¿ Cuál es el rol de Policía?


La población merece unidades que defiendan, de manera efectiva, la honra y bienes-  La opinión del Investigador de FLACSO-PANAMA…

JOSÉ CLEMENTE LASSO 

Mucho se ha hablado sobre las condiciones sociales de las unidades de policía, en el sentido de que constituyen el vínculo con la comunidad y la cara de la institución en el medio social.

Tal es la importancia de este ‘oficio’ que la Constitución de la República de Panamá define la carrera policial como parte del engranaje de los funcionarios con derecho a méritos. También, el mismo documento legal establece la responsabilidad estatal en torno a la creación de una fuerza policial con el objetivo de mantener la seguridad, honra y bienes de los asociados en el país.

Hoy se cuestiona la posibilidad de la realización de estos mandatos constitucionales, con los dobles roles que cumple el policía;  donde en un horario es policía y en otro es taxista o dependiente de algún negocio; y los procesos de selección de este personal no establecen reglamentos que impidan a las unidades explotar una actividad distinta en otro horario.

El Gobierno Nacional, como estrategia para reducir la inseguridad creciente en el país, realizó aumentos significativos en los salarios de las unidades de policía con el fin de elevar su autoestima y mejorar la eficiencia del trabajo de protección a la ciudadanía nacional.

Por otra parte, existen testimonios de la comunidad y múltiples encuestas realizadas en el país que expresan altos niveles de desconfianza en la figura de los policías,  testimonios sobre abusos de autoridad,  prepotencia y usos excesivos de la fuerza en la población.    Estos testimonios parecen repetirse en distintos actores de la comunidad y preocupa su vinculación con la participación ciudadana en la denuncia del delito.

La pregunta que sale a la vista y que preocupa a la comunidad: ¿Es posible que un policía realice correcta y eficientemente su labor en la comunidad ejerciendo dobles roles en la comunidad?    Sabemos que la situación económica y social de estas unidades se ve fuertemente afectada por la inflación en los productos de primera necesidad, haciendo necesaria la utilización de estrategias que permitan un nivel de vida digno, pero también entendemos que la población merece unidades de seguridad que defiendan de manera efectiva, la honra y bienes de todos los que habitan el territorio nacional de manera eficiente, sin conflictos de intereses.

En lo personal creemos que para cumplir a cabalidad esta situación se hace necesario la formación de una fuerza de policía profesional, dedicada a la atención del crimen a tiempo completo,  con la capacidad de generar empatía en la comunidad y con la condición económica necesaria para una vida digna para él y su familia. Este sería el perfil deseado para ejecutar eficientemente el mandato constitucional y generar condiciones de seguridad en la comunidad.


<> Artículo publicado el 5 de octubre  de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos,  lo mismo que a la autora,   todo el crédito que les corresponde.
Anuncios