Los abusos en el Corredor Sur

Los abusos en el Corredor Sur

.

Adolfo Arias Silva

.
En días pasados, escuché una entrevista radial que le hicieron al tristemente célebre ex ministro de Obras Públicas, Benjamín Colamarco, en relación con las auditorías de los corredores Norte y Sur. Por poco me salgo de la vía cuando nuestro batallonero convertido en seudointelectual expresó, sin siquiera gaguear, que según las auditorías fiscales realizadas por el MEF a las empresas administradoras de los corredores Norte y Sur (ICA y PYCSA) les faltaba alrededor de 15 años de concesión para llegar al monto de utilidad “razonable” acordado. Y que él, dada su “vasta experiencia”, le recomendaba al Gobierno entrante sentarse en la mesa de negociación con los mexicanos antes de proceder con acciones unilaterales, ya que los contratos de concesión estaban sometidos a procesos arbitrales internacionales, “donde Panamá siempre perdía” (lo dijo literalmente), y después nos iba a salir más costosa cualquier indemnización por dichos actos unilaterales.

¡Qué bárbaro, qué desfachatez! Por otra parte, apuntaló que para la realización de las auditorías financieras habían convocado a una licitación, la cual no fue adjudicada, debido a que las propuestas resultaron extremadamente onerosas. Le pregunto al señor ex ministro, ¿no es más oneroso que nosotros sigamos pagando el peaje más caro del mundo por kilómetro lineal? Adicionalmente, dijo que ya habían dejado armado el tema de las auditorías y que para el Gobierno entrante iba a resultar muy fácil convocar nuevamente a licitación, porque ellos ya habían hecho el trabajo.

Por otra parte, en La Prensa del 23 de junio de 2009, me encuentro una noticia que se titula “Gobierno debe en peajes $3.3. millones”. En dicho escrito se cita al señor Diego Hernández Martins, gerente de país de ICA Panamá, S.A., administradora del Corredor Sur, quien dijo que el Estado les adeuda por el uso “gratuito” del corredor los días 6, 7, 8, 13 y 14, y del 20 al 25 de diciembre de 2009 la friolera de un millón 800 mil dólares. Lo anterior gracias a la “cortesía” del ex presidente Martín Torrijos, cuyo costo, por supuesto, no saldrá de su bolsillo, sino del de todos los panameños. ¡Qué sabroso es invitar por cuenta de otros!

Volviendo al tema de fondo y tomando como base las cuentas alegadas por ICA, tenemos que si por 11 días se les adeuda un millón 800 mil dólares, el ingreso diario ascendería aproximadamente a 163 mil dólares. Si anualizamos este ingreso, tendríamos que el Corredor Sur genera alrededor de 60 millones de dólares al año. Cabe resaltar que ese cálculo lo estamos sacando con los días “obsequiados” por Martín Torrijos, los cuales en su mayoría no correspondieron a días hábiles que son los de mayor circulación de autos.

Si tomamos como base los 60 millones de dólares, tendríamos que en nueve años que lleva funcionando el Corredor Sur (desde febrero de 2000) ICA ha percibido, por solo peajes, prácticamente la suma de 540 millones de dólares. Por supuesto que este es un cálculo a grandes números, pero a vuelo de pájaro nos puede dar una idea de los ingresos de ICA.

El costo del Corredor Sur ascendió a 222 millones de dólares y, conforme con el Contrato de Concesión No. 70–96, la ganancia razonable que debía percibir ICA era de 85 millones de dólares, lo cual nos arroja un total de ingresos de 307 millones de dólares.

Si por solo peajes ICA ha percibido 540 millones de dólares y por la venta de las tierras del antiguo Aeropuerto de Gelabert, hoy Punta Pacífica, ha obtenido unos 100 millones de dólares, según lo señalado una denuncia de bien oculto en contra de ICA Panamá, S.A. –presentada el 20 de mayo pasado ante el MEF–, tendríamos que ICA ha percibido unos 640 millones de dólares. Dado lo anterior, sin lugar a dudas, el contrato de concesión se debe dar por terminado y el Corredor Sur debe pasar a manos del Estado.

Encima de esto, los vivos de ICA, con la complicidad, por acción y/o por omisión, del nefasto gobierno anterior, están en proceso del relleno marino de dos islas en Punta Pacífica, lo que totaliza 19.1 hectáreas y se dividirá en 138 lotes para viviendas unifamiliares. ¿Cuánto más quieren ganar? ¿Vamos a seguir permitiendo que estos corsarios de ICA se sigan llenando los bolsillos con la complacencia del silencio del Ejecutivo?

Estoy seguro de que el presidente Ricardo Martinelli los va a poner en cintura y exigirá, luego de una auditoría con todas las de la ley, la devolución no solo del corredor, sino de las sumas percibidas en exceso de lo pactado.

Señor Martinelli, por favor no nos defraude.

<>

Publicado el  7 de julio de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos todo el crédito que le corresponde.

Anuncios