El costo de la burocracia

La opinión de…

xx

Juan Ramón Vallarino L.


Por burocracia entendemos principalmente el trámite innecesario. Pero también al funcionario, requisito, gestión, documento o acción que no aporta nada al resultado final que realmente busca el ciudadano.

Uno de los mayores parásitos del país es la burocracia. Esta se alimenta de la administración pública, sin aportar nada positivo a Panamá.

Todos (excepto los burócratas) estamos de acuerdo en eliminar la burocracia. Desgraciadamente no basta condenarla o decir que es dañina para el país. Estos pronunciamientos condenatorios caen bien, pero no son suficientes. Hay que hacer algo más… No es suficiente tampoco “declarar la guerra a la burocracia”. Sin contar con un estudio tipo diagnóstico y un plan de acción para erradicarla, puede suceder algo tragicómico: que la burocracia le gane la guerra a sus adversarios. En mi opinión es necesario lo siguiente para combatir la burocracia:

1. Una firme, honesta y valiente voluntad de acabar con la burocracia. Esta voluntad debe existir al más alto nivel gubernativo.

2. Contar con un estudio tipo diagnóstico bien elaborado sobre los procedimientos, sistemas, normas legales y demás manifestaciones de la burocracia. Este estudio debe indicar lo que hay que eliminar y lo que puede permanecer.

3. Un plan de acción enérgico que permita explicar las correcciones y recomendaciones previstas en el estudio tipo diagnóstico.

Hay que comprender que el funcionamiento del sector público es de por sí más complicado y enmarañado que el del sector privado. Es imposible, en mi opinión, lograr que el sector público funcione igual al sector privado, debido a razones de orden legal, político y administrativo.

Si alguien piensa que la burocracia es un asunto sin mayor importancia, permítame aclarar que este mal le cuesta al país muchos millones de dólares. Solo bastaría cuantificar el tiempo improductivo que tenemos que dedicar los panameños para conseguir que se haga o se apruebe alguna gestión gubernamental. Y qué decir de las gestiones de los inversionistas. Las demoras que afectan a los inversionistas, causan un prejuicio al país, al dilatar o posponer la rápida generación de empleo o actividad económica. Los actuales gobernantes que son empresarios e inversionistas conocen muy bien estas demoras.

¿Qué se está haciendo para combatir en forma integral y efectiva a la burocracia? Parece que no se está haciendo nada porque ni en los medios de comunicación social ni en las intervenciones de las personas encargadas de solucionar este problema, se menciona nada al respecto. Considero que a este problema se le debe dar prioridad. Hasta donde recuerdo, ningún gobierno en Panamá ha enfrentado esta situación en forma exitosa. En el pasado se han hecho algunas gestiones parciales y esporádicas que han resuelto trámites muy específicos (por ejemplo, Órgano Judicial), pero no se ha hecho un intento global para agilizar y renovar los lentos sistemas y procedimientos de la administración pública.

Piense usted solamente en la última vez que tuvo que hacer algún trámite gubernamental y cuánto tiempo le demoró. Calcule el costo del tiempo invertido y se dará cuenta cómo a usted personalmente lo ha afectado la burocracia.

<>

Este artículo se publicó el 16   de mayo de 2010 en el diario La Prensa, La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios