El camino de la vida

**

La opinión del Escritor y Analista Político…

Rafael Montes Gómez 

Como acostumbro a postear en Facebook para mis lectores, mucha gente participa y yo me nutro de esa pléyade de profesionales que contribuyen a mi entorno. Hay una gran tragedia que ha sucedido a nuestra niñez, difícilmente veras esto escrito en un diario de la localidad, en un momento que todo es vender morbo. Les presento a Lourdes Ortega, quien con maestría impecable respondiendo a mi ensayo, describe con tino el origen del problema: 

“Lo triste siguen siendo los padres. ¿No ven cómo a un papá cuando lo entrevistaron en la tv dijo textualmente que su hijo “no era un delincuente” y que “solamente estaba preso por posesión de un arma”?    ¿Será que es la nueva moda de que todos los adolescentes anden ahora armados?  ¿O será que son pistolitas de agua y que se la pasan jugando a los culecos de carnaval en forma inocente durante todo el año?

No sé, pero pienso que también los padres deben ser castigados; porque la responsabilidad de criar a un hijo no se la podemos dejar sólo al Estado o a la sociedad (o a los maestros) Quisiera que alguien me dijera, ¿qué hacen estos padres o madres cuando un hijo le llega con zapatillas de marca de sesenta dólares o la última Black Berry, y no trabaja? Nada!

Y menos, si el hijo le da su “salpique”; porque lamentablemente, muchos de estos mal llamados padres de familia, son también unos delincuentes, o son unos cómplices sinvergüenzas que después andan de hipócritas llorando cuando les matan a los hijos o los encierran.

Y es que desde que eran chiquitos se hacían de la vista gorda cuando el hijito adorado le llegaba de la escuela con un sacapuntas o un lápiz de color que el menta’o papá o mamá no le había comprado.

¡Ayyy de que se viera y aceptara ese tipo de comportamiento en la época de nuestros padres y abuelos! Porque en esa época había un señor que se llamaba “Martín Moreno, el que saca lo malo y pone lo bueno”. Y es que muy pocos se atrevían hacer más de cuatro cosas, porque si te descubrían tus padres que “andabas en lo que no debías”, allí mismo te daban tu “chicotazo” o tu “revencazo”, y además, tenías que pasar la pena de que te acompañaban a devolverle al “amiguito o amiguita” lo que le habías tomado “prestado”.

Y después de eso, la vida continuaba, eso sí, con la lección bien aprendida, y nadie se “traumaba” por ello. Porque en la época de nuestros padres y abuelos, por más pobres que la gente fuera, por más “madres solteras” que hubieran, y con mucho menos oportunidades de las que tienen los niños y jóvenes de hoy en día, la gente se sentía orgullosa de sus creencias y valores como la honradez, el respeto, la responsabilidad, la laboriosidad, y la decencia entre otros.

La respuesta es simple: la base moral está en la familia; los valores se aprenden y practican en el seno familiar, y es lo que le va a servir al individuo para dilucidar lo bueno de lo malo; porque hoy, al igual que ayer, las tentaciones siempre van a existir a lo largo de ese camino que se llama vida”.

*
<>Artículo publicado el 25  de enero de 2011    en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Vital líquido

*

La opinión del Escritor y Analista Político…

Rafael Montes Gómez

Según informaciones de organismos internacionales los servicios de abastecimiento de agua y saneamiento en Panamá se caracterizan por sus altos niveles en comparación con otros países de América Latina.    Según datos del Ministerio de Salud el 97% de la población tiene acceso al agua potable y saneamiento. No obstante esa no es la realidad ahora. Usted abre el grifo y el agua sale enlodada, chocolate.

 

Raúl Amores Serrano, ecólogo, explicó que “los embalses son un híbrido entre un lago y un río. Un embalse viejo por lo general tiene menos capacidad de retención de agua debido al progreso de la sedimentación. Aumenta el sedimento y disminuye la cantidad de agua libre. El hombre con sus actividades agropecuarias agroforestales y rurales no sostenibles tuvo el poder de acelerar el envejecimiento del Lago Alajuela.   El fracaso de la gestión ambiental de los gobiernos de la época republicana con respecto a esta fuente de agua y otras es notable”.   Ni hablar de los efectos del cambio climático.

Teniendo conciencia del problema, todos queremos que ese embalse mejore en poco tiempo o que el agua llegue a tratarse a niveles óptimos para el consumo humano. Es tal la situación del desabastecimiento y turbiedad del agua, que ha generado casos de acaparamiento de agua embotellada y en muchos comercios, inclusive duplican o triplican el precio de las botellas de agua.

Desastre mayor experimentan hoteles, restaurantes, salones de belleza, todos los negocios relacionados con el turismo y todo negocio que depende de alguna manera del vital líquido.

Yo no critico ni le he hecho la culpa al gobierno actual.    Pero tampoco nos podemos pasar meses hablando sobre el desastre de la naturaleza y la crisis, y no se avanza hacia pasos positivos, sobre todo porque es un tema de salud pública.

Por ello, el propio Presidente solicitó la colaboración para que la ACP se encargara de reforzar los aspectos técnicos. Si se necesitan más técnicos que políticos en el IDAAN, que se contraten a los técnicos, si no hay suficientes en Panamá, tráiganlos del extranjero. Como dijo un panameño de a pie, “métanle buco de plata a esto”.

Brillante, el Presidente ha propuesto la Autoridad del Agua, no solo como salida a la crisis, sino como el ente rector que asegure los afluentes y el vital líquido a esta y las próximas generaciones de panameños.

No es cualquier problema: nuestra agua era la mejor del mundo, quizás la única que se podía tomar directamente del grifo y eso era motivo de orgullo universal. Ahora o no tenemos o está turbia y contaminada, producto de la magnitud del desastre natural.    A base de tiempo y esfuerzo, se hará el trabajo como debe ser y de seguro recuperaremos la calidad de nuestra agua.

*
<>Artículo publicado el  16  de enero de 2011   en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Asados como pollos

La opinión del Analista Político, Escritor y Comentarista Radial…

RAFAEL   MONTES  GOMEZ

“Yo si no ando con cuento, lo que tengo que hacer lo voy a hacer!, dijo un ladrón, y sin mediar palabras le disparó en el pecho a Francisco Antonio Umanzor, quien laboraba en la casa del helado de Parque Lefevre, afirmó un testigo. Umanzor, de 24 años, era un joven sano, estudiante de administración de empresas, padre de una niña de 10 meses de edad, no tenía enemigos ni estaba implicado en actividades ilegales, sin embargo, fue asesinado de un tiro en el tórax, en su lugar de trabajo. No fue confusión ni viejas rencillas ni estaba vinculado con el crimen organizado, simplemente a las 7:20 p.m. dos delincuentes acudieron a la Casa del Helado, lo amedrentaron, le robaron las ganancias y luego lo mataron”. Panamá América 18 de marzo de 2009.

 

Y los derechos humanos de una víctima inocente de los delincuentes, hombre trabajador y productivo como Pancho Umanzor?   La verdad sea dicha: no hubo derechos humanos para Umanzor y su noticia si acaso fue titular de un solo día y luego al ostracismo lúgubre de la muerte y el llanto de sus familiares.

 

Dentro de toda esta marejada de comentarios y noticias que un hecho tan espantoso como el de los asados, no negamos que algunas son de buena fé y de gente sinceramente preocupada, pero la mayoría proceden de ese constante alimentar el morbo más insano que pueda haber.

 

Los actos infrahumanos de los delincuentes lamentablemente no son titulares ni son defendidos estas víctimas inocentes por ningún grupo de derechos humanos. Nadie se acuerda de personas como Umanzor, Holanda Martinez y Vielka Rodríguez del caso Deli Gourmet o Daniel Carrizo, asesinado en su propia casa; pero si nos acordaremos de lo sucedido a los adolescentes en el Centro de Cumplimiento.

 

No compartimos lo sucedido con los “adolescentes infractores” en el Centro de Cumplimiento. Todos los que actuaron al margen de la legalidad y permitieron este acto de barbarie deben ir a parar con sus huesos a la cárcel.

 

No somos hipócritas, como compartimos desde nuestro programa de radio “era preferible que los delincuentes se fugaran a permitir que se asaran como pollos”.

 

Los asados lo que revela es la proclividad de la sociedad que se está cansando de los delincuentes por la falta de efectividad de la justicia ¡se está prefiriendo la primitiva barbarie, peligroso!

 

Lo que se necesita es una legislación más cónsona con la realidad brutal del aumento de la criminalidad y la delincuencia, con certeza del castigo, que no permita la impunidad.

 

Este pueblo panameño sigue siendo un pueblo noble. Exijamos a nuestras autoridades una respuesta en justicia más cónsona con la realidad criminal que azota a nuestro bello Panamá.

<>
Reproducción de nota publicada en nuestro muro de Facebook por el autor el 15 de enero de 2011, a quien damos todo el crédito que le corresponde.
Nota del Editor: Para ilustrar el tema de este artículo,  el autor nos ha suministrado el enlace al siguiente video:

http://www.youtube.com/watch?v=emIVCwXIwPA

9 de Enero

*

La opinión del Escritor y Analista Político…

Rafael Montes Gómez 

Recuerdo a un profesor de historia mexicano en los EE.UU. Se burló de mí en plena clase, al saber que yo era panameño. Me increpó haciendo mofa de una “independencia donde no murió nadie”, por la forma de su discurso evidentemente eran las ideas de “How Wall Street Created a Nation: J.P. Morgan, Teddy Roosevelt and the Panama Canal de Ovidio Díaz Espino.

Yo le contesté “Es eso lo que me llena de orgullo. Nuestros próceres no dispararon un tiro y no hubo derramamiento de sangre, me siento muy bien siendo panameño y no haber pasado por las sanguinarias guerras que libraron mexicanos y centroamericanos, sin embargo, concuerdo que la soberanía de un pueblo no se alcanza sin derramamiento de sangre”.

Muy en el fondo sabía que el profesor tenía algo de razón, desde hace más de 20 años mis criterios acerca de la gesta de noviembre de 1903, giran en la búsqueda de la verdad histórica y sacudirla de los mitos y romanticismos que la adornan.

Pocos panameños saben que el banquero neoyorquino John Pierpont Morgan (J.P. Morgan) fue el primer tesorero de nuestro creado estado panameño y acompañaba a tomar decisiones de estado.  Eso es historia patria no leyenda negra.

Pocos panameños saben de las implicaciones económicas del acto patriótico de noviembre de 1903.   Familias judías que financiaron primeramente la gesta como los Lindo, Brandon, Cardoze, Toledano, Piza, por solo mencionar algunos, tenían tan buenas inversiones en Panamá que se mudaron a la nueva república. Eso es historia.

Cuando en los medios se ventiló el tema de una embajadora estadounidense abogando por la compañía Bechtel, para mí no resulto en ninguna novedad. Ellos siempre lo han manejado así. La apropiación empresarial de la política exterior estadounidense, y de cómo los intereses de las empresas y los del Estado se entrelazaron hasta tal punto que no se distinguían, se experimento en Panamá desde su nacimiento.

Sin demeritar a los próceres, ese orgullo patrio del que hablamos al inicio, lo obtuvimos todos los panameños y representados en la sangre de nuestros mártires.   En noviembre anote ”no podemos ignorar, que del trueque nacional nace la ausencia de soberanía y que fue un legado de nuestros próceres.   La soberanía de un pueblo no se alcanza sin derramamiento de sangre, no obstante, el perfeccionamiento de ese acto patriótico inconcluso, lo tuvimos todos los panameños y representados en la sangre de nuestros mártires 61 años después con el 9 de enero.

Es digno de resaltar que es el pueblo herido y mancillado en su orgullo nacional quien se enfrenta a la turba y soldadesca yankee, luchamos contra un imperio.   No obstante siendo el mayor acto patriótico de nuestra historia, pasan los años y aún el 9 de enero no tiene ni la calidad de un 3 de noviembre,   ni la consideración de nuestras autoridades nacionales,   ni del propio pueblo panameño, de elevarlo al sitial que tan ilustre fecha y los mártires se merecen.

*
<>Artículo publicado el 9  de enero de 2011    en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

El regalo

La opinión del Analista Político y Escritor….

 

RAFAEL  MONTES 
recursossinlimites@gmail.com

De la religión persa de Zoroastro que practicaban los tres Reyes Magos, obtuvimos por herencia de conocimiento los temas acerca del bien y el mal, el monoteísmo, Dios y Satanás, demonios y ángeles, así como del cielo y el infierno, además de fundamentales principios morales que no debemos pasar por alto; todo ello como preludio de algo que todavía no hemos entendido:

Dios no tiene exclusividades y su plan de salvación para la Humanidad es inclusivo, su plan es el mismo para todas las naciones, tal como ya había sido dado al hebreo Jonás el encargo de salvar a la antigua Nínive asiria o cuando Ruth la moabita se caso con Booz, la verdadera descendencia multiétnica del linaje humano de David de donde proviene el Salvador.

Los Magos no eran magos sino príncipes consejeros, hombres de gran sabiduría y ciencia, incluyendo astronomía, poseedores de dones de revelación e interpretación de las profecías. Por ello, sin ser judíos, interpretaron correctamente la estrella que señalaba hacia Belén, cosa que no sabía la institución religiosa local ni el poder político; de allí la reacción de Herodes y el sacerdocio.

Humildad y opción preferencial por los pobres, es el significado del pesebre, Jesús tuvo por cuna el recipiente donde comen los animales rumiantes.   Él nació en Curundú, en Cerro Cocobolo, en Ñurum, en Besico, en Boca de Cupe, en ese contexto de miseria y pobreza recibió el Niño la visita de los tres sabios consejeros con agrado, quienes postrados a sus pies le adoraron.

Tan significativo como los tres sabios persas son los regalos que ofrecieron en oro, incienso y mirra, indicativos de los oficios del Dios-Hombre: Rey, sacerdote y sacrificio.

El oro representa a la realeza, Jesús es Rey y su reino no es de este mundo, está inmerso en los corazones de todo aquel que cree, así como sus decretos y leyes son los principios que guían tu actuar.

Del incienso se infiere el sacerdocio y su santidad, el verdadero pontífice que construye puentes de entendimiento entre Dios y el hombre y entre los propios hombres.

La mirra representa el sacrificio necesario por el perdón de nuestros pecados. Jesús el Salvador es el sacrificio, el Mesías prometido por siglos que murió en favor de todos nosotros, Él es el significado de la Navidad, Él es el regalo que da vida. ¿Aceptarás hoy con agrado el regalo de Dios para ti?

 

 

*

<> Este artículo se publicó el 22  de diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Familia es familia

**

La opinión del Escritor, Analista Político, Comentarista…

Rafael Montes Gómez

Mucho se habla del término “familias disfuncionales”, poco se comprende y analiza que ocurre en el interior de una familia disfuncional. Se cree por error, que la disfuncionalidad consiste en la ausencia de uno de los dos progenitores, pero existen familias con el papá y la mamá, que se comportan como una familia disfuncional.

Aún con ambos padres en el hogar, el comportamiento de familia disfuncional obedece a que alguno de ellos o ambos no juegan el rol que le corresponde. Probable el fenómeno de las mujeres trabajando en condición de igualdad con el hombre ha influido en acelerar el proceso de la familia disfuncional, en detrimento de la familia tradicional y a esta le corresponde a su vez, muchos males sociales que no se pueden seguir ignorando.

Sin pretender ser psicólogo, hablo del tema como una persona común que creció en una familia disfuncional, de allí que les puedo garantizar que son los hijos los que más sufren lo que sucede entre los padres y su posterior divorcio o separación. En mi caso el balance en mi vida y la de mis hermanos lo hizo Dios.

Cada hijo psicológicamente toma esa ruptura abrupta de las relaciones, según el carácter que a la edad que tenga se haya formado. Imaginemos un niño de escasos 3 años, sus reacciones van incluso hasta el punto de orinarse en la cama y tener miedo de todo, en su mente tierna el padre es responsable porque en sus ojitos llorosos lo último que vio fue su padre salir de la casa y más nunca regresar.

Es probable este niño tenga problemas en relacionarse con personas de su mismo sexo, y al tener tal complejo, irá creciendo relacionándose más con mujeres, eso incluye la mamá. Muchos de estos niños, son objeto de abuso. Para muchos, el punto de partida hasta terminar siendo una persona homosexual.

Este artículo no es una defensa de lo gay, ni tampoco afirmo que todos los que crecieron en esa situación son gays, no se equivoque. Estamos planteando que no podemos seguir ignorando los problemas sociales derivados de una familia disfuncional que incluye padres que no cumplen su rol en el hogar.

Si la niña ha recibido su impresión del divorcio de los padres en la preadolescencia, aparte de culpar a los padres por su tragedia, surgen múltiples problemas en las escuela, y peor aún si pasa el resto de su adolescencia, con una madre indefinida porque ha tenido varias parejas después del padre, sin que ninguno tome el rol de padre, sino que, es el “novio de mamá”.

En la confusa mente adolescente de esta niña, sigue pensando en la madre como la esposa de su papá. Al mismo tiempo existe el peligro que esa niña se relacione y sea presa fácil de un hombre mayor fuera de casa. Espantoso.

El espacio no alcanza para detallar los problemas sociales que se derivan de una familia disfuncional (por supuesto existen sus excepciones, pero son eso, excepciones). Ni que decir en el caso que uno o ambos padres tienen adicciones o compulsiones, problemas de drogas, alcohol, ludopatía, trabajo excesivo, promiscuidad, violencia doméstica, maltrato infantil, etc. Todas estas cosas ejercen una fuerte influencia negativa en los niños y todo eso se refleja a corto plazo en la sociedad panameña.

No hace falta una consultoría “especializada” para darnos cuenta que por ese camino tenemos una sociedad a la deriva. Por esa hoja de ruta, hemos alcanzado una espiral de violencia, falta de valores, delincuencia, crímenes y latrocinio. Una sociedad sin Dios ni ley, la receta perfecta para la auto destrucción.

