Generación de ingresos y soberanía

La opinión de….

Virgilio Chang
.

Generación de ingresos y soberanía

.

Las hidroeléctricas de Chiriquí generan más del 70% de la energía total producida en Panamá, pero consumen solo el 10% (Panamá en Cifras 1996).   Durante el mes de agosto de 2009, violando el reciente acuerdo bipartita con el Gobierno, las empresas eléctricas aumentaron las tarifas que más bien serían reducidas en un 10%.

Ante este hecho, cabe recordar que nuestra provincia es la dueña de la materia prima (agua) utilizada para generar este porcentaje de energía y, consecuentemente, de los ingresos económicos que se derivan de esta explotación lucrativa.

Esta circunstancia nos mueve a la reflexión seria, responsable y comprometida, en cuanto a los valores que para la ciudadanía y sus líderes de la sociedad civil organizada tienen los “activos” de las naciones y sus habitantes.

En este caso particular, sus recursos naturales: el agua, líquido vital para el hombre, y el desarrollo socio-económico y humano sostenible.

Además del aspecto físico y material en sí, ya es hora de que en términos de participación, responsabilidad social, democracia económica participativa, sociedad civil y conciencia social, cuantifiquemos y valoremos económicamente, el significado que para las naciones tienen estos “activos tangibles” que nuestro creador nos dio para utilizarlos, de manera razonable, con justicia, equidad y responsabilidad social.

Justificada y soberanamente nuestro Gobierno se ha replanteado la responsable, moral, ética y humana técnica de ganar ganar en las relaciones gubernamentales con sus clientes internos (ciudadanía) y externos (empresas beneficiadas).   Para concretar lo planteado, aprobamos plenamente la resolución del día 23 de agosto, aprobada por el Consejo de Gabinete y anunciada públicamente por el Presidente de la República.

Por lo tanto, exhortamos patrióticamente a todas las organizaciones ambientalistas nacionales para que brinden de manera real, práctica y efectiva su respaldo incondicional a esta ejemplar acción gubernamental, a fin de “forjar una nueva cultura del agua que integre valores y realidades, para garantizar la conservación, el uso racional, la valoración económica, la comprensión y aceptación de la población de que el agua es un recurso finito y vulnerable, necesario para el desarrollo humano sostenible (conclusión de la Declaración de Panamá, Cumbre del Agua, 27 de octubre de 2001).

Estamos seguros de que las respectivas entidades gubernamentales cumplirán fiel y responsablemente con el compromiso adquirido mediante la firma estampada en la Declaración de Panamá, precitada.

Además, exhortamos a los medios de comunicación para que sean los “ojos y oídos” de la población panameña en cuanto al cumplimiento de los compromisos señalados.   Respetuosamente, pedimos a los partidos políticos la aprobación del proyecto de ley del Órgano Ejecutivo que haga viable la implementación real y efectiva de la “valoración económica” establecida en la Cumbre del Agua, mediante la Declaración de Panamá, del 27 de octubre de 2001.

Asimismo, solicitamos a la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos y a la Defensoría del Pueblo que velen por mantener la equidad social en las tarifas eléctricas para beneficio de los más de 94 mil clientes en Chiriquí, donde se genera más del 70% de la energía eléctrica producida en Panamá.

La implementación efectiva del conjunto de acciones específicas anunciadas por el Presidente en la resolución de gabinete citada hará realidad una necesidad sentida del pueblo, es decir, que toda materia prima tiene un costo y, además, en el caso del agua, una valoración económica que genera multimillonarios ingresos a las empresas extranjeras dedicadas a explotar comercialmente nuestro más preciado recurso natural.

En consecuencia, los multimillonarios ingresos económicos que reciben las empresas eléctricas deben ser compartidos con justicia y equidad, tal como se plantea. Sugerimos que un porcentaje del valor del nuevo impuesto por kilovatio producido, se utilice para el desarrollo socio económico de los corregimientos, distritos y provincias quegeneran estos ingresos.

.

<>
Publicado el 21 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios