No puede haber desarrollo económico, sin libertad de expresión

La opinión del Profesor…

Eric  Aragón


El señor Guido Rodríguez, presidente del Forum de Periodistas, hizo una serie de señalamientos sobre la libertad de prensa, a raíz de la condena de los periodistas Sabrina Bacal y Justino González, que merecen que toda la sociedad panameña, le prestemos mucha atención. Véase la edición digital del diario Panamá América del día miércoles 6 de octubre del presente año. Estas declaraciones se dan a través de una conferencia de prensa, en la misma fecha del diario citado, en la cual estuvieron presentes otros periodistas y profesionales connotados. 

El Licenciado Rodríguez, se refirió al hecho de que el Gobierno está por un lado haciendo todos los esfuerzos a nivel internacional para lograr una mejor evaluación en el ámbito económico y financiero, de modo que nuestro país sea recomendado como un lugar adecuado para las inversiones y negocios a nivel mundial. Y esto es precisamente, la labor fundamental de estos organismos, como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que velan por el cumplimiento de todas aquellas recomendaciones que se hacen a los países, para garantizar un país seguro para las inversiones extranjeras y para recibir apoyo en todos los aspectos de las naciones industrializadas, como las de Europa y de nuestro mayor y más importante socio y ejemplo de democracia y libertad de prensa, los Estados Unidos de América.

De la calificación que obtenga el país dependerá que se firmen muchos acuerdos y tratados necesarios, para los países en vías de desarrollo como nuestro país Panamá, que tanto apoyo requiere. Daba a entender con sus palabras muy atinadas, el señor Guido, que por otro lado el Gobierno estaba perjudicando su excelente labor con las últimas actuaciones, de minimizar los grandes avances en materia de libertad de expresión. Por cierto, muy bien explicado por el Presidente del Forum de Periodistas, en el programa del día martes, en horas de la noche, Debate Abierto, de Canal 4.

Permítame señor Guido manifestarle que en nada se equivocó.   El Gobierno con excelentes economistas y empresarios, debe hacer un alto para reflexionar mesuradamente en torno a este problema, que de seguro, si no hacemos nada, estaremos llevando al país a un enfrentamiento entre dos bandos: el Gobierno y la sociedad panameña. Porque es un asunto que nos compete a todos.   Por ejemplo, en estos momentos me toca dictar unos cursos a una gran cantidad de jóvenes estudiantes, que se preparan como técnicos superiores, en áreas en que, en los últimos años, han alcanzado un gran desarrollo en nuestro país Panamá y que todo apunta que aún seguirán creciendo: tales como, el sector turismo, financiero y de recursos humanos. Les explico -a los alumnos- el valor de la competitividad a nivel local e internacional; la importancia de mirar el recurso humano, como un activo fundamental, para que las organizaciones logren sus metas y calidad en los servicios; y de la responsabilidad que le toca a los Gobiernos de crear un país propicio y seguro para que todo lo anterior se dé.

Y todo empieza con el respeto a las libertades básicas de los individuos, como la libertad de opinión. Y es que precisamente en el juego de ideas y críticas, tanto las organizaciones, como los Gobiernos pueden corregir sus errores y mejorar su futuro.

Por otro lado, cuando sometemos al país a este retroceso, todos perdemos. Ya que es aquí donde aquellos individuos y grupos frustrados y extremistas, saben capitalizar la situación para sacar provecho. Tal como ha ocurrido en algunos países vecinos. Y cuyos gobiernos lo primero que han pretendido es acabar con los medios de comunicación y con todo indicio de libre expresión, llevando a la sociedad al mayor oscurantismo y violencia… ¿Queremos esto para nuestro bello país?

Todo lo que Panamá a nivel internacional ha conseguido, lo puede perder. Hoy día los canales de comunicación se han sofisticado tanto, que es casi imposible detener el flujo de información, que viaja a la velocidad de la luz; de manera tal, que los ataques a la libertad de las personas, de los medios de comunicación y expresión, simplemente, porque a alguien no le gusta que lo pongan en evidencia, corre -la información- por todos los países desarrollados y organismos internacionales, que al final volverán a calificar al país desfavorablemente y todo los esfuerzos hechos quedarán en nada.

