¿Quiénes comen soberanía?

La opinión de historiador y escritor

Ricardo Arturo Ríos Torres

La juventud universitaria panameña realiza, el 2 de mayo de 1958, un acto heroico, inédito y trascendental en el devenir republicano.

La Unión de Estudiantes Universitarios (UEU), presidida por Carlos Arellano Lennox, con la Operación Soberanía, siembra 75 banderas panameñas en el enclave colonial del imperio de Washington en la zona canalera.

La acción patriótica sorprende a los zonians , a la CIA y FBI como a las fuerzas de seguridad de la Guardia Nacional al servicio de los estadounidenses. Los jóvenes, más de cincuenta, entran en el área de Balboa en forma pacífica, sin consignas y en un silencio que grita nuestro reclamo, siembran banderas de dignidad y honor en lugares previamente seleccionados, lo hacen en forma simultánea a las 10 a. m., hora del ‘coffee break’ de los gringos. Los estudiantes van de saco y corbata nadie los puede acusar de vagos o maleantes.

Panamá vence así la agresión psicológica del Coloso del Norte, la cual, desde la firma del oprobioso Tratado Hay-Bunau Varilla de 1903, se empeña en hacerle sentir a los panameños que el área canalera es otro país con sus propias leyes, una zona prohibida para nosotros, que ellos, intocables y poderosos, tienen el derecho a discriminarnos con su Gold y Silver Roll .

La juventud le dice al imperio de Wall Street que no le tenemos miedo, que la decisión de recuperar la plena jurisdicción nacional en todo el territorio del país es irrenunciable, que rechazamos cualquiera exclusión y sobre todo la impuesta por el Panamá Cede.

La policía de los zonians , afectada en su arrogancia, reacciona con un comunicado en el cual afirma que nunca más permitirá otra manifestación al estilo de la Operación Soberanía en el enclave colonial.

La siembra de banderas del 2 de mayo de 1958 determina un cambio de rumbo en las negociaciones canaleras, de la revisión se exige la abrogación del infame Tratado de 1903. Los Tratados Torrijos-Carter hacen posible la eliminación del enclave canalero, la perpetuidad y los zonians. El Canal es administrado por los panameños y forma parte del patrimonio nacional.

La Unión de Estudiantes Universitarios, dirigida por Ricardo Arturo Ríos Torres, y con el aval de la Federación de Estudiantes de Panamá (FEP), le responde a las águilas imperiales con la Marcha Patriótica del 3 de noviembre de 1959 en la avenida 4 de julio, hoy avenida de los Mártires.

La policía y el ejército de Estados Unidos desarrollan una violenta represión con más de cien heridos de bala, perdigones, culatazos y bombas lacrimógenas. Ezequiel González Núñez del Instituto José Dolores Moscote y Ezequiel González Meneses de la nocturna y activista de la Generación del 58 son detenidos y juzgados por un juez norteamericano con las leyes de Louisiana.

El pueblo panameño indignado reacciona e incendia la estación del Ferrocarril y el USIS e invaden la Embajada norteamericana e izan la bandera panameña.

La Marcha Patriótica del 3 de noviembre de 1959 es el antecedente directo del 9 de enero de 1964 con sus 21 mártires y cientos de heridos. Panamá rompe sus relaciones con los Estados Unidos.

La épica de la soberanía iniciada en la década de 1920, se reafirma con el rechazo del Convenio Filós-Hines de 1947 y es sellada con la Operación Soberanía de 1958, la Marcha Patriótica de 1959 y el 9 de Enero de 1964.

La épica de la soberanía es adversada por panameños con mentalidad de protectorado. La elite dominante con sus partidos políticos expresan en sus medios de radio, prensa y televisión que la soberanía no se come , que nos moriremos de hambre sin los gringos, que miles quedarán desempleados, que esa gesta nacionalista es de comunistas y revoltosos.

Hoy, gracias al sacrificio de nuestros mártires y a la actitud patriótica de los estudiantes, tenemos un país con un alto índice de crecimiento económico, un desarrollo financiero envidiado por los latinoamericanos, una metrópoli impresionante por su belleza y magnitud, el Canal es nuestro sin enclave ni zonians .

Hoy comen soberanía los herederos de los ilustres próceres, la plutocracia, los políticos y empresarios que ayer manifestaban no se come soberanía. Los apellidos de los privilegiados no están entre los 21 mártires del 9 de Enero, esos apellidos de los rabiblancos están en la Junta Directiva del Canal y entre los directivos administrativos. Ellos sí comen soberanía y en grande con sus negociados y prebendas. ¿Dónde están los millones del Canal?

La épica de la soberanía continúa, tenemos que sembrar banderas de decoro y equidad, en el corazón como en el alma, de los que sí comen millones con un canal que se conquistó con la sangre y las vidas de una ciudadanía militante. Un canal para los panameños.

<> Este artículo de Opinión lo publicó la Estrella de Panamá el martes 2 de mayo de 2017.

Anuncios

Presidente Martinelli habla de seguridad y cooperación en Washington

-En su primer día de visita a Washington- Martinelli habla de seguridad y cooperación .

Este jueves será el encuentro con presidente de los Estados Unidos, Barack Obama

Reproducción de la nota reportaje de nuestra colaboradora, la educadora y activista política…

Jennie Gonzalez

El presidente de la República, Ricardo Martinelli sostuvo -en su primer día de agenda- reuniones con el director de Inmigración y Aduanas, John T. Morton y laSecretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, con quienes conversó sobre  temas de cooperación y seguridad regional, para combatir el crimen organizado.

De acuerdo a Martinelli, se habló de desarrollar en Panamá un plan piloto de reconocimiento facial, similar al utilizado en los Estados Unidos, que servirá para detectar llegadas o paso de personas dedicadas al narcotráfico u otros  criminales por el país.

 El mandatario panameño también mencionó el proyecto de integrar los servicios de migración y aduanas: “lo que queremos es adecuar nuestras leyes para que ambas  funcionen como una sola entidad y reporten a instituciones de seguridad, para contar con servicios más eficaces en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado”.

 Estos temas fueron tratados en una reunión previa al acto donde se entregó al presidente Martinelli 99 piezas precolombinas que fueron rescatadas  por el gobierno norteamericano y que serán exhibidas en el Museo Reina Torres de  Araúz. Las piezas devueltas fueron unas tablas de molienda de tres patas  conocidas como “metates”, vasijas de cerámicas, figurillas y las placas de  pedestal.

 El Presidente de la República también realizó un recorrido por el Museo del  Holocausto y se reunió con el Jefe del  Cuerpo de Paz de los Estados Unidos,  William Stacy Rhodes.   De igual forma, tuvo una audiencia con el secretario del  Instituto Smithsonian, Wayne Clough, para conmemorar los 100 años de presencia del Instituto de Investigaciones Tropicales en Panamá, la única dependencia de  este organismo que existe fuera de la nación norteamericana.

Finalmente, el mandatario panameño reiteró, durante una rueda de  prensa que ofreció a periodistas, que este jueves sostendrá una reunión  bilateral con el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, con quien conversará sobre temas de seguridad y los avances para la firma del Tratado de Promoción Comercial (TPC).   En horas de la mañana se reunirá con el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, para tratar temas de cooperación.

 La delegación oficial que se encuentra en Washington incluye a Juan Carlos Varela,  vicepresidente y Canciller;  Jimmy Papadimitriu, ministro de la  Presidencia; Alberto Vallarino, ministro de Economía y Finanzas; Lucy Molinar,  ministra de Educación;  Roberto Henríquez, ministro de Comercio e Industrias;  José Raúl Mulino,  ministro de Seguridad;  Frank de Lima; viceministro de   Economía; Francisco Alvarez De Soto, viceministro de Negociaciones Comerciales  Internacionales; Mario Jaramillo, embajador de Panamá en Washington y Alfredo  Castillero Hoyos, director de Política Exterior de la Cancillería.

 GOBIERNO NACIONAL

¡JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMÁ! 

<> Reportaje de Jennie Gonzalez, publicado el jueves, 28 de abril de 2011 a las 0:55 en Facebook  y etiquetado en nuestro muro por la autora, a quien damos todo el crédito que le corresponde

“Wakaleads”, ¿Hasta cuándo?

*

La opinión de la periodista…

Judy Meana

“Especial y única”, así calificó la ex embajadora de Estados Unidos en Panamá, Bárbara Stephenson su relación con Panamá, tras recibir la condecoración nacional de la Orden Vasco Nuñez de Balboa en el grado de Gran Cruz.   El gobierno panameño reconoció su labor en el fortalecimiento de las relaciones entre Panamá y Estados Unidos. Y bien merecida la medalla, porque seguimos siendo paises hermanos, a pesar de todo lo que ella escribió en sus informes al Departamento de Estado.

Me interesan más nuestros “wakaleads”, yo diría que son aquellas denuncias que se presentan a diario y aquí no pasa nada.   Por ejemplo, el caso CEMIS, famoso escándalo que se destapó durante el Gobierno de Mireya Moscoso. Vimos al entonces legislador Carlos Afú, abanicar los “Afu dólares”, confesando públicamente que los había recibido a cambio de votar a favor de ese proyecto. También, los medios mostraron un papelito encontrado en la oficina de uno de los directivos de la empresa responsable del proyecto, con los nombres de famosos políticos. Afú se encargó de señalar a los que supuestamente recibieron y pagaron sobornos.

Otro caso importante es el del envenenamiento masivo con dietilene glicol registrado durante el gobierno del Presidente Martín Torrijos. Los familiares de las víctimas y los afectados llevan años exigiendo justicia y aquí no pasa nada.   Ojalá el gobierno del Presidente Martinelli atienda el llamado de los envenenados, dándole respuesta a sus necesidades de atención médica y el apoyo necesario para que puedan vivir dignamente. Y para poner algo de actualidad, sería bueno que leyeran el “Informe Especial sobre la Cuenca del Canal de Panamá” elaborado en el año dos mil uno, por el entonces defensor del Pueblo, Italo Antinori. En dicho documento, Antinori advirtió que habría problemas con el suministro de agua potable.

*
<>Artículo publicado el 18  de enero de 2011   en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que a la autora,  todo el crédito que les corresponde.

Actividades del Presidente Martinelli en Foro de Economía en Davos, Suiza

Reproducción del  reportaje  de …
JENNIE   GONZALEZ

Presidente Ricardo Martinelli es entrevistado por medios internacionales en Davos

Durante su participación en la Asamblea Anual del Foro Económico Mundial en Davos, el presidente Ricardo Martinelli concedió entrevistas a importantes medios internacionales donde trató temas relacionados con la economía panameña, inversiones, programas sociales, educación, política, entre otros.

Entre los medios que entrevistaron a Martinelli están: France 24, el canal de televisión internacional francés, National Post de Canadá y la revista especializada en economía Dubay Magazine.

Igualmente, el Mandatario panameño ofrecerá este jueves 27 de enero otras entrevistas a medios internacionales especializados como Euronews, donde hablará de temas como la fortaleza de la economía panameña e inversiones.

————————————————————–

-En Davos-

Martinelli promueve a Panamá en nuevos mercados

  • Empresas en el área de transporte marítimo y tecnología interesadas en incrementar inversiones en Panamá
  • Proyectan aumentar empleos en el país
  • En su primer día de agenda en la Asamblea Anual del Foro Económico Mundial, el presidente de la República, Ricardo Martinelli promovió las inversiones del país durante la sesión sobre “El rol de los negocios en el desarrollo” donde nuevos mercados como India, Europa Oriental y Central conocieron y mostraron su interés por las cualidades de la economía panameña para hacer negocios en futuras inversiones.

    “Aprovechamos este encuentro empresarial para buscar nuevas inversiones que le permita a más panameños contar con un empleo y mejorar su calidad de vida” señaló Martinelli, en Davos Suiza donde se realiza este foro económico.

    En el marco de este encuentro empresarial, el Mandatario panameño sostuvo varias reuniones bilaterales, entre ellas con el director Ejecutivo del Grupo A.P., Moller-Maersk, Denmark, Nils Smedegaard Andersen, uno de los más importante usuarios del Canal de Panamá quien mostró su interés de establecer facilidades de almacenamiento de petróleo en Panamá, aumentando así los empleos en el país. Esta empresa es un conglomerado de negocios de transporte marítimo de mercancía más grande del mundo,  y actualmente tiene más de 120 mil empleados.

    Martinelli también se reunió con Leo Apotheker, director ejecutivo de Hewlett Packard, empresa que ha invertido unos 8.2 millones de balboas en su sede regional en Panamá aprovechando las ventajas de la Ley 41 para la instalación de transnacionales en el país. Durante el encuentro se reforzó el compromiso de esta empresa -cuya sede regional se instaló hace un año- de aumentar las mil plazas de trabajo con que cuenta en un plazo de cinco años.

    La compañía Hewlett Packard es una de las mayores empresas de tecnologías de la  información del mundo, especialista en hardware y software, además brindan servicios de asistencia relacionados con la informática.

    El presidente Martinelli también participó de la inauguración de la edición 41 del Foro Económico Mundial en Davos donde se debatirá sobre el aumento de los precios de los productos básicos, el grave desempleo y las deudas soberanas. En esta cita empresarial participan alrededor de 30 jefes de Estado y de Gobierno; entre ellos el de Colombia, Juan Manuel Santos y de México, Felipe Calderón.

    Este primer día de agenda del Mandatario en Davos concluyó con una cena privada que ofreció el presidente del Foro Económico Mundial, Klauss Schwab, a los participantes de esta reunión anual.

    Para este jueves 27 de enero, Martinelli se reunirá con el secretario general de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE), Ángel Gurria; el presidente del banco suizo UBS, Kaspar Villiger y el presidente de Mercados Emergentes de Microsoft, Orlando Ayala.  Igualmente, participará en una  sesión sobre Latinoamérica, donde estarán presentes los presidentes de México y Colombia.

    El Presidente se encuentra en Davos acompañado por el canciller y vicepresidente Juan Carlos Varela; el ministro de Economía y Finanzas, Alberto Vallarino y el ministro Consejero, Larry E. Maduro.

    GOBIERNO NACIONAL

    ¡JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMÁ!

    <> Reportaje publicado el 26 de enero de 2011 a las 21:42 en Facebook  y etiquetado en nuestro muro por la autora, a quien damos todo el crédito que le corresponde.

    Profesor Navas, enséñele historia

    La opinión de…

    Samuel Díaz Barranco

    Cuando un estudiante entra a la Escuela de Relaciones Internacionales y llega al segundo año, se pregunta, ¿por qué no nos dio clases, desde el primer año, el profesor Navas? Esto, porque a pesar de que no ponía exámenes sencillos y que los datos proporcionados necesitaban de bastante estudio y compresión, no era menos cierto que cuando uno llegaba al aula de clases, lo que recibía de parte este gran historiador eran cátedras acerca de las relaciones entre Panamá y Estados Unidos.

    Se enfocaba más que todo en la construcción de Canal y en el surgimiento de Panamá, como nación independiente y, claro está, en las luchas de generaciones en pro de nuestra soberanía, por ende, de nuestra nacionalidad.

    Se necesitan más profesores Navas en este mundo, y se necesitan más profesores Navas en el Ministerio de Relaciones exteriores, que solo mira dos cosas: cuánto pusiste en mi candidatura y qué tan manzanillo fuisteis en la campaña pasada.

    Es por eso que el Presidente dice cosas que nunca debió decir, porque no tiene quién lo asesore y, es por eso, que le falta a nuestro servicio exterior un mecanismo mediante el cual cuente solo con personas dotadas de un nivel cultural aceptable, por no decir cónsono con el puesto que desean ocupar.

    Falta mucho para que Panamá mire este aspecto con seriedad, y falta mucho más para que nuestro sistema de política exterior mejore. Hay personas que se pasan años y años de estudio en el arte de las relaciones internacionales, pero que nunca tendrán la oportunidad siquiera de aportar todo lo que saben; en cambio, hay quienes a pesar de ser panameños dicen que somos los costeños de Colombia y se les agradece el gesto con embajadas y consulados.

    Señor cónsul en Miami, por menos que eso ya muchos hubiesen renunciado.

    <>
    Este artículo se publicó el 12  de enero de 2011   en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

    Panamá y Washington

    La opinión de…

     

    Ricardo Eskildsen M.

    Washington D.C, la ciudad más importante en nuestra era contemporánea, lo es no solo por las oportunidades diplomáticas, sino por la oferta y ventajas comerciales que se pueden lograr del Congreso.

    Los acontecimientos de la semana del 11 al 14 de diciembre, en la que se confirmó la intempestiva visita del presidente Ricardo Martinelli a esa ciudad, pasarán a la historia como fecha importante, no solo por haberse confirmado el interés de consolidar, en una voz presidencial, los temas comerciales con esa nación, sino por la renuncia de quien fuera el colaborador más importante en Washington del presidente Martinelli, el ex embajador Jaime Alemán.

    La nueva relación con Estados Unidos, que se inició desde el año 2000, ha quedado centralizada –más que en temas de seguridad– en el tratado de libre comercio (TLC).

    Este último proyecto lleva más de siete años sin completarse. Sobre este tema, recordamos a los cuatro candidatos a la Presidencia de Panamá que, en septiembre de 2003, asistieron al primer debate público sobre el TLC, organizado por el Consejo Empresarial Estados Unidos-Panamá (UPSA), en el Hotel Sheraton; logro que se anunció a la nación. Martín Torrijos, Ricardo Martinelli, José Miguel Alemán y Guillermo Endara G. (q.e.p.d.) confirmaron que –de ser elegidos– se esforzarían en continuar y terminar las rondas de negociación, cuanto antes.

    Las primeras rondas de negociación del TLC ya las había iniciado el ministro de Comercio Joaquín Jácome, en Panamá, con el apoyo del embajador panameño en Washington, Roberto Alfaro. Todo ello bajo la política exterior trazada por el gobierno de la presidenta saliente Mireya Moscoso.

    En aquellos tiempos, el Gobierno de Panamá buscaba definir el rumbo a seguir y se concluyó que equipararse a las ventajas comerciales logradas por el bloque de Centroamérica era la mejor vía, pero que el TLC entre Panamá y EU debía ser bilateral. La cruda realidad de la época señalaba que el presidente Bill Clinton había desestimado el Alca o la integración comercial de América Latina –fijada para 2005– por las acciones proteccionistas adoptadas por los países del Cono Sur… Las rondas de negociación emprendidas por el gobierno de Moscoso, en 2003, concluyeron con el apoyo brindado por el ministro de Comercio e Industrias, Alejando Ferrer, y el presidente Martín Torrijos, en 2007. Y la Asamblea ratifica el tratado con 58 votos a favor.

    Transcurridos tres años, por razones harto conocidas, sin lograr la ratificación del tratado en EU, el gobierno del presidente Martinelli decide, responsablemente, avanzar. Y al conocerse recientemente el éxito de la visita a comienzos de diciembre del presidente Lee Myung-bak, de Corea del Sur, retoma con ímpetu el tema… Y coordina su visita, proyectada a aprovechar los resultados de las elecciones del Congreso en EU el 3 de noviembre, en las que la mayoría de la Cámara Baja del Congreso queda en manos del Partido Republicano.

    El detonante, ante los recientes acontecimientos en Washington, fue el Panama Week. Este evento, ya histórico, fue planeado meses atrás y celebrado entre el 18 y 19 de noviembre. El grupo empresarial, integrado por varios gremios, bajo el paraguas de UPSA –hoy liderado por el ex embajador Roberto Alfaro y su directiva, y por el ex embajador Juan B. Sosa y su directiva en Washington– proyectó la visita de este año con base en los esperados resultados de las elecciones en EU.

    De allí que la visita al congresista Kevin Bradley, republicano y presidente de la comisión de Ways and Means Committee, se concretó el 18 de noviembre. En dicha visita se conoció la inminente ratificación del hoy denominado Tratado de Protección Comercial, antes de julio de 2011. Participaron en dicha reunión en el Congreso, el ministro de Comercio Roberto Henríquez y sus dos viceministros, José Domingo Arias y Francisco Álvarez de Soto, al igual que el ex embajador Jaime Alemán, y nos acompañó el ex congresista Jerry Walash, también, del Partido Republicano.

    La versión que se conoció el 19 de noviembre de la firma, el 30 de ese mismo mes, del Tratado de Intercambio de Información Tributaria con EU, tendiente a eliminar a Panamá de la lista gris del grupo de la OCDE, tuvo un impacto favorable posterior en la semana, cuando se conoció el texto. Varios congresistas indicaron que los medios en Estados Unidos, al comentar la discusión en el Congreso para la ratificación del TPC, durante el primer semestre de 2011, no serán tan críticos con Panamá, al conocer de la firma del Tratado de Intercambio de Información Fiscal.

    Por otro lado, llenar la vacante y seleccionar a un nuevo embajador en Washington que ofrezca lealtad al Presidente, no es tarea fácil. Sin embargo, ya escuchamos los comentarios de un profesional probado en el dominio de la idiosincrasia y la cultura de EU, que estudió en el Incae con el Presidente la maestría de administración de empresas; que obtuvo su título empresarial en Louisiana State University y fue presidente de la Apede.

    Estas son características que garantizan el éxito en Washington. No solo el embajador debe apoyar a los cabilderos seleccionados y lograr dicha ratificación, sino entender las oportunidades comerciales que generará el tratado y ofrecer a la generación de panameños presentes, las oportunidades del mismo.

    Y si sumamos el hecho de que el ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu, cuando joven trabajó con el congresista John Boehner, hoy electo speaker de la Cámara Baja, esto ayuda a lograr la ratificación del tratado en EU. Sin embargo, las circunstancias de ayer no son las de hoy. Pero con un embajador dinámico, de pensamiento empresarial y conocedor de las oportunidades, mucho es lo que ganará Panamá.

     

    <>
    Este artículo se publicó el1 de enero de 2011   en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

    Se necesita una unión centroamericana

    La opinión de…

     

     

    Daniel Franco Mojica

    Hace un tiempo estaba viendo en la TV la película que presentaba la historia del inicio de lo que sería la Unión Europea (UE). Los europeos estaba decididos a evitar que la matanza y destrucción de la Segunda Guerra Mundial volviera a repetirse. Por eso, crearon primero el Consejo de Europa y, basados en el plan del ministro francés de Relaciones Exteriores, Schumann, la unión de las industrias del carbón y el acero. Por eso se celebra el 9 de mayo de 1950, el Día de Europa.

    Los artífices de esta unión eran dos, otrora acérrimos enemigos, alemanes y franceses; de un lado, Konrad Adenauer, y del otro, Charles de Gaulle.

    Según veía en la película, a de Gaulle en la asamblea le decían nazi, colaboracionista, y a Adenauer le decían vendido antialemán, epítetos aun existentes de la gran guerra. Pero ambos sabían muy dentro que la única opción para una paz real y duradera era una Europa unida.

    La oposición de los poderosos círculos industriales de ambos países y de los partidos nacionalistas y de izquierda dieron casi al traste con esta idea, pero la férrea disposición de ambos la hicieron realidad, convirtiendo a Adenauer y a de Gaulle en los líderes más influyentes de Alemania y Francia de la posguerra.

    La unión del acero y el carbón hacía que ninguno pudiera fabricar armas, individualmente, para utilizarlas contra el otro, como se hacia en el pasado. A esta idea se unieron Bélgica, Luxemburgo, Italia y Holanda. Y así nació la Unión Europea.

    Hoy veo en las noticias que Europa está creando en una reunión un mecanismo permanente de rescate, ante los problemas financieros de Irlanda y, posiblemente, de Portugal. Esto demuestra que aun después de casi 60 años hay temas por atender y mejorar, pero de seguro ninguno en la Unión Europea desea eliminarla o salirse, pues como decía Adenauer es la única vía hacia una paz verdadera.

    En América Central, nuestra América, tenemos el Sica y el Parlacen, que son en nuestra cosmovisión la realidad, es nuestro intento de fundar una unión en Centroamérica fuerte, digna, con capacidad de generar riqueza, basándonos en las fortalezas y las debilidades de manera conjunta. Tiene errores, tiene fallos, por favor, claro que sí y muchos. Que si un país tiene mejor economía que el otro, claro que sí, pero el otro tiene recursos y oportunidades por desarrollar e ahí el reto.

    Alemania tuvo su milagro económico en las décadas de 1950 y 1960 y, en vez de radicalizarse y elitizarse, se europeizó dando la mano, al igual que el plan Marshall les tendió la mano.

    La empresa en la que trabajo tiene presencia en tres países de América Central, lo que me ha permitido ver la realidad de estas naciones. Hay oportunidades, somos hermanos centroamericanos, Panamá no tiene fronteras transitables con el sur, nuestro norte a seguir debe ser hacia Centroamérica.

    El Gobierno nacional, demostrando arrogancia, irrespeto e insensibilidad ante sus socios centroamericanos, da el pie a la ruptura del bloque, cayendo en el anhelo de potencias que les resulta más fácil tratar con pequeñas naciones bananeras, como nos han llamado.

    Stefan Sweig dijo que quien no aprende de sus errores, está condenado a repetirlos.

    La unión centroamericana, latinoamericana fue el sueño de Morazán y Bolívar, el sueño de libertad de los mártires de enero, de los padres de la independencia.

    Hay quienes en Panamá dicen que no necesitamos a Centroamérica, tan torpes razonamientos no comprenden que la paz de tu vecino es la paz nuestra.  Que hay gobiernos malos, es cierto, políticos malos los hay también en la Unión Europea, pero sus mecanismos de control y su avance en el fortalecimiento de las instituciones democráticas y de justicia hacen que sea cada vez más difícil la corrupción y la impunidad.  Esto lo produce la unión y no el aislamiento.

    *

    <> Este artículo se publicó el 27 de diciembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.