Por fin, tenemos una ‘hora nacional’

La opinión de….

José S. Canto

Conocer la hora y que todo utilicemos la misma hora es fundamental para que los negocios fluyan y en general la sociedad funcione correctamente. Por ello, un país que pretenda ser coherente, productivo y cumplido debe contar con una hora oficial y mecanismos para la difusión de la misma.

El conocimiento de la hora tiene muchas repercusiones; tiene mucha importancia en astronomía y en otros campos de la actividad humana. Por esa razón, existen servicios internacionales y nacionales encargados de conservar una hora exacta y de difundirla a los usuarios. Durante largo tiempo, la tarea de determinar la hora estuvo a cargo de astrónomos que se fundaban en los movimientos de los astros. En la actualidad, se utilizan relojes atómicos que indican la hora con una enorme precisión.

Hay diversos tiempos y no conviene confundirlos. Existe un tiempo civil, tiempo oficial, tiempo universal y tiempo legal. Con respecto al tiempo civil, basta con sumar (o restar) 12 horas para pasar del uno al otro horario,  así el día comienza y termina a la medianoche.

En lo que se refiere al tiempo oficial lo podemos puntualizar de la siguiente manera: como la hora civil depende del meridiano, todos los lugares dentro de un mismo huso de horario adoptarán la misma hora, llamada hora oficial.   Este método hace que todos los relojes del mundo marquen los mismos minutos y los mismos segundos; la diferencia de tiempo entre dos lugares cualesquiera de la Tierra es un número entero de horas.

Tiempo universal coordinado: en particular se le llama a la hora civil de Grennwich, que es el tiempo oficial del huso de horario 0 (cero).

El tiempo legal: se refiere a la política de los gobiernos en los diferentes países que pueden legalmente alterar los límites de los husos horarios y la hora de su país, por ejemplo, el huso de horario 0 lo utiliza España para todo su territorio (Canarias no se incluye), en otoño e invierno se adelanta la hora del reloj una hora a la oficial, y en primavera y en verano se adelantan dos horas (incluida Canarias).

Mediante la Resolución No. 7 del 31 de mayo de 2010, la Autoridad Nacional para la Innovación Gubernamental ha establecido la hora oficial para las entidades del Estado.   Si bien esto inicialmente está limitado a las entidades oficiales, es de esperar que gradualmente todo el país se percate primero de este gran avance y luego adopte dicha hora como la hora que rija las actividades en general.

Panamá era uno de los pocos países del orbe que aún no contaba con una hora oficial y esta puede ser definida como la hora determinada por las autoridades de un país y se establece tomando un meridiano en específico, no un huso horario.

La hora nacional de Panamá es mantenida por un arreglo de relojes atómicos de Cesio 133, ubicados en el Laboratorio de Tiempo y Frecuencia de Cenamep Aip. La fijación de la hora nacional de la República de Panamá es la más exacta y estable en el país con respecto al Tiempo Universal Coordinado (UTC).

El Decreto Ejecutivo No. 10 del 26 de enero de 2009 publicado en la Gaceta Oficial No. 26219, del lunes 9 de febrero de 2009, establece a los patrones atómicos de tiempo mantenidos por el Cenamep Aip como los Patrones Nacionales de Tiempo y Frecuencia de la República de Panamá, y por lo tanto el responsable de mantener y diseminar la Hora Nacional de la República de Panamá.

Esta es la hora más exacta de que disponemos en el país y para conocerla, se puede llamar a los teléfonos 517-3201, 517-3202 y 517-3203 o comunicarse con el Centro Nacional de Metrología de Panamá (Cenamep) cuyo correo electrónico o es servicios@cenamep.org. pa.

La Secretaría de Innovación ha solicitado a todas las entidades del Estado que, desde el 1 de julio de este año adopten dicha hora como la Hora Oficial de Panamá, para lo cual deberán coordinar varios datos con Cenamep.

<>

Este artículo se publico el 26 de junio de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Anuncios