Algo sobre política

La opinión de…..

Temístocles Díaz Strunz


El país depositó grandes esperanzas en el cambio hacia un sistema más justo, y veo cómo vamos dando tumbos en el rumbo que nos acerca a la peligrosa desesperanza nacional que pueda dar como resultado una futura elección equivocada.

La oportunidad es única de poder reformar el sistema electoral a fin de perfeccionarlo, dándole plena libertad al independiente, pero con el mandato electoral que solo se puede garantizar con el establecimiento de la segunda vuelta electoral. Este es el momento histórico de conseguirlo, sabemos que el PRD se opone fuertemente, pero así debe ser, el presidente debe ser electo con más del 50%, si no se debe ir a una segunda vuelta.

Se habla de fusiones de partidos políticos, dejando al lado en mi opinión la ideología política. Parece que a nadie le importara, pero creo firmemente en lo contrario, el país tiene que tener las opciones ideológicas.

En las democracias desarrolladas, hay alternativas ideológicas en el poder. Se pueden dar alianzas de gobierno programáticas, pero ideológicamente no es lo mismo ser Partido Popular (PP) que Molirena o Cambio Democrático (CD).

El país debe conocer las diferencias ideológicas, por lo menos lo que está plasmado en la declaración de principios de cada partido político. Reconozco que, en la práctica, a nadie le importa; hoy unos son PRD, mañana CD, ayer Liberal y pasado mañana PP, en fin, no parece importar más que la oportunidad del poder. Sin embargo, todavía hay idealistas puros que pertenecemos a partidos políticos por convicción a principios.

Mi convicción es liberal, y soy fundador del Movimiento Liberal Republicano Nacionalista, tres palabras que recogen mi pensamiento político. No puedo estar de acuerdo con fusionarme con otro partido político, cuyos estatutos y declaración de principios no conozco.

Para muchos, esto es semántica, para mí no. No veo nada de pecaminoso en una alianza política para gobernar, tal cual es el caso del gobierno actual, pero de ahí a dejar de ser Molirena para formar una mescolanza con CD, con todo respeto no lo veo. El país necesita de un Partido Popular renovado, de una alternativa Liberal vigente, de una oferta electoral nacionalista, como el Panameñista, y no de una megafusión solo por el poder. La segunda vuelta electoral nos garantizaría que podemos, tranquilamente, ofrecer al electorado diferentes tendencias ideológicas para escoger y, de no obtenerse más del 50%, se deberán realizar alianzas políticas tal cual es lo usual y acostumbrado.

Estoy seguro de que la mayoría de los convencionales del Molirena, respaldaremos mantener nuestra oferta política al país y no dejar morir el planeamiento Liberal.

<>

Publicado  el   14  de  enero  de 2010  en   el  Diario  La  Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios