Preaviso: ¿Salario adelantado?

La opinión del Abogado y Ex Director General de Trabajo…

Franklin Delgado

wwwpmalawyer.com

Para gran parte de los gerentes, inversionistas y propietarios, la Ley laboral panameña es una cuestión nada clara, muy por el contrario les parece una cuestión de suerte y azar.   Esta lotería, según muchos, se compone de dos elementos trascendentales recurrentes; la astucia del jefe de recursos humanos y/o lo buena gente del empleado.   Créanme que esta percepción, flaco favor le hace a un clima de inversiones que el país necesita.

La Ley laboral debe ser importante para cualquiera que pretenda tener éxito en los negocios en Panamá. No basta con contratar a todo un departamento de recursos humanos, usted debe conocer los principios básicos de la materia, principalmente los que inciden en el ROI y las ganancias.

No hace falta convertirse en un magistrado, sólo que sepa lo necesario, para que realice mejores decisiones que maximicen sus recursos, sin vulnerar la Ley.   De esta forma usted, no caerá en abruptos que dejan muy mal parada a su organización.

Uno de los errores más frecuentes de los gerentes y dueños de negocios, es creer que el preaviso es un mes de adelanto, el cual se debe pagar a un colaborador, a lo hora de su liquidación, sin siquiera trabajarlo.   En realidad, no es así, sí así como lo ha leído. Resulta que esta figura fue instaurada para que el trabajador tenga un tiempo prudencial para preparar su salida de la empresa. En este sentido, éste deberá ser comunicado del cese de funciones con dos quincenas antes a su separación, sin embargo continúa laborando en su misma posición o análoga hasta llegado el día anunciado, en el cual recibirá sus prestaciones.

Usted se preguntará, ¿De dónde viene entonces, la creencia popularmente aceptada? En parte del ego y del temor a la venganza. Así como se escucha, el ego por parte de los empleadores cuando afirman: “No lo quiero ver más en la oficina” o   “Se me va, de inmediato”.   Por otro lado, el temor a la venganza por parte del trabajador, que al mantenerse en la empresa por espacio de un mes más, podría maquilar la más dulce venganza en contra de la empresa, a la cual dedico tanto esfuerzo. Estas dos situaciones podrían darse, si este es el caso, sin lugar a dudas, el preaviso deberá pagarse integro por adelantado, más debemos convertir esta situación en la regla dado que no es más que una excepción.

Conociendo un poco más del tema, profundice en su Código de Trabajo y tome las mejores decisiones a fin de no malgastar recursos de su organización, que la Ley no le ha ordenado a pagar por adelantado.

 

<>Artículo publicado el  3 de febrero  de 2011  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

El mejor arte marcial

*

La opinión del Abogado y Promotor de Artes Marciales Mixtas…

Franklin Delgado

Desde que los pueblos de oriente comenzaron a relacionarse entre sí; la comparación entre sus artes marciales se hizo presente. Siglos después, la adopción por parte de occidente de estas artes de defensa, sólo acrecentó la mencionada comparación. Dada esta evolución y enriquecimiento, después de más de cinco mil años, la pregunta persiste; ¿Cuál es el mejor arte marcial? 

Hoy en día, los estilos marciales se han multiplicado, evolucionado y proliferado como los pueblos del mundo. Cada uno con toques únicos e individuales, pero sin duda, con influencia recíproca entre ellos. Para determinar la mejor técnica, la comparación no podrá realizarse desde el estudio de los elementos como; disciplina, acondicionamiento físico, la fuerza; dado que la mayoría de los estilos existentes resultan altamente positivos. Sin embargo, en cuanto a la eficiencia de la técnica en situaciones reales, podríamos tener un mejor termómetro.

Sólo hace una veintena de años, las competencias entre diferentes estilos marciales, pasaron de la teoría y de casos aislados a la realidad. Fue cuando verdaderos guerreros modernos, llevaron sus conocimientos marciales, habilidades y capacidades al máximo, en coliseos romanos contemporáneos. En la actualidad, con reglas que protegen a los atletas, es posible apreciar un laboratorio marcial en la vida real, a través de lo que han denominado: Las Artes Marciales Mixtas.

Disciplinas como el Muay Thai, Karate, Boxeo, Taekwondo, Jiu Jitsu, Lucha Grecorromana y otras, han sobresalido a través de verdaderos gladiadores en competencias internacionales de MMA (siglas en inglés para artes marciales mixtas). Por tanto, sin perder de vista las condiciones y habilidades de cada competidor, es lo más cercano para apreciar y comparar los diferentes artes marciales. Al analizar a los campeones y más exitosos del MMA, podemos concluir que en la mayoría de los casos, éstos han combinado diferentes estilos y técnicas, dependiendo de las necesidades del combate. Por tanto no hay un mejor arte marcial, sino un mejor aprendiz de varios artes y estilos de combate. Afortunadamente, estos laboratorios reales ya han llegado a nuestras latitudes, en donde fanáticos y entusiastas de las artes marciales pueden apreciar espectáculos que no tienen nada que envidiar a las vegas nevada, tal fue el caso de la franquicia “War of Wars”, en la cual gladiadores de diferentes disciplinas y países demostraron lo más granado de sus conocimientos. http://www.colosseum.com

*
<>Artículo publicado el 27 de octubre de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/delgado-franklin/

Cambios Constitucionales: pasado, presente y futuro

La opinión del Abogado…

Franklin Delgado

En días pasados, para mi sorpresa, un medio periodístico, recordó que hace 70 años, el Dr. Arnulfo Arias Madrid, presentaba a la consideración de la Asamblea Nacional de ese entonces, el proyecto de reformas integrales a la Constitución.   Desde ese entonces nuestra carta magna ha sufrido un sin número de reformas, con altos grados de ideologías y fines disímiles, que van desde gobiernos liberales hasta necesidades muy propias de dictaduras de centro izquierda, aunque ahora nadie quiere etiquetarse por temor a perder votos en los próximos comicios. 

Ahora bien, considerando que la Constitución es el punto de partida de las relaciones entre gobierno y gobernados, así como la contención de todos los derechos y deberes de los ciudadanos, debemos sopesar que la misma ha sido reformada más de 8 veces.   Podría ser esta la causa de muchos de los errores y horrores cometidos tanto por particulares como por servidores públicos.    Y es que, tenemos un texto constitucional con espíritus diferentes, dependiendo qué parte se esté leyendo.    Estamos hablando de semejante complicación; guardando proporciones, imagínense que estuviéramos ante un contrato de alquiler con 8 adendas diferentes, en el cual empezamos alquilando una simple casita, pero ahora es una galera con opción a compra venta y una hipoteca para la terraza. Definitivamente sería un desorden total y ni hablar del espíritu del contrato.

Algunos miran con cautela una nueva Constitución, por el camino democrático que deberá tomar la misma, al escoger a los redactores de la misma, los cuales deberán ser la representación de todos los ciudadanos, en donde podrán ser electos algunas personas con ideologías contrarias al capitalismo de nuestra historia republicana. Sin embargo, este temor que conlleva a la omisión en estos cambios, sólo otorga más fuerza a estas tendencias, que luego hacen uso de los procesos democráticos para tomarse el poder y perpetuarse en él, que a mi criterio sería aún peor.

Considero entonces que, si queremos un país de primer mundo, debemos comenzar por lo esencial, una nueva Constitución que responda a todas las necesidades políticas económicas, sociales, ambientales y culturales de nuestra patria.   Un país que genere riqueza para todos sus ciudadanos, en donde exista una verdadera justicia y los poderes del Estado sean verdaderos contrapesos para evitar gobiernos tiranos.

<> Este artículo se publicó el 22  de octubre de 2010  en el diario El Panamá América, a quienes damos,  lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.
Mas artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/delgado-franklin/

“Una pequeña cirugía; nada del otro mundo”

La opinión del Abogado…..

