Migración, al servicio de los extranjeros y del país

La opinión del Abogado…..

RODOLFO E. SAMUDA LEIVA

Cuando leo, veo y escucho la opinión de algún abogado, pasante o tramitador del Servicio Nacional de Migración, me sorprendo con qué ligereza apuntan el dedo de manera personal a su labor diaria, criticando sin menoscabo la institucionalidad y honorabilidad de los funcionarios de todos niveles de Migración, sin detenerse a pensar que son panameños y panameñas que diariamente se levantan con el ánimo de llevar el sustento a sus hogares.

Estoy seguro de que éstos señores y señoras, expertos en leyes dicen algunos, nunca se han detenido a pensar cuántas personas se atienden diariamente en el SNM, y o es que son muchas las nacionalidades, culturas y costumbres que convergen en un lugar, que, si bien se ha quedado pequeño, no es culpa de la administración de María Cristina González, que en tan solo diez meses no puede hacer milagros. La administración pasada compró un edificio ‘llave en mano’, sin embargo, no puede ser utilizado en su totalidad, debido a su deterioro, ¿de quién es la culpa?, saque usted sus propias conclusiones.

Los trámites en Migración son constantes, se atienden unas 800 personas diariamente, o sea, unas 16000 al mes, creo que son bastante y cada funcionario está expuesto como cualquier ser humano a múltiples presiones. Pero me causa extrañeza que sean algunos abogados los que se quejan de sus trámites, cuando son ellos los que precisamente en el afán de agilizar sus solicitudes violan un principio básico, que dice que la ‘corrupción comienza cuando la transparencia termina’.

Recientemente un diario tabloide de la localidad publicó un listado de resoluciones pendientes por notificación de abogados en el SNM, cuál fue mi sorpresa, que se trataba de 2276 expedientes de extranjeros que por la irresponsabilidad o desinterés de sus apoderados no se dan por enterados de cómo anda su estatus migratorio. Entonces, ¿de qué cambio estamos hablando? Migración debe cambiar, estoy de acuerdo, pero quienes deben mejorar su actitud son los que viven del trámite, que son precisamente los abogados, ellos fueron los que crearon la Ley de Migración, no los extranjeros y mucho menos la Institución, esto lo digo con conocimiento de causa.

‘Palo porque boga y palo porque no boga’, así decían mis abuelos, Migración, conjuntamente con la Policía Nacional y el Ministerio de Trabajo, realiza acciones de campo para sacar de las calles, empresas y centros nocturnos a ilegales, indocumentados y hasta delincuentes, estos operativos perjudican a los empresarios y por esto los primeros que hacen filas para defender lo indefendible son precisamente los abogados, sin importarles en lo más mínimo el país que es donde viven; pues, a todas luces estas irregularidades afectan la imagen de Panamá, acrecientan la delincuencia y desplazan la mano de obra de panameños y panameñas.

Entonces, ¿por qué hablar y criticar, si con nuestras acciones no apoyamos en nada al desarrollo de la tierra que nos vio nacer?

Seamos críticos de las administraciones y no personalicemos actitudes, recordemos que ‘el respeto al derecho ajeno es la paz’.

<>

Este artículo se publicó el 1° de junio de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios