Un regalo en Navidad

La opinión del Maestro Sastre…….

.

William Donadío

Le envío (al diario) esta nota para compartir una de las cosas buenas que todavía tiene nuestra querida patria.

El día 24 de diciembre, cuando me dirigía a Panamá junto a mi esposa, tuve la desafortunada experiencia de sufrir un reventón de una de las llantas de mi carro, incidente que ocurrió a más o menos a un kilómetro de la salida del Puente sobre el Río Chagres en dirección hacia a la Ciudad de Panamá, en la Autopista Panamá/ Colon “Alberto Motta.

Esta situación causó en mí una desesperación enorme porque eran aproximadamente unos minutos pasados de las 5:00 p.m. y yo sabía que pronto iba a oscurecer. Siendo una persona de 81 años de edad, eso ayudaba a hacerme sentir más temor por mi seguridad. En primera instancia me puse en contacto con uno mis hijos para que me brindara asistencia y cuando estaba esperando su llegada, apareció de repente una camioneta que se estacionó detrás de mi auto, desde donde salieron dos señores para preguntarme sobre mi problema.

Me manifestaron que no me preocupara porque eran una unidad para dar apoyo.

La desesperación que tuve unos minutos antes se volvió alegría y no se imaginan cuanto gusto me ha dado ver que aquí en Panamá todavía hay personas que saben tratar a sus semejantes con cortesía y respeto. Me cambiaron mi rueda, dándome el mejor regalo de que un viejo agradecido pudo recibir en esta Navidad.

<>

Publicado el 14 de enero de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios