Laborar en el Ministerio Público

La opinión de la banquera jubilada….

Lucy de Jaén 

Laborar en ese Ministerio es fácil;   con sólo ser amiga del procurador de la Nación, doctor Giuseppe Bonissi se gana el puesto.    Esto no lo digo yo; lo estoy deduciendo al leer el PA del 16.08.10

En siete meses nombró a más de 100 funcionarios, entre ellos su ex cuñado y la hija de éste sin reunir los requisitos: pero eso sí, con buenos salarios.   Hasta en eso es bondadoso Bonissi, quien manifiesta estar depurando el ambiente.

Eva Lorentz llegó al Ministerio Público en febrero pasado de la mano de Bonissi con un salario de $2,800 (dólares) mensuales. Ahora devenga seis mil dólares. Bueno ahí está la depuración.

“Yo parezco estar viendo sin árbol el bosque”.   Con relación a la procuradora Ana Matilde Gómez, a quien se ha tratado como si hubiera sido una criminal, yo no he leído escrito por don Bonissi en pro o en contra. Bueno AMG no entra en sus temas porque a ella se le condenó a seis meses de cárcel y la inhabilitación por cuatro años para ejercer cargos públicos. Esto, por supuesto, la aleja del cuadro Bonissi.

Me llamó la atención “cara a cara” un pequeño artículo que salió en el Panamá América donde está Ana Matilde Gómez con el Presidente de la República.   El gobernante afirmó que no tuvo nada que ver con el fallo que condenó a la ex Procuradora Ana Matilde Gómez y asegura que la justicia actuó con total independencia en el caso.

Para escribir este artículo tuve que alejarme de lo que sigue:   He vivido con lujo, he vivido amando y he recibido lo mismo.   En mi corazón tengo la palabra amor sobre todos los elementos que el señor Presidente afirma.   El gobernante aseguró que la justicia actuó con total independencia en el caso de Ana Matilde Gómez. Por lo que a mi corazón incumbe prefiero rezar por ella, así me siento que le estoy dando una ayudita.

<>Artículo publicado el 2  de septiembre de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que a la autora,   todo el crédito  que les corresponde.
Anuncios

Centros escolares

La opinión de la banquera jubilada…

Lucy de Jaén 

Rosa Guizado, Panamá América (25/07/2010):   Yo no podría hablarte de centros educativos oficiales porque mi secundaria fue en el IPA. y ya trabajando en el Chase Manhattan Bank estuve en Chile enseñando inglés a una sucursal del mismo en ese entonces. En ese Banco teníamos computadoras pero sus reparaciones las hacían trabajadores públicos que vivían no sólo de esa clase de trabajo si no de otros asuntos similares.

Cualquier bachillerato actual incluye programación pero no reparación de computadoras. Es normal porque para eso están los que viven de ese último trabajo por su cuenta. Un centro escolar sí debe tener un gimnasio donde se practique el deporte, pero el almuerzo a los estudiantes, le toca a sus padres. La mayor parte de las horas de estudio se hacen en casa y desde hace tiempo cualquier graduado en Comercio en una escuela secundaria como el IPA, puede trabajar en un Banco sin problema porque la educación contempló el inglés. Aunque Miguel Valls no lo sepa, en Panamá tenemos escuelas como el IPA donde se enseña comercio con más inglés que español.

Sin embargo, si vemos más profundamente el comercio, ni siquiera se necesita hablar, lo que sí es indispensable es saber sumar, restar y multiplicar. Los centros educativos como la Profesional, la Normal, el Instituto Nacional y el IPA albergaron espacios donde los sueños se convertían en realidad.

El Centro Piloto comenzó hace años. Lo digo porque lo viví.

<>

Este artículo se publicó el  13  de agosto de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Modelo para planteles

La opinión de la banquera…

Lucy de Jaén

“Cuando la Justicia se vuelve injusta”, Juan B. Gómez.

Yo no comprendo porqué el Gobierno destinará 12 millones para la construcción de un centro educativo en Playa Leona, La Chorrera, área de difícil acceso, una comunidad de pescadores, considerada la más pobre del sector, que según Lucy Molinar será un modelo para otras escuelas del futuro.

Los buenos colegios no necesitan amplios jardines ni muchos menos que se destine para ellos tanto dinero sin haber realizado una buena auditoría del estado de los centros actuales y uso de sus recursos.

Comprendo plenamente que la empobrecida comunidad de Playa Leona, en La Chorrera, necesita ayuda, pero no de esta categoría. Por qué no se realiza una verdadera auditoría para conocer el estado de otros centros y cómo se usan los recursos.

Lucy Molinar se ha preguntado alguna vez ¿por qué muchos colonenses llegan a Panamá para educarse? Porque lo que tenemos en Colón ni siquiera se puede considerar en muchos dólares; los millones que se invertirán en una comunidad de pescadores.

He leído tres veces “millonario centro educativo será edificado en área de difícil acceso”, y concluyo: no lo será en el futuro porque los millones que se gastaría en esa área se convertirá en una de muy, pero muy, fácil acceso.

Lo que más me duele es que una persona de Colón cerró los ojos para lo suyo, pero abre sus brazos para saludar a La Chorrera.

<>

Este artículo se publicó el  2  de agosto de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que a laautora, todo el crédito que les corresponde.

El Seguro Social

La opinión de la Banquera…..

Lucy de Jaén

El Seguro Social analiza sancionar a pacientes por pérdida de citas. ¿Quién los analiza a ellos cuando se quiere obtener una cita y hay diez mil recursos para decir que no hay cupo?

El Director del Seguro Social debe estudiar alternativas no para disminuir la inasistencia, sino por disminuir el No hay cupo.

El Director del Seguro Social no tiene autoridad moral ni fiscal para sancionar a los asegurados que pierdan más de dos veces la cita, programándole su atención después de seis meses.

Si quieren perfección en todo, empiecen ellos mismos con adecuados estados financieros y de servicios perdidos por la ausencia de los que pidieron sea atención. ¿Quién analiza a la Caja de Seguro Social cuando se quiere obtener una cita y hay diez mil recursos para decir que no hay cupo? Nadie, sencillamente lo aceptamos.

No acepto que el ausentismo de los pacientes a las citas médicas en la CSS provocó en el 2009 la pérdida de 17 millones de balboas. Yo tendría que analizar al Estado Financiero de esa fecha porque como banquera que fui por más de 20 años me acostumbré a los hechos, no a lo que se dice.

El Seguro Social no me dice algo cuando informa que el no asistir a una cita médica impacta la economía del mismo; pues siempre hay largas filas que esperan atención y esas ausencias se pasan a los que no recibieron citas pero aún están en fila para el visto bueno.

El Seguro Social no tiene derecho a sancionar a los asegurados que pierden más de dos veces la cita y mucho menos a programarlos hasta después de seis meses. Seguro Social: lea Irresponsable castigar de Fernando Castañeda (Asociación Nacional de Médicos y Profesionales Afines). Ahí encontrarán lo que se debe hacer, no lo que se quiere hacer.

<>

Este artículo se publicó el  23  de junio de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde

Educación obsoleta

La opinión de…..

Lucy de Jaén

Enriqueta Davis, no estoy de acuerdo contigo: me refiero a tu artículo Educación Obsoleta (PA 31.05.10).

¿Desde cuando los cambios en educación deben exigirlos los estudiantes?   Ellos están para aprender, no para exigir, porque para esto último es a los docentes que les toca.

El pandillerismo es, la mayor parte de las veces, inadecuada atención en el hogar.   Un niño de ocho años o de doce no está capacitado para ver futuro en la escuela, pero sus padres sí deben estarlo.

Yo me pongo como ejemplo. De ocho hijos que éramos yo fui la primera en asistir a la secundaria porque mis notas de la primaria llamaban a gritos ese cambio.

El sacrificio no fue en vano porque en la graduación secundaria mis padres lloraron de alegría porque su hija les dio el placer de obtener un índice académico tan alto como había sido el sacrificio de ellos.

El docente, como yo lo viví, siempre se actualizaba. En esta época también lo están, pero desafortunadamente así como el bien se amplió; el mal también le siguió.

No hace falta abrir más los ojos, las manos y la boca: o sigues el buen ejemplo que te di o tendrás que aceptar el castigo.

Enriqueta, los niños de ocho a doce años que son parte del pandillerismo no ven futuro en la escuela, pero me pregunto si lo ven en el círculo que escogieron.

<>

Este artículo se publicó el 11 de junio de 2010 en el diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que a ls autora, todo el crédito que les corresponde.

Yo le pongo el cascabel al gato

La opinión de la Banquera…..



Lucy de Jaén

Sr. Alexis Alvarado.  Fui banquera por muchos años, pero también nieta de una billetera (q.e.p.d.), en Colón y por eso me llama la atención su artículo (PA 8 de mayo 2010).

Yo he estado comprando por muchos años mis billetes de Lotería ya sea solo o casado porque viví los malos ratos que las billeteras pasan cuando no es semana de pago, muchísimas veces sin almorzar o sentaditas cuando llega la noche expuestas a robos, a groserías y hasta convertidas en gatos.

Por un pedazo de billete tanta bulla ño diría una persona del interior. Conozco a todas las billeteras de El Dorado y jamás les exijo, ni les critico sus métodos de venta porque trabajan decentemente, porque sé que sus vidas están en más peligro que los que por casualidad llegan a ese sector a comprar un pedazo de billete y les duele el alma porque la honrada billetera, que tiene dificultad para vender los números altos, pide una cooperación al respecto.

Con tantos problemas que tenemos actualmente, como la baja calidad de la educación en las escuelas oficiales (PA 09.05.10); actos de corrupción como lo que el Tribunal de Cuentas confiscó (B/ 15 millones) (PA 09.05.10).

Sr. Alvarado, lo siento, pero Ud. que escribe tan bien, hágalo no en contra de las billeteras. En eso perdió su tiempo porque Lucy de Jaén le puso cascabel a su gato.

<>

Este artículo se publicó el  18  de mayo de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que a la autora,  todo el crédito que les corresponde.

Corazón Abierto

La opinión de…..

.

Lucy de Jaén

Dedicado a Virginia Fábrega.

No conozco a Virginia personalmente, pero su pluma es amiga mía. Siento que mi corazón quiere nutrirse cuando leo sus poesías.

Para escribir como ella se necesita haber querido mucho, tener un corazón abierto, lleno de amor, no esperarlo, porque ya lo vivió.

Envejecer es inevitable, es muy natural, pero hay organismos que no envejecen nunca. Las emociones, tuyo como personalidad, el cociente intelectual y otras características mentales son elementos que nos sostienen.

La vida personal, ya sea sola o acompañada se acostumbra a todo lo bueno que hay en la vida y rechaza lo contrario, a menos que surjan impedimentos en la salud o que el amor, que no fue cristalino, se desvanezca, y cambie su camino hacia otro ser.

Yo puedo hablar sobre lo máximo en el amor porque lo viví en mi casa y con mi amado Chito (q.e.p.d.), por casi cincuenta años.

Los que lean este mensaje se preguntarán qué edad tengo yo, y suavemente les contesto que el verdadero amor, afortunadamente se instala en el corazón para siempre, pues es eso lo que combate las enfermedades, y te hace tan feliz que muchísimas veces por ese sostén, tu vida se alarga dulcemente, la mente sostiene tu corazón y lo demás es obra del Señor.

Que estoy romántica, siempre lo fui, a mi edad, es eso lo que mantiene mi amor de siempre. Mis padres vivieron casaditos por un poco más de 50 años, pero a pesar de sus defectos era él más cariñoso y creo que heredé de él ese Corazón Abierto.

<>

Este artículo se publicó el  7  de mayo de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.