En el Día de los Derechos Humanos

.
La opinión del Abogado….
.
JUAN  LORENZO RUÍZ  QUIRÓZ
.

Corría el año 1948, cuando en París, Francia, se desarrolló el Tercer Período de Sesiones de la Asamblea General de la ONU, y los países participantes en tan importante evento, aprobaron y proclamaron aquel diez (10) de diciembre, un documento que por su alcance y significación tiene la categoría de histórico, por razón de que los derechos postulados en el mismo son universales y pueden ser invocados por cualquier persona, sin importar el lugar donde se encuentre.

Han transcurrido seis (6) décadas, desde que la Asamblea General de Naciones Unidas mediante la Resolución N° 217 A (III) de 10 de diciembre de 1948, aprobó y proclamó la “ Declaración Universal de Derechos del Hombre ”, como se le denominó originalmente y que hoy conocemos como la “ Declaración Universal de Derechos Humanos ”.

Analizando el título original del histórico documento, es evidente que el mismo ha sido objeto de modificación, sin embargo, esa variación en su denominación, no es casual ni se debe tampoco a consideraciones de orden lírico o gramatical, sino que ese cambio obedece principalmente a un proceso evolutivo propio, que permite establecer el real y verdadero alcance de los derechos fundamentales que se reconocen en la Declaración.

Nótese que la denominación “ Declaración Universal de Derechos del Hombre ” se proyecta y circunscribe de forma concreta a los derechos del hombre como persona, mientras que la denominación “ Declaración Universal de Derechos Humanos ”, resulta ser más amplia, por cuanto que no solo se refiere a los derechos inherentes al individuo, sino que también se incluye dentro de este concepto a sus bienes y al entorno en que mínimamente debe desarrollar su vida de manera digna.

La Declaración Universal de Derechos Humanos analizada desde una perspectiva histórica, nos permite puntualizar que en el momento en que fue concebida, no se habían cerrado todavía las heridas producidas por la Segunda Guerra Mundial, que arrojó como saldo lamentable la muerte de millones de personas producto del conflicto bélico (cerca del 2% de la población mundial de la época), por lo que su aprobación fue muy oportuna.

El aporte y legado dejado por la Declaración Universal de Derechos Humanos ha sido invaluable, porque el documento sirve como referente básico, algo que hoy denominan como hoja de ruta, cuando nos referimos al tema de los derechos humanos, y en gran parte esto se debe a que la misma redactó en términos sencillos, los derechos que tiene toda persona universalmente sin distingo de etnia, color, sexo, idioma, religión, opinión política, origen nacional o social, posición económica o nacimiento.

Al celebrarse hoy, 10 de diciembre, el Día de los Derechos Humanos, la ocasión es propicia para reafirmar y conmemorar con júbilo tan importante e histórica fecha.

.

<>
Publicado el  10 de diciembre en el diario La Estrella de Panamá, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Anuncios