Bocas del Toro tiene nuevo destino turístico

Bocas del Toro tiene nuevo destino turístico


La opinión de la Consultora en Turismo…

YESENIA CABALLERO

.

Mundialmente la provincia de Bocas del Toro, es conocida como un destino turístico del Atlántico y su archipiélago de Bocas del Toro.
Los turistas se concentran en la Isla Colón y las islas vecinas.  Dedicados casi exclusivamente a conocer y aprovechar las hermosas playas, su arena blanca y el brillante sol.  Qué lejos están los turistas de conocer una de las mayores riquezas turísticas de Panamá, la flora y fauna de los distritos de Changuinola y Chiriquí Grande.

Existe un nuevo destino, más rico y con mayores beneficios que el archipiélago de Bocas del Toro.

En Changuinola se encuentra la mayor reserva hídrica de Panamá, esta reserva es valedera por el esmero y esfuerzo que ponen sus pobladores por garantizar el medio ambiente.

La sociedad panameña tiene que apoyar, para demostrar que se puede convivir con las hidroeléctricas, porque necesitan agua y en consecuencia el medio ambiente y que su explotación racional comienza por aprovechar la exuberancia del área y la cultura de su gente.

No existe un área natural más conocida en el mundo por su variedad que Panajungla, es un lugar único en América, lleno de historia y acontecimientos, además con una cultura muy rica como el pueblo Naso.

Por lo tanto, se hace necesario el desarrollo de todo un sistema de servicios complementarios turísticos que permitan su explotación racional con la participación de sus habitantes.

En Changuinola, existen las condiciones para convertirlo en el principal sitio de turismo de naturaleza en Panamá, al trabajar en el desarrollo de iniciativas para la creación de una oferta nueva y con perspectiva.

Me quedo maravillada con lo amplio de la oferta y de las alternativas.
Las autoridades tienen que dejar a un lado los grandes proyectos para concentrase en pequeños proyectos que consolidarán y crearán nuevos destinos, permitiendo que más panameños se beneficien de la industria turística.

La convivencia en Chiriquí Grande y Changuinola de dos pueblos indígenas y el territorio donde viven, de por sí es un nuevo destino. Tenemos el reto de aprovechar, organizar, promover e invertir para que esta población se incorpore a la globalización con el turismo. La única manera de contar con un turismo sostenible, es que sean estos pueblos y sus organizaciones las que desarrollen las principales actividades.
Con nuevos actores y nuevos destinos Bocas del Toro, tiene un gran potencial turístico. El plan de turismo de la provincia no puede ni debe ser letra muerta, las autoridades, deben dejar a un lado sus mezquindades y aprovechar las nuevas condiciones del turismo mundial.

.

<>
Publicado el 29 de agosto de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que a la autora,  todo el crédito que le corresponde

Anuncios

Cinta Costera, el nuevo parque

Cinta Costera, el nuevo parque

.
YESENIA CABALLERO
.

La Cinta Costera es una obra monumental, destinada a promover y facilitar el sistema de transporte en un área congestionada, pero su principal dimensión es la oportunidad de que la sociedad disponga de más de 12 hectáreas de parque frente al mar.

Todavía seguimos escuchando la cantaleta sobre costos y ambiente, pero es el momento de ver los beneficios desde el punto de vista del ahorro en combustible y tiempo para los que usan esa vía; la dimensión de un parque para la sociedad en general, espacio que se convierte en un lugar turístico.

El mantenimiento de un parque es un tema delicado y no es una acción exclusiva de la institución responsable, sino de toda la sociedad. Nuestros espacios libres son los pulmones de la ciudad y sin duda los lugares más apreciados. Por ello, lo que requerimos, más que el cacareo por los fondos, es conciencia ciudadana.

Este nuevo espacio tiene grandes ganadores, los residentes de la propia Avenida Balboa, los grandes edificios y hoteles. En otras ciudades del mundo se dan consensos para crear una organización capaz de mantener, promover y desarrollar el nuevo espacio.

Más que los lamentos, la sociedad espera que lo más beneficiados por la obra aporten, organicen un patronato para contribuir en forma organizada y sistemática al mantenimiento.

Sería bonito y justo que los hoteles y los residentes salgan a hacer una recolecta para comprar el equipo de mantenimiento y establezcan una asociación público – privada, capaz de organizar y dirigir un espacio nuevo en la ciudad. Por supuesto, el Estado debe contribuir con una institución y recursos, pero no dejemos que sea el papá Estado, nosotros, sociedad, aprovechemos un lugar que es para todos, contribuyendo y creando conciencia del valor de los espacios.

Debemos dar un primer ejemplo de la importancia de los parques, comencemos a crear la conciencia de la utilización y el mantenimiento. Arriba corazones, Panamá sí tiene oportunidades, no dejemos que la mezquindad destruya lo que cuesta tanto.

<>

Publicado el 9 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos todo el crédito que le corresponde.

Oportunidad para el sector turismo

Oportunidad para el sector turismo

YESENIA CABALLERO

El hecho de que se esté dando la transición política en Panamá, es un elemento positivo, en la forma de actuar y de promover desarrollo en el Estado. La transparencia y el sentido común de entregar todas los planes de acción que están en proceso; constituyen una nueva oportunidad para que, sin celos, recelos y envidias, se pueda continuar emprendiendo soluciones convenientes para el sector turismo.

Nos encontramos en una crisis generada por la recesión mundial y la llegada de la nueva gripe. Ante estos hechos de la globalización se requiere abordar soluciones integrales, por eso la necesidad de establecer una guía de acción dirigida a fortalecer el sector y crear condiciones para elevar la competitividad.

El mercado turístico por las circunstancias actuales se hace cada día más dinámico, buscando acciones integrales, elevando la competitividad y bajando los costos de los servicios. Por ello, las nuevas autoridades deberán entre otras cosas inducir soluciones dirigidas a:

  • a. Promover la iniciativa privada. Es indispensable establecer mecanismos de seguimiento y apoyo a los proyectos de inversión que se realizan por la iniciativa privada a lo largo y ancho del territorio nacional. Existe un sinnúmero de hoteles en construcción, que será bienvenida una ayuda de la ATP en resolver la burocracia estatal, que va desde los permisos de ANAM y los Municipios, hasta los permisos de ocupación de los bomberos. Este apoyo permitirá agilizar las obras y disminuir los costos de construcción.
  • b. Capacitación para elevar la competitividad. El INADEH tiene un prestigio ganado en los cursos de capacitación y desarrollo del recurso humano, ante la necesidad de elevar la calidad del producto servicio, un plan conjunto con la ATP, permitirá recapacitar a todo el personal de los principales hoteles del país. Esta es una inversión del Estado, que generará muchos dividendos y asegura la empleomanía.
  • c. Sistema de promoción a las actividades turísticas del país. Es necesario retomar el calendario turístico de Panamá y preparar las guías turísticas de los principales destinos del territorio nacional. Es una tarea indispensable que contribuirá a favorecer la diversificación y el fortalecimiento de los destinos turísticos.
  • d. Costos de producción. Llegó el momento de hacer un análisis de los costos de producción de servicios y promover una disminución de los precios. Ante la competencia y la capacidad instalada actual, es urgente, buscar alternativas que permitan hacer más atractiva la visita a Panamá, para ello, se requieren precios altamente competitivos en los hoteles, transporte aéreo y restaurantes.
  • e. Incentivos para la iniciativa privada. Disponer de un Plan Maestro, es un comienzo, pero no es la solución. Los hechos demuestran que la iniciativa privada actúa donde tiene posibilidad de alcanzar el éxito financiero, por ello, hay que promover y facilitar incentivos dirigidos a eliminar las desigualdades regionales; inducir la inserción de áreas del país a la globalización y aprovechar los factores internos (localización y potenciales activos como población y cultura).

Es una oportunidad única del nuevo gobierno aprovechar la circunstancia de la crisis mundial de la globalización, para orientar y redefinir el sector turístico, a fin de continuar sirviendo como instrumento para que ante la polarización de la riqueza nacional en la región metropolitana el sector produzca goteo (inversión y empleo) hacia el resto del país.

<>

Publicado el 24 de junio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá a quien damos todo el credito que le corresponde.