El Comité Olímpico de Panamá y la legislación

La opinión de…

 

Samuel A. Mowatt J.

En un artículo anterior sobre la “Génesis de la Problemática del COP”, concluí que el Comité Olímpico de Panamá y la Organización Deportiva Panamericana (Odepa) aceptaron el fallo del Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial (5 de agosto de 2006) que declaró ilegales las elecciones realizadas por el COP en diciembre 2002; y el COP de inmediato acordó convocar a elecciones para el 31 de agosto 2006, disposición confirmada y avalada por Mario Vásquez Raña, presidente de la Odepa, quien envió nota el 22 de agosto 2006, instruyendo a Melitón Sánchez sobre el particular.

En agosto 2006 se hicieron dos elecciones, Odepa avaló aquella en la que resultó electo presidente, Melitón Sánchez, hecho que prolongó la disputa y, consecuentemente, se acordó realizar una reunión en México (Sept. 2006) entre Sánchez, Miguel Vanegas, Vásquez Raña y Alejandro Blanco. Este último, presidente del Comité Olímpico de España. En esa reunión se decidió una nueva convocatoria a elecciones para la junta directiva del COP (diciembre 2006). Todo lo anterior definía en 2006 el estatus del COP.

El 15 de diciembre de 2006, varias organizaciones deportivas decidieron (sin participación de Odepa) realizar las elecciones en el COP, según lo establecido en los estatutos de 1970. Es importante recordar que el fallo del Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial señaló lo imperativo que era ceñirse a los estatutos del año 1970.

En enero 2007, con el aval de la Odepa y el COI, se efectuó otra elección para la junta directiva del COP, donde resultó electo Roger Moscote, tras la “sorpresiva renuncia” de Melitón Sánchez. Participaron como observadores Reynaldo González (COI), Felipe Muñoz y Ricardo Contreras, secretario general y asesor jurídico de la Odepa, respectivamente.

Frente a estos nuevos hechos que mantenían la disputa y los problemas, el COI suspendió temporalmente (julio 2007) al COP, lo que obligó al Gobierno a “aceptar un acuerdo” con Vásquez Raña, durante la realización de los Juegos Panamericanos de Brasil, para garantizar la no intromisión de las autoridades nacionales en los asuntos internos del COP.

Un anteproyecto de ley, discutido en la Asamblea y luego aprobado, según los procedimientos, puso en vigencia la Ley 50 de diciembre de 2007, que modificó la Ley 16 de mayo 1995, pertinente a la Autoridad Nacional del Deporte.

En la Ley 50 de 2007, el Capítulo V señala lo concerniente al COP, su ámbito de acción y las disposiciones legales que el Estado le confiere. Los artículos 15-F y 15-H señalan que “los estatutos y reglamentos del COP deben ser aprobados por el COI y que este es el único organismo que puede reconocerlo”; y “el COP que tenga el reconocimiento del COI, de conformidad con la Carta Olímpica, es el que tiene derecho al uso del símbolo, bandera, lema e himno olímpico”. De cumplirse con las normas legales, no hay asidero para más problemas, en el COP, en un futuro inmediato.

 

*

<> Este artículo se publicó el  14  de diciembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Génesis de la problemática en el COP

La opinión de….

 

Samuel A. Mowatt J.

El Comité Olímpico de Panamá (COP) quedó constituido en el año 1934 y Roberto F. Chiari fue su primer presidente, destacándose en la enunciación que “el COP se constituía por tiempo indefinido, independiente, que es autónomo y alejado de toda influencia política, religiosa o comercial de conformidad con lo establecido en la Carta Olímpica del Comité Olímpico Internacional (COI) y de acuerdo con lo que señalan sus estatutos”.

La participación de Panamá en juegos regionales y las hazañas deportivas por desempeño excelente en las competiciones, le acreditaron al país el derecho de ser sede de importantes eventos internacionales como los IV y XI Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe, años 1935 y 1970, respectivamente.

En 1970 el COP, dando cumplimiento a norma establecida por el COI, solicitó al Órgano Ejecutivo Nacional (Gobierno y Justicia) le concediera la personería jurídica; y, mediante la Resolución No. 45, del 13 de agosto de 1970, el Gobierno accedía a dicha solicitud de conformidad con la Constitución Nacional, señalando que con ello se aprobaban los estatutos y que toda reforma a los mismos deberá cumplir con la norma establecida.

En el año 2002 los directivos del COP, sin tomar en consideración lo arriba dispuesto, procedieron a reformar sus estatutos y a realizar las elecciones para el período 2002–2006. En el ínterin el COI, sin conocer de la omisión del COP en cuanto a informar al Gobierno sobre las reformas estatutarias, le aprobó los nuevos estatutos al COP (2002).

Las elecciones del COP del año 2002 fueron objetadas por organizaciones deportivas nacionales (demanda de nulidad) proceso éste que culminó con el fallo (5 de junio, 2006) del Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, fallo que declaró ilegales las mencionadas elecciones.

Ante esos hechos y la nueva convocatoria a elecciones por el COP, para la fecha 31 de agosto de 2006, los medios de comunicación del país informaban de una nota enviada por el presidente de la Odepa, Mario J. Raña, al presidente del COP, Melitón Sánchez, donde expresó que estaba “de acuerdo con la convocatoria a la Asamblea General Extraordinaria de dicho comité, el próximo 31 de agosto de 2006, a las 20:00 horas en ciudad de Panamá, con el propósito de elegir a una nueva junta directiva, en cumplimiento con la decisión del Primer Tribunal Superior de Justicia. Le recomiendo adoptar la medida correspondiente para que, tanto la convocatoria como el desarrollo de la mencionada Asamblea se ejecute conforme al estatuto del COP aprobado en 1970”.

Historia deportiva reciente (2006–2010) evidencia… dos juntas directivas del COP (2006); reunión en México (D.F.) entre Vázquez Raña, Melitón Sánchez y Miguel Vanegas para acordar nuevas elecciones para diciembre 2006. Con el aval de la Odepa se celebraron en enero de 2007, nuevas elecciones y “sorpresivamente” renunció Melitón Sánchez. Estas elecciones fueron impugnadas por violatorias a los estatutos de 1970.  En julio de 2007, el COI suspende al COP y, en agosto una autorización provisional y humillante, logró que Panamá participara en los XV Juegos Panamericanos (Brasil) con el himno y su enseña patria.

No obstante estos amargos sinsabores, Irving Saladino y el atletismo nacional lograron para Panamá la primera medalla dorada de los Juegos Olímpicos modernos.

<> Este artículo se publicó el 16  de octubre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/mowatt-j-samuel-a/

El deporte y su proceso electoral

La opinión de…

Samuel A. Mowatt J.

Al cumplirse, el mes pasado, el XL aniversario de la creación de la institución regente del deporte nacional, consideramos de interés público ofrecer un aporte que guarda relación con la organización y el desarrollo deportivo, como lo es la renovación y/o escogencia, mediante elección, de los directivos de deporte a nivel nacional.

Llámase “proceso electoral deportivo”, al programa acordado por las autoridades del deporte, a través de su Dirección Técnica de Deportes, a partir del año 1984. Es menester expresar que en ese año se propuso formalmente un programa o proceso de elección deportiva para las organizaciones nacionales, mediante el cual se les ofreció guía u orientación en su responsabilidad de renovar o no a sus directivos de deporte, en todos los niveles de organización (clubes, ligas de corregimientos, ligas de distrito, ligas de provincias y federaciones).

Anterior al programa o proceso de elección, las organizaciones deportivas realizaban sus actos de elección que, muchas veces, concluían con hechos de fuerza, muy lamentables, como el que se escenificó en 1982 durante la plenaria de un deporte muy popular en nuestro medio.

La Dirección Técnica de Deportes (1984) sometió a la consideración de la autoridad los nombres de reconocidos servidores públicos de la institución para integrar una comisión de trabajo, entre ellos: profesor Francisco Pancho Hurtado (q.e.p.d.), licenciado Luis Arias; dirigentes deportivos como Manuel Acosta (q.e.p.d.) y Liberato Saavedra (q.e.p.d.); técnicos de deporte como Luis Merón y Hermes Ortega, bajo la coordinación de dicha unidad de trabajo institucional.

Esta comisión de trabajo, fundamentada en la experiencia, estadística y documentación histórica sobre el acontecer deportivo nacional y su organización, acordó una agenda de trabajo que le permitió conocer varios temas: un listado fehaciente de las organizaciones deportivas nacionales; documentos probatorios de la organización deportiva (estatutos, acta de constitución, etc.); y, posteriores reuniones para la verificación de los documentos e información recibida, para formalizar el proyecto de programa que se denominó “proceso electoral deportivo”.

Este programa (proceso electoral deportivo) fue sometido al análisis y escrutinio de las organizaciones deportivas nacionales, con el propósito de lograr el debido consenso para su aprobación y posterior puesta en ejecución.

Es importante destacar que eran pocas las federaciones u organizaciones deportivas que contaban con estatutos y actas de constitución. Se procedió a normalizar este aspecto, hasta donde la autoridad institucional pudiese abarcar. Hay que recordar que los estatutos de federación u organizaciones deportivas deben ser cónsonos con las leyes deportivas nacionales vigentes. Al cumplirse las formalidades y logrado el consenso, el proceso electoral deportivo fue incorporado como programa institucional y la institución fue el facilitador, guía u orientador, para coadyuvar con las organizaciones deportivas nacionales en cuanto a su responsabilidad de renovar o no a los directivos de su deporte.

Es necesario enfatizar que la institución no hace, no realiza ni ejecuta acto de elección alguno, sino que contribuye y coopera con las organizaciones deportivas para que estas cumplan con este aspecto de su responsabilidad administrativa.

Para lograr una fiel ejecución del proceso electoral deportivo se instituyó el “Tribunal de Honor”, integrado por tres personalidades cimeras del deporte de aquel entonces, como el licenciado Aníbal Illueca (q.e.p.d.), su primer presidente, entidad que conocía de los actos de impugnación, en primera instancia, y que procedía con criterio y decisión propia, lo que garantizaba pulcritud y honestidad en las decisiones allí consensuadas.

Con este aporte al programa institucional se logró que las organizaciones deportivas realizaran sus actos de elección sin traumas ni intervenciones algunas.

<>

Este artículo se publicó el 14 de julio de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Los nuevos desafíos de Pandeportes

La opinión de…..

.

Samuel A. Mowatt J.


Importantes acciones deberá emprender Pandeportes este año, al tratar con las organizaciones deportivas su participación en compromisos internacionales, a partir de julio y, a su vez, desarrollar el proceso electoral deportivo para la renovación de las estructuras organizativas (clubes y federaciones) del deporte nacional.

En virtud de la decisión gubernamental de ser anfitrión de los IX Juegos Deportivos Centroamericanos, esta constituyó la valiosísima oportunidad de ofrecerle a la población panameña y a la juventud, en particular, la ocasión de testimoniar la participación de atletas centroamericanos de alto nivel internacional.

Atletas como Irving Saladino (Panamá), campeón mundial y olímpico de salto largo; Alonso Edward (Panamá) subcampeón mundial de 200 metros planos; Nery Brenes Cárdenas (Costa Rica), campeón regional de 400 metros planos; Gabriela Trigueros (Costa Rica), campeona regional de 10 mil metros planos; Allan Segura Medina (Costa Rica) campeón regional de los 20 kilómetros de caminata; y Rolando Palacios (Honduras), campeón regional de 200 metros planos, demostraron con sus hazañas el porqué pertenecen al selecto grupo del atletismo de alto nivel internacional.

El desempeño excepcional de deportes como el atletismo, la natación, la bola suave, el baloncesto, el boxeo, el béisbol, el volibol, el ciclismo, la equitación, la lucha olímpica, la halterofilia (pesas), el karate, la esgrima, el judo, el taekwondo, el raquetbol, el triatlón, tenis de mesa y la gimnasia, logran impregnar en el ánimo de los panameños ese sentimiento de patria, lo que se evidenció con la entusiasta concurrencia que se dio cita en los distintos coliseos deportivos para respaldar lo nuestro.

Esta actitud de atletas, pueblo y gobierno, dio como resultado la formación primaria de las preselecciones nacionales de deportes que, técnica y científicamente preparadas, deberán cumplir con los compromisos deportivos internacionales de nivel superior, responsabilidad de Pandeportes y de las respectivas organizaciones deportivas nacionales, por lo que podemos calificar de positivo y extraordinariamente buena la realización de los IX Juegos Deportivos Centroamericanos en nuestro país.

Del 17 de julio al 1 de agosto, en Mayagüez, Puerto Rico, se desarrollarán los XXI Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe, el siguiente nivel del ciclo olímpico panameño y, como está señalado, este año se debe efectuar la renovación de las estructuras organizativas del deporte nacional (proceso electoral deportivo).

¿Tendrá Pandeportes el personal técnico e idóneo, en todo el país, para acometer esta responsabilidad?

<>

Este artículo se publicó el  7  de mayo de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Panamá y los Juegos Centroamericanos

La opinión de……

.

Samuel A. Mowatt J.


En épocas pasadas nuestro país, en Centroamérica, era deportivamente una potencia. Deportes como el atletismo, baloncesto, fútbol, boxeo, natación, esgrima, levantamiento de pesas, voleibol, tenis de campo, balompié, ciclismo, lucha, boliche, judo, tiro, bola suave, gimnasia u otros, solían dejar plasmadas extraordinarias e inolvidables hazañas que identificaban a Panamá como el número uno, el mejor del área.

Es menester recordar que en aquella época contábamos con un sistema de educación mejor integrado. ¿Recuerdan ustedes las clases de cívica, urbanidad, religión, inglés, latín, francés, química, física, historia, geografía, filosofía, lógica, educación física, mecanografía, artística, música, ciencias, etc? Pero esta acción de instrucción, educación y formación del educando contaba con los servicios de docentes con alto sentido de vocación y responsabilidad educativa, apoyada por una organización de padres de familia identificada con los objetivos de la educación nacional.

Hoy día enfrentamos mucha incertidumbre en cuanto al proceso educativo nacional, lo que ha provocado que se dediquen pocas horas de la educación física y al deporte en el proceso educativo, reflejando un deterioro en la calidad y la formación del educando y, por ende, un progresivo estancamiento en las actividades de lo que fue históricamente nuestro “semillero”: los centros y colegios educativos nacionales.

Este “progresivo estancamiento” en las actividades de la educación física y el deporte, en todo el ámbito nacional, produjo la inamovilidad de nuestras organizaciones deportivas nacionales, a tal punto que no evidenciamos la renovación de sus planteles atléticos, ni mucho menos sus planteles administrativos (dirigentes).

Los Juegos Deportivos Centroamericanos constituyen el “arranque” del ciclo olímpico panameño, seguido por los Juegos Centroamericanos y del Caribe, los Juegos Panamericanos y, por último, los Juegos Olímpicos. Este “ciclo olímpico panameño” ha sido nuestro desarrollo deportivo histórico, por lo que debemos volver a nuestro sendero deportivo de antaño.

Actualmente el Gobierno Nacional ha demostrado interés en ser anfitrión de certámenes deportivos internacionales, por lo que sugerimos que debe invertir, presupuestariamente, en retomar los programas (ciclo olímpico panameño) deportivos de antaño, haciendo énfasis en la integración formal de la educación física y el deporte en nuestro proceso educativo nacional, para garantizar la renovación de los planteles atléticos (semilleros), lo que implica la masificación del deporte y, consecuentemente, mejorar técnica y profesionalmente al personal de instrucción deportiva (entrenadores, técnicos, etc.) como también a los oficiales y jueces de los eventos deportivos.

Además, deberán crearse las escuelas de enseñanza deportiva y la promoción de la participación ciudadana, a través de los clubes u organizaciones deportivas para la renovación de la administración deportiva (dirigencia) nacional.

“El deporte es importante, es cosa seria. Exige y educa para la disciplina personal y con este sentido educativo, es muy valioso”. H. Gall.

<>

Publicado el 6 de marzo de 2010 en el Diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

La educación física y su importancia para el país

La opinión de……

.

Samuel A. Mowatt J.

Nuestro país, sin lugar a dudas, ha logrado un extraordinario desarrollo y progreso, desde el punto de vista del avance económico: fortalecimiento del Sistema Bancario Nacional, solidez del centro financiero internacional, auge nacional en el área de la construcción, instalación en el país de prestigiosas corporaciones empresariales internacionales; inversiones, sin precedentes, en el campo de la promoción turística. Incluso, con la participación del gobierno nacional, la mayoría de las organizaciones políticas, gremios empresariales, sindicales, religiosas, profesionales y sociales, se lograron los acuerdos de la Concertación Nacional para el Desarrollo… el compromiso con Panamá.

En este diálogo de Concertación Nacional, en la mesa de Bienestar y Equidad y en la mesa de Educación, se debatió y acordó la necesidad del derecho a la educación integral y que el sistema educativo panameño cuente con una educación integral, sustentada en los pilares educativos… aprender a aprender, a saber, a ser, a hacer y a convivir. El desarrollo de un currículo continuo, de preescolar a media, que vaya desde la construcción de la identidad y los valores (formación del individuo) y que evolucione hasta la construcción de un ciudadano consciente de deberes y derechos (ciudadano responsable).

Se planteó la importancia de la educación artística, los valores éticos, educación sexual, cultura de paz, etc. Pero, olvidaron lo de mens sana in corpore sano (mente sana en cuerpo sano) concepto fundamental de la educación física cuyo programa debe considerarse parte integral del proceso educativo, como atinadamente lo admite la Unesco.

Un ligero análisis del programa de educación física y deportes en el sistema educativo panameño, nos revela las pocas horas o la casi nula atención de esta importante área de la formación integral de la población estudiantil, lo que gravita negativamente en su desarrollo físico y psíquico, produciendo desgano por actividades propias de su edad. Por ello es de urgente necesidad replantear todo lo concerniente al programa de la educación física y deportes en nuestro sistema educativo panameño.

La educación física y el deporte producen salud, lo que implícitamente comprende que una sociedad que se activa física y síquicamente, a través de la ejercitación corporal y la actividad deportiva, es una sociedad sana y productiva, en todos los niveles.

Una retrospección en el tiempo, atestiguamos una Dirección de Educación Física y Deportes con número plural de supervisores nacionales. Programas de juegos deportivos y culturales interprimarios, competencias intercolegiales de tabla gimnástica y, posteriormente, los juegos deportivos intercolegiales.

Pero, todo ello contaba con la vocación y la calidad de docentes como los profesores Esteban, Felipe y Carmen Perdomo, Carlos Romero, Jose María Quintero, Oscar Suman Carrillo, Manuel Roy, Carlos Manuel Pretel, Luis Zerr, Jaime Vélez, Alfredo Minutto Canessa, Rendol Gómez y muchos otros ilustres docentes.

Estas acciones dieron como buenos resultados una juventud estudiosa, respetuosa y productiva, en el campo del saber y las competencias deportivas.

Motiva la presente provocar una reacción positiva y conducente de las autoridades competentes: Meduca y Pandeportes, para una urgente y adecuada atención en lo concerniente a la importancia de la educación física y el deporte como parte integral del proceso educativo panameño.

<>

Publicado  el   27  de  enero  de 2010  en   el  Diario  La  Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.