“Jamás podrá haber desarrollo y crecimiento económico, sin libertad de expresión y de prensa”.

<> Artículo publicado el 9 de octubre de 2010 en el diario El Panamá América, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

La importancia de la libertad de expresión

La opinión de…

Eric Aragón

El objetivo de la Declaración de Chapultepec, de la Sociedad Interamericana de Prensa, era que todos los sectores de la sociedad (gobernados y gobernantes) entendieran que sin libertad de prensa es imposible consolidar la democracia.

La libertad de prensa materializa y da grandeza a uno de los principios de la declaración universal de los derechos humanos, avalada por la ONU y contenida, de una u otra forma, en la Carta Magna de la mayoría de los países, nos referimos a la libertad de expresión.

Se formularon 10 principios con el fin de que formaran parte de la cultura política y para que las diversas instituciones públicas que forman el Legislativo, Judicial y Ejecutivo las incorporaran como normas a seguir y respetar. ¿Por qué se planteó tal necesidad? Porque sin libertad de prensa no puede existir un real juego de ideas, necesarias para que un país alcance un desarrollo sostenible y fuerte.

¿Qué ocurriría si los ciudadanos de un país no pudieran expresar sus ideas y críticas sobre proyectos de ley, decisiones de los gobiernos o cómo mejorar el sistema educativo, las inversiones, licitaciones, compras directas, la conducta de los altos funcionarios, en fin, sobre todos los aspectos de la vida de un país que afectan a la comunidad en general?

¡Qué lindo sería –pensarían algunos funcionarios con mando y poder– que nadie los criticara! Eso sería horrible y atentaría contra la democracia. Esta conducta sometería al país más rico al total oscurantismo y atraso… Las opiniones de los demás son necesarias para lograr la solución de los problemas que afectan a toda la sociedad; sirven para medir la conducta pública de los que “temporalmente” ocupan cargos públicos.

Ningún gobierno escogido por la mayoría de los electores puede hacer lo que quiera sin medir las consecuencias, o pensar que es infalible o eterno y que tiene la verdad. Los miembros del Gobierno fueron elegidos porque durante la campaña política la población creyó en sus promesas y programas que contribuyeran a minimizar el desempleo, a proporcionar mejor educación, a mejorar la seguridad pública, atraer inversiones para el desarrollo del país, y para que la riqueza nacional llegara a la gente más humilde por medio de viviendas, agua y luz, alimentos accesibles a las mayorías, etc.

Es lamentable que los seres humanos no comprendan que los puestos públicos son pasajeros, que la sencillez, humildad y bondad reflejada en todos los actos y decisiones públicas son los que tienen valor y encierran sabiduría. Lo que engrandece a un estadista y dirigente es la virtud de oír y respetar las ideas y críticas de los demás. A los grandes líderes se les recuerda, porque se hicieron más sabios escuchando a los demás…

Véase algunos principios de la Declaración de Chapultepec: No hay personas ni sociedades libres, sin libertad de expresión y de prensa. El ejercicio de esta no es una concesión de las autoridades; es un derecho inalienable del pueblo; toda persona tiene el derecho a buscar y recibir información, expresar opiniones y divulgarlas libremente. Nadie puede restringir o negar estos derechos, y las autoridades deben estar legalmente obligadas a poner a disposición de los ciudadanos, en forma oportuna y equitativa, la información generada por el sector público. No podrá obligarse a ningún periodista a revelar sus fuentes de información.

<>Artículo publicado el 9 de septiembre de 2010 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Descontento en la mesa de diálogo

La opinión de….

Eric Aragón

.

Descontento en la mesa de diálogo

Realmente, es muy preocupante que el representante del Comité Ecuménico, en la Comisión de Estado por la Justicia –que se creó en el año 2005 y que está integrada por varios grupos representativos de la sociedad civil organizada, exprese que las señales recibidas del Gobierno no han sido buenas, incluso, deje entrever la posibilidad de retirarse de la mesa de diálogo.

Pero el descontento no es únicamente del representante de la Iglesia católica, también, en iguales términos se han expresado otros miembros, instituciones y profesionales que de una u otra forma están vinculados al tema, como la Alianza Ciudadana Pro Justicia.

Las decisiones que ha tomado el Gobierno –a pesar de las sugerencias de la sociedad civil– de aprobar una ley de rastreo telefónico, bajar la edad de imputabilidad de los menores de 14 a 12 años; postergar la entrada en vigencia del nuevo Código Procesal Penal no son las acciones más sabias en un Estado de derecho y democrático.

Lo que más llama la atención es la actitud mostrada por el representante del Ejecutivo, de no darle la debida importancia a las reuniones y recomendaciones de la Comisión de Estado por la Justicia (La Prensa 20/8/2009).

Ningún gobierno, aunque haya ganado con una fuerza aplastante en las urnas, puede insinuar que tomará sus propias decisiones, sin atender las recomendaciones de los diversos sectores de la sociedad.

No se trata de que el Gobierno le pida permiso o vaya a “cogobernar” con la sociedad civil.   Pero es bueno recordar que fue precisamente esta sociedad civil la que le dio el aval para que hoy dirija los destinos del país.

Por otro lado, la tendencia actual moderna que tiene como fiscales a los medios de comunicación, que se encargan de que nada esté oculto, sea bueno o malo;  la tecnología que hace que la información fluya a la velocidad de la luz; las sociedades civiles organizadas y el aumento de la población obligan a las administraciones públicas a ser eficientes y a fomentar sistemas de participación ciudadana, donde se nutran (los gobiernos) de conocimientos y experiencias, que harán que las decisiones que tomen y las leyes que aprueben sean más justas, equilibradas y eficientes.

Por ejemplo, con respecto al nuevo Código Procesal Penal, tengo que manifestar que nos tocó ver el gran esfuerzo, empeño y preparación que tuvo el Ministerio Público para que pudiese iniciar como se tenía programado desde un principio, en el Tercer Distrito Judicial (Coclé y Veraguas).   Si la sugerencia al Gobierno era que se aplazará unos pocos meses nada más, pues, debió atender la recomendación, ya que este nuevo sistema busca mejorar la administración de justicia en Panamá y que ha sido incorporado por la mayoría de países del continente americano.  Entonces, por qué presentar excusas, en lugar de propiciar la entrada en vigencia del sistema lo más pronto posible.


En la sociedad civil panameña, son muchos los profesionales, civiles, organizaciones e iglesias –como la católica– que hacen un gran esfuerzo por apoyar a los gobiernos, con sus experiencias y conocimientos para mejorar la sociedad. Todos tenemos el derecho natural de participar y también de oponernos a cualquier medida de los gobernantes, pues, todos nos veremosafectados por estas decisiones.

.

<>
Publicado el 7 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

Víctimas del transporte

En la opinión de

Eric Aragón
.

Víctimas del transporte

.

Será posible que no haya gobierno que le ponga un alto al problema del transporte. Los malos transportistas y sus dirigentes han estado durante años burlándose de todo un pueblo y tratando mal al usuario. Y cuando digo: tratando mal, me refiero a lo peor. Pues, el usuario ha tenido que soportar toda clase de groserías y abusos por parte de estos señores. Y aún se atreven a salir frente a los medios de comunicación a pedir una indemnización. Incluso, presionan al gobierno con un paro indefinido el próximo martes, según ellos, para que se les pague la indemnización por salir del sistema de transporte público. ¡ Qué poca vergüenza… Ellos son los únicos culpables de que el servicio público de transporte no se haya modernizado!

¡Hasta cuando esta burla contra los usuarios del transporte público! Estos señores manejan los buses como les da la gana, tratan con grosería y como animales a los panameños que utilizan diariamente este servicio público, para ir a sus labores cotidianas. No acatan el reglamento de tránsito y mucho menos pagan las multas y boletas por infracciones; los buses todavía circulan por las calles en pésimas condiciones mecánicas, con un motón de pavos, palancas, ayudantes, varilleros –o como se llamen- que lo único que saben hacer es amedrentar a los usuarios cuando éstos se aventuran a reclamar. Y lamentablemente, todo ocurre con la benevolencia de los gobiernos y la vista ciega de las autoridades del tránsito.

Definitivamente que un grupo de malos panameños tienen el transporte público secuestrado desde hace décadas. Han recibido toda clase de prebendas: préstamos, indemnizaciones, no pagan las boletas ni multas de tránsito, además, gozan de impunidad frente a los accidentes de tránsito, en los cuales se les declara culpables. En fin, son los únicos panameños que están por encima de las leyes y que a pesar de que es un grupo minúsculo frente a los usuarios, hacen los que les da la gana.

¿Será que nosotros los panameños sufrimos de amnesia o nos gusta que nos traten mal? Hace unas cuántas horas tres personas resultaron muertas y otras treinta heridas por un accidente de tránsito registrado en una de las vías del puente Centenario, que lo más probable es que se deba a la imprudencia del conductor del bus. Uno de estos panameños fallecidos era el joven boxeador panameño José ‘Maco’ Arboleda.

Estos no son los únicos panameños víctimas de los malos transportistas. A lo largo de los años estos señores –malos transportistas- han dejado muerte y dolor a muchas familias panameñas, que la única falta que cometieron fue creer que podían utilizar el servicio de transporte público de manera segura.

Cabe destacar que la mayoría de transportistas son personas correctas; pero, lamentablemente, siempre han estado mudos y sordos. Ya es hora de que le pongan un alto a esos dirigentes que por muchos años han lucrado del transporte, sin aportar nada a la modernización del mismo; y lo más triste es que lo han hecho con el aval de los gobiernos y de todos nosotros.

El gobierno debe cumplir su promesa de campaña, con respecto a erradicar totalmente el sistema actual de transporte, por uno moderno, seguro y que el usuario se sienta cómodo. Es vergonzoso vender internacionalmente la imagen de Panamá, con un sistema de transporte ¡horrible!

Los señores diputados fueron elegidos para defender los intereses del pueblo. ¡Esta es la oportunidad de hacerlo! Por favor, los usuarios lo demandan a gritos y con mucha sangre que han derramado. ¡Gobierno y diputados, demuestren que es cierto lo del cambio!

<>

Publicado el 12 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El arte de gobernar

.
El arte de gobernar

Eric Aragón
.

No se puede desconocer la historia si queremos mejorar el futuro. Si lo hacemos estamos condenados a repetir los mismos errores del pasado. La historia es el mayor recurso que pueden tener los seres humanos; sobre todo aquellos que gobiernan una nación; pues, es ella la que nos da las mejores enseñanzas para realizar las acciones correctas que llevaron desarrollo económico y social a muchas naciones.

Los grandes líderes de la antigüedad tenían un común denominador: “todos se preparaban para gobernar…” Ninguno era producto de la casualidad… Muchos llegaron al poder siendo totalmente extraños para la gente; pero, éstos de una u otra forma se habían estado preparando –en lo más íntimo de sus vidas- para conquistar esa gran oportunidad cuando llegara… La mayoría lo hizo…

Por ejemplo, citamos el caso del gran emperador romano: Marco Aurelio, quien se estuvo preparando con grandes maestros del pensamiento. Fue un filósofo profundo y de gran talento literario. Es recordado por su obra “Pensamientos”, la cual destaca las virtudes del saber, la justicia, la fortaleza y la moderación.

Marco Aurelio resumió su forma de ver la vida de la siguiente manera: “Si haces tu trabajo bien, siguiendo las reglas establecidas, con entusiasmo, como un hombre, y con benevolencia (…) si conservas pura la divinidad en tu interior, entonces serás capaz de llevar una vida feliz, y no habrá nadie que lo pueda evitar”.

Marco Aurelio, como gobernante, defendió a las clases más pobres, para quienes fundó escuelas, orfanatos y hospitales, y mejoró la carga y distribución de los impuestos. También intentó humanizar las leyes penales.

El gobierno actual tiene la gran tarea de motivar la revisión de todas las acciones dudosas que se realizaron en el pasado, no importa de que partido político hayan sido los gobiernos anteriores. Debe hacerse por el bien de los panameños, que finalmente, son los que escogen a los gobernantes con el fin de que hagan un trabajo honrado que beneficie a todos los sectores sociales.

Excelente decisión de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que resolvieron por unanimidad la reapertura del caso Cemis, un millonario proyecto de un centro multimodal, industrial y de servicios en la Zona Libre de Colón y que se relaciona, también, con la ratificación de dos altos funcionarios del Órgano Judicial”. En ambos casos se habla de una presunta corrupción.

Asimismo, que se investigue y se haga todas las auditorías pertinentes para detectar y corregir posibles irregularidades en el manejo de los fondos públicos; al igual que la carrera administrativa.

Es importante que todo se haga correctamente y sin ninguna venganza. Que se aporten las evidencias de acuerdo a la ley, para sancionar a los implicados y que haya un precedente para que estos actos no se repitan. Pero, no se debe caer en los errores del pasado de convertir estas investigaciones en un espectáculo público y jugar con la honra de las personas, y que al final no pase nada. Se escogió en las urnas un cambio… para que lo sea en verdad y no se quede en el pasado.

Queremos avanzar como nación. Más empleo, seguridad, vivienda; mejor educación y valores morales; eficiencia y transparencia en la gestión pública; justicia para todos, canasta básica al alcance de los más necesitados; cambio en el transporte, etc.

<>

Publicado el 1 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el credito que les corresponde.

La crueldad contra los niños

.

La crueldad contra los niños
.

Eric Aragón
.

La grabación presentada por Telemetro Reporta, el día martes 21 de julio del presente año, en la que se muestra cómo un hombre agredía físicamente a un niño, de aproximadamente tres años de edad, revela una diabólica escena que viven los niños y adolescentes a diario, a lo largo del país. Actos de crueldad físicos y emocionales, protagonizados, no sólo por un padrastro –como es el caso citado aquí- sino, también, realizados por tíos, sobrinos, hermanos mayores, conocidos, y por los propios progenitores.

Este caso se hizo público, gracias a la intervención inmediata de algún vecino, que con sabiduría y prudencia supo utilizar una tecnología tan valiosa, como lo es la cámara del celular, para filmar tan aberrante acción. Persona desconocida para el resto de los nacionales; sin embargo, para ese niño fue su ángel de la guarda.

La participación ciudadana es vital para frenar los actos delictivos y sobre todo el maltrato infantil. Pero, aún existe el dilema: … ¡lo hago o no lo hago…! Y con justa razón. Primero, por temor a las represalias; y segundo, por los procesos legales que exponen a los testigos y no sancionan a los culpables. Se ha visto muchas veces que en pleno proceso legal, los acusados amenazan a los testigos.

Todos los panameños debemos entender que no debe ser un dilema, alzar la voz para denunciar los actos violentos contra los niños, las mujeres y los ancianos; mas bien es un deber moral y cristiano. En ese momento nos convertimos en mensajeros de Dios y podríamos estar arrebatándole una vida inocente a la muerte.

Las leyes actuales le permiten a los ciudadanos denunciar cualquier acto delictivo e intervenir directamente, mediante la denuncia, cuando se observe a una persona maltratando a un menor de edad o llevándolo por caminos impropios (drogas, sexo, mendicidad, delincuencia, pandillerismo, etc,).

Les corresponde a las autoridades de policía, ofrecer charlas en las escuelas, hospitales, Juntas Comunales, empresas y a grupos organizados, sobre cómo usar la tecnología y los instrumentos que se tengan para dar la voz de alerta, en caso de amenaza delictiva; cómo prevenir o evitar todo aquello que atrae a los maleantes y ponerle difícil la realización de las maniobras delictivas. Así como la prudencia y sabiduría que se debe tener para denunciar un delito, sin que ello incida negativamente en el denunciante. Y no menos importante, estar seguro del acto sospechoso; pues debemos en todo momento respetar la “presunción de inocencia”.

Por otro lado, las autoridades judiciales deben ser más enérgicas en la aplicación de las penas, una vez que se ha comprobado la culpabilidad del imputado. Es común en la calle oír a la gente decir: “para que voy a denunciar… si a la vuelta de la esquina el maleante sale libre… y toma represalias contra mí o contra mi familia…” Y esto está ocurriendo… !

No cabe la menor duda que un trabajo en equipo y coordinadamente, entre la comunidad, La Policía Nacional, las autoridades judiciales; y por supuesto, el apoyo de los educadores, padres de familia y los medios de comunicación; como lo ha hecho en este caso Telemetro Reporta, debe reducir significativamente, los niveles de criminalidad y el maltrato a los menores de edad y a la familia –base de la sociedad.

<>

Publicado el 24 de julio de 2009 en el diario El Panama América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El desafío del nuevo gobierno

.
El desafío del nuevo gobierno
.
Eric Aragón
.

El discurso de Pericles a los atenienses -“Oración fúnebre de Pericles”-, presentado por el historiador Tucidides, nos revela que hace más de dos mil años, ya había ciudadanos luchando por el fortalecimiento de las ideas de libertad, justicia e igualdad.

La grandeza de Atenas era que todo ciudadano podía participar directamente en la adopción de las decisiones públicas con sus opiniones y sus votos, lo que potenciaba su identificación con los proyectos colectivos y el uso de la razón como forma de discutir y enfrentarse a los problemas.

Igual que el ciudadano ateniense, los panameños por medio de la razón, el voto y la participación en el debate público, le dio un claro mandato a la nómina presidencial Martinelli-Varela, que llega el poder con más del 60 por ciento del voto popular.

Este apoyo al nuevo gobierno, representa la confianza y las esperanzas que deposita la gente común, sobre todo los más necesitados, en las promesas electorales: más empleo, menos corrupción, más seguridad pública, entre otras tantas.

Las expectativas del gobierno que tomó posesión el pasado 1 de julio son demasiado altas. La dupleta presidencial tendrá que enfrentarse a grandes problemas, iniciando con una burocracia desmedida, una corrupción pública tan galopante, que los funcionarios de todos los niveles ya se han acostumbrado, en algunos casos a ver esto como normal, y un funcionariado -una gran parte- que de servidores públicos como lo describe la Constitución, no tienen nada. Pero, sí saben clavarse en los puestos más que por eficiencia, esmero y disciplina, por la maquinaria de la influencia y el amiguismo.

A pesar de lo difícil del trabajo, el presidente Ricardo Martinelli tiene muchos elementos en su favor: ser un empresario exitoso. ¡Claro que sí! Una persona que contra todas las adversidades mantiene un negocio, sea chico o grande, funcionando es exitoso. Conoce la mística, la disciplina y el sacrificio que debe adornar a todo emprendedor; al igual que el verdadero trabajo en equipo que se debe hacer para enfrentar con soluciones efectivas los problemas; pues todos sabemos que en estos tiempos modernos, donde predomina, las alianzas estratégicas, los tratados y convenios comerciales, la solución efectiva de los conflictos, la calidad total, la competitividad, los estudios de impacto ambiental y otros factores propios de la globalización a la cual está sometido el mundo empresarial y las naciones, no podemos sobrevivir sin el trabajo en equipo.

Son cuatro grandes problemas que tiene y que ningún gobierno en los últimos 20 años ha podido, ni siquiera mejorar: transporte, Seguro Social, educación y seguridad pública. Con tal de que mejore estos problemas, por lo menos en un 50%, estará logrando metas positivas que el próximo gobierno se verá obligado a terminar.

<>

Publicado el 9 de julio de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos todo el crédito que le corresponde.