Sátrapas de la mentira

La opinión del Abogado y Comunicador Social…

VÍCTOR ECHEVERS CALOBRIDES


La segunda acepción de la Real Academia Española de la Lengua nos indica el significado de la palabra sátrapa en la siguiente forma: ‘Hombre sagaz que sabe gobernarse con astucia e inteligencia o que gobierna despóticamente’.

Recientemente en nuestro país se han desarrollado sucesos bochornosos producto de la irresponsabilidad de dos ciudadanos panameños, quienes han contribuido al desasosiego de nuestra población.

El primer acto irresponsable lo realizó la señora Magaly Castillo, autoproclamada representante de la sociedad civil, estableciendo de manera enfática y vehemente que el señor Valentín Palacios Palacios, era el primer decapitado de la dictadura civil del presidente de la República, Ricardo Martinelli, afortunadamente se descubrió toda la farsa montada con oscuros propósitos, los cuales crearon desconcierto en el noble pueblo panameño, pues Dios está presente en la protección del país y sale al rescate de hechos o denuncia tan negativas, desenmascarando a los farsantes que han lucrado indiscriminadamente de mentir de manera compulsiva.

Posteriormente han dado la trágica noticia que nuestra máxima gloria deportiva había sufrido un derrame cerebral, creando el desaliento en nuestra población la cual admira, aprecia y respeta a don Roberto ‘Mano de Piedra’ Durán, pero para tranquilidad del país todo se esclareció de manera inmediata y el periodista de una manera sensata y estoica aceptó de manera ejemplar la reprimenda pública del ofendido, pero la señora Castillo no ha tenido la decencia con el pueblo panameño de pedirle una disculpa pública, lamentablemente a esta señora la identifica la arrogancia, la prepotencia y la falta de humildad que tanto ha perjudicado la identidad del pueblo panameño.

Es indispensable que las personas que tienen la oportunidad de comunicarse de manera masiva con el pueblo panameño entiendan claramente la responsabilidad que se tiene, pues mentir de manera descarada es una irresponsabilidad que identifica una profunda crisis humana o refleja una inextinguible mediocridad propia y característica de quien no está capacitado para el rol que desempeña.

Para fortunio del pueblo panameño, en este país, nos conocemos todos y nos comunicamos de manera constante, descubriendo primero las intenciones malévolas de desestabilizar el orden constitucional, y segundo comprender a tiempo lo que es una simple chambonada.

<>Artículo publicado el  5 de septiembre de 2010 en el Diario El Siglo, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Enemigos del pueblo panameño

La opinión del Abogado, Comunicador Social y Oficial penitenciario….

.

VÍCTOR ECHEVERS CALOBRIDES

Históricamente este pueblo ha sufrido un karma, del cual ha tratado, trata y tratará de librarse con todas sus fuerzas, pero la batalla no es nada fácil porque el mismo se ha cubierto con un manto, el eterno manto que utilizan los demagogos de todos los tiempos, a quienes grandes sectores identifican como dulces ovejitas, pero lo cierto es que son unos feroces lobos que lo único que persiguen son sus grandes intereses económicos fundados en los oligopolios públicos y notorios.

Estos grupos pueden no comer en el mismo plato pero tienen ideales afines que los mantienen mansos entre ellos mismos, pero atacan con ferocidad a cualquiera que pretenda o insinúe trastocar sus millonarios intereses.

Estas agrupaciones solo buscan su satisfacción económica, esa es su esencia filosófica de existencia, y cualquiera que tenga una filosofía de vida diferente a ellas será su eterno enemigo en esta y las vidas subsiguientes, si existieran.  Contrario a ellos, este gobierno ha demostrado anteponer los intereses personales para cumplir los nobles intereses de la inmensa mayoría del pueblo panameño.

Solo por ese hecho este gobierno tendrá que enfrentar a esos personeros de la mentira y el engaño que han vivido a sus anchas gracias a los pactos no tan secretos que el pueblo panameño ha tenido que sufrir para mantener a una clase exterminadora del bien público, pues ellos se consideran poseedores de las riquezas y el futuro prometedor que nos corresponde a los panameños por la administración diligente de un gobierno que no cree en pactos.

Es imprescindible desenmascarar a estos grupos por el bien de Panamá, los cuales son: el PRD —la izquierda—, los empresarios que reniegan pagar impuestos y compartir sus riquezas y las 5 empresas farmacéuticas que históricamente se han repartido 110 millones anuales en compra de medicamentos por parte de la CSS y no permitirán jamás una propuesta sana y noble que busque romper el oligopolio bochornoso y repugnante que administran, el cual es sumamente redituable solo para 5 familias.

El gobierno tendrá que reconquistar a los verdaderos ideólogos del cambio para desenmascarar a los farsantes históricos de esta patria, quienes valoran a los PRD más que Martín.

<>
Artículo publicado el  22 de agosto de 2010 en el Diario El Siglo, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

¿Persecución o impunidad?


La opinión del Abogado…..

VÍCTOR ECHEVERS CALOBRIDES


Es lamentable que en Panamá la mal llamada clase política crea estar por encima del bien y el mal; el hecho de haber ocupado un cargo de elección popular le otorga una patente de corzo para accionar con el máximo nivel de descaro y cinismo, pero sobre todo de impunidad.

Esta reflexión aflora en mi valoración moral, pues detecto un nivel de desfachatez del ex alcalde de la comuna capitalina Juan Navarro, quien ha manifestado en diferentes medios de comunicación que el actual gobierno tiene una intensa persecución en su contra, por divulgar los inmensos exabruptos administrativos que desarrolló en su ególatra gestión alcaldicia, la cual se identificó por accionar discrecionalmente con los recursos de la comuna capitalina, destinando más de 83,000 dólares para Panamá Danzas Hoy; adicional, gran cantidad de miles de dólares anualmente para los corredores del istmo y muchos miles de dólares para un demagogo inescrupuloso que le hablaba de prevención de la delincuencia, que le recitaba un cuento barato y le rendía culto a su gestión hueca y vacía pero con una alta dosis de mentiras, falsedades y engaños. Con estos criterios se despilfarraron los recursos de los contribuyentes de la comuna capitalina, creaban Internet comercial para cobrarles a los humildes moradores de los sectores populares, bajo el manto demagógico de ayudar a los muchachos del gueto. Realmente decepciona que personeros como estos sean quienes administren los recursos de la comuna capitalina, lo único que produce es una gran tristeza que las mentes menos lucidas sean las que regenten temas tan importantes, pues su sucesor ha defraudado a la gran mayoría de los que lo respaldaron con el voto; pero bueno, en la elección era más fácil votar por un bailarín con sobrepeso que por un colaborador de Murcia.

Es imprescindible que los detentadores del gobierno del oscuro pasado se tomen una clasecita sobre la separación de los poderes y entiendan medianamente que el Órgano Judicial acciona con independencia y que están revestidos para investigar los delitos tipificados en el Código Penal con total discernimiento, y no remitirse a quien ocupa el poder ejecutivo; lo que pasa es que en Panamá han accionado pactos secretos destinados a burlarse del pueblo panameño y si algún desequilibrado mental pensó en un pacto con este gobierno, se equivocó de orientación y ahora están desesperados.

<>

Artículo publicado el  14 de agosto de 2010 en el Diario El Siglo, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.