Inseguridad ciudadana

Inseguridad ciudadana

Raúl Quintero Ávila

.

¿Cuál sería el resultado que se espera del aumento salarial a la Policía Nacional (PN)? Antes de entrar en detalles, me presento, soy un ciudadano que desayuna, almuerza y cena con el tema de la inseguridad ciudadana, al punto de que desarrollo una campaña social en Herrera, desde 2008.

He escuchado diferentes opiniones y sugerencias para encontrar una fórmula precisa que nos regrese ese anhelado sosiego a nuestra comunidad.

Y la mejor opinión que he escuchado con respecto al problema, es que el mismo debe atacarse de manera integral y que todos debemos poner un granito de arena.

La complejidad del problema no ha permitido presentar un plan para la solución del mismo. Sin embargo, es necesario prestarle atención a las opiniones para atender la necesidad del mencionado “método integral”.

Volviendo a la pregunta de origen: ¿Cuál sería el resultado que se espera, con exactitud, del aumento salarial a la PN? Probablemente, la respuesta sea crear una institución policial con muchos miembros o también puede ser obtener una reacción policial eficaz.

En el caso de la primera respuesta, soy de la opinión de que la PN con muchos miembros es necesaria, y efectivamente lograrlo puede ser a través de un aumento salarial, pues esta medida tiene la capacidad de mantener la población policial y además de aumentarla. Por lo que la calificaré como: incentivo colectivo.

Pero supongo que la respuesta es que además de la primera, también se espera una reacción policial eficaz; y para lograr esta meta se necesita un sistema que mantenga a la institución motivada, un sistema que desarrolle el orgullo institucional, con beneficios que logren un mejor desempeño.

Características que podrían no ser alcanzadas por el incentivo colectivo, puesto que también estaremos necesitando del incentivo individual. El cual defino como un incentivo basado en un determinado número o categoría de logros alcanzados por acciones extraordinarias.

Ministro de Gobierno y Justicia, José Raúl Mulino, me inclino a sugerir que se considere la implementación de un sistema de incentivo individual en la Policía Nacional, como otro paso firme para avanzar en la gran telaraña que debemos tejer en contra de la delincuencia.

Adicionalmente sugiero que realice un un estudio para mejorar la credibilidad de al institución en la comunidad, y los periodistas pueden contribuir publicando notas de las buenas acciones de héroes en la Policía Nacional.

Me refiero a mejorar: reconocimientos públicos, enmendar las leyes de manera que el policía tenga una mejor protección jurisdiccional, optimizar la capacitación del cuerpo policial, obtención de equipos adecuados, un sistema con reglas claras y justas para los ascensos y ubicaciones regionales.

Volviendo a la realidad actual del alto nivel de inseguridad ciudadana, los panameños hemos adoptado una actitud muy individualista a la hora de encontrarnos con actos criminales que no nos afectan personalmente, motivo por el cual es recomendable un análisis para extender la implementación de un sistema de incentivos individuales a toda la ciudadanía, otorgando adecuadas recompensas a cualquier ciudadano que denuncie a un delincuente, ayude a capturarlo o lo capture él mismo. Siempre y cuando se respeten los parámetros de la ley, por lo que una revisión de las normas penales debe ser necesaria para lograr el propósito mencionado.

Con esta práctica podría crearse un sistema similar al que se aplica en Estados Unidos, para ayudar dentro del proceso de restablecer la ley y el orden.

Este sistema de recompensas en Estados Unidos se originó en las últimas décadas de los años 1800, cuando ex criminales se lanzaban a la caza de criminales más peligrosos que ellos para limpiar su nombre y cobrar un dinero que les permitiese rehacer sus vidas.

En la actualidad, el Gobierno estadounidense no lo deja como un asunto de ex delincuentes contra delincuentes, sino que también ha involucrado en este sistema de recompensas a ciudadanos sin precedentes penales, desarrollando proyectos como el Instituto Americano para el Entrenamiento de Caza Recompensas. Al final les otorga el título de: “Agentes para la Recuperación de Fugitivos”.

Con esta fórmula los criminales podrían tener otra opción para salir de las garras de la delincuencia, pasándose al lado de la justicia. A la vez, se le devuelve el sentido de solidaridad que nos está haciendo mucha falta.

<>

Publicado el 17 de julio de 2009 en el diario La Prensa a quien damos, al igual que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios