “Nito” Cortizo apoyó la propuesta oficialista sin miramientos e intereses personales; para mi concepto fue el apoyo más desinteresado con su presencia en temas relacionados al partido.

Digo esto porque a pesar de haber quedado en el tercer lugar en aquella justa electoral interna, demostró compromiso, lealtad, humildad y honestidad en cada intervención o idea que propusiera.

No fue casualidad entonces el haber tomado la decisión de renunciar del Gabinete cuando regentaba la cartera agropecuaria del país, pues en realidad el productor local tenía desventajas marcadas en dicho tratado, este hecho hizo eco en el país, pero en el fondo el mensaje fue que no era un “ yes man ”, que no es persona que el poder, el dinero y las circunstancias lo manejen si no por el contrario, es alguien con carácter que defiende no solo sus ideales, pues además demostró un verdadero compromiso al defender al sector agropecuario del país de dichos tratados, que por lo general son negociados por tecnócratas que en su vida han barbeado un ternero, alimentado un cerdo, no saben si el ñame al pelarlo pica, ni cuánto cuesta sacar un quintal de achiote. “Nito” Cortizo, pudo ser un espectador más ante las situaciones que se dan en el país, pero el haber sido electo diputado en Colón, candidato a una Vicepresidencia, y luego aspirar a la Presidencia, quiere ser motor de innovación en el verdadero desarrollo del país, no dónde algunos gamonales, empresarios y políticos corruptos inflan sus cuentas bancarias a costa del Estado. El desarrollo es económico y social, si ambos no están de la mano, estaremos viviendo una democracia y un sistema egoísta e hipócrita.

La encuesta reciente publicada por IPSOS el 19 de abril en (www.pa-digital.com.pa/panamaopina), resume un liderazgo no sólo reconocido en el PRD sino en el país, mostrando una gran ventaja en la percepción pública, a pesar de faltar casi cuatro años para futuras elecciones. No conozco un solo escándalo, o publicación en la que el nombre de “Nito” Cortizo haya sido señalado negativamente, esto es algo muy importante y a tomar en consideración.

Hay muchas formas de medir a una persona, la mayoría tiende a dar un peso significativo a bienes personales o riquezas, otros son medidos por su grado de influencia o contactos en distintos sectores o áreas de interés, pero al ser medidos siempre hay algo que no encaja bien cuando se es figura pública y ha pasado por el escrutinio popular; dígame estimado lector, en ¿qué parte ha sido señalado negativamente Cortizo? La credibilidad, y reputación, son elementos difíciles de conjugar en una persona y éstas las encierra Cortizo, no sólo por las encuestas, si no por su accionar público y privado el cual no tiene nada que cuestionarle. Para mi concepto, el momento de un nuevo y sano liderazgo llegó y es inevitable.

<>

Este artículo se publicó el 27 de abril de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Mi primer trabajo

La opinión del Administrador de Empresas…..

.

AVELINO BULTRÓN ACEVEDO

Al obtener mi licenciatura en Administración de Empresas en el año 2001, me dispuse a buscar empleo, recuerdo haber metido cerca de cincuenta hojas de vida y no había una sola llamada para entrevista ni nada similar; luego de ocho meses de espera, llegó mi oportunidad laboral: vendedor de calzados.

Mi primera experiencia en el arte de la venta no era completa si no comprendía el entorno para desarrollarla integralmente, este era la Avenida Central; todavía esta plaza llena de tanta historia contaba con una cantidad considerable de clientes, como también de toda clase de amigos de lo ajeno de distintas edades y por supuesto sin diferencias en cuanto al sexo.

Me sentía muy bien al poder desempeñarme en algo que me brindara un ingreso, para asumir mis gastos personales, pero siempre hubo personas, con quienes había mezcla entre amistades, conocidos y familiares que en medio de las conversaciones y luego de saber dónde trabajaba me decían: “Oye, si tú eres un licenciado!!, ¿qué haces vendiendo zapatos, por qué no buscas en otro lado?”.

Por supuesto que había intentado buscar algo mejor, lo soñado para cualquier recién egresado universitario; un horario fijo, de lunes a sábado, con un buen salario, pero la realidad de este servidor en ese momento fue todo lo contrario, estaba en horarios rotativos con algunos domingos libres o días de la semana, ni qué hablar en los meses de diciembre donde el horario de ocho horas cambia a casi doce horas.

A pesar de ser complicado, pude hacer un post grado, lo cual no fue fácil, pero sí muy gratificante, al punto en que recordar y comentar las dificultades de esos momentos me hacen sonreír.

Aprendí cosas que no te enseñan en las escuelas o universidades, pues tuve que lidiar con ladrones de zapatos de todas las edades conocidos como “cancheros”, carteristas, piedreros que querían entrar al local; aprendí a identificar con una mirada quién venía a comprar y quién quería robar, podía identificar quién me pagaba con dinero limpio y quién con dinero de ventas de drogas, pues el pago total de la compra lo hacían con billetes de un balboa.

Aprendí a crear malicia, pues al caminar la Central para entrar a laborar y al salir del trabajo en las noches debía mirar en todas direcciones, con las manos en los bolsillos y con paso rápido para evitar ser víctima de los carteristas con manos de seda.

En el ejercicio de las actividades, aprendí a manejarme con clientes educados, groseros, con todo tipo de tonos de voz, gesticulaciones, en fin, me ayudó a crear tolerancia, conocer que hay un mundo de personalidades y por supuesto a poner siempre la prudencia en algún comentario u opinión. Para ser un buen profesional hay que estar dispuesto a trabajar en cualquier circunstancia; la soberbia y vanidad de un diploma de licenciatura, maestría o doctorado no debe nublar la humildad para salir adelante; en lo personal cuando me dicen que no hay trabajo, yo siempre digo algo que me da autoridad moral y profesional: “Que te pasa!!, Si siendo licenciado, vendí zapatos en la Central, no se afloje, eche pa”lante!!!”.


<>

Este artículo se publicó el 23 de abril de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.