El imperfecto ‘ser humano’

*

La opinión de….

Hipólito Arroyave

A raíz del acontecer político nacional de los últimos días.   He recordado a mi antiquísimo colega médico, Michel de Notredame, mejor conocido como Nostradamus, quien utilizando un tipo de escritura a la cual le llamó cuartetas expresaba su parecer de lo que ocurría a su alrededor en los años 1550.

Fue la forma más práctica y segura que encontró para evitar su condena y persecución, como hereje, por la temida inquisición de aquellos oscuros tiempos.   Pues bien, en estos momentos me siento como Nostradamus.    Sin el valor de expresar mis opiniones libremente, con el temor a la inquisición y a que me quemen en la hoguera del poder judicial.

¿Qué hemos hecho para merecer esto? Únicamente querer corregir los errores que cometemos los seres humanos. Pues no somos perfectos. Muchas de nuestras creaciones se alejan bastante de la perfección.  La política y la religión son las más importantes creaciones imperfectas del hombre.   Pero lo que atañe a la política es la peor de todas.    La religión ha sido utilizada para obtener el ansiado poder sobre las masas.   La mejor manera de controlar a esas masas es, precisamente, mantenerlas en las tinieblas de la ignorancia y la pobreza extrema.

La democracia es imperfecta, al igual que el ser humano. Una persona instruida ejerce su voto después de un análisis exhaustivo de los planes de gobierno de algún candidato o partido, pero es simplemente anulado por el voto contrario de un pobre analfabeto que no tiene idea de lo que es un plan de gobierno general para una nación. Mi voto vale lo mismo que el de la persona que firma con su huella digital la papeleta de votación.

Pareciera que caigo en una injusticia social, pero ha ocurrido recientemente en Brasil un caso insólito en el que un candidato de profesión “payaso”, ganó como el diputado más votado en todo el país.   Sin embargo, fue impugnado por su probable analfabetismo. Fue utilizado, por su popularidad, por algún genio que visualizó su potencial de atraer votos.   Iguales “payasos” han sido usados aquí en elecciones nacionales.

Me pregunto entonces:  ¿Si un analfabeto puede votar, por qué no puede ser elegido? He aquí la cuestión. Es simplemente una paradoja. ¿Qué dirán nuestras leyes al respecto?

Un pueblo ignorante y a la vez hambriento es fácilmente manipulable. Fácil de engañar, fácil de utilizar. Los medios de comunicación son las principales herramientas para engañar e inculcar ideas de aquellos que,  con el poder económico, pagan la publicidad para meterse en los cerebros mediocres de los que no piensan ni analizan a fondo. El factor sentimental es usado hábilmente por estos “depredadores de mentes” para  manejar las masas a su antojo.

Panamá crece económicamente, sin embargo, la planilla estatal crece en nombramientos pero no en salario.   Las jubilaciones se han quedado cortas en relación al elevado costo de la vida.   Quien quiera tener una vejez digna, que busque otras alternativas de ingresos aparte de su jubilación, porque no hay esperanzas.

¿Quién crece económicamente en el país, si no es la clase baja ni media baja? Los bolsillos que se benefician son otros.    Pero al igual que Nostradamus tendré que utilizar cuartetas para evitar caer en la “calumnia o injuria” de alguien que se sienta ofendido.

Como ya lo había dicho en un artículo anterior: “Me da miedo escribir inclusive”.   Pero existen todavía formas. Y así como lo hizo Nostradamus con las ya citadas cuartetas: “Condena injusta como justa causa, perdón de la condena del magno, merecedor de gratitud esperando luego, la boca, la pluma, y el papel inexpresivos, tu pago”.

<> Este artículo se publicó el 15  de octubre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Mas del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/arroyave-hipolito/

El buhonero del ministerio

La opinión del médico…

.

Hipólito Arroyave 


Al mejor estilo del famoso personaje de Pedrito Altamiranda, aparece ante mis ojos en una mañana espectacular Gustavo Barahona.   Ex funcionario de muy alta jerarquía del ahora sucio y embarrado Ministerio de Desarrollo Social.   El buhonero saca su maletón y empieza a mostrarle al conductor del programa matinal (Álvaro Alvarado) toda una gama de implementos, y con lujo de detalles revela los precios reales, dejándonos atónitos al mostrarnos lo que pagó el Mides.

“No puedo recordar lo que mis ojos vieron, cuando la maleta abrió”. Tenía: Sogas, impermeables, casas de campaña, pantalones, botiquines, gotas para los ojos, repelente de mosquitos, alcohol, botas de cuero, cuchillos “cacha de venao”.

El delator había sido destituido por reclamar de las compras a precios inflados. La tragicomedia empieza.   El Ministro se defiende diciendo que hay extorsión de por medio.   Y que Barahona pidió dinero y otras regalías para no denunciar lo sucedido.   Para que haya extorsión tienen que existir elementos que puedan ser utilizados por el extorsionador para presionar a otra persona a dar una remuneración.   En ese caso, el extorsionador se vuelve cómplice si recibe su paga.   Lo que sucede después es peor aún.

El Ministro dice en los medios que él no sabe de esos manejos, porque él no ejecuta esas funciones.   Un Ministerio de Desarrollo Social se dedica a obras precisamente de ayuda a los más necesitados.    ¿Pero quiénes son los que aportan el dinero para esas obras?   La respuesta para el señor Ministro es simple: nosotros, los contribuyentes.    Y es la labor de un buen ministro no solo hacer obras sociales con dinero ajeno, sino que debe cuidar de él y hacer que rinda al máximo.   Para tal fin, debe entonces fiscalizar su debido uso.

Un ministro sin una preparación adecuada, lógicamente dejará que los ratones hagan fiesta en su presencia o ausencia.   Nunca he estado de acuerdo en poner en cargos ministeriales a personas sin una adecuada preparación administrativa.   Es un secreto a voces que en el Meduca, por ejemplo, el cerebro y la verdadera ministra que comanda las riendas es la viceministra Mirna de Crespo, mientras que la Ministra de la cartera, gana el sueldo de ministra, pero con la función real de vocera del Ministerio de Educación.

En el Mides parece que sucede lo mismo.   Otra cara de televisión, sin preparación para un puesto de alta responsabilidad con un manejo presupuestario elevado y que representa un tesoro, tentación para cualquier Alí Babá.   El zar anticorrupción, quien empezó bien, investigando a los socios del gobierno pasado, se ha mostrado muy benevolente y respetuoso cuando se trata de personajes del gobierno actual.

Creo que ya es hora de que el Presidente enderece algunos de los entuertos que ha cometido, ahora sí, por el bienestar social del país.   Cambios en el Gabinete empezando por designar a ministros que realmente piensen y lleven la organización de sus ministerios.   No queremos un ministro decorativo o un vocero con puesto y salario de ministro.   Queremos a los mejores. “Zapatero a tu zapato”.   Meduca y Mides para empezar.

Sobre el otro personaje televisivo en guerra con el Ejecutivo, pero de no libre remoción, solo tiene una solución.   Si el Ejecutivo quiere enderezar ese otro entuerto, no creo que alguien lo critique si ejecuta alguna de sus ya famosas maniobras y hace que la Corte Suprema declare inconstitucional la restitución con carácter de retroactividad de los derechos ciudadanos al denominado estorbo urbano.

Finalmente, el ministro del Mides, después del ahora sumado escándalo de nepotismo en la entidad que maneja, debería regresar, si es posible, a su curul como diputado de la Asamblea.   Allí me parece que estaría más en ambiente.

<>

Este artículo se publicó el 5 de agosto de 2010  en el diario La Prensa,  a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

La obra, el teatro y la sedición

La opinión de…

Hipólito Arroyave 

Mientras al colega columnista, el ahora nombrado sedicioso Paco Gómez Nadal, se le da, no su pase de abordar, sino más bien su pase de factura (todo por sus opiniones adversas al actual gobierno), el gracioso y particular alcalde capitalino dice que no renunciará al cargo, actitud con la cual estoy de acuerdo.

Culminó su rueda de prensa citando una frase del célebre premio Nobel de Literatura de 1922, Jacinto Benavente, dramaturgo español que cautivó en los géneros de la tragedia y comedia.

Realmente la vida política del alcalde, creada en todos estos meses, es merecedora de un premio en cualquiera de estas dos ramas del teatro. Es una mezcla homogénea de ambas. Con seguridad Benavente se hubiera nutrido para sus obras dramáticas de una de tantas historias de su caminar en la comuna capitalina. Pero dejando a un lado la literatura y obra de uno de los primeros premios nobel del siglo pasado, la actitud presentada por el alcalde “electo de la capital”, no es ni más ni menos lo que esperábamos.

Bosco tiene razón. Nadie le puede pedir su renuncia si fue elegido por el pueblo, al igual que nadie le puede pedir la renuncia al Presidente de la República. Si existe alguien a quien esto le incomoda, entonces que se las aguante. Incluyendo a los ciudadanos, al Presidente y vicepresidente de la República.   ¿Quiénes lo ratificaron? ellos mismos.

En realidad Bosco no tiene la culpa. La culpa es del sistema democrático en que vivimos, en donde se premia con el voto a aquellos con mejor apariencia o carisma, y no por su preparación o currículum.   Me veo bien en televisión como un “tal si te digo”, o bailo divertido como un gordito bonachón. Eso es suficiente para darte mi voto. Así piensa el panameño común. Y de esto se aprovechan los sinvergüenzas para ganar el poder y llegar a los puestos cimeros del país.

Igual que Bosco, creo que no debe renunciar, aunque sus otrora promotores ahora lo quieran hacer a un lado por el lastre e impopularidad que les trae a sus aspiraciones políticas para el 2014. El ofrecimiento de renuncia a la Alcaldía a cambio de algún puesto de libre nombramiento, pero también de libre remoción por el jefe supremo del Estado, es un error en el que Bosco no puede caer. Renunciar a su puesto ganado en las “urnas” es tirarse la soga al cuello.   Es alejarse de esa isla y aventurarse en una pequeña balsa en el mar inseguro de la planilla estatal, en donde como hemos visto hasta la saciedad, nadie, absolutamente nadie tiene estabilidad en su puesto.

El ser humano aprende también por ensayo y error. Y de esta forma aprenden muchas personas. No hay una carrera universitaria para ser alcalde, tampoco para ser Presidente de la república. No existe una fórmula mágica para gobernar a un país. A Bosco solo le queda, entonces, quedarse en su isla segura, no cometer ninguna ilegalidad por la cual lo puedan enjuiciar y separar del cargo.

Y seguir cobrando su sueldo durante los próximos años que le quedan como alcalde. De repente, después de tantos ensayos y errores, pueda hacer algo que no sea tan malo.

Lo único malo fue tener doble cara, doble moral y doble nacionalidad. Porque su incapacidad solo es superada por la impopularidad de ser un panameño-yankee y haberlo escondido al postularse a candidato en las pasadas elecciones.

<>

Este artículo se publico el 8 de julio de 2010  en el diario La Prensa,  a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Operando de ‘a milagro’

La opinión del Médico y Escritor…..

,

Hipólito Arroyave


Colegas médicos columnistas, colegas médicos capitalistas, colegas médicos socialistas.  Los cubanos de Operación Milagro, vinieron a realizar un trabajo dizque “social–lista”, pero esa valiosa “lista” se perdió junto con ellos.    Si los expedientes no aparecen, ¿cómo se podría justificar el gasto de 88 mil balboas mensuales y la efectividad real de este programa?

Pero el trasfondo real del problema que generó esta inmigración de especialistas extranjeros, con la anuencia del gobierno de Martín Torrijos, tiene una historia así como una realidad actual que es dura de declarar a la población. Socialistas obligados somos todos los médicos especialistas que trabajamos para nuestras dos instituciones de salud públicas.   ¿O me va a decir alguien que trabaja por 60 ó 70 balboas por día como salario es ser capitalista?   Y a parte, hacer turnos de ocho horas por 60 balboas más, realizando varias cirugías por ese emolumento, cuando en la clínica privada se gana 10 o hasta 20 veces esa cantidad.

Cirujanos, oftalmólogos, y anestesiólogos huyen de la Caja de Seguro Social (CSS) o el Ministerio de Salud (Minsa). Los salarios no son atractivos y los que aceptamos esta remuneración, lo hacemos por brindar una atención y no dejar en el abandono al grueso de la población humilde, los indígenas o campesinos.

Omar Torrijos siempre tuvo muy buena relación con Cuba y Fidel Castro. Martín heredó esta amistad y quiso favorecer en algo al Gobierno cubano ofreciéndole este trabajito, por la sencilla razón de que en el interior ya casi no quedamos oftalmólogos.   Y los que aún estamos lejos de la edad de jubilación, nos estamos quedando solos por la jubilación de los demás.

La explicación de todo esto es simple. A los especialistas recién graduados no les interesa trabajar ni en la CSS ni en el Minsa y yo los entiendo. Aceptar un trabajo con baja remuneración, alejado de tu ciudad natal o de la familia, siendo que en la capital está el botín de la medicina privada, en donde solo los seguros particulares rinden mucho más de lo que se gana, como dije en ocho horas en la CSS o el Minsa. ¿Quién quiere entonces entrar a trabajar a estas entidades? Nadie.

Oftalmólogos hay de sobra en nuestro país, principalmente en la capital. Pero las ganancias que genera la clínica privada en todas las especialidades se ha separado un universo de lo que paga el Gobierno.   Por esto, nuestra población asegurada y no asegurada no tiene una cobertura decente; las listas de espera para consultas ambulatorias o cirugías electivas son cada vez más largas.

Es fácil hablar de que ahora hay que ver el espíritu altruista de los oftalmólogos panameños. ¿De cuáles oftalmólogos estaría hablando un colega columnista?   Si lo dijo por los que trabajamos en las instituciones públicas, no veo como podríamos seguir en la cobertura de Operación Milagro, si no nos damos abasto ni siquiera con la población provincial que manejamos, como por ejemplo acá en Chiriquí, que se ha convertido en el hospital que cubre, además, a Bocas del Toro.

Lo malo fue pagarle a esos cubanos lo que bien podrían haberle pagado a los oftalmólogos panameños para ir a operar los fines de semana al Chicho Fábrega. A mí me hubiera gustado ganarme algo extra como capitalista que soy, pero quien se ganó parte de esos 88 mil balboas mensuales fue el “Gobierno cubano”, o quién sabe quién se embolsó parte de este dinero, como ocurrió con otros programas en gobiernos anteriores.

Equiparon al Chicho Fábrega con lo necesario para ejecutar este programa, mientras dejaban sin insumos o sin equipos a los demás hospitales del interior, donde todavía hay algunos oftalmólogos en vías de extinción. Y mientras los cubanos operaban con equipos nuevos, nosotros los oftalmólogos panameños “del puente pa’ cá”, pasábamos las de Caín, operando con las uñas, operando de “a milagro”.

<>

Artículo publicado el 14  de marzo de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que a la autora,  todo el crédito que les corresponde.

Vicios de inconstitucionalidad

La oponión de……

.

Hipólito Arroyave

El viernes 5 de febrero de 2010 acaba de pasar a la historia como el segundo viernes negro en esta nueva administración de gobierno.

El primero, el 17 de julio de 2009, donde la trilogía, Ejecutivo, Legislativo y Tribunal Electoral hicieron lo suyo para ratificar como alcalde a un “panameño” que no tenía sus derechos ciudadanos vigentes. Pero se dio un fallo restituyéndole estos mismos derechos con carácter de retroactividad.  Desfachatez total de los tres estamentos involucrados.

Y ahora, como confirmando aquella frase bíblica: “por sus actos los conoceréis”, vuelven a actuar de igual forma, violentando nuestras leyes fundamentales y sus reformas.

Las páginas de nuestra Constitución parecieran estar fabricadas con el mejor papel que existe, ya que siempre han sido usadas tanto por la dictadura, y ahora en “democracia”, como el mejor de los papeles higiénicos, suave, fácil de manipular y de desechar por el inodoro. Las reformas constitucionales de 2004 incluían la desaparición de la figura de suplente del procurador de la Nación, y claramente señalaba que en caso de falta del mismo de forma permanente, el Ejecutivo podría nombrar al titular.

En el caso reciente de la procuradora Ana Matilde Gómez, al no renunciar y estar separada temporalmente del cargo, el Ejecutivo viola otra vez la Constitución al nombrar en una nueva trilogía cómplice, esta vez, Ejecutivo, Legislativo y Corte Suprema, a un procurador encargado, lo cual no era de su competencia.

Intenciones de comprar a los medios de comunicación y a comunicadores para tener la menor oposición televisiva posible es la tendencia mostrada. Juan Carlos Tapia ya lo dijo en uno de sus programas, declaró que le habían ofrecido cargos en el gobierno de turno y que, recientemente, el Presidente le había ofrecido otro puesto directivo más.

Confieso que se me hizo un nudo en la garganta, tragué cortito y se me puso la piel de gallina al escuchar esta asoleada a nuestro mandatario. Digno de alabanza es la actitud valiente de este comunicador, pues seguro estoy que declarar esto de forma pública no le debió caer muy bien al Presidente.

También es digno de encomio el hecho de que el diario La Prensa continúe haciendo lo propio, sacando a la luz el caso del FIS y los involucrados, tanto de gobiernos anteriores como del actual. Ante los hechos demostrados, siento temor de escribir, inclusive. Pareciera que el camino a un totalitarismo de derecha está en marcha y que cada día se refuerza más dada la cantidad de personas aliadas y estamentos dominados y conquistados.

El imperio se ha expandido desde la Presidencia y esto es peligroso. La historia revela que cada emperador, dominador de grandes extensiones, al final acaba sucumbiendo a su propia ambición de poder. No considero que aquí en Panamá pudiera ocurrir un caso como el golpe de Estado en Honduras, primero porque aquí no existe un ejército, segundo porque el Gobierno es de derecha y con clara afinidad al Gobierno norteamericano, quien aceptó mansamente este hecho en un país centroamericano por el temor a un chavismo que está en decadencia.

Temor siento por el futuro que nos espera. Pero más temor estoy seguro que deben sentir: Ernesto Pérez Balladares y Pedro Miguel González. Si la ahora ex procuradora fue en un solo día notificada de su separación del cargo, y rechazada su solicitud de reconsideración y apelación por la Corte Suprema, ¿qué esperanza podría tener el primero de un fallo absolutorio? Yo no le veo esperanza al Toro por ningún lado. Y menos ahora con el control absoluto que tiene el Ejecutivo en el Órgano Judicial. Y el segundo caso, Pedro Miguel, yo no podría dormir si fuera él, pensando que en cualquier momento me pueden mandar en algún avión para Estados Unidos, pieza valiosa de canje para quedar bien con el tío Sam.

<>

Publicado el 14 de febrero de 2010 en el Diario La Prensa, , a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Enemigo microscópico

La opinión del Médico Oftalmólogo y Escritor…..

HIPOLITO ARROYAVE

.

Enemigo microscópico

.

Muchos pacientes que ingresan en condición grave a los hospitales públicos lo hacen porque son víctimas del ataque de seres que cohabitan nuestro medio ambiente, nuestro planeta entero. Dengue, A(H1N1), entre otras enfermedades. Y en estas experiencias de lucha es en donde vemos cómo la muerte en asociación ilícita con las bacterias, hongos o virus que invaden nuestra economía intentan aniquilarnos y llevarnos a una “mejor vida”.

Nuestros hospitales públicos ya no tienen la capacidad para atender a una población que creció inevitablemente con los años, ahora están sobrecargados y cada vez es más difícil darle cabida a cada paciente entrante.

“No hay cama pa tanta gente”. Personas apiñadas por los pasillos, en camillas. Las instalaciones que ya tienen 35 años no pueden alojar a tantos enfermos; mi Hospital Regional está también enfermo.

Gobiernos cambiaron cada cinco años y se olvidaron de este viejo guerrero. El cansado hospital necesitaba del nacimiento de un hermano que le tendiera la mano para seguir abrigando a la población chiricana.

Los chinos dieron una donación y la atención materno–infantil se ganó la lotería, ¡Qué suerte! ¿Será que tendremos que esperar a que el Gobierno de Taiwan u otro país nos haga otra millonaria donación para que mi querido hospital sea renovado, ampliado o se construya una torre gemela o más alta para atender al resto de los pacientes que se salen literalmente por sus ventanas?

Para los enfermos en cuidados intensivos, es muy dura la batalla contra el enemigo microscópico, que pulula por las instalaciones del propio nosocomio. Especial atención es esta sección del hospital que no cuenta con una separación de los pacientes críticos de cardiología y quirúrgicos de los pacientes infectados.   Están lado a lado, separados por una distancia que tampoco cumple con las reglas del caso en estos sitios.

El resto del hospital está en iguales condiciones, sin contar con los espacios para más cuartos de aislamiento, los cuales son estrictamente necesarios en casos de pacientes con enfermedades infecto–contagiosas peligrosas para los demás pacientes hospitalizados, o para mantener “protegidos” a pacientes inmunosuprimidos.   Mis colegas se portan a la altura, sin embargo es muy difícil la lucha si no tienes una adecuada infraestructura o tienes una que ya no cumple con las medidas mínimas de seguridad sanitaria.

Es urgente que nuestras instalaciones se amplíen, se les dé la distancia y espacio normada y adecuadamente a cada cama en las unidades de cuidados intensivos y en el resto del hospital. Se utilicen sistemas especiales de ventilación ambiental estériles para las áreas que lo ameriten como estas salas de medicina crítica y el salón de operaciones. Necesitamos insumos sin derecho a escasear. Pero para poder hacer estas mejoras, necesitamos primero que nuestro hospital crezca, sin espacio no se puede hacer nada.

Hace algunos años se amplió el cuarto de urgencias, ¡qué brillante idea!, “aumentas la recepción del hotel y no tienes cuartos para albergar a más huéspedes”.

En este mundo de micro y macroorganismos, no sé a cuál temerle más. Desde que nacemos estamos rodeados por enemigos que no percibimos a simple vista. Y son estas hordas de guerreros solapados, que solo esperan alguna ruptura o deficiencia de nuestro bastión –cuerpo– fortaleza, que muchas veces flaquea, pero que se defiende y regenera para seguir manteniéndonos en un ambiente propio, “estéril”.

Si no hacemos algo urgente por aumentar y abastecer nuestras instalaciones, empequeñecidas por la exigencia lógica de un crecimiento demográfico que ocurre con los años, nunca vamos a crecer tampoco en excelencia en la atención a los pacientes, sino todo lo contrario.

<>
Publicado el 5 de noviembre de 2009 en el diario LA PRENSA, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Las ‘soluciones’ políticas

La opinión de…

.
Hipólito Arroyave

.
Las ‘soluciones’ políticas

Nuestra historia patria y mundial está llena de ejemplos de esta disculpa barata para justificar las violaciones a las leyes fundamentales, principalmente a las constituidas en cualquier carta magna de cualquier país. Una solución política fue la que Omar Torrijos ejecutó cuando le dio el golpe de Estado a Arnulfo Arias, el 11 de octubre de 1968. Igual fue la disculpa de Pinochet al derrocar y matar a Allende, el 11 de septiembre de 1973. Otra solución política fue el reciente golpe de Estado en Honduras. Y finalmente solución política fue la que le dieron al caso de la doble nacionalidad del flamante alcalde de la capital.

Un golpe de Estado no está justificado provenga de donde provenga. “El fin justifica los medios”, dirán los politólogos criollos defensores de estas soluciones políticas, pero es allí en donde chocan las ideologías de cada persona, sea de derecha, izquierda, fascista, neoliberal, etc. Todo es según el cristal con que se mira, y nuevamente caemos en el cristal de “la conveniencia”.

Para cualquier grupo es buena una solución política aunque con ella pisoteen la Constitución. Pero, las soluciones políticas democráticas existen, sin caer en la violación flagrante a nuestras leyes. Me atrevo a opinar que una solución política para tener una oposición digna en este país, en este momento, es la fundación de un nuevo partido político.

El PRD no tiene el peso ni hizo los méritos para ocupar esta posición. El Gobierno actual está demostrando, toda la maraña, hediondez y corrupción en la que estaba sumergido el país en manos de este partido político. El Ministerio de Educación, el Mides, el Mivi, la Asamblea Nacional, y hasta el Ministerio de Salud, entre otras instituciones más, están reportando una serie de manejos turbios de la pasada administración. El recién estrenado gobierno está haciendo su trabajo inicial eficientemente, acabar con el PRD, y a mí ya me están convenciendo. Figuras importantes de ese colectivo han quedado opacadas, manchadas o destruidas por la máquina arrolladora del nuevo gobierno.

El PRD ha quedado reducido a ruinas y difícilmente podrá tomar la bandera y hacer una oposición digna. En cualquier periodo de gobierno necesitamos que exista una oposición que le muestre las fallas al gobierno de turno para que hagan las correcciones si es que las aceptan. De otro modo se convertirá en otra dictadura civil. En mi humilde opinión, considero que la época de este partido ya ha finalizado. No tienen la moral ni la fuerza para convencer al pueblo de que pueden regresar a hacer un gobierno límpido con toda la suciedad que ha salido a la luz recientemente.

La era de las viejas corrientes e ideologías ha terminado. Dejemos descansar en paz a Omar Torrijos, así como también dejemos descansar a Arnulfo Arias. Ya les dimos las oportunidades a sus parientes cercanos, ¿y que fue lo que nos trajeron? Solo más corrupción y malos manejos públicos. Ha llegado la hora de que otro partido con nuevas figuras, con nuevas ideas, con nuevos caudillos tome el lugar de este moribundo partido político, para que podamos seguir avanzando como país libre y soberano.

El PRD, nacido en dictadura, si persiste en su existencia, seguirá siendo considerado “el cuco” de la política panameña. Con un nuevo partido en el ambiente podremos hacer una oposición constructiva. De esta forma los que ahora están gobernando no tendrán la excusa de llamarnos a nosotros, los independientes, cada vez que hagamos una crítica al gobierno, de que somos PRD.

.

<>
Publicado el 8 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.