El alcance y las profundidades de la corrupción en Panamá

La opinión de:

 

JOSÉ  DÍDIMO ESCOBAR SAMANIEGO

El clientelismo político fue el instrumento eficaz para inocular durante años y ante la mirada complaciente de toda la clase política, el virus de la vileza que permitió el desmantelamiento de valores morales y éticos que hubieran frenado en nuestra sociedad, la retoma del poder por sectores poderosos económicos que además, en un sistema democrático corrompido pudieron agenciarse el poder político a través de sus representantes que juegan a su favor y cumplen la tarea de administrar el Estado por encargo de esos poderes fácticos.

Una larga lista de empresas, otrora con algún prestigio en la sociedad, ahora han devenido en partícipes del festín de la corrupción, so pena de quedar aisladas de contratos jugosos, desde un Estado que paga obras por un valor; tres veces lo que cuesta al sector privado.

La excusa para semejante dislate, la presentan las empresas argumentando que sus gastos financieros son muy altos, para encubrir las mordidas, las coimas y la participación de intermediarios que ayudaron a facilitar el negocio o funcionarios del Estado directamente involucrados en el proceso de asignación, inspección y recibimiento de las deficientes obras por lo general.

La ley de contrataciones públicas fue arrumada y echada a un lado y se privilegió la contratación directa para facilitar la decisión política caprichosa en contraposición a aspectos técnicos y financieros, y abrir así un portillo inmenso de arbitrariedad que le cuesta a la sociedad miles de millones de balboas que se los terminan repartiendo las empresas, bancos, funcionarios y padrinos electorales que patrocinaron campañas a cambio de esas jugosas recompensas.

Empresas Internacionales, como ODEBRECHT, MECO, FCC, CONALVIAS, y las nacionales TCT, CUSA y 12 empresas más, recibieron contratos por un valor cercano a los 18 mil millones de balboas en los últimos años, lo cual puede estimarse un sobreprecio cercano a los cinco mil millones de balboas, que representan más del presupuesto nacional anual de Nicaragua con una población de más de siete millones de personas.

Una lista de 23 Bancos con licencia internacional e interna asentados en la República de Panamá, se han encargado de la operación de limpieza de capitales oscuros surgidos de estos negocios al amparo y permisibilidad de la Unidad de Análisis Financieros (UAF), adscrita a la Presidencia de la República y prácticamente el patrocinio de la Superintendencia de Bancos y el silencio cómplice de la Asociación Bancaria Nacional que no termina por creer en la autorregulación.

Al día de hoy y después de semejantes escándalos, no hay ninguna medida de sujeción, multa o suspensión de licencia o cancelación de la misma a pesar de haber violado flagrantemente la normativa de la banca nacional y del centro financiero internacional que ha sido cuestionado desde hace rato por fuerzas internacionales que lo quieren liquidar como competencia, pero que ante esta situación ofrecen en bandeja de plata la justificación expedita a esos ataques, ahora fundados.

La figura de las Adendas a contratos se ha convertido en un mecanismo perverso de incrementar criminalmente los costos ya de por sí sumamente altos o la figura o maniobra de presentar un bajo precio para obtener el contrato y luego modificar el precio por este mecanismo de las adendas y consolidar así el atraco con la diligente anuencia de las autoridades nacionales.

Las autoridades encargadas de investigar y sancionar todas las conductas delictivas y llevar al banquillo de los acusados a los corruptos, han terminado siendo rebasados en su deber, porque estas autoridades también están sujetas al control político de los mismos que deben ser procesados y condenados por sus acciones contra los panameños. Solo muy pocos están siendo investigados, y las investigaciones adolecen de la contundencia y firmeza que se requiere.   La Contraloría General de la República, por su parte, ha terminado haciendo informes que lejos de auditorías forenses trasparentes, terminan por concluir que aquí no ha pasado nada, se ha evitado investigar siquiera las partidas circuitales y fondos de juntas comunales y municipios donde es evidente que hubo toda clase de chanchullos, mientras que la deuda pública para cancelar esas obligaciones oscuras nos ha llevado a un límite peligroso que pudiera comprometer la libertad financiera del Estado panameño en un corto plazo. Ha quedado además en evidencia; la renuencia del Ministerio Público panameño, en colaborar con organismos similares de otros países, cuando se le ha pedido colaboración.

Pero el andamiaje de la corrupción no se limitó a las contrataciones públicas, sino que está diseminado en toda la actividad social y económica en general que ha devenido en casi un Estado fallido que ha perdido el rumbo decoroso y digno al que debemos aspirar los que soñamos con un Panamá decente, donde puedan crecer y desarrollar sus sueños de realización libre nuestros hijos y nietos.

¡Así de sencilla es la cosa!

José Dídimo Escobar Samaniego.
Cédula: 7-84-41
20 de mayo de 2017

<> Este artículo fue publicado el sábado 20 de mayo de 2017 en la Estrella de Panamá y compartido públicamente por el autor en su página de Facebook.

Anuncios

Vivimos un país libre y democrático gracias a estos baluartes de la democracia: Martinelli

Reproducción de la nota reportaje de nuestra colaboradora, la educadora y activista política…

Jennie Gonzalez

-Junto a Guillermo Endara y Ricardo Arias Calderón, Guillermo Ford participó de la terna presidencial de 1989-

 

Cientos de panameños con pañuelos blancos y coreando la frase popular que acuñara Guillermo “Billy” Ford Boyd (QEPD), “Esta vaina se acabó”, rindieron –junto a autoridades nacionales- tributo a esta destacada figura pública panameña, ofreciéndole un último adiós como reconocimiento a su lucha por recobrar la democracia en el país y que culminó el periodo de la dictadura militar.

Los actos protocolares del Funeral de Estado en honor al Vicepresidente de la República, Guillermo Ford Boyd, iniciaron con una misa de cuerpo presente que se desarrolló en la Catedral Metropolitana con la asistencia de la pareja presidencial Ricardo Martinelli y Marta Linares de Martinelli, quienes junto al gabinete de ministros -en pleno- acompañaron a la familia Ford-Boyd en este difícil momento con la pérdida de su ser querido.

A su llegada a la Iglesia Catedral, el presidente de la República, Ricardo Martinelli expresó su reconocimiento a este “baluarte de la democracia panameña”, de quien dijo “debemos –junto a otras destacadas figuras como el ex presidente Guillermo Endara (QEPD) y Ricardo Arias Calderón- el privilegio de que Panamá sea un país libre”.

“Los panameños debemos recordarlos y tenerles cariño por que son unos baluartes y les debemos respeto por lo que Panamá es. Él [Guillermo Ford] fue un gran panameño que pese a ser maltratado, golpeado, herido, nunca lanzó una palabra contra sus agresores, supo perdonar y jamás buscó venganza”, dijo el mandatario.

Agregó que Ford Boyd fue un hombre conciliador del cual se pueden aprender muchas enseñanzas entre ellas la de perdonar por el bien de un país y que éste siga en marcha. “La enseñanza es que todos debemos cuidar y proteger esta democracia”, concluyó Martinelli.

El obispo José Luis Lacunza ofició la ceremonia donde hizo un llamado a la población para que siga el ejemplo de vida del ex vicepresidente, a no borrar a Guillermo Ford de nuestra historia ni memoria, además de resaltar el legado que deja este destacado panameño.

También recordó y enfatizó en que escenas como las de este ciudadano, Guillermo Ford, ensangrentado luchando por la democracia “jamás deben repetirse”, pues –dijo- dio su aporte a la sociedad luchando por la democracia del país.

En el acto participaron familiares, políticos de distintos partidos, representantes de la sociedad civil, entre otros. Luego de la misa partieron en el cortejo fúnebre por las principales avenidas de la capital panameña donde cientos de personas salieron a las calles para también despedir al político.

En el funeral varios de sus familiares expresaron su orgullo por el legado que deja este político en el país, entre ellos su hijo Edmundo Ford quien señaló su padre [Guillermo Ford Boyd] además de ser un gran padre y amigo, “luchó contra el régimen militar para devolverle la democracia al país y hasta el día en que murió nunca se cansó de defenderla y que ahora nos toca proteger”.

“Siempre sostuvo que es mejor decir y vivir en una democracia mal o imperfecta que en un buen gobierno militar, por ello siempre insistió en que la historia debe divulgarse pues la historia de una nación es la identidad de la patria”, dijo el hijo del ex vicepresidente.

Ford murió el pasado sábado 19 de marzo a los 74 años de edad.  El destacado dirigente político ocupó altos cargos en el engranaje gubernamental, entre los que se destaca el de Vicepresidente y Presidente de la República también Ministro de Planificación y Política Económica (Mippe), hoy Ministerio de Economía y Finanzas en el gobierno de Guillermo Endara (1989-1994) y de Embajador de Panamá ante el Gobierno de Estados Unidos en la administración de Mireya Moscoso (1999-2004).

Billy Ford, quien acuñó la frase ‘Esta vaina se acabó’ en alusión directa al fin de la dictadura militar que gobernó Panamá por 21 años, ejerció con responsabilidad, dignidad y sentido de Patria todas las tareas que le tocaron cumplir como servidor público.

 

En su vida política, fue un incansable defensor de las libertades ciudadanas y de los derechos democráticos. Encabezó en las calles la lucha que el pueblo panameño libró en contra de la dictadura militar al punto  de convertirse en una de las víctimas  de ese régimen castrense cuando un grupo de los Batallones de la Dignidad, a disposición de los militares, le atacó en Santa Ana. La foto de su rostro ensangrentado recorrió el mundo al aparecer publicada en la portada de la Revista Time.

Presidió el Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena), del que fue uno de sus fundadores y años después dirigió el partido Unión Patriótica.

Paz a su alma.

GOBIERNO NACIONAL

¡JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMÁ!

<> Reportaje publicado el 22 de marzo de 2011 a las 21:26 en Facebook  y etiquetado en nuestro muro por la autora, a quien damos todo el crédito que le corresponde.

 

Derogación de Ley Minera

DEROGACIÓN DE LEY MINERA ~ REUNIÓN EN SAN FÉLIX Y SESIÓN DE GABINETE CON APROBACIÓN A LA DEROGATORIA.  El reportaje de …

JENNIE  GONZALEZ


No quiero más actos violentos entre mi pueblo, Martinelli

Presidente acude a tierras del pueblo Ngäbe y anuncia derogación de la Ley 8

Atendiendo al llamado del pueblo Ngäbe Bugle, el presidente Ricardo Martinelli se trasladó al área comarcal de la provincia de Chiriquí donde expresó -a miembros de la Coordinadora por la Defensa de los Recursos Minerales y de los Derechos del Pueblo Ngöbe Bugle y Campesinos, además de otros moradores- que el gobierno desea mantener el clima de paz que vive su pueblo, por lo cual anuncia la derogación la Ley 8 de 2011, en sesión de Gabinete hoy, jueves 3 de marzo.

“Como Presidente, mi principal responsabilidad es velar por la conservación del orden público y que se mantenga un clima de paz y convivencia pacífica entre todos los panameños, por ello, he decidido presentar un proyecto que deroga en todas sus partes la Ley 8 de 2011. No se puede permitir que las confusiones provocadas por grupos radicales, que se aprovechan de la nobleza y la valentía de los hermanos de las comarcas, destruyan la paz que vive Panamá”, sostuvo el Mandatario.

Martinelli se trasladó a tierras de la comarca junto al ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu y otras autoridades de gobierno, donde convocó a todos los grupos del área y humildes panameños a quienes dijo: “Quiero dejar bien claro que nuestro  gobierno entiende y respeta las costumbres y tradiciones de los pueblos indígenas, especialmente su apego y amor por la tierra que los vio nacer”.

Ante moradores y dirigentes, anunció un agresivo plan de inversiones por 100 millones de balboas que se desarrollará en las comarcas para construir nuevas escuelas, centros de salud, además de rehabilitar y construir caminos de producción para que mejores días lleguen a los habitantes de estas regiones.

“Yo soy el Presidente de todos los panameños, incluyendo a ustedes los moradores de las comarcas, creo en sus tradiciones y entiendo que no quieren la minería y a mi tampoco me interesa ese tema para estar empantanándonos y no seguir adelante buscando cambiar este país y lograr cosas que nos unan más para combatir la pobreza y la desigualdad”, afirmó.

Pese a que el gobierno reiteró que la norma a derogarse no buscaba promover ni desarrollar yacimientos mineros dentro de las comarcas, se deploró que grupos a los cuales no les importa la paz del pueblo han producido enfrentamientos manteniendo al país en un clima de tensión, afectando considerablemente las actividades comerciales que son el “nervio motor de nuestro envidiable crecimiento económico”.

“No puedo permitir que las confusiones provocadas por grupos radicales que se aprovechan de la nobleza y la valentía del hermano pueblo Ngäbe Bugle, pongan en peligro la paz social que vivimos los panameños, la cual es sin duda nuestra principal ventaja frente a un mundo que no supera aún del todo la crisis económica mundial y los conflictos entre hermanos que desangran a muchos países”, explicó el gobernante a su pueblo.

Dejó claro que la decisión del gobierno no es una muestra de debilidad sino de responsabilidad, que busca desaparecer un elemento que distrae innecesariamente de la impostergable tarea de continuar construyendo juntos un mejor Panamá.

“Siempre dije que no soy perfecto y, por ello, no tengo temor en reconocer que pese a lo beneficioso de la norma, los enfrentamientos producidos por las confusiones que han provocado los grupos extremistas, parece demostrar que no fuimos lo suficientemente activos y efectivos como se requería”,concluyó Ricardo Martinelli.

En San Félix, en la Parroquia Nuestra Señora de Los Caminos, monseñor José Luis Lacunza, en representación de la Iglesia Católica como garante de estas conversaciones y acuerdos, aplaudió la voluntad de ambas partes por haber logrado un entendimiento y llamó a la reflexión de buscar siempre un método de diálogo para mantener la paz entre el pueblo panameño, mientras que los dirigentes del pueblo Ngäbe aceptaron el compromiso pactado con el gobierno de mantener un diálogo.

Como parte de la comitiva presidencial, acompañaron al Mandatario el vicepresidente y Canciller, Juan Carlos Varela; la ministra de Gobierno, Roxana Méndez; el presidente de la Asamblea Nacional, José Muñoz; los viceministros María Fábrega –de la Presidencia- y Ricardo Quijano –del Mici- así como los diputados Fernando Carrillo y Luis Eduardo Quiroz.

Presidente cumple otra vez con indígenas: Gabinete aprueba derogar Código Minero

En un Consejo de Gabinete extraordinario, el presidente Ricardo Martinelli, en conjunto con sus Ministros de Estado,  cumplió su palabra con los grupos indígenas y aprobó un proyecto de ley en el que se deroga la Ley 8 de 11 de febrero de 2011 que reforma el Código Minero.

La propuesta fue presentada por el ministro de Comercio e Industria, Roberto Henríquez, quien dijo que -ante el clima de desasosiego que ha estado envuelto el país durante las últimas semanas- el Gobierno Nacional ha considerado necesario adoptar medidas dirigidas a restablecer el orden público y la convivencia pacífica.

“(…) en aras de procurar un ambiente en donde prevalezca la paz, principio sobre la cual se cimenta el desarrollo de un país, hemos estimado la necesidad de someter a consideración de la Asamblea Nacional de Diputados, el presente proyecto de ley para que, una vez aprobado por los Honorables Diputados, se satisfagan los mejores intereses nacionales”, se señala en la exposición de motivo de la propuesta de reforma.

Esta misma tarde, el ministro Henríquez presentó la propuesta en referencia ante la Asamblea Nacional de Diputados.

GOBIERNO NACIONAL

¡JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMÁ!

-No quiero más actos violentos entre mi pueblo, Martinelli- 

Presidente cumple otra vez con indígenas: Gabinete aprueba derogar Código Minero
<> Reproducción  de reportaje publicado el  Viernes, 04 de marzo de 2011 a las 0:51  en Facebook y etiquetado en nuestro muro por la autora a quien damos todo el crédito que le corresponde.

Solidaridad periodística

-Por solidaridad con el amigo en Facebook, Paco Gomez Nadal cuyos artículos han sido reproducidos en este blog, lo mismo que en solidaridad con los periodistas, los defensores de los derechos humanos y de  la libertad de expresión, reproducimos el siguiente artículo que nos enviara nuestro también amigo en Facebook y de este sitio, el sociólogo y político Olmedo Beluche-.  El editor


La opinión de…

PACO GOMEZ NADAL

El mar, 1/3/11, Jennifer Delgado <jdelgadou@gmail.com> escribió:

Fecha: martes, 1 de marzo, 2011 09:13

En el blog del Colegio Nacional de Periodistas se ha publicado el siguiente comunicado:

MENSAJE DE PACO GOMEZ NADAL A SU LLEGADA A MADRID   NOS DICE SU VERSION

Acabamos de llegar a Madrid custodiados por dos agentes del SANM.    Les envío este comunicado que redactamos en la escala de San José. Les pido que lo reboten a los compañeros de los medios.
Desde San José de Costa Rica, camino a Madrid (España)
He sido expulsado de Panamá en el día de hoy por el Gobierno de Ricardo Martinelli. La fórmula legal se denomina retorno voluntario pero ni es voluntario ni es retorno. Explico las circunstancias: 

1. El sábado 26 de febrero fui detenido ilegalmente cuando, claramente identificado como miembro de la organización de Derechos Humanos Human Rights Everywhere (HREV), documentaba el desalojo de los indigenas ngäbe que cortaban la Plaza 5 de mayo. La detención se produjo con violencia y sin ningún tipo de contemplación. En el operativo también fue detenida de forma arbitraria e ilegal mi compañera, Pilar Chato, que estaba en el andén de la esquina entre 5 de mayo y Calle L esperando el final de los acontecimientos.

2. En las siguientes 20 horas fuimos recluidos en tres instituciones diferentes y en ningún momento se nos indicó de qué se nos acusaba, no se nos permitió comunicación con nuestros abogados ni recibir asistencia consular de la EMbajada de España, país del que somos ciudadanos. Los propios funcionarios de la DIJ de Ancón nos manifestaron que no había expediente ni documentación que justificara nuestra detención en esas instalaciones (donde tuvimos que dormir en el suelo sobre periódicos)

3. Que en la tarde del día 27 de febrero, 23 horas de spués de la detención, fuimos víctimas de un juicio express en la corregiduría de Balboa con acusaciones falsas de la Policia Nacional (como que no estaba identificado al momento de la detendicón o que se nos leyeron nuestros derechos o que fuimos informados de las razones del acto) y en base a un video sin audio que, a todas luces, no es probatorio de ningún acto delictivo o contrario a las leyes panameñas.

4. Que Aproximadamente a las 4:30 p.m. fuimos trasladados a las oficinas del Servicio Nacional de Migración donde ni siquiera sabían por qué recibirnos hasta, tal y como nos indicaron, “recibir una llamada de Presidencia”. Una vez que nos recibieron en calidad de “retenidos”, los funcionarios del SNM aseguraron al consul de España, a nuestra abogada y a representantes de la Defensoría dl Pueblo que ningún trámite sería realizado hasta la mañana del día 28 de febrero y que por esa razón debiamos permanecer en las celdas de Migración, a pesar del compromiso de los funcionarios nacionales e internacionales de servir como garantes de nuestra comparecencia al día siguiente.

5. Que después de irse el equipo de acompañamiento, la directora del SNM junto a sus abogados dictaron un decreto ilegal y arbitrario en que sin pruebas nos condenan a detención por haber alterado el orden público e “instigar” protestas”. Fuimos despertados pasada la media noche, intimidados e irrespetados y obligados a firmar un documento en que se afirmaba que el SNM había escuchado nuestra defensa y respetado nuestros Derechos Humanos, cuando esto no se había producido.

6. Que ante las arbitrariedades cometidas, la agresividad de los comunicados públicos del Gobierno desde el mismo sábado 27 y los antecedentes del intento de expulsión del 4 de julio de 2010 y ante la TOTAL FALTA DE GARANTÍAS jurídicas para un proceso justo o para nuestra seguridad física ni jurídica, decidimos aceptar la deportación voluntaria.

7. Manfestamos la absoluta falta de garantías para el trabajo como Defensores de Derechos Humanos en Panamá y alertamos a NAciones Unidas y a la Comisión Interamerciana de DDHH sobre el grave riesgo al que están sometidos otros defensores en Panamá y cualquier líder social.

8. Agotaremos todos los recursos legales disponibles en Panamá y en el sistema Interamericano de JUsticia para revertir esta situación y exigiremos la compensación por los daños morales, económicos y personales a los que hemos sido sometidos al abandonar nuestro hogar, nuestros amigos, nuestra misión como defensores de Derechos Humanos y nuestro desarrollo profesional.

9. HREV y mi persona sólo hemos tratado de promocionar y defender los derechos humanos de los colectivos más desfavorecidos de Panamá, tal y como es nuestro mandato. Nuestros informes sobre violación de derechos humanos en Changuinola o en el Centro de Cumplimiento de Tocumen o nuestro seguimiento a todo el proceso de defensa territorial de los pueblos Naso, Ngäbe y Buglé han molestado a las autoridades que han desconodio las recomendaciones de las organizaciones internacionales respecto a los Derechos HUmanos de estas poblaciones. A esta situacion se suma mi labor como periodista y columnista en el diario La Prensa con trabajos críticos que incomodan al Gobierno tal y como lo han manifestado en diversas ocasiones.

10. El trato de los funcionarios de rango bajo de la DIJ y de Migración fue en todo momento correcto y ellos mismos nos mostraron su perplejidad ante este proceso.
11. Los pueblos originarios de Panamá no necesitan de instigadores. Son autónomos y dignos y cuando protestan suelen ser provocados por medidas del Gobierno que, además del abandono secular, aprueba medidas que afectan contra la autonomía territorial, cultural y política de los pueblos originarios.

12. Reconocemos y agradecemos profundamente la valentía, el ánimo y la solidaridad que numerosas organizaciones, ciudadanos y, en especial, los representantes de los pueblos originarios de Panamá nos han mostrado en las últimas horas.

No nos echa Panamá. Nos echa su gobierno.

La lucha por los Derechos Humanos es irrenunciable y los delitos de lesa humanidad imprescriptibles.

Paco Gómez Nadal
Pilar Chato Carral

¿Quién es el Presidente Ricardo Martinelli?

La opinión de…

MARCOS A. GANDÁSEGUI
gandasegui@hotmail.com

El Presidente Ricardo Martinelli, representa un fenómeno político original, que sintetiza todo lo viejo. Algunos lo llamarían una expresión transitoria.   Su estrella podría mantenerse sobre el horizonte hasta que dure la presente crisis política panameña.   Crisis que se manifiesta en el sentido clásico:   Lo viejo se resiste a desaparecer y no deja que lo nuevo haga su aparición.   Es común que identifiquen ideológicamente a Martinelli y sus seguidores como conservadores. Es decir, ligados a los sectores tradicionales de los terratenientes (urbanos y rurales) y a la iglesia católica. Martinelli ha demostrado con hechos que no comulga con esas ideas conservadoras.

Otros asocian a los actuales gobernantes con ideas fascistas. Quienes levantan las banderas fascistas se identifican con ideas nacionalistas en el marco de una alianza populista que subordina a las masas urbanas al liderazgo de los grandes capitalistas. Este tipo de alianza suele ser encarnada por un líder ‘carismático’.    Martinelli rechaza toda identidad nacional y no pretende cooptar a los sectores populares. Al contrario, su ideología es anti-nacional y no pretende darle dirección alguna a los sectores populares.

Otros ven a Martinelli en el campo neoliberal, política impuesta por EEUU entre 1983-2008. La ley ‘Chorizo’, derogada a fines de 2010, pretendía acabar con la capacidad negociadora de los trabajadores. El proyecto de ley minera actualmente ante la Asamblea de Diputados pone fin al estado de derecho en el país. También aumentó el impuesto al consumo (ITBMS) en un 40 por ciento.

El aumento impositivo ha multiplicado los ingresos del fisco. Esta política le parece sospechosa a los millonarios panameños y a EEUU.    Entre los cables secretos enviados por la embajada norteamericana a Washington se destaca uno que acusaba a Martinelli de no cumplir con los principios neoliberales al pretender cobrarle impuestos a los ricos. En realidad, Martinelli no encaja en lo que el Banco Mundial llamaría neoliberal.

Hay quienes señalan que la política económica de Martinelli es de ‘des-posesión’:   Le quita el empleo a los trabajadores,    las oportunidades de inversión a los pequeños empresarios y la tierra a los productores rurales.

Martinelli, entonces, no es conservador, tampoco es fascista, ni neoliberal. Entonces, ¿qué es el presidente de la República y hacia dónde conduce el país?    Martinelli es la expresión extrema de una política fracasada que se instauró en el país hace 20 años después de la invasión militar norteamericana de 1989. En aquella época, sin mediar un estudio de la realidad panameña, se impusieron las privatizaciones, la desregulación y la flexibilización de la fuerza de trabajo. El objetivo inmediato de estas políticas neoliberales –al igual que en el resto del mundo– era transferir parte importante de las riquezas acumuladas por los sectores populares (los salarios y bienes de los trabajadores) a la clase capitalista.

Las estadísticas lo demuestran claramente. Mientras que en 1990 el 65 por ciento de la distribución de la riqueza producida por los panameños terminaba en los hogares de medio millón de trabajadores, en 2009 estas familias sólo recibían el 40 por ciento. En cambio, mientras que en 1990 el 35 por ciento de la riqueza nacional quedaba en los hogares de 20 mil familias acaudaladas, en 2009 había aumentado al 60 por ciento.

Las estadísticas presentadas en números fríos, sin embargo, no nos dicen lo que realmente ocurre en nuestras comunidades. Mientras que la extrema pobreza prácticamente no existía en Panamá, ahora el 20 por ciento de los hogares panameños vive en ese estado de miseria. En total, casi el 50 por ciento de los hogares panameños viven en lo que el Banco Mundial llama la pobreza. (El 40 por ciento de los trabajadores panameños son informales. Es decir, trabajan sin contrato y/o sin seguridad social).

El gobierno del presidente Martinelli no entiende lo que representan estas cifras. Los neoliberales decían que a mayor pobreza, producto de sus políticas, había que aumentar los programas ‘focalizados’ para distribuir caridad a las comunidades más golpeadas. El Banco Mundial creó la ‘Red de Oportunidades’ durante la administración de Martín Torrijos y con Martinelli ha generado la ‘Beca Universal’ y los ‘100 para 70’.

Un país, sin embargo, no puede sobrevivir con estas políticas absurdas, depredadoras y especulativas. El neoliberalismo tuvo éxito en empobrecer a los sectores populares y a las capas medias, mientras enriquecía a los más ricos.   Esa política hizo crisis a escala mundial y pronto hará igual en Panamá. Martinelli preside sobre un régimen transitorio. La pregunta es ¿cuándo cederá lo viejo a las nuevas fuerzas sociales que todavía no emergen? ¿Quién es el sujeto (grupo social) nuevo que dirigirá ese proceso de reconstrucción?

<>
Este artículo se publicó el  3  de febrero   en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Ministerio de la Presidencia y BHN – Promueven espacios de cultura y centros comunitarios para prevención de la violencia

Reproducción del  reportaje  publicado en Facebook , por …

JENNIE   GONZALEZ

Con la finalidad de crear espacios de cultura y centros comunitarios en la comunidad de El Chorrillo y Calidonia, para programas de prevención de la violencia,  el Ministerio de la Presidencia a través del Programa Nacional para la Prevención de la Violencia y Delincuencia Juvenil y el Banco Hipotecario Nacional (BHN), firmaron un convenio interinstitucional de uso y administración de dos locales para beneficio de la infancia y la juventud.


En la firma del documento, que se realizó en el Salón Paz de la Presidencia, participaron el ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu, y el gerente general del Banco Hipotecario Nacional, Rafael Guardia.

Este acuerdo responde a las políticas sociales del Estado, en el marco de la política del Ejecutivo para enfrentar la inseguridad, Plan Calles Seguras y el Plan Estratégico de Gobierno.

Los locales se encuentran ubicados en el Edificio La Magnolia, en la calle Higinio Durán, corregimiento de Calidonia y el otro ubicado en la Planta Baja del Edificio Patio Pinel, Torre 1, calle 19 oeste en el corregimiento de El Chorrillo.

“Nuestro país y nuestro gobierno, necesita que niños y jóvenes puedan expresarse desde estos espacios. Vamos a fomentar encuentros sanos y recreativos de nuestra juventud para transformar su entorno violento a favor de actividades que fomenten la tolerancia y una cultura de diálogo de paz”, manifestó Papadimitriu.

Por su parte, Guardia destacó que estos locales van encaminados a que se ejecuten programas de prevención de violencia y delincuencia juvenil para que niños, jóvenes y la comunidad puedan mejorar su calidad  de vida.

Los compromisos según el convenio serán: utilizar y administrar los espacios mencionados para la creación de centros de cultura que fomenten la capacidad reflexiva de la realidad de quienes participen de ellos y puedan expresar críticamente a través de diversas manifestaciones artísticas sus formas de plantearse  el mundo e intervenir en él, lo que favorece encuentros culturales, recreativos, lúdicos y que llevan a la tolerancia y a la paz.

GOBIERNO NACIONAL

¡ JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMÁ !

<> Reproducido de reportaje publicado el  10 de febrero de 2011 a las 15:11 en Facebook por la autora, a quien damos todo el crédito que le corresponde.

Tumba o pedestal

La opinión de…

Jorge Gamboa Arosemena

Hace pocas semanas, le advertía a la ministra Méndez que para ella el asesinato de los menores infractores podía ser una tumba o un pedestal, dependiendo de cómo enfrentara sus responsabilidades en este caso específico y en su accionar en general.   Todo parece indicar que la ministra no entendió mi señalamiento, sino el alcance del infausto suceso y de sus acciones, lo que se está convirtiendo en tumba política y moral para ella y para sus colegas del gabinete.

Ya Mulino tiene su tumba, bien ganada por la barbarie de Bocas del Toro, por su responsabilidad como cabeza del Ministerio de Seguridad en el caso del Centro de Cumplimiento de Menores y por el rosario de acciones anticivilistas, que han sido su fe de erratas a sus acciones en los años 1987, 1988, 1989.

El ser humano puede rectificar y los políticos que actúan contrario al mandato popular tienen esa oportunidad, aunque no creemos que siquiera intenten comprender sus desvaríos.   Por una u otra razón, el gobierno del “cambio” ha levantado adversarios en sectores ciudadanos no partidistas, como trabajadores, empresarios, estudiantes, educadores, jubilados, médicos, pescadores, iglesias, transportistas y hasta turistas que se han manifestado enérgicamente contra sus políticas erradas.

El colapso de la potabilizadora de Chilibre, junto a la mediatización de la libertad de expresión, y la acción del jefe de la Policía, encubriendo las corruptelas de sus administradores, advierten los alcances de incapacidad y de autocracia de este gobierno.   Algunos dirán que exagero sobre lo de la libertad de expresión y pondrán como ejemplo que emito, con cierta frecuencia, mis críticas en prensa, radio y televisión.   Igual hice, durante la dictadura, hasta que cerraron todos los espacios.

Todavía recuerdo cómo el 1 de marzo de 1988 nos sacaron violentamente de Radio Mundial, junto al Dr. Carlos Iván Zúñiga y su esposa, como también a la Dra. Doris de Mata y más de 30 dirigentes del otrora combativo Papo, cuando no habían pasado ni 20 minutos de un programa especial que hacíamos, conmemorando la puesta en vigencia de la Constitución de 1946.   En esos tiempos nos tomábamos ciertas libertades hasta que los milicos reprimían.   Hoy han mutado las formas, pero la esencia es la misma. Si siguen como van, llegaremos a mayores amenazas contra la libertad de expresión. ¿O ya se nos olvidó el proyecto del señor de la diputada Vallarino?

¿Qué ministro no está cavando su tumba política y moral?   Los de mi partido, actuando contrario a la doctrina panameñista, permitiendo que Panamá se venda a intereses foráneos o implantando impuestos o permitiendo explotaciones mineras que durante la dictadura censurábamos.   Hasta apoyando a golpistas como Micheletti, olvidando que el presidente Arias fue tres veces víctima de golpes de Estado.   Ahora resulta que los ministros panameñistas están actuando contra los principios (ya lo dijo el diputado Blandón de Vallarino).

Esto se da entre los panameñistas, porque no hay vida partidaria, no hay debate, no hay análisis y ahora, los que controlan el partido cavan más su tumba con el intento de reformas al estatuto, para seguir controlando, eliminando cuerpos dirigentes y con menos integrantes esos cuerpos. Como practican el inmoral clientelismo, con menos clientes les saldrán más económicas las campañas. Por eso quieren eliminar la Comisión Política, reducir a 29 integrantes el Directorio Nacional, cuando ahora son 170 integrantes.

Las insensateces de los cuatro gobiernos pos invasión están siendo superadas con creces por el ejercicio de este gobierno. Habiendo tenido la gran oportunidad de pasar a la historia como un gobierno de un real cambio, pasarán como el peor gobierno de la mal llamada era democrática.

Ahora, este gobierno, a través de los medios que controla, está usando la contrainformación para desprestigiar a sus propios funcionarios.   Solo hay que observar cómo el Panamá América, bajo el control de allegados al gobierno, está revelando corruptelas, las que evidentemente son filtradas desde adentro, preservando al Presidente. Utilizan tácticas de los regímenes autocráticos para crear desasosiego en la sociedad, buscando, si es necesario, quemar chivos expiatorios con la intención de convocar unas reformas constitucionales o constituyente, que le den más poder (estrategias similares han sido usadas por Chávez en Venezuela).

Lo que pudo ser pedestal para muchos de este gobierno, enhorabuena será tumba política y moral.   No hay mal que por bien no venga; son las etapas que deben pasar los pueblos para madurar.

<>
Este artículo se publicó el 10 de febrero  de 2011   en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.