Periodista cultural

La opinión del Periodista….

RAINER  TUÑON

Conversaba con un colega sobre la necesidad de más profesionales en el periodismo cultural. De hecho, en aquellos años, era un privilegio leerse algo de Modesto Tuñón y Agustín del Rosario (q.e.p.d), José Carr, Héctor Collado, Consuelo Thomas, Pedro Rivera y Edgar Soberón Torchía, aunque no siempre estuviésemos de acuerdo.

Valía la pena actualizarse con comentarios y noticias de Margot López, Daniel Domínguez, Esther Arjona, Marilina Vergara, Aurelio Paredes, Mario García Hudson, Salvador Medina, Aby Martínez, Fabio Agrana, Rosalina Orocú, María de Lourdes Mendoza, Anastacio Puertas, Errol Caballero, Carlos Atencio y Martha Vanessa Concepción, entre algunos otros nombres algo o poco frecuentes en los medios impresos del país, a través de las secciones especializadas de entretenimiento o cultura.

Precisamente, conversaba con Agustín del Rosario sobre la pérdida del talento crítico para el comentario de cine y teatro en Panamá. En esos años, él pasaba las mañanas en la redacción del diario donde trabajaba. Con una paciencia muy docente, la sabia tranquilidad que la experiencia como profesor y periodista le habían enseñado, picardía y carácter ligero, pero mordaz, Agustín ironizaba sobre el futuro de las generaciones por venir en esta carrera.

Era un profesor Del Rosario muy distinto al que mi generación conoció en las aulas de clases. Ese mismo Agustín con el que hablaba del acontecer nacional, coberturas periodísticas y de mucho cine mundial, era visto como un cínico e incisivo mandamás del tablero y la tiza, que ostentaba un porcentaje muy alto de deserciones en sus materias en la carrera del periodismo.

Quienes lo conocimos en ambas facetas, reconocimos al buen periodista, maestro y colega. Quienes no lo hicieron, no se tomaron la tarea de sentarse a preguntarle sobre temas de actualidad, tal vez pensando en la supuesta barrera intelectual que interpretaban que ponía cuando se colocaba el sombrero de profesor.

Algunos volvimos con él a las aulas para compartir más o mejores experiencias, pues nos parecía que realmente era un privilegio recibir lecciones sobre cultura, metodología y periodismo en un ambiente muy cuestionado por la mediocridad y la falta de buenos profesores.

Aquellos que estudiamos en esas generaciones, recordamos con aprecio que gente como Agustín del Rosario, Modesto Tuñón y Mélida Sepúlveda nos convirtieron en los mejores profesionales.

Mis respetos profesor Agustín: poeta, crítico de arte y cultura, colega periodista, crítico y comentarista de cine.

<>

Este artículo fue publicado el  8 de agosto de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios