IV Foro Social de las Américas

La opinión del Docente Universitario y Miembro de SERPAJ-PANAMA….

JULIO  YAO

Del 11 al 15 de agosto asistí al IV Foro Social de las Américas (FSA) en Asunción, Paraguay, por invitación del Comité Organizador y el Servicio Paz y Justicia en América Latina (Serpajal), una organización presidida por Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, dedicada a la defensa de los derechos humanos y la justicia social, así como a la promoción de una cultura de paz mediante la no violencia activa (NOVA). Ya antes había estado cerca, en el III Foro Social Mundial, que se llevó a cabo en Porto Alegre, Brasil, en 2003, en el marco de una asamblea anual de Serpajal en dicha ciudad.

Al FSA asistieron decenas de miles de activistas de derechos humanos, organizaciones, movimientos, redes y personas comprometidas con los derechos de los pueblos de la Región.   Fue preponderante, además de los paraguayos, la presencia de países vecinos como Bolivia, Brasil, Argentina y Uruguay. Se realizaron simultáneamente miles de paneles, talleres, seminarios, actividades culturales y plenarias sobre la más completa temática regional.

Hice una exposición en un panel organizado por Serpajal sobre: Matrices Productivas, planes de megainfraestructura y militarización, en el cual también intervinieron, entre otros, Ana Juanche (Coordinadora del Serpajal y moderadora),  Raúl Zibechi (Uruguay), Enrique Acha (Colombia), y expositores de Brasil y del Serpaj—Paraguay. Como participantes en ese panel estuvieron Rina Bertaccini (Argentina), del Movimiento para la Solidaridad de los Pueblos (MOPASSOL) y del Consejo Mundial de la Paz, así como Gladys de Souza Floriani, de la Casa Latino—Americana de Brasil, quien me invitó a la inauguración de un Parque Latinoamericano en este país.

En este panel se analizaron megaproyectos hidroeléctricos de carácter internacional, los impacto negativos de la minería a cielo abierto, la realidad económica, política, social y ambiental del Paraguay; críticas y defensas del presidente Lula de Brasil; las siete bases que EE.UU. opera en Colombia; las perspectivas del presidente Santos de este país; el progresivo involucramiento de Panamá en el conflicto colombiano por públicas presiones del Pentágono, así como las Maniobras Panamax 2010.

Serpajal organizó también una segunda parte del anterior panel: Desarrollo, militarización y criminalización, conjuntamente con Diakonia (Suecia), Base.IS, y Serpaj-Paraguay. Igualmente participé en el Taller: Los instrumentos de dominación y la Escuela de las Américas (Western Hemisphere Institute for International Cooperation, por sus siglas en inglés), hoy sita en Fort Benning, Georgia. Esta actividad fue realizada por la agrupación estadounidense School of the Americas’ Watch (Observatorio de la Escuela de las Américas), liderada por el padre Roy Bourgeois, de la Orden Maryknoll, ex combatiente de Vietnam condecorado por el Senado de EE.UU., que promueve el cierre de dicha ‘Escuela de Asesinos’, como la llamó el ex presidente, Dr. Jorge E. Illueca, cuando decidió expulsarla de Panamá en 1983. Aquí se analizaron las modalidades de dominación que se ejercen sobre personas, agrupaciones y naciones.

Finalmente, participé en un debate sobre: Marx y el humanismo marxista en América Latina hoy, organizado por News & Letters, un tema que forma parte de una amplia discusión sobre el significado y la pertinencia de Marx dentro de un debate ideológico regional que aún está pendiente.

El cierre coincidió con la fundación de la ciudad capital, gemela con Panamá, fue de lujo, con la presencia de tres presidentes: José Mujica, Uruguay; Evo Morales, Bolivia; y Fernando Lugo, Paraguay. Lugo (pese a su cáncer) fue iluminador. Evo fue el más antiimperialista y ecologista, y Mujica fue el más amplio (por algo es del Frente Amplio) y breve: ¡Habló menos de cinco minutos! Un sacerdote, un indígena, y un ex guerrillero: ¡Cómo cambian los tiempos y las épocas!

<>
Este artículo fue publicado el  21 de agosto de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Otro muerto en Petaquilla

La opinión del Miembro del Servicio Paz y Justicia en Panamá (SERPAJ-PANAMA)…

.

JULIO YAO

Conforme a fuente de entera confianza —y en ello baso esta nota— el miércoles, 9 de junio, falleció en el hospital de Penonomé el ciudadano Fidel Pérez, trabajador de Petaquilla Gold, filial de Minera Panamá. Los médicos que lo atendieron manifestaron que el señor Pérez estaba totalmente intoxicado y que todos sus órganos internos estaban deshechos. Solo le funcionaba el corazón.

Fidel Pérez trabajaba en las llamadas ‘tinas de emergencia’, cuya instalación, construcción y funcionamiento hemos denunciado desde 2007, y desde antes por las comunidades campesinas e indígenas de Petaquilla.

En las tinas de lixiviación se utiliza el cianuro, que acaba de ser prohibido en la totalidad de la Unión Europea, hace dos o tres semanas, especialmente en relación con la minería a cielo abierto, dado el peligro extremo que representan.

La consuegra del señor Pérez manifiesta que el trabajador fue trasladado a San Lúcar, y que allí, enfermo, la empresa lo abandonó a su suerte, pero viendo su grave estado y que en Coclesito no había recursos médicos para atenderlo —contrario a la publicidad de los mineros— lo enviaron al hospital de Penonomé.   Fidel Pérez tenía 49 años de edad y deja en la orfandad a dos niños y dos hijos adultos, en total desamparo.

Fidel Pérez no es el único muerto en Petaquilla. Ya antes había muerto otro que laboraba en un laboratorio de uno de los campamentos, pero la investigación se amarañó y se adujo —contra la convicción generalizada en la comunidad— que la víctima había muerto intoxicada por beber licor. Nadie se lo creyó. El paramédico que lo atendió, de Petaquilla Gold también, le dio una pastilla para aliviarle el dolor. El laboratorista pidió que un helicóptero lo sacara del campamento, pero le fue negado, y él intentó irse caminando, a su casa, a varias horas de camino, desplomándose a pocos pasos, ya exangüe.

Poco después, investigué al supuesto paramédico y encontré que éste estaba detenido en La Chorrera por haber atropellado a cuatro mujeres en Santa Clara.   Pero a este supuesto paramédico sí se le comprobó que estaba intoxicado, o sea, borracho. ¿Qué clase de médico o paramédico puede ser esta persona? ¿Qué investigación realizó el Ministerio de Trabajo sobre lo ocurrido y la idoneidad del paramédico? ¿Qué hará la ministra Alma Cortés con lo ocurrido a Fidel Pérez?

Otros informes nos hablan de trabajadores que han sido enviados a hospitales lejos de Penonomé, para evitar toda publicidad, y que la empresa ejerce una gran influencia en todos los estamentos de esa ciudad.

Lo hemos palpado cuando se ha rechazado toda posibilidad de discutir el tema de Petaquilla en Consejos Provinciales de Coordinación, pese a que la inmensa mayoría de los representantes de corregimiento lo han propuesto. Siempre se rompe el quórum cuando llegamos al tema, que es el último en la agenda.

Lo hemos palpado en reuniones que la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea de Diputados ha hecho en La Pintada. Los que sí están presentes, orondos y redondos, son los representantes de los mineros y moradores de comunidades que no son del área afectada de Petaquilla.

Solo la Defensoría del Pueblo, bajo el licenciado Ricardo Vargas, ha cumplido con su deber ante las comunidades. Como presidente de la Asociación Centroamericana de Ombudsman, el licenciado Vargas promovió el cierre de Mina Petaquilla por no reunir las condiciones indispensables.

Cuando una delegación de Comité pro Cierre de Petaquilla visitó al señor Ricardo Quijano, viceministro de Comercio, tras la toma de posesión del presidente Martinelli, para explicarle cómo se daba la mortandad de peces y toda clase de animales desde Molejón, le restó importancia: ‘Que hayan muerto unos cuantos pescaditos no es ningún problema. Yo sí he visto morir muchos con la marea roja’.

Pero no habían sido ‘unos cuantos pescaditos’: habían muerto cientos de miles de peces de río, hasta de 25 libras de peso, búfalos, conejos, dos tigresas, seis tucanes, y toda la vida del río, tan solo en un rabazo de la contaminación.   Dijo que no había tal contaminación. Le propusimos hacer una inspección in situ, con una persona de nuestra confianza, y el viceministro rechazó esta posibilidad, añadiendo que ellos tenían en el ministerio suficientes técnicos, lo cual resultó falso más tarde.

La muerte de Fidel Pérez es un mentís a la cacareada ‘minería responsable’, y es un aldabonazo a la conciencia nacional en momentos en que se aprueba, al mejor estilo de los piratas, la Ley Langosta, que exime de Estudios de Impacto Ambiental a las empresas que al gobierno se le ocurra declarar como de ‘interés social’.

Así, pues, en nombre del interés social, que muera la sociedad.

¡Qué poca altura!, como decía ‘Nacho’ Valdés.

<>

Artículo publicado el 18 de junio de 2010  en el  Diario La Estrella de Panamá , a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

¿Tiene Noriega inmunidad? (II)

La opinión del *Catedrático universitario y redactor de la demanda de Panamá contra EE.UU. ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.…..

.

JULIO  YAO

Los delitos contra las personas internacionalmente protegidas incluyen:

a) la comisión de un homicidio, secuestro u otro atentado contra la integridad física o la libertad de una persona internacionalmente protegida;

b) la comisión de un atentado violento contra los locales oficiales, la residencia particular o los medios de transporte de una persona internacionalmente protegida que pueda poner en peligro su integridad física o su libertad;

c) la amenaza de cometer tal atentado;

d) la tentativa de cometer tal atentado, y

e) la complicidad en tal atentado.

Noriega fue comandante en jefe de las Fuerzas de Defensa de la República de Panamá entre 1983 y 1989. A raíz de la desestabilización, la agresión y la intervención de EE.UU. (mal llamada “ crisis ”),  Noriega fue designado por la Asamblea de Representantes de Corregimientos como jefe de gobierno el 15 de diciembre de 1989, para que hiciera frente al “ estado de guerra ” en que Panamá estaba sumido a raíz de la agresión, sin dejar de ser comandante en jefe de las Fuerzas de Defensa de la República de Panamá y sin declararle la “ guerra ” a EE.UU.,   cosa que se le ha atribuido falazmente.

En otras palabras, Noriega tenía dos cargos oficiales: uno, como jefe de las fuerzas armadas panameñas; otro, como jefe de gobierno. Lo único que impide que a Noriega se le reconozcan estos dos cargos y que éstos lo califiquen como “ persona internacionalmente protegida ”, es la decisión arbitraria, unilateral y arrogante de EE.UU. de no reconocerle legitimidad al que llamaron “ régimen Noriega-Solís Palma ” primero, y régimen “ Noriega-Rodríguez ” después, para arrogarse la facultad de decidir cuál gobierno es legítimo y cuál no.

Al momento de la invasión, Noriega gozaba de inmunidad, no distinta ni menor de la que gozan los embajadores, y su arresto constituyó, no una modalidad “ irregular ” de extradición, como se la ha llamado, sino un desarraigamiento violento e ilegal de una persona representativa del Estado, en el que se hizo cómplice la alta jerarquía de la Iglesia Católica, que originó toda una cadena de exabruptos ilegales contra su persona, desde Miami hasta París.

EE.UU. no tenía derecho alguno de invadirnos; el juicio a Noriega debió ser anulado y éste, devuelto a Panamá y no entregado a Francia. Al que sí le han dado inmunidad e impunidad para cometer crímenes de lesa humanidad es a EE.UU.

<>

Este artículo se publicó el 12 de mayo de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Consideraciones sobre educación

La opinión del Docente Universitario y Escritor…..

.

JULIO YAO

Si partimos de la noción de que el sector dominante hace prevalecer su ideología e intereses sobre el conjunto de la sociedad, es claro que ello se reflejará en el contenido de la educación nacional. La visión dominante adquiere carácter de ideología nacional y, en este sentido, introduce elementos deformantes en la educación, ya que ideología no es educación.

La educación reproduce y responde a intereses de minorías, sean clases, estratos o élites, y sirve, por ende, para reproducir el mismo sistema y mantener el status quo. Quienes tienen entrenamiento para teorizar o innovar en nuevos programas educativos no pueden ser invitados para cambiar la esencia, el leit motiv, del sistema educativo, y son rápidamente descartados. ¿Para qué innovar si el sistema todavía nos es útil? ¿Por qué cambiar nuestra forma de ver el mundo, es decir, por qué cambiar “nuestra ideología”? ¿Por qué permitir que “nuestra población” siga un camino distinto?

La reforma educativa desde las alturas del poder no es tal porque es incapaz de asimilar cambios que no vengan de su propia estructura, a pesar de que algunos corifeos y despistados se desgañiten hablando de una “educación nacional”.   Puede hablarse de instituciones estatales para la educación, dirigida a las grandes mayorías para satisfacer intereses de minorías, mas no de educación nacional, que tendría el objetivo de satisfacer los intereses de todos (o casi) en tanto que nación.

Cuando se dice que el gobierno invita a la sociedad civil para que participe en la confección de una “educación para el cambio” no debe entenderse que el gobierno realmente quiere compartir el poder con el pueblo para que éste —o quienes sean considerados sus representantes— participen en una fiesta democrática. Esta es una ingenuidad, si bien no minimizamos la importancia que puede asumir una participación semejante.

Entendido el cambio superficialmente, por supuesto que “el pueblo” o sus voceros pueden participar en reformas cosméticas, insustanciales e impertinentes. Pero de allí a que los sectores populares se hagan una educación a su medida hay un largo trecho.

Por esta razón nos preocupa cuando la ministra de educación manifiesta que “el sector productivo” —refiriéndose a la empresa privada— está cooperando con el cambio en la educación.

El sector productivo no son solamente los empresarios o dueños de capital: son también y fundamentalmente los trabajadores, los que no viven de la renta o capital, sino de su trabajo.

Habría que integrar algunas personalidades del sector productivo, compuesto por excelentes profesionales, expertos en pedagogía, psicología escolar, psicopedagogía, educación especial o filosofía de la educación —provenientes casi todos de los sectores medios— quienes pudieran reducir la brecha entre la ideología dominante en educación (para eliminar prejuicios inherentes a ella) y una educación más equitativa, aunque no sea “nacional”.

Habría que tomar en cuenta los intereses y la cosmovisión de campesinos, indígenas, obreros, estudiantes, organizaciones cívicas, de la sociedad civil y ambientalistas, así como a personalidades de prestigio reconocido en el campo de la educación.

Una educación nacional será una utopía mientras la sociedad mantenga una estructura de clases y no permita que en ella se acomoden los intereses de las mayorías, pero también será una utopía si las mayorías son cooptadas por una minoría que a su vez imponga su propia ideología.

Por eso, la educación no puede ser política de gobiernos o partidos, sino política de largo plazo en la que intervengan las mejores mentes del país. Sería un craso error, por otro lado, oponerse a reformas en la educación porque ésta no sea nacional, como sería un error oponerse a mejoras sociales tan sólo porque no constituyan una revolución.

Si el ministerio de educación considera que la formación de los estudiantes tiene como objetivo encontrarles trabajo o un sitio en el mercado nada más —con todo y que sea importante lograrlo— estaría confirmando que los pobres y muchos deben estudiar para servirles prioritariamente a los ricos y pocos.

Se olvidaría que los futuros egresados no serán solamente empleados y que desde siempre se ha considerado que la educación debe formar ciudadanos-ciudadanos que deben trabajar y luchar por construir un mejor país, y no para enriquecer únicamente a las empresas.

Por eso, comprendemos la eliminación de cursos, materias y carreras necesarias para la formación de ciudadanos con conciencia patriótica e identidad nacional, pero no la aceptamos.

Y ésta es la principal debilidad que palpamos en la educación para el cambio: que no es para construir un mejor país sino para que el mismo continúe siendo lo que es: un territorio sin personalidad internacional donde hacer negocios.

Esto, por ejemplo, lo tiene Carlos Slim bien CLARO.

<>

Este artículo se publicó el 10 de abril de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

¿Cuántos nasos por una vaca? (II)

La opinión del Catedrático y Escritor….

,


JULIO YAO

La policía acuerpó la acción de “tierra arrasada” en su acción vandálica y utilizó helicópteros de la empresa —tal como ocurrió con Petaquilla Gold el año pasado— para ubicar y perseguir a los dirigentes nasos cuando éstos huían por las montañas.  Muchos fueron los detenidos por defender la vida. Las mujeres fueron desnudadas en público, y a los niños les fracturaron el cráneo. Los nasos tuvieron que acurrucarse como si fueran animalitos por las orillas de los ríos y aguantar a la intemperie. Todos sus derechos como seres humanos y como indígenas les fueron arrebatados bajo la yunta empresa-gobierno.

Cuando la Constitución Nacional, las leyes y los tratados internacionales garantizan la vida y la cultura de los indígenas frente a la represión estatal o corporativa, en nuestro país se hace todo lo contrario: el gobierno sale a defender a las empresas y a aplastar a las comunidades campesinas e indígenas, tal como ocurre en Petaquilla, en Cerro Quema y otros asentamientos. La Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenó en vano al gobierno panameño hacer respetar los derechos de los nasos.

Hace pocos días, el puente o zarzo sobre el Río Teribe, que es paso obligado, fue arrasado por las corrientes bajo el frente frío que castigó a Bocas del Toro.   Los nasos quedaron, además de su situación calamitosa, incomunicados, porque otra opción les significaba un día más de camino.

Representantes nasos nos confiaron que la empresa había socavado las bases del puente. De ser así, el presidente Martinelli tendrá que meter en cincha a Ganadera Bocas y anular su título de propiedad, porque las vacas no valen más que nuestros indígenas.

Lo que sí es cierto es que la empresa amenazó con demandar al gobierno si procedía a reparar el puente. Los pájaros, decía mi madre, le tiran a las escopetas: el gobierno defiende a quien viola las leyes y reprime a quienes exigen su cumplimiento. Por eso decimos que el gobierno tiene sus valores invertidos, y nada más hay que voltearlo.


<>

Este artículo se publicó  el  28 de marzo de 2010 en el Diario La Estrella de Panamá,, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

¿Cuántos nasos por una vaca? (I)

La opinión del Catedrático y Escritor….

.

JULIO  YAO

Si hay un caso que demuestra la inversión de valores implícita en la concepción del desarrollo que ha imperado en nuestros gobernantes es el de los indígenas de la etnia Naso en Bocas del Toro.

Desde la etapa precolonial, los nasos constituían, junto con otros pueblos originarios, raíces auténticas de nuestra nacionalidad.  De ellos brotaron guerreros que defendieron el territorio nacional y sus recursos naturales, para legárselos como ejemplo a quienes han adoptado el saqueo y la depredación ecológica como si fueran parte del orden natural.

Algunas etnias desaparecieron por el genocidio colonial, las guerras y las epidemias.  Los propios nasos están en extinción: suman aproximadamente tres mil habitantes (casi decimos “ ejemplares ”).  Por su exigüidad numérica, la supervivencia de los nasos es tan vital para ellos, como para quienes nos consideramos “ panameños ” dentro de un concepto incluyente de Nación.

No solo las razones citadas diezmaron a nuestros indígenas. Las capas dominantes dentro de nuestra violenta estratificación social han relegado a los pueblos originarios al sótano de la pirámide.   Pese a haberla solicitado, los nasos no cuentan con una comarca como los Kunas, Emberás y Ngöbe-Bugles, que les ofrecen parámetros para proteger su desarrollo autónomo.

La ausencia de una Comarca Naso-Djërdi es una circunstancia discapacitante que convierte a los nasos en parias en una patria compartida que fue suya por muchos siglos y en la que tienen derecho a existir con el decoro y la dignidad que reclama el resto de la Nación.

Los nasos han debido sufrir el atropello, la destrucción de su cultura y el desalojo de sus tierras por parte de una empresa (Ganadera Bocas), que invoca títulos sobre los predios que los primeros habitan ancestralmente.

Desde fines de 2008 los ganaderos invadieron las comunidades indígenas con maquinaria que arrasó casas y cultivos en San San y San San Druy, demoliendo hasta la Casa Comunal.

Sigue mañana..

<>

Artículo publicado el 27 de marzo de 2010 en el  Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

¿Es Israel amigo de Panamá?

La opinión del Escritor y Docente Universitario….

.

JULIO  YAO

A raíz de la celebración en México del Año Internacional de la Mujer, bajo los auspicios de la ONU en 1975,  fui asignado por el canciller Juan Antonio Tack como Asesor de Política Exterior de la delegación nacional. A México habían viajado unas 400 panameñas, entre las que destaco a Vilma Ch. de Young y Noemí Guizado. El profesor Marco Gandásegui y quien esto escribe éramos los únicos hombres, pero Gandásegui se regresó a la mañana siguiente, porque se formó un altercado en la azotea del hotel entre mujeres de signo contrario, dejándome solo.   Me tocó ser el fiel de la balanza, no por ser hombre, sino por ser el responsable de la política exterior.

La delegación tendría la oportunidad de hacer aprobar alguna resolución favorable a Panamá, que llevaba un año de negociaciones con EE.UU. desde la firma de la Declaración Conjunta Tack-Kissinger y a dos años de la sesión del Consejo de Seguridad en Panamá de 1973. La presidenta de la Delegación era la Prof. Berta de Moscote (QEPD), pero declinó en la Prof. Berta T. de Arosemena su derecho a pronunciar el discurso, que fue ovacionado.

Redacté el proyecto de resolución, que exigía el reconocimiento de nuestra soberanía, el traspaso del Canal y la inmediata eliminación de las bases militares de EE.UU. Me vino a ver un vocero del Departamento de Estado de EE.UU., quien me solicitó retirar el proyecto, porque era “ unilateral ” y no reflejaba el estado de “ armonía ” reinante en las negociaciones. “ ¿Qué podemos hacer para retirar el proyecto? ”, me preguntó. “ ¿Por qué no vamos a mi hotel y hacemos entre ambos un proyecto más aceptable? ”. Le contesté que si bien es cierto que estábamos negociando, también lo es que nada se había aceptado de manera definitiva y que, por lo tanto, nosotros íbamos a mantener nuestras posiciones originales en base a la Declaración Tack-Kissinger.   No había, pues, lugar a una resolución conjunta ni nada por el estilo, porque nosotros no estábamos negociando en México, sino explicando nuestras posiciones.

Algunos voceros de los países no alineados nos sugirieron copatrocinar una resolución que declaraba al sionismo como una forma de racismo, que había sido acordada por un bloque importante del Tercer Mundo. A cambio, ellos estarían anuentes a copatrocinar nuestro proyecto, y así fue.   Asesores de Israel abordaron a todas las delegaciones para que votaran en contra de la resolución anti-sionista. Llegado su turno, las profesoras Berta de Moscote y Berta T. de Arosemena los refirieron a mi persona.

Cuadernos en mano y sin saludar, preguntaron: “ ¿Es Ud. el responsable de la delegación? Le exigimos que retire su apoyo a la resolución contra Israel ”.   Respondí: “ Soy el responsable y usted no tiene derecho alguno de pedirme nada.  El proyecto no es contra Israel, sino contra el sionismo y, además, no soy su empleado ”. Replicó: “ Ah, pero usted no conoce cuán importante nosotros somos en Panamá; no tiene idea de en qué se está metiendo “.   Repuse: “ Conozco bien el control que ustedes tienen en mi país, pero Ud. no tiene derecho a dirigirse a mi persona en esos términos y no lo acepto. Mi jefe es el canciller Tack, y el jefe de Tack es el general Torrijos. Si Ud. tiene alguna queja, hable con ellos, pero a mí no me da órdenes ni usted ni nadie aquí.”   Llamé al canciller Tack y lo puse al tanto.   Contestó: “ Espérate que aquí está Omar y le voy a preguntar ”. Pausa. “ Ya llamó el embajador de Israel, pero dice el general que no le hagas caso, porque tú tienes luz verde y que consigas lo mejor para el país ”. Presenté el proyecto; se llamó a votación, y fue aprobado abrumadoramente.   Era la única resolución aprobada en la ONU que exigía la soberanía, el traspaso del Canal y el desalojo inmediato de las bases de EE.UU.   Un logro excepcional de la mujer panameña.

Israel jamás apoyó a Panamá en su causa. En 1989 votó en contra de la resolución de la ONU que condenaba la invasión de EE.UU. y exigía su retiro de Panamá. ¿Por qué Panamá apoyará a Israel “ en todos los foros internacionales ”?

<>

Artículo publicado el 15 de marzo de 2010 en el Diario la Estrella de Panamá, a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.