.

Franklin Delgado

En estos últimos tiempos, los avances científicos y médicos han sido verdaderamente asombrosos; desde la prevención y cura de enfermedades, hasta extender nuestra expectativa de vida. A este mismo ritmo, la medicina convencional ha catapultado a la cosmética y esta última pasó de simples inyecciones de botox, a procedimientos quirúrgicos dignos de cualquier libro de ciencia ficción.   La demanda de estos servicios, es alimentada por la sociedad occidental hedonista, que aprisiona nuestra razón y nos hace verlo como sencillo, rutinario e incluso necesario.

Las intervenciones cosméticas, deben verse con la seriedad que ameritan, pues no son simples retoques y en algunos casos contemplan grados de dificultad tan complejos y riesgosos para la vida del paciente. Peligros y riesgos, que algunos médicos cirujanos sin experiencia, pasan por alto o en el peor de los escenarios, no comunican los posibles riesgos reales de tales procedimientos.

Siendo mesurados en nuestro criterio, no podemos dejar de lado que reconocemos que nuestro país ha sido bendecido con muchos doctores de reconocida trayectoria nacional e internacional. Empero, últimamente, nuestro pequeño istmo ha sufrido una demanda desmedida de la perfección física, lo que ha podido socavar los más altos niveles de vocación de algunos galenos, al contraponer los principios del capitalismo, al juramento hipocrático.

En los últimos años, han aumentado alarmantemente los casos de complicaciones post-operatorias de procedimientos cosméticos. Sólo basta preguntar a alguien a su alrededor y encontrarán, la hermana de alguien, la hija de aquel, la esposa de este.

Es cierto que podría deberse a una simple curva dado el incremento de intervenciones de este tipo. Pero si a eso vamos, en el mundo de las probabilidades, también podría deberse a la falta de control y fiscalización por parte de las autoridades gubernamentales, de las más simples y básicas normas de salubridad. Recuerden que hasta hace poco, en cualquier spa, te inyectaban aceites aduciendo que era meso-terapia.

Las autoridades deben prestar más atención a esta vertiginosa curva. La primera línea de defensa, deberá comenzar en la determinación de esos buenos doctores, que se esfuerzan en las salas de cuidados intensivos, tratando de salvar las metidas de pata de otros no tan buenos. Esto es un asunto que va más allá de las supuestas lealtades al oficio, pues el abuso de algunos de sus colegas podría tocarlos algún día.

Mientras esto ocurre, a nosotros, pacientes y clientes sólo queda por hacer, la aplicación de todas las herramientas para identificar el procedimiento al cual nos someteremos, las credenciales del médico, segundas opiniones, rehuir atajos baratos y por último, pero no menos importante, encomendarnos a nuestro Dios.

Para nuestra amiga, que Dios te bendiga y te dé vida eterna.

<>

Este artículo se publicó el  28  de mayo de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Defectos y proyectos imaginarios

La opinión de…..

cccc

Franklin Delgado

La proliferación en Panamá de los proyectos de construcción ha sido un hecho sorprendente para propios y extraños. Consecuentemente, en este lustro nacieron un sinfín de promotores, los cuales no son necesariamente los constructores, sino más bien inversionistas del ramo inmobiliario. Así las cosas, la avalancha de permisos de construcción y de ocupación no se hizo esperar y las autoridades gubernamentales y municipales tuvieron la gran responsabilidad de evacuar, analizar y aprobar miles de proyectos. Lo anterior, sin tener el personal y los medios para supervisar los miles de proyectos existentes.

Hoy día están saliendo las brujas, los duendes y demás seres de ultratumba, los defectos de construcción y los incumplimientos en proyectos de algunos promotores desleales y sin escrúpulos. Y en esto, aclaro que son algunos, pues afortunadamente todavía están los que mantienen la ética y los valores en sus negociaciones y acuerdos.

Antes era admisible que las construcciones tuviesen pequeñas correcciones, como una puerta de madera con los tornillos desgastados, que los promotores de trayectoria, resolvían al llamado casi de inmediato. Pero ahora, tenemos desde apartamentos con filtraciones inimaginables hasta otros que ni siquiera empiezan y mucho menos terminan en las fechas pactadas. El escenario se torna más lúgubre y la frustración envuelve a los compradores, cuando dirigen sus quejas y reclamaciones a las autoridades de justicia, por el tiempo que toman y los pantanos legales que pueden afectar el proceso.

En la práctica, los promotores suelen ser diferentes a los constructores, por lo que la responsabilidad es una verdadera papa caliente, que no parece terminar nunca. Estas pesadillas pueden tocarle a nacionales y extranjeros sin importar sexo, raza, credo o conexiones, simplemente sucede. Mientras los apartamentos se caen a pedazos, parece que el problema es sólo del propietario, pues nadie parece entender la gravedad del asunto.

Al observar esta situación, algunos buenos constructores señalan que ciertos promotores de la generación del boom inmobiliario muchas veces sobreponen la rentabilidad del proyecto a la calidad y hasta la seguridad del mismo. En este mismo sentido, las autoridades no cuentan con la capacidad necesaria para fiscalizarlos a todos y ahí sobrevienen los abusos al sistema.

Aunado a esto, tenemos el otro fenómeno de los proyectos de playa desinflados, los cuales simplemente no van y lo peor es que mantienen a los compradores, mareados por no decir engañados, con futuros inversionistas o financiamiento que nunca llega. Cuando los incautos compradores empiezan gestiones para solicitar el incumplimiento de contratos, los promotores se encuentran blindados con cuanta herramienta legal existe en el planeta.

Frente a todos estos elementos, tenemos que cobra suma importancia no sólo conocer a los constructores de un proyecto sino también tener certeza sobre el grupo que está detrás del proyecto, pues estos serán los que, en resumidas cuentas, tendrán el control sobre la ejecución, desarrollo, finalización y garantía del mismo. De ahí que la experiencia, el buen nombre, fortaleza económica y honorabilidad son requisitos indispensables para una buena selección.

<>

Este artículo se publicó el 20 de mayo de 2010 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

¿Qué pasa con los casos de corrupción? ¡Nada!

.
La opinión del Abogado…..
.

Franklin Delgado

Al inicio de un nuevo gobierno, se publicita el hallazgo de contratos amañados, obras inconclusas, pagos abultados y demás actos que enturbian la administración pública. Estas conmociones en el pasado, casi siempre terminaban en el cajón del olvido y de la impunidad.

El Gobierno del Cambio, ha dicho enfáticamente que esto no sucederá esta vez y que “Se Acabó el Relajo”.   ¿Las leyes vigentes podrán acompañar al nuevo mandatario a que se haga justicia, de una vez por todas?   ¿El Ministerio Público tiene todas las herramientas para realizar todas estas pesquisas?

En efecto, los actos contra la Administración Pública, causan malestar en la comunidad, ya que afectando la hacienda pública, se comete un acto malvado, el más abominable de todos, privando a todo un pueblo, de tener mejores condiciones de vida.

En este sentido, nuestra normas legales, contienen los elementos necesarios y suficientes para que las investigaciones criminales, se lleven a cabo con la diligencia debida, a fin de procurar condenas ejemplarizantes. Y es que, a pesar que muchos condenan estas investigaciones, denominándolas cacerías de brujas para contentar a la plebe, lejos de esto, e l pueblo necesita sentirse confiado, que sus impuestos serán bien custodiados y justamente invertidos para el provecho de las mayorías.

La ciudadanía ha mostrado su complacencia con la actuación del ministerio público, sobre todos aquellos actos de presunto peculado o corrupción.   La percepción podría traducirse en; por fin los peces gordos están cayendo al sartén. Parece que el mal ejemplo de la impunidad, se está poniendo en cintura.

Sin embargo, para que el trabajo sea completo, los actos delictuosos deberán perseguirse, no importa si el personaje es de oposición o de gobierno. La citada investigación, deberá contener todas las garantías constitucionales requeridas y las pruebas deben ser contundentes, sin lugar para la duda razonable.   De nada sirve, difundir que se está investigando un caso de alto perfil, si al final, por deficiencias en la forma y el fondo, la misma se archiva por inconsistencias técnicas.

Los nuevos funcionarios, deben estar conscientes, que el cargo que ocupan, además que un honor, es una responsabilidad que exige seriedad, honestidad, probidad y sacrificio. Si no están dispuestos, mejor será que se retiren con dignidad, ya que la negligencia de sus acciones u omisiones, podría acarrearles responsabilidades incluso en la esfera penal.

Por último, las autoridades del ministerio público y órgano judicial, deberán ser autocríticas y procurar que el exiguo recurso que poseen, no sea óbice para hacerle justicia a todo un pueblo. De igual forma, como órgano independiente, no deben plegarse a los vaivenes de la política, ni a las venganzas personales.

<>

Publicado en 24 de diciembre de 2009 en el diario El Panamá América a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

El blanqueo, un delito de moda

.

La opinión de….

.

Franklin Delgado

Hasta hace algunos días, para la mayoría de la población, con excepción de juristas y otros estudiosos, el término de blanqueo de capitales resultaba novedoso y hasta surrealista.

Nadie hablaba del tema y la mayoría de los que conocían algo al respecto lo vinculaban exclusivamente a asuntos de narcotráfico. De pronto, las primeras planas de los medios de comunicación escritos, radiales y televisivos reportan casos de alto perfil, nunca antes difundidos y mucho menos investigados por la justicia panameña.

Pero, al leer las noticias, la confusión empieza a florecer, pues en la mayoría de las investigaciones difundidas, el ejercicio de cargos públicos es un elemento presente en los investigados. Por tanto, ¿qué tiene que ver el blanqueo de capitales con los funcionarios públicos y sus actos?

La pregunta no es para nada necia y merece una explicación, pues el delito de blanqueo de capitales, hoy en día, no solamente está relacionado con el narcotráfico, abarca diferentes conductas y más vale tener una idea de estas y como buenos ciudadanos no infringir la ley.

El capítulo cuarto de nuestro Código Penal se dedica a esta figura de manera amplia. Señala la ley que la conducta criminal se realiza cuando una persona, directa o indirectamente, con los medios razonables pueda prever que los fondos o valores con que realice una infinidad de acciones, desde recibir en pago hasta invertir, sean producto de actos delictuosos, que van desde narcotráfico hasta corrupción de funcionarios públicos.

Si bien es cierto esta descripción de la acción delictuosa, pareciese confusa, incluso para los propios juristas, al analizarla en detalle, podemos observar que para su mejor comprensión, podemos descomponerla en cuatro partes importantes e indisolubles:

La primera, que la persona directa o indirectamente realice dichos actos por su propia cuenta o a través de interpuestas personas.

La segunda, que la persona tenga la posibilidad, a través de los medios razonables, de prever que los fondos provienen de un hecho delictuoso.   Sin embargo, ¿cuáles serían esos medios razonables? La citada razonabilidad de los medios será interpretada por el Ministerio Público y decidida por los jueces correspondientes durante el proceso.

La tercera, que estos fondos sean destinados a cualesquiera de las actividades mencionadas en el Código Penal, las cuales, vale destacar, son realmente abarcadoras y extensas.

Por último, los citados fondos deberán ser producto de un hecho delictuoso, dictaminado por una autoridad penal competente, es decir jueces penales.

Conociendo estos elementos de forma sencilla, podremos comprender que el delito de blanqueo de capitales no se limita a temas de narcotráfico, y que, por si fuera poco, ostenta elementos de interpretación subjetiva, adjudicada a los fiscales que levantan la investigación.

Por otra parte, compete a la sana crítica de los jueces el análisis de los actos presumidos como delitos.

.

<>

Publicado en 27 de diciembre de 2009 en el diario La Prensa a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.