Otro plato roto que paga el pueblo

La opinión del Abogado…

Octavio Villalaz Benzadon

Sentado en el sofá de mi casa, viendo un programa de televisión, el mismo es interrumpido por una propaganda pagada por el Municipio de Panamá, la cual trata de justificar el aumento de impuestos municipales a los comerciantes del Distrito.

Si bien es cierto que el Municipio de Panamá tiene la facultad de gravar aquellos impuestos que no son gravados por la Nación, es igual de cierto que la demanda interpuesta ante la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) no tiene ningún sentido, ya que decir que los impuestos municipales se equiparan al derecho que tiene el gobierno central de cobrar el impuesto sobre la renta, sería dejar en la ruina a la urbe capitalina y a todos los municipios de la República.

Si al Municipio le da la gana de gravar a los comerciantes con un 100% adicional sus actividades comerciales, el gobernante municipal tiene la facultad para hacerlo previa aprobación del Consejo Municipal.

Ahora, como nosotros -y hablo por aquellos a los que no perjudica el alza o la baja de los impuestos municipales como contribuyentes, pero sí como consumidores- podemos ver desde nuestra perspectiva lo que está pasando y opinar objetivamente sobre quién tiene la razón.

Entonces, las preguntas que nos hacemos serían: ¿Cuál es el programa social que tiene la Alcaldía de Panamá?, ¿Cuál es su programación para el año 2011 y lo que le queda de gestión al Alcalde Bosco?, ¿Qué ha hecho todo este tiempo sentado en su silla?

La percepción negativa que tiene la mayoría de los ciudadanos sobre el Alcalde, radica principalmente y según él, en el fuego amigo que tanto cacarea y el cual es promovido por un sector económico que tiene vinculación con el poder ejecutivo, razón por la cual su sed de venganza la centró en una reforma del régimen impositivo que arrastra a otros sectores comerciales ajenos a la disputa política. ¿Acaso somos los panameños culpables de estas guerras intestinas? Pues No.

¿Qué derecho tenía el Alcalde de hacer una reforma inconsulta, esgrimiendo el garrote por delante de toda negociación?   Ello solo demuestra la carencia de la inteligencia política que se debe tener para estos casos.

La Alcaldía no es un sitio de poder que otorga facultades plenipotenciarias para adjudicar consultorías a diestra y siniestra, cuyos beneficios en ningún momento impactan en forma directa o indirecta a los ciudadanos.

¿Qué desean al final: servir a la ciudad o a sus propios intereses? Hasta cuando tenemos que soportar los ciudadanos semejante apatía y seguir sintiendo impotencia por cómo se juega con el bolsillo nuestro, que al final del camino, es el que paga todo el desgreño municipal.

<>Artículo publicado el  21  de enero de 2011  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Aprender sin miedo

La opinión del Abogado…

Octavio Villalaz

Panamá ha suscrito innumerables acuerdos y tratados internacionales relacionados a la protección del niño, niña y adolescente. Nuestra legislación nacional contempla normas de protección igualmente con castigos hasta de cárcel sobre aquellas personas, que de una u otra manera le causen al niño o niña, algún tipo de daño desde corporal hasta sicológico, ya sea ocasionado por terceras personas ajenas a su entorno, o por aquellos de que tengan algún grado de autoridad sobre ellos; es decir, sean parientes o miembros del plantel educativo.

A nivel internacional existe una organización sin fines de lucro denominada PLAN, de la cual no me une ninguna vinculación. La misma está dedicada a la protección de los niños y niñas y han lanzado un plan denominado Aprender sin Miedo cuya finalidad es erradicar de las escuelas la violencia escolar.

El estudio realizado por esta ONG se basó principalmente en la gran incidencia de abuso corporal, abuso sexual, negligencia, abuso verbal, emocional y hostigamiento escolar. Esta metodología de trabajo concentrada en estos puntos ha sido acogida en 66 países a nivel mundial incluyendo países de America Latina para implementar estos programas en sus respectivas naciones, partiendo de la premisa de que someter a nuestros jóvenes a un largo tratamiento de hostigamiento psicológico o físico puede llegar inclusive afectar su vida adulta en su entorno personal y profesional.

El daño que se le puede ocasionar a nuestros niños y niñas con la aplicación coercitiva de la educación, humillándolos y ridiculizándolos constantemente frente a sus compañeros de aula, el hostigamiento, las amenazas e indiferencias recibidas por el hecho de no caerle bien a un educador, coaccionarlos con solicitudes degradantes para la obtención de mejores notas, son algunos de los aspectos tocados en dicho estudio.

Para no generalizar, en Panamá no todos los educadores y personal administrativo de nuestras escuelas realizan estas prácticas, serán muy pocos que todavía no se han dado cuenta que cualquier actitud tomada contra un niño, niña o adolescente con el objeto de desmoralizarlo, humillarlo o causarle un daño tiene un castigo penal.

Muchas veces vemos a padres de familia, que encolerizado, buscan la manera más rápida de satisfacer su impotencia tomándose la justicia en sus manos, al apersonarse a los centros educativos para agredir a los educadores, sin tener presente que esa no es la vía y que al final quedan todos perdiendo, ya que al generar violencia con violencia los niños o niñas lo ven como una conducta aceptable de solución de conflictos. Lo lógico es apersonarse ante las autoridades competentes a fin de que sean ellos los que tomen los correctivos sobre estos abusos y que aquellos que son declarados culpables sean sacados del sistema.

Ningún país esta libre de esta problemática, nos corresponde a todos enfrentar de manera directa y trabajar hasta el cansancio para erradicarla de nuestros centros educativos, sean estos públicos o privados.

*
<>Artículo publicado el  20  de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/villalaz-octavio/

Calidad del servicio público

La opinión del Abogado…..

.

Octavio Villalaz

Siempre estaré de acuerdo con las conquistas laborales y específicamente aquellas que protegen a los servidores públicos y sobre todo de aquellos que laboren con honor, lealtad, honestidad, competencia y profesionalismo. Pero esta máxima del Estado ideal a veces no es encontrada por aquellos que de una u otra manera debemos concurrir a realizar trámites en las oficinas públicas.

Muchos tenemos que soportar el carácter especial de algunos servidores públicos y estar atentos del humor con que llegan cotidianamente a sus puestos de trabajo.  Debemos tener poderes sobrenaturales para detectar si estos servidores públicos se despertaron con el pie izquierdo o derecho,  si pelearon con su esposa o esposo, o algún vecino, si ganaron o perdieron en la lotería u otras posibles razones y así estar preparados contra cualquier acto tendiente a recibir una humillación gratuita.

Ahora tienen un nuevo horario de trabajo pero no importa a la hora que entren siempre encontrarás alguno de ellos comiendo su respectiva empanada y su chicha de limón con raspadura.

Tendremos que esperar igualmente a que terminen de leer su periódico y, que no se nos ocurra interrumpirlos ya que podríamos desatar su furia apocalíptica en nuestra contra. En consecuencia, los trámites serán demorados en forma intencional siempre buscando hasta el más mínimo detalle para decir con sonrisa maliciosa y sin quitarle la mirada a la empanada mordida que reposa en su deteriorado escritorio atarugado de papeles, un rotundo “No se puede”. Debemos aclarar que son pocos casos por lo que no estamos generalizando.

Si el gobierno central, descentralizado o autónomo, desea realizar algunas mejoras al servicio público brindado a los contribuyentes tiene que empezar a gestionar seminarios de relaciones públicas tendientes a mejorar la atención hacia las personas que acudimos a las diferentes instituciones.

Además, debe proporcionar todas las herramientas que sean necesarias para que se dé un servicio de primera. No podemos proteger ni amparar, so pretexto de derechos adquiridos, a funcionarios que por estar 10 ó 20 años en un puesto, se consideren indispensables e inamovibles y que a pesar de su experiencia tengan el derecho de tratar a los contribuyentes como si fuéramos a pedir de rodillas algún préstamo bancario.

Mucha culpa de esto la tienen los superiores jerárquicos que, a sabiendas que muchos provienen del sector privado, no hacen nada para arreglar el sistema, ni están pendientes de velar que todos los procedimientos existentes cumplan con los más altos estándares de servicio público.

Su responsabilidad primaria es detectar a los servidores que cumplen con su labor y premiarlos y aquellos que por alguna razón se sientan protegidos por el paternalismo gubernamental, se les haga saber que no hay cabida para holgazanería ni conductas alejadas de la ética que perjudique al sistema.

Todos aquellos que de manera temporal ocupan un alto cargo en el gobierno, deben siempre hacer los cambios necesarios y procurar dejar un sistema prístino con personal de calidad y competencia al frente de las instituciones, a sabiendas que ellos mismos serán beneficiados cuando ya no estén en dichos puestos y estén del otro lado de la calle.

<>

Publicado  el 15 de febrero de 2010 en el Diario El Panamá América, a quien damos, al igual que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Las olvidadas Áreas Revertidas

.
La opinión del Abogado….
.

OCTAVIO  VILLALAZ

Las áreas revertidas, lucha incansable del pueblo panameño en la recuperación de su territorio nacional y soberanía. Mucho costo obtener esa victoria nacionalista. El gobierno nacional con la inversión de millones de balboas realizó estudio para el uso de suelo y a su vez creo la denominada Autoridad de la Región Interoceánica, para que administrara los bienes revertidos y procediera a la venta y concesión de lotes, edificios, etc.En la actualidad, ya por la falta de presupuesto o por la venta y concesión de la mayoría de áreas destinadas a viviendas y desarrollo económico, esta entidad ha quedado reducida a un pequeño despacho con el nombre de “Unidad Administrativa de Bienes Revertidos” (UABR) dentro de las oficinas del Ministerio de Economía y Finanzas en áreas revertidas, haciendo todo lo posible por vender o dar en concesión lo último de sus bienes, y administrando los mismos hasta su venta final.

 

La administración de los bienes conlleva el mantenimiento a las áreas correspondientes a lotes baldíos y edificios en abandono a fin de evitar todo lo posible su deterioro y que los mismos se devalúen.

En Albrook existen otras áreas, como los parques que son mantenidos por una asociación de residente que recolectan voluntariamente una cuota mensual y con esos dineros pagan a trabajadores que cortan la hierba y le dan mantenimiento a los equipos e instalaciones, pero existen también áreas que son responsabilidad de la UABR antigua ARI.

En el Corregimiento de Ancón, en los que respecta a Albrook y Clayton, son territorios geopolíticos con poca población y territorio de las cual la mayoría o es Parque Nacional, terrenos titulados en calidad de propiedad privada y aquellos administrados por la UABR antigua ARI. Es decir, son pocos los lotes baldíos en comparación a los de Tocumen, Juan Díaz , Pedregal y otros más.

Desde hace meses todos los residentes de las áreas revertidas hemos sido testigos del franco deterioro de aquellas propiedades que deben ser mantenidos por el UABR: Cunetas sucias, terrenos baldíos que parecen cañaverales, edificios abandonados usados como cueva por personas del mal vivir. Desde hace mucho tiempo este desgreño sobre la propiedad no lo habíamos sufrido. Las razones serán múltiples, y los funcionarios a cargo ya buscaran en sus carpetas de las excusas todas aquellas pertinentes para justificar el hecho de no hacer su trabajo, y quedar así con una respuesta que satisfaga a sus superiores.

Esperemos que el señor Presidente, como lo hizo en El Chorrillo, se de su vuelta por estas áreas y se percate en el abandono que se encuentra, y tendrá él personalmente con otro ministerio venir al rescate de estas zonas y otras del país, porque el personal designado para estas labores no hace su trabajo. Es una lástima que el señor Presidente con sus múltiples funciones y de gran responsabilidad tenga que sacar de su tiempo para estar pendiente que todos sus subalternos hagan lo que le corresponde, pero al parecer tendrá que ser así.

Con mucha pena observo que estas áreas tan especiales para los panameños se tengan en el abandono por falta de iniciativas de los servidores públicos. Pero si tenemos que reconocer que personas ajenas a toda tendencia política, como lo son residentes debidamente organizados de APROJAL (Asociación de Propietarios de Ciudad Jardín Albrook) se preocupan en mantener los parques limpios, canchas de juegos, siempre dejando saber que son ellos lo que tienen a cargo su limpieza, más no las autoridades, que algunas veces pretender robarse los méritos de otros.

<>
Publicado el 26 de noviembre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Al trabajo sin más dilación

Al trabajo sin más dilación
.
Octavio Villalaz – Abogado
.

Gobiernos van y gobiernos vienen, los que llegan se enfrentan a la cruda realidad que las finanzas públicas no están tan sanas como decían y encuentran un despilfarro de dinero con viajes millonarios, injustificables e improductivos, que sí se utilizaran en debida forma podrían alimentar con 15 centavos de cada dólar a un niño o niña con una taza de comida y con 15 dólares a 10 niños o niñas por una semana, tal y como se desprende de la pagina web del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas. Así que tiremos cuenta: 28.6 millones de dólares gastados en viajes ¿Cuántos niños dejamos de alimentar?

Nos sorprende sobremanera los gastos realizados por un Ex Ministro de Trabajo que viajó a países de África y pregunto: ¿Para qué? Para hacer Safari o visitar las locaciones donde se filmaba el programa de televisión Daktari y su león bizco llamado Clarence. ¡Por Dios¡, no debemos utilizar el gobierno como agencia de viajes turísticas, por lo que debemos procurar que cada viaje costeado se use para el beneficio del pueblo.

Ya se ha visto en los medios de comunicación sobre irregularidades, investigaciones, hallazgos, denuncias y entuertos de otras administraciones, pero nos volvemos a preguntar : ¿Eso es lo qué necesitamos?. Bueno, no hay que descuidar el tema ya que como dice el dicho: “el que la hace la paga”, pero sí tenemos que mirar con luces largas, construir de aquí hacia adelante y no lamentarnos de hechos pasados. Ahora, con esto no quiero decir borrón y cuenta nueva.

Qué ganamos al enervar la sangre al ciudadano diciendo por ejemplo: “El DIMAUD es un desastre”, si lo que queremos es que nos recojan la basura de las calles eficientemente y pensando en beneficio al medio ambiente. Todos esos problemas los deben resolver las autoridades y buscar los mecanismos para hacer más eficientes y hacer uso de sus recursos para el desarrollo de programas para resolver los problemas de manera rápida. Hay que dejar de estar robando cámara, ya que la campaña política pasó y es el momento de trabajar.

Los servidores públicos, desde el más alto nivel, no deben llegar al gobierno solo a ocupar un puesto dejado por aquellos destituidos, o renunciados (renuncia pedida), no deben llegar a los puestos públicos solo a ocupar la silla y esperar que el tiempo pase para cobrar sus quincenas. ¡Pues No ¡. Se debe de cambiar la forma de funcionar del sistema en su totalidad y no digo solo cambiarle el nombre a las instituciones como si con eso solucionara el problema. Debemos ir más profundos. Si capacitan a los servidores públicos en todas las materias, se le otorga seguridad y estabilidad laboral, crear programas en desarrollo de las clases más necesitadas en coordinación con la empresa privada con la creación de una Ley de responsabilidad social, una real y efectiva coordinación entre las instituciones públicas, buena protección al consumidor, contención y transparencia en el gasto público, entre muchas otras.

Tenemos que salir de los marcos tradicionales, darle un “revolcón “, como decía un político criollo, a todo el sistema gubernamental. Eso costará mucho trabajo y a otros les dolerá, ya que no tendrán ganancias inescrupulosas que les proporciona la burocracia institucional, pero al final del camino se tiene que pensar en las mayorías, sin dejar a un lado a los inversionistas serios con ganas de trabajar junto al país y de la mano con su gente.

<>

Publicado el 5 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el credito que les corresponde.

La almohada mágica

.

La almohada mágica
.
Octavio Villalaz B.
– Abogado
.

Todavía no me acabo de asombrar cuando veo a los servidores públicos visitar las cárceles panameñas, percatándose de la falta de higiene y el mal trato humano que puede tener una persona que está detenida por cualquier circunstancia. Nos dejaron ver que, inclusive, un perro domesticado es tratado y alimentando de mejor manera que estos seres humanos que, por una u otra circunstancias, están pagando a la sociedad ese hacinamiento infrahumano, que también fue experimentado por aquellos civilistas en los años ochenta y que ahora ocupan cargos públicos muy importantes dentro del engranaje gubernamental.

Vi al Señor Presidente de la República irrumpir en un terreno ubicado en la Calzada de Amador que supuestamente tenía una concesión estatal, llevando el mensaje claro: “esta vaina se acabó”. El abuso de algunas personas que siempre se han sentido por encima de ley no funciona ahora. Buscarán padrinos, pero nadie los respaldará, ya que el norte es acabar con todo los que sea indicios de corrupción que han llevado al desgate de nuestra sociedad.

Se hacen encuestas sobre si el señor Presidente debe ser más formal o no durante sus reuniones, intervenciones o cualquier otro acto. …¡Caramba señores!, lo conocimos así… y aquellos que votaron por él, así lo conocieron. ¿Por qué cambiarlo ahora? Loco o no, considero que debe darle esa receta a más de cuatro que no funcionan o no funcionaron en su momento. Pero existen defectos.

No sabemos por quiénes está asesorado o si la almohada mágica con la que duerme le dio las respuestas una noche de éstas cuando temblaba en nuestro país. Me tomó por asombro designaciones insistentes de personas aferradas al régimen militar y goriloide. Buenos o malos, creo que cada uno demostró en su momento histórico quien era.

Mas allá de eso, y a sabiendas del repudio generalizado que tuvieron, sólo nos resta esperar que aquellos que nos dieron en la cabeza con el garrote de la tiranía no nos respondan de la misma manera o nos instalen en nuestras residencias sistemas de espionaje bien conocidos por algunos de ellos, y suplico que nos demuestren lo equivocado que pudieron estar entonces.

Simplemente le digo, Sr. Presidente, que puede nombrar al que considere más competente en los puestos de gobierno, inclusive aquellos que no sudaron ninguna camisa en carne propia de su campaña electoral. El tiempo dirá si está equivocado o no, y espero que esas decisiones no sean su peor enemigo más adelante, y no tenga yo que escribir un artículo titulado: “Se lo dije, señor Presidente”.

<>

Publicado el  11 de julio de 2009 en el diario El Panamá América; a quien le damos, al igual que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Un gabinete presidencial en Pacora

Un gabinete presidencial en Pacora
.
Octavio Villalaz – Abogado
.

Pacora es el pueblo olvidado por todos los gobernantes, pero fue seleccionado por el gobierno electo para realizar el primer Consejo de Gabinete y que, por casualidad, se llama Las Garzas, asumo, evocando el palacio presidencial. Nunca vi y no sé si se trasmitían por televisión tan importantes reuniones, pero lo cierto es que el señor presidente Ricardo Martinelli, la pegó… y no sólo él, sino también su equipo de trabajo conformado por los ministros de Estado. Nunca me sentí tan positivo y creo que esta sensación la palpó todo aquel ciudadano que estuvo presente y aquellos que los vimos por televisión.

Optimistas nos debemos sentir al ver a estos servidores públicos de alta jerarquía hacer cumplir las promesas de campaña desde el primer día de trabajo: Las becas estudiantiles, la rebaja de la venta de energía e incentivo de la energía renovable, más seguridad a mejor remuneración para la Policía Nacional, entre otras.

Escuchamos con cautela las expresiones de la Ministra de Educación, donde señalaba el absurdo de comprar con endeudamiento, mochilas escolares a precios exorbitantes e injustificables. Esperamos se realicen las investigaciones de manera acelerada por las autoridades competentes y no entrar en letargos jurídicos, ya que el país no lo necesita. Por mi parte, espero que la funcionaria en mención busque ayuda médica profesional, porque ello no es nada comparado con lo que se encontrará al usar las llaves que le dieron el día de hoy para abrir simbólicamente el despacho.

Nos percatamos que no todo está perdido, que todavía podemos rescatar al país de la burocracia institucionalizada, la corrupción, el salvajismo político y podemos renovar fuerzas para que la sociedad en su conjunto y el Estado salgamos adelante. Las autoridades no pueden actuar como un llanero solitario o un superheroe soñado. Aquí esa fórmula no funciona. Sin nosotros como aliados… no llegamos a ningún lado….

<>

Publicado el 4 de julio de 2009 en el diario el Panama América a quien damos todo el crédito que le corresponde.