Soluciones para Colón

La opinión de la ciudadana colonense….

.

ESTILITA GRIMALDO

Posibles soluciones ante la crítica situación de la ciudad de Colón, para mejorarla y lograr que sea otra vez la tacita de oro que una vez fue.

1. Seguridad;

2. Pedir a los diputados por Colón que presenten un Proyecto de Ley por medio del cual el 50% de los puestos de trabajo de la Zona Libre de Colón (ZLC) sean dados a colonenses; además, otro Proyecto de Ley que exija que la ZLC no sea solo depósitos y deshechos, sino que disponga de áreas verdes, para mejorar su aspecto. Un mínimo de 15% del área de la ZLC debe ser embellecida y enverdecida.

3. Destinar un 25% de las ganancias de la ZLC a Colón para;

a) Nombrar suficientes policías para patrullar en coche y a pie;

b) La construcción de viviendas en las afueras de la ciudad, subvencionadas y mantenidas por el gobierno, donde reubicar a quienes actualmente viven en edificios insalubres, que deben ser derrumbados y en su lugar crear zonas de esparcimientos para la juventud y estacionamientos, para mejorar la circulación y no tener que eliminar las aceras;

c) Hacer obligatoria la enseñanza primaria y secundaria e invertir en mejorar los planteles y construir nuevos;

d) Aumentar los salarios de los maestros de Colón para incentivar a los mejores maestros a que trabajen en Colón;

e) Ofrecer becas universitarias a los alumnos sobresalientes que terminen la secundaria.

4. Pasar una Ordenanza Municipal que obligue a los dueños de establecimientos a tener un solo rótulo anunciando el negocio y a pintar como máximo cada dos años;

5. Uniformar el código de rótulos de modo que Colón adquiera coherencia como ciudad;

6. Imponer multas por tirar deshechos al suelo;

7. Imponer multas a quienes se estacionen donde está prohibido y asignar personal para hacer cumplir estas ordenanzas; y

8. Diseñar un Plan de Embellecimiento de la ciudad y nombrar un comité de ciudadanos interesados, que trabaje con las autoridades locales, para lograr armonía entre las áreas comerciales y residenciales.

<>

Este artículo fue publicado el 30 de julio de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios