¿Qué son los valores y a dónde vamos sin ellos?

 

La opinión del Ingeniero y Miembro del Club Rotario….

 

FRANKLIN  WARD

La palabra valor tiene tantos significados que parece hemos olvidado su importancia. El valor, definido como el grado de utilidad o aptitud de las cosas, para satisfacer las necesidades o proporcionar bienestar o deleite, parece ser una definición bastante amplia. Pero valor, puede referirse a la subsistencia y firmeza de algún acto o el rédito, fruto o producto de una haciendo, estado o empleo, por ejemplo.

Luego, existen diferentes valores, según sea lo que precisemos. En matemáticas, el valor absoluto viene siendo el valor de un número sin tener en cuenta su signo. En economía, el valor nominal sería la cantidad por la que se emite una acción, una obligación y otros documentos mercantiles, por ejemplo. Al que me quiero referir es al valor cívico, es decir, a la entereza de ánimo para cumplir los deberes de la ciudadanía, sin arrendarse por amenazas, peligros ni vejámenes.

Muy bien la definición, pero qué son los valores cívicos y, en buen panameño, ¿para qué sirven? Los valores cívicos son el conjunto de acciones que orientan y regulan la conducta de las personas en su relación con los demás y el gobierno. Entre éstos se encuentran: la participación, la pluralidad, la libertad, la igualdad, el diálogo, la tolerancia y la legalidad.

Todos podemos participar con nuestras ideas, opiniones y acciones a favor de nuestra comunidad y aportando propuestas de solución. Panamá se conforma de ciudadanos con diferentes maneras de pensar, orígenes, intereses, etcétera y esto debe enriquecer nuestra vida en comunidad.

La libertad, desde aquella Revolución Francesa, es un derecho propio del individuo para pensar, expresarse y participar sin dañar a los demás y sin que restrinja la libertad de otras personas.

La igualdad permite dar un mismo trato a los miembros de nuestra sociedad con los mismos deberes y derechos.

El diálogo que nos brinda la vía para compartir e intercambiar nuestras opiniones de manera pacífica y ordenada en la búsqueda de soluciones a los problemas comunes.

La tolerancia que se da cuando respetamos las diferentes actividades, opiniones y prácticas de los demás, aunque sean distintas a las nuestras. Las autoridades y los ciudadanos deben sujetar sus acciones a las leyes creadas por la propia sociedad.

No imagino la posibilidad de vivir en sociedad sin estos elementos; sin embargo, es evidente que debemos orientar, inculcar, practicar, motivar, enseñar, para que como sociedad podamos preservar los valores cívicos como parte fundamental de lo que debe significar ser panameño.

Entonces, incluyámosla en la educación de hoy para tener la posibilidad de cambiar el mañana; aceptemos que la participación es algo fundamental y ejerzámosla. Sin la participación, mediante los diferentes vehículos que existen, nos quedamos sin aportes significativos de los propios panameños para nuestro Panamá.

*

<> Este artículo se publicó el 18 de noviembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios