¡En vida lo hicimos!

La opinión de…..

s

ARLENE LACHMAN

Muchas cosas se dicen y escriben sobre Eudoro “Lolo” Silvera, en estos días posteriores a su muerte.  Tuve la grandiosa oportunidad de conocerle, ya mayorcito, y fascinarme ante su gran educación y cultura. Era un hombre con fama de malcriado y pedante, pues, tenía facilidad para decir las cosas tal como las sentía sin ningún tipo de hipocresía.   Pero a la vez podía ser el caballero más galán y fino, con palabras, modales y gestos tan “domingueros” que yo desearía que imitaran, aunque sea un poquito, las generaciones que le han sucedido, particularmente los más jóvenes.

Una tarde en que vino a visitarme, con su paraguas color negro en una mano y la otra ocupada con un fajo de documentos, le dije entre sorbos de café que quería hacerle un merecido reconocimiento en vida.. una retrospectiva en mi humilde galería de arte, sobre su vida artística. Ningún museo se lo había hecho aún..

Él se sonrió.. creo que al principio no me lo creyó, pues, no me conocía lo suficiente, pero al poco rato se dio cuenta de que yo hablaba muy en serio!   Se fue sin respuesta, pero con una sonrisa que jamás olvidaré. A los pocos días me llamó y me dijo que sí, que sí quería que se la hiciera.

Sin más, nos pusimos a trabajar, me iba trayendo obras recién pintadas y vimos molduras que las engalanaran, y muy pronto me dio una lista de sus queridos y fieles amigos que tenían lo mejor que él había pintado.   Cada visita que hice a esos seres o conversaciones telefónicas, fueron tan maravillosas.   Aprendí un pedacito de historia con cada uno, aparte de las gratificantes anécdotas. Todos ellos, sin excepción, me prestaron gustosos sus bellas obras para mostrarlas en esa exposición retrospectiva. Y qué decir de mi querida y respetada profesora de historia del arte, Ángela de Picardi, que escribió gustosa y entusiasta un texto hermoso, titulado “ Una vida al servicio de la cultura ” para el catálogo que hicimos.

A los pocos meses, le escribí a Eudoro Silvera una carta dándole yo las gracias a él, con muchísimo cariño y respeto, por haberme brindado la oportunidad de organizar la exposición, retrospectiva y homenaje a su carrera, el 17 de octubre de 2007, en mi galería de arte. Eudoro “ Lolo ” Silvera jugó un rol indiscutible en la historia del arte panameño.

<>

Este artículo se publicó el 4 de mayo de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios