El costo de cerrar una calle y los 2 años de prisión

La opinión del Arquitecto…..

.

Carlos A. Clement

Existen varios problemas sobre el tema de los tranques vehiculares y los cierres de las calles, que podemos identificar en dos grupos específicos:

El primero es la falta de estacionamientos que hace que las servidumbres viales de las calles queden reducidas al mínimo de su capacidad, creando caos por la falta de planificación y la debida aplicación de las normas.

Además de todo lo anterior, viene la gran irresponsabilidad de cerrar las calles, casi siempre por personas que no tienen la menor consideración con terceros.

I. – Para poder entender mejor la magnitud del problema que nos ocupa, debemos empezar por analizar los costos de los perjuicios y tomar como costo promedio de: B/ 4.50 por hora el costo de las horas hombre, ya que existen todo tipo de perjudicados: obreros, funcionarios públicos y privados, profesionales, ejecutivos, para poder conocer los perjuicios económicos que se producen con estos cierres. En este costo promedio, no se incluyen los efectos negativos que tienen el comercio, ni el costo de combustible, como lo analiza la Cámara de Comercio e Industrias.

A. – Para poder brindarle a la comunidad los análisis que les presentaré a continuación, he utilizado información científica en aforos recientes:

• En la carretera Transístmica: Sector de la Universidad y el Artes y Oficios, circulan 4,000 vehículos por hora, sin contar los buses, lo que arroja una movilización de 16,000 personas por hora en ambas direcciones, el perjuicio económico es de B/ 288.000.00 en cuatro horas.

• En la avenida de Los Mártires: Instituto Nacional, 3,500 vehículos por hora, movilización 14,000 personas, el perjuicio económico es de B/ 252.000.00.

• Vía Israel: Área de las escuelas públicas, 3,000 vehículos por hora, movilización 12,000 personas, perjuicio económico, B/ 216,000.00.

• Cuatro Altos ingreso a la Zona Libre: No tengo los aforos recientes pero los perjuicios deben ser altísimos. Empresarios, empleados de la Zona Libre, comerciantes nacionales y extranjeros que viajan a hacer sus compras, así como los equipos que transportan combustible.

B. – ¿Cómo se puede mejorar el problema bajo un punto de vista muy personal?:

• La reubicación de los centros educativos a lugares más cercanos al origen y destino de los estudiantes.

• Que el Gobierno venda todas las propiedades donde están ubicadas las actuales instalaciones.

• Con el producto de estas ventas, construir mejores escuelas, mejor dotadas con computadoras, gimnasios, auditóriums, laboratorios, bibliotecas, áreas deportivas, etc.

C. – Estimados del producto de estas ventas:

• Universidad de Panamá y Artes y Oficios. 573.179 m.2 @ B/ 750.00 m.2. = B/ 430.000.000.00. Sugiero que se le venda a la CSS para sus ampliaciones y que solamente se quede la Facultad de Medicina.

• Escuelas en la Vía Israel: 123.850 m.2. @ B/ 1,000.00 m.2 = B/ 123,000.000.00. Con esos fondos se pueden construir 10 escuelas de 12 millones de balboas cada una.

• Se ahorra tiempo en transporte y se consigan mejores facilidades que las actuales.

La otra sugerencia mejoraría la vialidad y se evitarían los consabidos cierres de las calles:

II. – Construir viaductos o puentes de acceso rápido de seis (6) carriles:

• En el sector de la Boyd – Roosevelt iniciando a la altura de la Martín Sosa hasta el Puente de la Cervecería. Cruce con la Tumba Muerto.

• Longitud 1,173. M. L con un costo de treinta millones por kilómetro, costo aproximado B/ 35,200.000.

• En el sector de la Avenida de Los Mártires : Iniciando desde el Palacio Legislativo hasta El Chorrillo.

• Longitud 1,326. M.L, con un costo por igual por kilómetro que el anterior costo aproximado B/ 40,000.000.00.

•Esta vialidad además de evitar el cierre en este sector, traería otros beneficios, conexión directa con el Puente de Las Américas, ahorrándose el túnel que se pretende unir con la Cinta Costera.

• Evitar los cruces a la izquierda a todas las calles de Santa Ana, que convergen a la Avenida de los Mártires.

<>

Este artículo se publicó el  23  de abril de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios