Tecnología, desastres naturales, experiencias

La opinión de…..

.

John Palm Sasso


Con los recurrentes desastres naturales que han ocurrido últimamente, es importante pensar en las medidas para prepararnos como Estado o Gobierno ante este tipo de incidentes. Sabemos que se están tomando medidas, pero, en realidad, ¿serán las correctas?

Recuerdo que en mis días de  colegio se realizaban ejercicios contra incendios, en donde se nos enseñaba el orden que debíamos seguir al salir de los salones, los puntos de reunión y, también, la lista de los alumnos por grado o año. Es imperante que en estos ejercicios, si es que aún se realizan, se incluyan prácticas de otros tipos de desastres, como movimientos telúricos, inundaciones, etc.

Hay que tomar en cuenta, también, la preparación de las instituciones que deben atender estos desastres: los bomberos, diferentes estamentos de la policía y, sobre todo, Protección Civil. Todas estas instituciones deben efectuar ejercicios de prevención. Recordemos que uno de los mayores problemas que tuvieron estos estamentos de seguridad en Nueva York el 11 de septiembre fue la falta de comunicación.

Si bien estos temas son solo desde el punto de vista humano, también debemos pensar en el aspecto de seguridad tecnológica. Con esto me refiero a todos los datos o informaciones que de una forma u otra nos involucran y son importantes para el Estado. Nos referimos, por ejemplo, a los datos que resguarda el Registro Público de los panameños (fotos, huellas, direcciones) en el Tribunal Electoral, y no menos importante los datos de los extranjeros que viven o están en Panamá. Hay otros tipos de información que debe ser resguardada, como los casos en juicios, las personas que están en las cárceles, etc. Esto, desde el punto de vista de Estado o Gobierno, pero igualmente, los datos que la empresa privada debe tomar en cuenta para salvaguardar su información.

Como informático sé que, en la mayoría de los casos, tanto las empresas del Estado como las privadas tienen o hacen lo que se conoce como backup o respaldos de los datos o información. En la mayoría de los casos estos respaldos son guardados en otros lugares y deben formar parte de lo que se conoce como Backup and Contingency Plan. Ahora, tomando en cuenta que los últimos desastres naturales han tenido un impacto en la infraestructura (edificaciones, calles, sistemas eléctricos, etc.), es importante contar con un plan conocido como Disaster Recovery Plan.

Este plan principalmente resguarda la información en sitios especialmente diseñados fuera de nuestro país. Esto incluye respaldos en línea, conectividad 24/365, capacidad de acceso inmediato a través de medidas de seguridad, equipos de comunicaciones espaciales para desastres, etc. En otras palabras, si el desastre natural es de magnitud mayor, el Gobierno tendría acceso en el momento en que todo regrese a la normalidad y pueda retornarla al país, gobierno o empresa privada; pero al mismo tiempo, tendría acceso a la misma para ayudar en las tareas necesarias para regresar al estado normal del país.

Es importante tener en cuenta lo que pasaría con la pérdida, destrucción o la imposibilidad de utilizar tan importante información durante el proceso de recobro o reconstrucción después del mismo. Esto es una tarea que el Gobierno o Estado debe realizar en forma centralizada, evitando que las instituciones hagan diferentes esfuerzos para resguardar esa información en casos de desastres o cualquier otro tipo de situación.

<>

Este artículo se publicó el  19  de abril de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios