Un plan que da esperanzas

Un plan que da esperanzas

*
Galileo Solís
*

La Estrategia Nacional de Tecnología de Información y Comunicaciones 2008–2018 impulsada por la Cámara Panameña de Tecnología de Información y Telecomunicaciones de Panamá (www.capatec.org.pa) y el apoyo de Senacyt, puede convertirse en una iniciativa transformadora en el desarrollo económico del país. Esta estrategia plantea que Panamá se convierta en un centro de tecnologías de información y telecomunicaciones de categoría mundial.

El plan fue desarrollado por el Dr. Peter Wilton, quien es investigador y profesor de la Escuela Haas de Negocios de la Universidad de California en Berkeley. El documento, discutido por dos días y medio, la última semana de mayo en la Ciudad del Saber, propone incrementar la competitividad y productividad de Panamá en base a la innovación y fundamentado en el conocimiento. La base de los beneficios esperados de esta iniciativa, es la correlación que existe entre los niveles de competitividad de los países y su crecimiento económico.

El plan identifica importantes barreras para el logro del objetivo y que es necesario atender a corto plazo. Se destacan la calidad del sistema educativo (con énfasis en la preparación científico/técnica y gestión administrativa), falta de estímulos fiscales para innovar y un mercado laboral desmotivador para emprendedores. El documento es el resultado de contactos y talleres con los principales actores del sector de tecnología en Panamá e incluye diagnósticos de países como Singapur, Irlanda, Israel y Costa Rica, como bases de comparación para Panamá.

Las discusiones del plan se realizaron mediante talleres con la homologación de la propuesta; el establecimiento de prioridades y tiempo de ejecución y; finalmente, la identificación de oportunidades en el campo de la tecnología, pero dirigidas principalmente por la demanda. Estos talleres fueron dirigidos personalmente por el Dr. Wilton utilizando metodologías propias para la definición de futuras acciones con sólidos fundamentos teóricos. El plan propone la creación de un grupo facilitador integrado por influyentes representantes de cada sector interesado, que apoyen a la movilización de la estrategia y la construcción de apoyo consistente con la iniciativa en los sectores privado y público.

La última parte del plan plantea recomendaciones sensatas basadas en experiencias exitosas y enfocándose en crear interés y participación, capacidad de colaboración, formación de recurso humano, capacidad de innovación, la implementación y hasta un marco de referencia para medir la efectividad de la propuesta en ejecución.

Nos encontramos en una intersección en la realidad nacional que coincide con la transición a un nuevo gobierno que ha sabido identificar las virtudes de varias iniciativas existentes, haciéndolas merecedoras de su apoyo. Pensamos que el nivel intelectual, la experiencia y el compromiso de los involucrados en esta iniciativa, brindan la esperanza de que es un proyecto que se puede lograr y que el impacto positivo esperado nos hace mirar, con mucha credulidad, un mejor futuro para el sector tecnológico en Panamá. Queda en el sector privado mantener viva la iniciativa y al nuevo gobierno empaparse de la propuesta y decidir si es viable continuar con su apoyo.

<>

Publicado el 9 de junio de 2009 en el diario La Prensa

Anuncios