La importancia de las compras públicas en el desarrollo nacional

La opinión del Abogado, Mediador,  Consultor…

Jorge Aguirre Leason 

jaguirrel2000@yahoo.com
Nuestro país y en especial todos sus gobernantes necesitan comprender que una de las estrategias para el siglo XXI es elevar la posición competitiva del estado ante el resto de las naciones y mejorar la calidad de los servicios del gobierno c omo instrumento promotor del desarrollo nacional.

Las normativas jurídicas vigentes referentes a contrataciones públicas promueven la transparencia y él apoyo de procesos más eficientes que permiten la utilización de las facilidades de la tecnología y la gestión eficaz de compras publicas a través de Internet.

La coordinación con la Contraloría General de la República permite implementar la modernización de los procesos del Estado que tienen que ver con las finanzas gubernamentales, fortaleciendo los procesos de fiscalización y auditoria, con control y ejecución de las políticas de reducción de gastos.

Es de vital importancia continuar avanzando para que el proceso de compras públicas sea eficaz, eficiente, transparente y tecnológicamente accesible para todos los usuarios, promover que los funcionarios de la administración gubernamental, involucrados en los procesos de compras, realicen los procedimientos de compras y desarrollen licitaciones con apego a la Ley 22 de 2006 de contrataciones públicas y su correcta aplicación en la adquisición de bienes y servicios en beneficio del Estado.

La finalidad de garantizar que las entidades obtengan bienes, servicios y obras de la calidad requerida, en forma oportuna y a precios o costos adecuados establece las consecuencias significativas para el desarrollo nacional, fortalece al sector privado, articula la creación de nuevos puestos de trabajo y puede asimismo constituir un importante instrumento de mejor distribución de riquezas.

Las contrataciones públicas transparentes y eficientes tienen impacto en las condiciones de gobierno de los Estados y en la percepción que los ciudadanos tienen sobre su régimen de gobierno. La contratación pública no agota su finalidad en facilitar las transacciones.

Un proceso de contratación correcto contribuye a una sana competencia y concurrencia en el mercado, estimula la iniciativa privada y fomenta el desarrollo económico con equidad empresarial. A contrario sensu, una adjudicación amañada o una realización insatisfactoria, sin el cumplimiento de los requisitos establecidos en cada operación, atentan contra la competitividad y contra la igualdad de oportunidades, en la medida en que unos cuantos privilegiados se favorecen en perjuicio de innumerables oferentes de buena fe.

La contratación pública es un vehículo para generar confianza, transparencia y seguridad jurídica, ahorro en el gasto interno del estado, reducción de costos de transacción y creación de capital social; o, por el contrario, puede propiciar corrupción e ineficiencia, es decir, pérdida de legitimidad de las instituciones y, por tanto, desprestigio del Estado.

 

 

<>Artículo publicado el 31  de diciembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Salud ocupacional: gasto innecesario o inversión productiva

La opinión del Abogado , Mediador, Consultor….

 

JORGE AGUIRRE LEASON 
jaguirrel2000@yahoo.com

La Resolución Nº 41, 039-2009 J. D., por la cual la Junta Directiva de la Caja de Seguro Social, en uso de sus facultades legales, y en especial las que le confiere la Ley #51 de 27 de diciembre de 2005, modifica el artículo #69 del Decreto de Gabinete #68 de 1970 que le asigna a la CSS la competencia de regular la materia de prevención de los Riesgos Profesionales y de la seguridad e higiene en el trabajo, así como la fijación del monto de las multas que correspondan por el incumplimiento de dichas normas.

La precitada resolución en su contenido define y especifica que la Salud Ocupacional es la disciplina de las Ciencias de la Salud que tiene como finalidad promover y mantener el más alto grado de bienestar físico, mental y social de los trabajadores en todas las profesiones, evitar el desmejoramiento de la salud causado por las condiciones de trabajo, protegerlo en sus ocupaciones de los riesgos resultantes de los agentes nocivos, ubicar y mantener a los trabajadores de manera adecuada a sus aptitudes fisiológicas y psicológicas y en suma, adaptar el trabajo al hombre y cada hombre a su trabajo.

A nivel internacional, la OIT desea promover la seguridad y la salud en el trabajo en todo el mundo y reafirmar la importancia del diálogo social y de una cultura de prevención en materia de seguridad y salud satisfactoria para abordar retos presentes, además establece que se hace necesaria la implementación de una cultura nacional de prevención en materia de seguridad y salud en el trabajo que: ‘implique el respeto del derecho a gozar de un medio ambiente de trabajo seguro y saludable a todos los niveles; la participación activa de los gobiernos, los empleadores y los trabajadores, para asegurar un medio ambiente de trabajo seguro y saludable, a través de un sistema de derechos, responsabilidades y deberes definidos; y la atribución de la máxima prioridad al principio de la prevención’.

La Resolución Nº 41, 039-2009 en este momento está suspendida y en proceso de consultas en diversos niveles, situación que no permite poner en ejecución y practica los planes de seguridad necesarios, que permitan ratificar y concluir que la salud ocupacional no es un gasto innecesario, sino una inversión productiva con retorno de ganancias para la empresa.

 

 

*

<> Este artículo se publicó 5  de diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Educación: Cambio para un mejor futuro

La opinión del Abogado-Mediador….

Jorge Aguirre Leason

.

Educación: Cambio para un mejor futuro

.

Nos sentimos defraudados.   El ministerio de Educación y los educadores panameños tienen un constante enfrentamiento donde el único perdedor son los hijos del pueblo panameño. Paros, marchas, disturbios, peticiones de aumento salarial son el constante devenir de estos dos grupos que han detenido el reloj en la década de los setenta.

Los líderes de los maestros y profesores han traicionado a sus grandes precursores, educadores profesionales que sentían que su labor era para avances y no retrocesos. Los ministros de Educación solo son figuras decorativas en un juego de secuestro de las mentes de nuestros jóvenes.

Mientras tanto los padres de familia que pagan impuestos con los cuales se les pagan los salarios a estos dos sectores no tienen ni voz ni voto en el conflicto planteado.

No soy partidario de la privatización pero si lo único que funciona en el sistema educativo son las escuelas y universidades privadas entonces demos los pasos iniciales y que nuestros hijos estudien en estas escuelas bajo licitación pública donde cada empresario panameño que pueda edificar la infraestructura conveniente para dictar clases se le pague por ello a través del estado panameño.

No puede existir una educación para ricos y otra educación para pobres, sino una igual con calidad, equidad y de acceso a todos, enfrentando los nuevos procesos sociales, que el Gobierno entienda que la educación es un servicio público, es un derecho de todos los panameños y se necesita un cambio en el financiamiento, en la administración del sistema, en el marco curricular; en el uso de la tecnología como herramienta auxiliar de enseñanza, todo dirigido a derrotar la ignorancia para una mejor calidad de vida y de movilidad social.

Los gobiernos deben reconocer que la educación es un proceso para toda la vida, el mundo será conquistado por aquellos que saben aprender de todo y de todos, en este momento el educador planea para toda la clase, las individualidades se pierden en el grupo, el futuro anticipa el tránsito del diseño de procesos generales e impersonales de enseñanza a procesos flexibles, individuales y personales.

Se debe buscar la identidad, nuestra vinculación al pasado, de retomar valores, costumbres y tradiciones que han dado significado a la sociedad en el transcurso de los tiempos.

Nuestra cultura educativa nos impone la tendencia de estudiar para convertirnos en asalariados.   Miles de jóvenes al cumplir su ciclo tratan de ingresar a un mercado laboral distorsionado de alto desempleo y bajos salarios.   Nadie les explica que también pueden convertir sus conocimientos o habilidades en fuente de riqueza y multiplicador de empleos.

.

<>
Publicado el 22 de octubre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Estéticas: peligros y consecuencias jurídicas

La opinión del Abogado…..

JORGE AGUIRRE L.
.

Estéticas: peligros y consecuencias jurídicas


Investigaciones y estudios efectuados por diversos centros especializados de Europa y EE.UU nos reafirman la importancia de regular los centros de estética.   En Panamá vivimos en una cultura de vanidad, según la cual la apariencia física es importante para lograr nuestras metas laborales o personales y en su afán por perder peso fácilmente o mejorar el físico los panameños se someten a intervenciones realizadas regularmente por personas no idóneas.

Entre las intervenciones más solicitadas está la conocida mesoterapia, famosa por lograr desaparecer grasa sin ejercicio físico ni dietas, además de los aumentos de mamas, nariz, párpados, las liposucciones, los tratamientos anticelulíticos, dermoabrasión, gimnasia pasiva, ultrasonido, fotodepilación médica, el láser vascular, relleno de arrugas, inyecciones de toxina botulínica (botox), uso de productos químicos para la piel y dietas de adelgazamiento.

La Asociación Panameña de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva advierte que todas las cirugías, por más que sean cosméticas, conllevan complicaciones generales como cualquier intervención quirúrgica. Es importante para realizar estas cirugías un examen de sangre, que permita garantizar la salud, como en el caso de la liposucción.   Si una paciente tiene más de 45 años, se debe exigir un electrocardiograma.

El problema de pseudocirujanos, que vienen de otros países y hacen operaciones sin permisos en todo tipo de locales, desde salones de belleza, centros de estética, hoteles, gimnasios, hasta casas particulares es de suma importancia. Algunos de estos personajes son improvisados carniceros, sin dirección ni generales conocidas, informaciones necesarias para los posteriores reclamos o denuncias.

Cualquier intervención estética es un contrato de resultados esperados, por lo que siempre se debe quedar mejor que antes. De realizarla solicite por escrito los resultados que se obtendrán con la operación, pida fotografías del antes y del después.

Utilice el tiempo necesario en elegir quién le operará. Infórmese de la experiencia del personal que lo va a atender, pida referencias a las asociaciones profesionales, a su médico de cabecera y otros doctores. Las equivocaciones en sus actuaciones son difíciles de corregir posteriormente.

Las denuncias sobre malas prácticas deben hacerse ante el Ministerio Público, donde se investigara si fue por negligencia médica o delito culposo.   Según la Ley 4 del 23 de enero de 1956, por la cual se crea una Comisión Técnica, que reglamenta los servicios del cosmetólogo, ellos solo tienen la potestad de mejorar el aspecto físico de la piel con tratamientos que no sean invasivos, al igual que los fisioterapeutas, regulados en la Ley 47 del 22 de noviembre de 1984.

.

<>
Publicado el 19 de octubre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá,
a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.