Nos merecemos calles seguras

NOS MERECEMOS CALLES SEGURAS

Haralambos Bobby Tzanetatos

En los últimos años, el crimen se ha tomado nuestras calles. Cada 22 minutos hay un asalto, cada semana hay un secuestro y cada 14 horas matan a un panameño.

Cumplo 75 años este mes, 59 de los cuales he vivido en Panamá, tierra a la cual emigré y que vio nacer a mis hijas y nietos. Nunca había visto una situación tan precaria como esta. Estoy profundamente preocupado.

Soy un hombre de empresa y le doy trabajo a más de mil personas a lo largo del país. Empecé como mesero en un restaurante. Tesón y perseverancia me ayudaron a lograr un mejor futuro para mi familia y para mis colaboradores.

¿De qué te sirve el tesón y perseverancia si tu vida es segada por un delincuente?

¿Los que critican al director designado de la Policía, han perdido a un familiar en manos del crimen? ¿Los que critican al director designado de la Policía, entienden que quedó atrás el calor electoral y los delincuentes no conocen de banderas y colores políticos? Claro que no. Son unos miopes, que no pueden ver lejos, afectados por su hipocresía, egoísmo e inconfesables agendas.

Gustavo Pérez se ha formado en la Universidad de Harvard y tiene experiencia profesional en Latinoamérica, Inglaterra, Estados Unidos, China y Japón. Además de su preparación académica y profesional, tiene una trayectoria destacada relacionando a sus equipos con la comunidad. Un ejemplo de esto es su labor como Gerente Regional en Hutchison Whampoa, que opera en Panamá el puerto de Panama Ports.

Para que la Policía pueda servir y proteger, necesita elevar su moral. Para que eso suceda, el policía necesita sentirse respetado, apreciado y que es digno de confianza. Por ello, los policías necesitan ser apoyados integralmente. Requieren mejor remuneración, beneficios y, precisamente, relacionarse mejor con su comunidad.

Gustavo Pérez no llega al puesto a aprender. Conoce a la Policía, comprende el problema y tiene un plan detallado para resolverlo. Aún más, tiene dos cosas que le garantizan éxito: total voluntad de lograr los cambios y el respaldo de un presidente que ganó con dos tercios de los votos.

Démosle a Gustavo Pérez nuestro respaldo también. Es el mejor hombre para hacer el trabajo que el país necesita, ejecutando desde el primer día las acciones que a otros les tomaría mucho tiempo apenas evaluar.

En lugar de criticar su designación, debemos apoyarlo en la tarea tan difícil, que iniciará el 1 de julio. Su designación es la oportunidad de lograr un verdadero cambio y de que regrese la seguridad a nuestras calles. Nos lo merecemos.

Articulo publicado el 20 de mayo de 2009 en el diario La Prensa

Anuncios