Parque Nacional Omar Torrijos: 24 años protegiendo la biodiversidad coclesana

La opinión de la Especialista en Comunicación….

ALEJANDRA ARAÚZ

Hace 24 años, el 31 de julio de 1986, se creó el Parque Nacional General de División Omar Torrijos Herrera (PNGDOTH), en el área conocida como Cerro Marta en El Copé de La Pintada, provincia de Coclé, con el fin de proteger y conservar la sobresaliente diversidad biológica de la región, en la que todavía habitan todos los felinos que viven en Panamá —en peligro de extinción— como el jaguar, el puna, el tigrillo y el manigordo.

Contario a lo que todavía muchos creen, la creación de un área protegida, ya sea un parque nacional, un refugio de vida silvestre o un bosque protector, no es sinónimo absoluto de restricción y prohibición, toda vez que las áreas protegidas (AP’s) requieren —para su conservación y desarrollo sostenible— el involucramiento y compromiso no solo de las autoridades encargadas de su administración, sino también de las comunidades que cohabitan dentro o en sus alrededores.

En este sentido, el PNGDOTH resulta un caso ejemplar en lo concerniente al co—manejo de AP’s, lo que quedó demostrado tras la última evaluación participativa realizada recientemente en el marco de programa de monitoreo de la efectividad del manejo del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP), logrando en casi todos los criterios calificaciones satisfactorias.

El resultado de la evaluación realizada por las propias comunidades organizadas, las autoridades locales coclesanas, el personal de la ANAM y otros actores claves, reveló que (en una escala del 1 al 5) aspectos como la participación de los grupos de interés, la satisfacción del visitante, la infraestructura, los equipos, el profesionalismo del personal, la rotulación/señalización y orientación, así como el mantenimiento de éstos, obtuvieron calificaciones promedio de 4.5. Lo que se vio reflejado en la minimización de los impactos negativos por el aprovechamiento de los recursos naturales del área, que no alcanzó ni el 1%.

En todo este escenario, el papel protagónico que desempeñan las propias comunidades ha sido determinante para conservar la rica biodiversidad del parque Omar Torrijos, que en sus 25275 hectáreas de cobertura, es el hogar de especies amenazadas, tales como el tapir, el saíno y el venado cola blanca, además de valiosos anfibios e inusuales aves.

Comunidades como: Las Delicias, Molejón, Machuca, Loma Bonita, Bermejo, Agua Fría, La Zancona, El Higuito, El Jobo, Ojo de Agua y Cascajal, son solo algunas áreas, que con el apoyo del Proyecto Corredor Biológico Mesoamericano del Atlántico Panameño (CBMAP II) de la ANAM, se están llevando a cabo acciones concretas para la conservación y recuperación de los bosques y cuencas hídricas del Parque Nacional Omar Torrijos, en donde actualmente se ejecutan unas 25 inversiones ambientales de tipo agroforestal, de reforestación, ecoturismo y de repoblación de especies silvestres como iguanas verdes y conejos pintados.

Adicionalmente, este parque —cuya temperatura oscila entre los 20 y 25 grados centígrados— cuenta con instalaciones y facilidades como un centro de visitantes y senderos interpretativos, que lo hacen apto para aquellas personas que buscan conocer más sobre la fauna y flora de Panamá.

Hágase un regalo y visite el Parque Nacional Omar Torrijos.

<>

Este artículo fue publicado el  31 de julio de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  y en el diario El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Biodiversidad para el desarrollo

La opinión de la especialista en comunicación…..

.

Alejandra Araúz

Bajo el lema: Biodiversidad en Aras del Desarrollo, el 22 de mayo pasado se conmemoró el Día Internacional de la Biodiversidad, celebración que en esta ocasión se revistió de mayor importancia, toda vez que este año -2010- también fue declarado Año Internacional de la Biodiversidad, con el propósito de sensibilizar a la población en general sobre la importancia de la diversidad biológica, así como sus amenazas, incluyendo por supuesto, al temido y muy sonado cambio climático.

Pero toda la divulgación y los esfuerzos de promoción y movilización ciudadana están resultando insuficientes cuando al evaluar los adelantos en materia de protección y conservación de la biodiversidad, estos se siguen quedando pequeños en comparación con el avance imparable de la contaminación y la deforestación, por mencionar sólo dos flagelos.

Y es que recientemente en nuestra ciudad, la oficina regional del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) presentó en compañía de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) el tercer informe de Perspectiva Mundial sobre la Biodiversidad, en el que si bien se destaca con claridad que América Latina todavía posee la mayor biodiversidad del planeta, paralelamente el informe indica que la región también ostenta la tasa de deforestación más alta en el mundo. Cabe preguntarnos entonces: ¿qué errores seguimos cometiendo?

De acuerdo a los medios de prensa locales, durante la presentación del informe se señaló que la clave para la protección y recuperación de la diversidad biológica yace en un planificación eficiente en el uso de la tierra y del agua, la distribución equitativa de los recursos y la restauración de ecosistemas.

En otras palabras, la estrategia para conservar la diversidad biológica consiste en convencer a las personas de que los ecosistemas son vitales para la existencia humana y cruciales para la seguridad alimentaria.

El papel del ciudadano urbano –vs- el habitante rural en la protección de la biodiversidad: Persuadir a la población sobre la conservación de los ecosistemas y su repercusión en el bienestar humano representa un doble desafío, si lo abordamos desde la perspectiva demográfica, ya que a pesar de que el ciudadano urbano tiene mayor acceso a la información y a las tecnologías que la transmiten, los habitantes de las zonas rurales cuentan con el conocimiento empírico.

Afortunadamente, ya existen en Panamá iniciativas dirigidas a conservar la diversidad biológica que poseemos, destacamos al Proyecto Corredor Biológico Mesoamericano del Atlántico Panameño (CBMAP II) de la ANAM. Hoy por hoy, con el apoyo del Proyecto CBMAP II, hay más de 200 inversiones ambientales en seis provincias y tres territorios indígenas, que con gran ímpetu son llevadas a cabo por agrupaciones de base comunitaria. Su contribución no es abstracta y con sus acciones están impactando positivamente para contrarrestar el cambio climático.

*Corredor Biológico Mesoamericano del Atlántico Panameño.

<>

Este artículo se publicó el  5  de junio de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Agua limpia para un mundo sano, 22 de marzo Día Mundial del Agua

La opinión de la Especialista en Comunicación….

.

Alejandra Araúz

No hace muchos años, siendo colaboradora en una entidad gubernamental vinculada a la actividad agropecuaria, me interrogaron con asombro varios compañeros al verme afanosa preparar documentación sobre el Día Mundial del Agua, para distribuir entre nuestros asociados en todo el país… ¿eso para qué sirve?, me preguntaron.

Reconozco que en ese momento lo que sentí fue pena ajena, pero, más allá de esa aflicción pasajera, debo admitir que, muy a nuestro pesar, aún persiste una incomprensión sobre la importancia y el incalculable valor de los recursos hídricos, no solamente en nuestro país –en el que nos gusta creer que nos sobra el agua- sino a nivel global.

Este año el tema elegido por Naciones Unidas para conmemorar -hoy 22 de marzo- el Día Mundial del Agua es: “Agua limpia para un mundo sano”.

Alrededor del mundo las actividades que se están desarrollando en conmemoración de esta fecha están encaminadas a transmitir mensajes sobre la calidad del agua, los ecosistemas y el bienestar humano.

En Panamá, un país considerado con un recurso hídrico envidiable, la actividad humana es la principal causante de la disminución en la cantidad y sobretodo en la calidad del agua.

Dado que proteger la calidad del agua debe constituirse en una responsabilidad compartida para el beneficio común, no compete exclusivamente a los gobiernos proponer e implementar acciones tendientes a la conservación del vital líquido.  Un buen ejemplo de estas acciones, es el co-manejo de los acueductos rurales, en donde la propia comunidad conforma una junta administradora del acueducto.

Al trabajo de estas juntas administradoras de los acueductos rurales se suman otros actores, como lo es la ANAM con su proyecto Corredor Biológico Mesoamericano del Atlántico Panameño (CBMAP II), el cual, a través de sus más de 140 inversiones ambientales, promueve la conservación y la restauración de los recursos hídricos del país.

Otro aporte del proyecto CBMAP II de la ANAM a la promoción de una cultura ambiental responsable con el recurso hídrico, está dirigido hacia la educación ambiental de los niños rurales y urbanos en edad escolar, con la publicación de material didáctico y lúdico como la historieta ¡A Salvar el Agua!, un comic que relata las aventuras y travesuras de cuatro niños panameños, los cuales durante un viaje en una máquina del tiempo, presencian cómo en el año 2150 todo el país se ha convertido en un árido desierto.

En este Día Mundial del Agua, le invito a meditar para apreciar el valor del llamado “vital líquido”. Ahorre agua y no la contamine, recuerde: agua limpia para un mundo sano.

<>

Este artículo  fue publicado el 22 de marzo de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Día Mundial del Agua

La opinión de….

ALEJANDRA  ARAÚZ

No hace muchos años, siendo colaboradora en una entidad gubernamental vinculada a la actividad agropecuaria, me interrogaron con asombro varios compañeros al verme afanosa preparar documentación sobre el Día Mundial del Agua , para distribuir entre nuestros asociados en todo el país.. “¿eso para qué sirve?”, me preguntaron. Reconozco que en ese momento lo que sentí fue pena ajena, pero, más allá de esa aflicción pasajera, debo admitir que, muy a nuestro pesar, aún persiste una incomprensión sobre la importancia y el incalculable valor de los recursos hídricos, no solo en Panamá —donde nos gusta creer que nos sobra el agua— si no a nivel global.

Este año el tema elegido por la ONU para conmemorar —hoy 22 de marzo— el Día Mundial del Agua es: “ Agua limpia para un mundo sano ”, con el objetivo de demostrar que en la gestión del recurso hídrico, la calidad de la misma es tan importante como la cantidad.

Alrededor del mundo las actividades que se están desarrollando en conmemoración de esta fecha están encaminadas a transmitir mensajes sobre la calidad del agua, los ecosistemas y el bienestar humano, a fin de que se adopten medidas preventivas contra la contaminación de los ríos y océanos, así como la limpieza y rehabilitación de los mismos.

En Pana má, un país considerado con un recurso hídrico envidiable, la actividad humana es la principal causante de la disminución en la cantidad y sobre todo en la calidad del agua. Por tal razón, muchos son los esfuerzos que diferentes sectores, desde hace ya varios años, emprenden para concientizar a la población sobre el uso responsable del agua y cómo impedir su contaminación, toda vez que está comprobado que la prevención es más efectiva y menos costosa, que la recuperación o la restauración.

Dado que proteger la calidad del agua debe constituirse en una responsabilidad compartida para el beneficio común, no compete exclusivamente a los gobiernos proponer e implementar acciones tendientes a la conservación del vital líquido. Un buen ejemplo de estas acciones, es el co-manejo de los acueductos rurales, en donde la propia comunidad conforma una junta administradora del acueducto y participa activamente en todo el proceso, desde la toma de decisiones, hasta la ejecución de las tareas.

Al trabajo de estas juntas administradoras de los acueductos rurales se suman otros actores, como lo es la Autoridad Nacional del Ambiente con su proyecto Corredor Biológico Mesoamericano del Atlántico Panameño (CBMAP II), el cual, a través de sus más de 140 inversiones ambientales, promueve la conservación y la restauración de los recursos hídricos del país, apoyando financieramente —y como un esfuerzo conjunto con las propias comunidades— la reforestación de cuencas y microcuencas de más de 35 ríos y quebradas, en siete provincias y dos comarcas indígenas.

Así mismo, otro aporte del proyecto CBMAP II de la ANAM a la promoción de una cultura ambiental responsable con el recurso hídrico, está dirigido hacia la educación ambiental de los niños rurales y urbanos en edad escolar, con la publicación de material didáctico y lúdico como la historieta ¡A Salvar el Agua!, un comic que relata las aventuras y travesuras de cuatro niños panameños, los cuales, durante un viaje en una máquina del tiempo, presencian cómo en el año 2150 todo el país se ha convertido en un árido desierto, tras la destrucción de los bosques, la contaminación de los ríos y el despilfarro del agua, por lo que al regresar al presente, asumen el firme compromiso de proteger el vital líquido.

Si bien la historieta es mera ficción, al paso que avanza la Humanidad quizá no estemos tan alejados de esa posible futura realidad. Por lo tanto, en este Día Mundial del Agua , les invito a meditar un poco, para apreciar el valor del comúnmente llamado “ vital líquido ”. Ahorre agua y no la contamine, recuerde: agua limpia para un mundo sano.

<>

Artículo publicado el 22 de marzo de 2010 en el  Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Cumbre sobre cambio climático

La opinión de la especialista en comunicación….
.

ALEJANDRA ARAÚZ

.

Del lunes 7 hasta el viernes 18 de diciembre se efectuará en Copenhague, Dinamarca, la XV Conferencia Internacional Sobre el Cambio Climático, comúnmente llamada como la Cumbre de Copenhague.

A pesar de tratarse de la décimo quinta versión, esta reunión de jefes de estado y gobierno, ong’s y organismos interinstitucionales, se reviste de especial importancia toda vez que tiene como fin, preparar los próximos objetivos que reemplazarán a los acordados en el Protocolo de Kyoto –de paso jamás plenamente consensuados o acogidos-, cuya fecha de expiración está en un no muy lejano año 2012.

A diferencia de versiones anteriores, en esta ocasión el presidente de EEUU sí acudirá al encuentro y ello ha dado a la comunidad internacional cierto grado de esperanza, toda vez que se espera que la política del cambio del presidente Barak Obama, alcance también el tema ecológico y se adopten en la nación americana medidas concretas para contribuir a la contención del calentamiento global. La naturaleza ha manifestado su descontento con el calentamiento global producto del incremento en casi un 100% -solamente en los últimos 100 años- de los gases (como CO2 y vapor de agua) que provocan el efecto invernadero. Las devastadoras secuelas son diarias y perjudican primordialmente a la población más vulnerable en los países poco desarrollados.

El cambio climático, la pobreza y la seguridad alimentaria son tres problemas que pueden y deben enfrentarse con una misma estrategia, que no es otra que modificando las actividades productivas hacia prácticas que procuren el uso racional y responsable de los recursos naturales, disminuyendo a su vez el uso de energías de origen fósil y en su lugar incrementar los esfuerzos en la recuperación de los recursos degradados.

La lista de prácticas que la población puede implementar para reducir las emisiones de gases causantes del efecto invernadero es tan larga como sencilla y es que éstas van desde no utilizar aerosoles, hasta caminar más y usar menos el auto, pasando por reutilizar, reciclar y reducir en general el consumo de energía, sin que esto se traduzca en una disminución de la calidad de vida de las familias.

En Panamá, como en el resto del planeta, el cambio climático está haciendo de las suyas, cada vez es más difícil producir alimentos y con ello se perpetúa la pobreza. Todavía estamos a tiempo para mitigar y revertir estos efectos, pero para ello hace falta más voluntad, determinación y sobre todo acción. Hoy en el día mundial de la conservación haz tu contribución: reflexiona y actúa.

*Corredor Biológico Mesoamericano del Atlántico Panameño.

.

<>
Publicado el  4  de diciembre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que le corresponde.