¿Por qué gobiernos corporativos?

La opinión del Militar Especialista….

ANDRÉS   ORTIZ   MOREIRA    –
aortiz@cableonda.net

El corporativismo es una forma específica de estructura económica. Es un sistema económico de amplios alcances, bajo el cual el Estado canaliza empresas de prioridad predominantemente privada a cuatro metas; orden, unidad, nacionalismo y éxito.

Este sistema no es más que fascismo con rostro humano y sus objetivos son controlar las instituciones que conforman la espina dorsal de las repúblicas, como los son los movimientos sindicales, la iglesia católica y las fuerzas públicas y armadas; que una vez debilitadas o sometidas, el Estado carecería de la capacidad de movilizar resistencia frente a los designios de las finanzas internacionales y sus aliados. Esta planificación de la economía da como resultado un Fascismo Capitalista Gubernamental.

Su origen se enfoca en la falta de confianza del pueblo en los partidos políticos, por su incapacidad de expresar las inquietudes y necesidades sociales ante una arrolladora evolución tecnológica y que en la búsqueda del poder se convierten en simples instancias coordinadoras, que desarrollan auténticas campañas publicitarias subliminales y engañosas.

La globalización empresarial de los ocho países más industrializados del mundo, obligan a los países en vía de desarrollo a convertirse en presas fáciles de la economía globalizada de empresas millonariamente rentables que funcionan al margen de las leyes nacionales e internacionales, las que requieren invertir sus dineros en empresas y corporaciones logrando; no solo injerencia económica, sino también política, para lograr sus objetivos de invertir en las famélicas economías Tercer Mundistas y es entonces que vemos crecimiento y desarrollo económico florecientes en países donde se busca la explotación de empresas estatales no rentables, pero avaladas por los gobernantes corruptos con ganancias inimaginables para proteger la inversión. Estas corporaciones actúan en contubernio con la banca local e internacional para legalizar sus actividades e inversiones.

 

 

*

<> Este artículo se publicó el 12 de noviembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del   autor  en: http:
Anuncios

Asesores: ojo con los celulares y los ‘emails’

En la opinión de…

.
Andrés Ortiz Moreira

.

Asesores: ojo con los celulares y los ‘emails’

Hace más de tres años, el 1 de agosto de 2006, publiqué un artículo en La Prensa titulado: “En internet nadie es culpable”. En este artículo explico claramente que ya que los proveedores de internet administran los códigos de acceso a internet; a nadie se le puede culpar de haber cometido un delito por enviar un email ofensivo, difamatorio o amenazador.

Además, aquellas personas a quienes se les condenó por estar involucradas en delitos cibernéticos, aceptaron haber cometido los delitos por una de dos razones; o sufren del llamado “síndrome de notoriedad” o su objetivo primario era ser contratados como asesores por los entes de seguridad o empresas dedicadas a proveer servicios de internet, pues si basa su defensa en el Punto 1 abajo descrito, jamás se le podría condenar.

Las personas que crean que mantener registros de los correos enviados por internet y de las llamadas a celulares puede ayudar a la justicia, deben analizar bien lo que van a proponer, pues si estos registros no son inmediatamente auditados, ya podrían crear problemas y hasta cárcel a personas inocentes.

Para ofrecerles un par de métodos que son usados, les puedo mencionar que hay dos formas sencillas que involucran a personas inocentes en un delito o serios problemas:

1- La más fácil, un empleado de una empresa proveedora de internet puede comprometer a un usuario de internet de la siguiente manera: hace un back up de la base de datos de usuarios, procede a asignar un nuevo password al usuario que se quiere afectar, envía emails ofensivos, comprometedores, amenazadores u orientados a fomentar el terrorismo y después; simplemente restaura la base de datos de usuarios a su estado anterior y así ya quedaría el usuario involucrado en un delito, en investigaciones y posiblemente en la cárcel.

Pero nada podemos hacer, simplemente tenemos que confiar en los empleados de los proveedores de internet y depositar en sus manos nuestra seguridad e incluso nuestra libertad.

2- Si usted quiere comprometer a una persona en otro delito; tome prestado el celular de esa persona; haga un forward de sus llamadas al número de celular al cual quiere enviar un mensaje amenazador y mientras tenga el celular en su poder, haga la llamada al celular que programó, no conteste para que haga el forward, espere que le contesten y amenace a la persona que quiera amenazar.

A esa persona le quedará en su registro el número de celular que usted programó. Ya entonces podrá borrar la llamada que realizó y desprogramar el forward.

Por estas razones, el querer mantener archivos de las llamadas y los emails sería algo de muy poco valor, ya que; además de violar la Constitución, cuando se auditen las llamadas y los registros de los emails, podría ser demasiado tarde, pues la persona a la que se involucró en el delito, ya habría pagado meses y quizás años de cárcel.

<>

Publicado el 9 de agosto de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.