Aún estamos a tiempo de recapacitar, actuar y de dirigir nuestros esfuerzos como familias, sociedad, gobierno, iglesias y todos los actores sociales, hacia un objetivo en común: fortalecer los valores tradicionales de la unidad básica de la sociedad, la familia.

*
<>Artículo publicado el  18 de diciembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en:   https://panaletras.wordpress.com/category/montes-gomez-rafael/

No me preguntes por chismes

La opinión del  Escritor y Analista Político….

 


RAFAEL MONTES GÓMEZ
recursossinlimites@gmail.com

Fíjense, estimados lectores, que hay gente que piensa que la realidad de Colombia en la era de Uribe se trataba de guerrilleros marxistas con pistolitas de agua. Jamás volaron en pedazos a nadie, no hubo asesinatos en masa perpetrados por las FARC y jamás participaron del narcotráfico. Su líder Tiro Fijo y otros gamonales seguramente mintieron.

Las miles de veces que las FARC y el narcotráfico se han enfrentado al legítimo y constitucional ejército colombiano, incluso en el asalto y toma del propio Palacio de Justicia (1985), lo hicieron con armas de mentira y balas de salva.

En la versión revisionista de los medios, son una falacia los cientos de miles de colombianos muertos durante cinco décadas, eso nunca sucedió, Colombia siempre fue lo pacífica que es ahora.

Tampoco nunca antes los magistrados, jueces, gobernadores, periodistas, policías y militares estuvieron infiltrados por los siempre buenos capos del narcotráfico o los nobles de las FARC, así que pincharlos fue un crimen de lesa humanidad.

Borren de los libros de historia que en el año 2000 hubo una señora llamada Elvira Cortés que estuvo por varios días con un collar bomba de PVC1, y que al intentar rescatarla la volaron en pedazos a control remoto, imagen que recorrió el mundo, pero que no responde al legado de paz de los marxistas ni de las FARC.

Borren de los libros de historia que los jefes del Cartel de Cali financiaron las campañas de muchos parlamentarios, así como los patrocinados por los consorcios económicos privados y que aportaron entre todos seis millones de dólares a la campaña presidencial de Ernesto Samper, el que con esos fondos repartió dinero para comprar el margen de votos que le permitió asegurar su triunfo.

Jamás ocurrió que Andrés Pastrana, el candidato perdedor, y después sucesor de Samper, entregara las grabaciones con las escuchas telefónicas ‘ilegales’ sobre la financiación de narcotraficantes a candidatos.

Borren de los libros de historia el atentado, de 500 kilogramos de dinamita en un carro bomba, contra el DAS en diciembre de 1989. Tampoco nunca perecieron en ese hecho espantoso cerca de 104 personas entre funcionarios y transeúntes, además de 600 heridos. No hubo derechos humanos que hablaran de las FARC.

Borren de los libros de historia que un 9 de abril de 1948 fue asesinado a mansalva Jorge Eliécer Gaitán, candidato a la Presidencia, por Juan Roa Sierra, dando inicio a uno de los conflictos internos más sangrientos de la historia. Jamás sucedió, el presidente Álvaro Uribe Vélez muy por el contrario recibió a una Colombia en un remanso de paz y de virtudes.

¿Qué tal si a los magistrados se les ocurre que le devuelvan los discos duros de Raúl Reyes a las FARC, y que todas las pruebas que recabaron tras el bombardeo se extrajeron de forma ‘ilegal’? ¿Qué tal si a los magistrados de la Corte se les ocurre que además, se procese al actual presidente Santos?

Un colombiano en Panamá me dijo: ‘No puede tener excusa si fue el ministro de Defensa del presidente Uribe, arréstenlo por el asesinato del Mono Jojoy, total ya confesaron con orgullo los organismos de seguridad a su mando cómo lo setearon con la bota convertida en GPS y le tiraron una inmensa bomba que lo hizo añicos. Total Santos es responsable del DAS y de los falsos positivos’.

Hecho esto, obvio empezamos otra guerrita civil por otros 50 añitos más… ¿Les parece bien así?

En fin… ¿Lo ven, se dan cuenta? No hay límites para la estupidez humana. Colombia no es Panamá, no se admiten comparaciones. Aquí es donde cobra vida la frase que queda grabada para la posteridad: ‘No me preguntes por chismes’. Hablemos de realidades, de la lucha contra la guerrilla y el narcotráfico.

 

 

*

<> Este artículo se publicó el 3  de diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.