Lo bueno, lo feo y lo que esperamos

.

Lo bueno, lo feo y lo que esperamos

.
Yaremi Olivardía
.

Luego de que pasaran los primeros días de la toma de posesión del presidente de la República Ricardo Martinelli, me gustaría expresar varios puntos, porque en poco tiempo se han hecho cosas que considero son a favor de la población panameña.

Irregularidades como las que pasaban en las áreas revertidas, que eran tomadas ilegalmente, son lamentables. Resulta que unos cuantos, por el simple hecho de tener poder adquisitivo o padrinos, hacían y deshacían en nuestro país. Pero esto no puede seguir así.

Es obvio que no todos están contentos con las acciones del presidente Martinelli de poner un alto, pero la mayoría del pueblo sí lo está. Si alguien humilde tiene que pagar 30 mil dólares para adquirir una vivienda o un terreno, por qué otro que tiene más dinero y más poder lo toma casi gratis.

Otro cambio que deseo resaltar es el programa 100 para los 70, sin duda, esto aliviará a las personas mayores que no tienen ningún tipo de ingreso y que también tienen que comer y gastar en medicinas.

Pero no todo es color de rosa, aquí viene una inquietud que me da vueltas en la cabeza. Me pregunto: ¿cómo es posible que aún dentro de muchas instituciones sigan en puestos claves personas de la pasada administración?

Recientemente, leí una noticia que hablaba de la creación del programa “Mi primer empleo”, el cual tocaba el tema de los jóvenes de 18 a 29 años, a quienes el Gobierno les daría un estipendio; igualmente, decía que los funcionarios mayores de 75 deberían acogerse a la jubilación. Es necesario que las personas que tienen más de 75 años-que ya gozan de una jubilación-se retiren y se dé oportunidad a las nuevas generaciones, a jóvenes que aspiran a algún puesto de trabajo, pero no pueden porque hay aún personas que los ocupan. Ellos tienen la experiencia, es cierto, pero la juventud también necesita trabajar y ganar esa experiencia.

Seamos honestos, un empleado necesita un motor, un estímulo para poder levantarse con ánimo y desempeñar un buen papel dentro de su trabajo.

Otro tema que hay que revisar es que hay personas que laboran en estos lugares y tienen más de cinco años con el mismo salario. ¿No cree usted que se debería hacer un estudio de esta situación, pues el costo de vida de los últimos cinco años se ha incrementado notablemente?

Que las cosas buenas continúen y que se corrijan las que no están bien, así el pueblo seguirá contento.

<>

Publicado el 27 de julio de 2009 en el diario La Prensa a quien damos, al igual que a la autora, todo el crédito que les corresponde

Anuncios