Los 50 años de la Orden José Manuel Hurtado

La opinión de….

Carniola Botacio de Garcés

El 1 de diciembre de cada año el Ministerio de Educación otorga la Orden Manuel José Hurtado a un selecto grupo de educadores o instituciones que mediante un concurso a nivel nacional se han hecho acreedores a tal distinción.

La orden se instituyó mediante el Decreto 412 de 27 de noviembre de 1959 y, aunque este ha sido modificado en algunas de sus partes por Resueltos (por ejemplo el No. 627 de 8 de agosto de 1995 y el 895 de 16 de agosto de 1996), su propósito esencial es “reconocer los méritos de educadores o instituciones que se distingan en la realización de obras de positivo valor cultural y educativo”.

La concesión de la referida condecoración está a cargo del Consejo Nacional de la Orden Manuel José Hurtado que coordina a nivel nacional el proceso de selección de los candidatos. El Consejo Nacional lo integran el ministro o ministra de Educación o el funcionario que se designe –quien lo presidirá–, los directores generales y nacionales del Ministerio de Educación o sus representantes y la representación de los padres de familia.

Los requisitos que deben cumplir los candidatos son los siguientes: Servir a la educación por lo menos durante 25 años; haber realizado iniciativas que redunden en beneficio de la educación nacional tales como publicaciones de obras de carácter educativo y cultural, creación de instituciones o asociaciones educativas, organización y promoción de eventos o actividades educativas y culturales a nivel nacional y local a favor de los estudiantes, contribuciones relevantes en beneficio de la comunidad en áreas de salud, trabajo social, cultura y deportes; haber observado una conducta ejemplar como lo contempla el Código de Ética Profesional para los educadores, y demostrar un verdadero afán por la superación profesional y de sus semejantes.

Los requisitos que deberán cumplir las instituciones son las siguientes: Haber realizado contribuciones que redunden en beneficio de la educación nacional tales como publicación de obras educativas, construcción o reparación de aulas escolares, organización de concursos escolares, promoción de valores, otorgamientos de becas, contribuciones, económicas para la educación pública; conducta pública ejemplar de sus directivos, y realizar servicio a la comunidad por un período mínimo de tres años. La orden lleva el nombre del ilustre panameño Manuel José Hurtado que nació el 1 de diciembre de 1821, estudió en Londres y París donde obtuvo el título de ingeniero civil. A su regreso al Istmo se dedicó por poco tiempo a su profesión, pero su verdadera vocación fue la enseñanza y ejerció “el honroso cargo de maestro de escuela”.

Sus afanes e innovaciones para mejorar la educación lo llevaron a contribuir con recursos propios a sostener escuelas y colegios de la capital. Ocupó los cargos de director de la escuela pública del Estado (1868) y director general de instrucción pública.

Por sus gestiones se crearon los colegios académicos y del Estado, la Escuela Normal de Varones (1872), las escuelas primarias de San Felipe y Santa Ana y la Escuela Normal de Señoritas (1898).

Por la loable labor de Manuel José Hurtado en pro de la educación popular se le ha dado el título de Padre de la Instrucción Pública y se declaró el 1 de diciembre, fecha de su nacimiento, como Día del Maestro Panameño.

La Orden Manuel José Hurtado, creada hace 50 años, rinde honores al educador panameño que carece de estímulos para exaltar su noble misión y esperamos que se establezcan otros reconocimientos, especialmente, para los educadores que laboran en áreas de difícil acceso.

.

<>
Publicado el 28 de noviembre de 2009 en el diario LA PRENSA, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Anuncios