Un nuevo año de esperanzas deportivas

La opinión de…

 

Allan Baitel Martínez

La vida nos enseña que después del huracán viene la calma y que el agua siempre encuentra su nivel. Esto ha pasado con el deporte panameño, donde después de turbulentos choques de opiniones e intereses en las elecciones de varias federaciones los resultados tienen un común denominador, el triunfo de la democracia.

En esas contiendas electorales deportivas la voluntad de las mayorías se manifestó contra el continuismo, y contra de figuras desgastadas por acciones relacionadas con la falta de ética, por no decir más. Señores, y la ética es algo importante, trata de la moral y las obligaciones del hombre. Nadie puede ser un ejemplo si no es ético, y las figuras públicas deben ser ejemplos a seguir.

La sociedad ha acogido positivamente a los nuevos dirigentes en las diferentes disciplinas deportivas que integrarán el nuevo Comité Olímpico Panameño.

Todas esas acciones son un buen augurio para el deporte en el nuevo año del 2011. Todavía falta mucho por hacer. Falta aún que dirigentes conflictivos den un paso al costado para que el deporte panameño se unifique de una vez por todas y poder ser un ejemplo para todos.

Los deportes son un derecho de los pueblos, mueven las masas, enaltecen y regalan héroes a sus países y escriben sus nombres con letras de oro en la historia. Nuestra sociedad reclama la institucionalidad en el deporte, para que este se desarrolle y de una vez por todas sea un ejemplo para todos.

El deporte es la rueda que impulsa a un país, facilitando la gestión de los gobiernos, beneficiando a las provincias y mandando un gran mensaje a la comunidad internacional de que Panamá, cuenta con excelentes dirigentes y un gran pueblo del que salen gloriosos deportistas.

Panamá está en el centro del continente, y está realizando obras tan grandes como la ampliación de su Canal, se convierte en un destino turístico, un centro de conexiones aéreas, en un centro bancario y puede y debe convertirse en un centro de eventos deportivos de talla mundial. Esto solo lo lograremos con dirigentes generosos, honrados e intachables que nos darán una unión intocable.

¡Feliz año nuevo! ¡Feliz año deportivo! Estoy seguro de que falta poco para lograr la meta de un Comité Olímpico panameño unificado y fortalecido por federaciones y asociaciones deportivas honestas, con miembros que tengan como meta común el bien del deportistas y no sus ansias de poder y posturas egocéntricas. Estos dirigentes han recibido reveses notables. Un dirigente deportivo tiene que tener como norte servir, sin intereses personales. Juntos lo lograremos.

 

<>
Este artículo se publicó el 14  de enero de 2011   en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Deportistas profesionales y políticos criollos

La opinión de la Ex Diputada de la República….

 

MIREYA  LASSO
mireyalasso@yahoo.com

Últimamente ha llamado la atención que más de un político criollo ha desertado de un partido político para reinscribirse en otro colectivo que festeja su acción; y, por otro lado, se publican noticias sobre deportistas profesionales que abandonan su equipo cuando reciben ofertas jugosas de organizaciones deportivas rivales que aspiran también a competir por los campeonatos. ¿Existe diferencia de fondo entre esos deportistas y tales políticos? Ambos parecen cortados con la misma tijera: ¿por qué? ¿Por qué la deserción en el deporte y el transfuguismo en la política son percibidos como conductas normales? Y una pregunta cínica: ¿Qué importa?

Quienes disfrutamos de esos torneos vemos cómo en el béisbol de Grandes Ligas muchos jugadores saltan de un equipo a otro. Sólo por mencionar casos recientes: Jayson Werth, formidable jardinero que contribuyó a que Filadelfia ganara la Serie Mundial en el 2008, abandona ese equipo por un jugoso contrato de US$126 millones con Washington; Hideki Matsui, el ‘Godzilla’ que jugó con Nueva York durante siete temporadas y fue declarado jugador más valioso en la Serie Mundial del 2009, abandonó a Los Ángeles y firmó con Oakland por más dinero; Carlos Peña, primera base por cuatro temporadas con Tampa Bay, ahora firmó contrato por US$10 millones con Chicago; Carl Crawford dejó Tampa Bay para irse con Boston; Melky Cabrera deja Atlanta para incorporarse a Kansas City; y nuestros Manny Corpas y Bruce Chen dejan Colorado y Kansas City para buscar mejores ofertas.

En el baloncesto profesional estadounidense, el famosísimo alero Lebrun James abandonó Cleveland, su equipo de siete temporadas, para unirse a Miami, detrás de varios millones de dólares adicionales; con él, la ciudad de Cleveland también perdió la atracción turística que significó James y que ahora ganó Miami. Similarmente Brian Skinner y Damien Wilkins se cambiaron a sus nuevos equipos de Milwaukee y Atlanta por más dinero.

En el fútbol mundial, Ronaldinho muestra interés por cambiarse al británico Liverpool, al estadounidense Ángeles Galaxy, al portugués Palmeras o al brasileño Flamengo, el que mejor pague; el Milán, su actual equipo, no lo retendrá. Igual reacción ha tenido el Roma con Adriano, mientras que se acusa al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, de robarse a Zidane del Juventus, a Figo del Barcelona, y a Cristiano Ronaldo del Manchester United y de cortejar a Diego Milito del Milán. Todos, por más plata. Mesut Ozil, famoso en el equipo alemán del último Mundial, dejó el Werder Bremen de su país para incorporarse al Real Madrid.

En el automovilismo, el piloto de Formula 1, el asturiano Fernando Alonso, se inició en el 2001 con la Escudería italiana Ferrari, de 2002 a 2006 estuvo con la Escudería francesa Renault, en el 2007 con la inglesa McClaren Mercedes, en el 2008 a 2009 volvió a Renault, y en el 2010 regresó a Ferrari. El piloto alemán Timo Glock dejó la Escudería Toyota para pilotear con la Escudería Virgin Racing.

Entre los futbolistas locales, Luis Tejada esperaba ofertas del equipo chiclayano Juan Aurich y del Alianza Lima en el fútbol peruano para escoger la mejor. Por su lado, el español Carlos García Cantarero está considerando su contratación con el Sporting de San Miguelito, Chorrillo o Árabe Unido. En el Béisbol Nacional Mayor, Panamá Metro está tratando de negociar con Willie Lebron, quien jugó para el equipo de Herrera en la campaña pasada.

Si en el deporte profesional es natural sacrificar la fidelidad a cambio de mucho dinero y es aceptado como algo normal, ¿acá será igual si los electores observamos con indiferencia el cambio de toldas políticas porque lo vemos como parte del ‘juega vivo’ criollo? Si los electores no mostramos desaprobación y, en cambio, premiamos a los tránsfugas con nuestro voto, cabría preguntar: ¿Es que nos importa tan poco? ¿No percibimos ningún peligro? ¿Nos permite una relajada moral política considerar a los tránsfugas políticos como deportistas profesionales? ¿Es la clase de democracia representativa que nos gusta? Total, una reciente encuesta revela que los panameños somos felices, optimistas y despreocupados.

 

*

<> Este artículo se publicó el  5 de enero de 2011    en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que a la  autora,  todo el crédito que les corresponde

2010: un balance de contradicciones

La opinión del Profesor de la UP e Investigador asociado al CELA….

 
MARCO A. GANDÁSEGUI, HIJO
gandasegui@hotmail.com

Como la mayoría de los países con sistemas de mercado, Panamá se caracteriza por las contradicciones políticas y por los conflictos sociales. Además, por una falta de previsión en todo lo que se refiere a los usos de la riqueza económica nacional. Muchos observadores, en el caso de Panamá, sienten que el país se desliza por un sendero peligroso.

Las lluvias de fin de año causaron pérdidas de vida y destrucción de infraestructura sin justificación alguna. Mientras que uno de los puentes sobre el Canal de Panamá —el Centenario— fue inutilizado y otro (de las Américas) presenta fallas muy serias, el ministro del ramo anuncia que el gobierno quiere construir un tercer puente.

El sistema ferroviario urbano —Metro— anunciado tiene dificultades para despegar. El Metrobús, que complementaría el servicio ferroviario, parece que reemplazará el transporte colectivo de los diablos rojos. Cómo se va a hacer sigue siendo un misterio.

De todas las aberraciones que caracterizan las actuaciones del gobierno podemos hacer una selección de 10 que se destacan.

1. Las exportaciones disminuyeron y las importaciones aumentaron en 2010. Las políticas públicas siguen castigando al productor nacional, creando menos empleo y haciendo más dependiente la economía nacional. No hay seguridad alimentaria.

2. Las deserciones escolares aumentaron y las inversiones educativas disminuyeron en 2010. El empleo informal y el trabajo precario, que crean las políticas gubernamentales, está empobreciendo a la familia, obligando a los adolescentes a abandonar sus estudios y buscar ingresos. El gobierno promueve las pandillas y le crea condiciones favorables al crimen organizado.

3. Las inversiones inmobiliarias superaron los US$mil millones y las familias con vivienda disminuyeron en 2010. La inversión especulativa de nacionales y extranjeros en viviendas de alto costo siguió alimentando la ‘burbuja’ que pronto estallará. Al mismo tiempo, no se invierte en la construcción de ‘viviendas sociales’.

4. El transporte público empeoró y los gastos en sistemas inútiles aumentaron en 2010. El promedio de tiempo que le toma a una persona para llegar a su lugar de trabajo es de dos horas, creando un gasto innecesario que perjudica a la familia panameña y a la economía nacional. Mientras tanto, se siguen generando ‘sistemas’ que distribuyen fondos públicos a quienes se aprovechan de la gente.

5. Los gastos en deportes aumentaron y el número de atletas compitiendo disminuyó. El alcalde de las ciudad capital quiso poner a los niños a boxear, mientras que las escuelas no tienen programas deportivos y sus infraestructuras están en un estado de deterioro.

6. El acaparamiento de tierras urbanas aumentó y las inundaciones son cada vez más fatales. Los especuladores de tierras han convertido a la ciudad de Panamá en una bomba ambiental a punto de estallar. Los ríos han sido desviados para construir urbanizaciones, centros comerciales y carreteras, sin tomar en consideración los problemas de drenaje y salud ambiental.

7. Los impuestos aumentaron y los servicios públicos disminuyeron. Hay que hacer la salvedad: Los impuestos que deben pagar los pobres. En cambio, los ricos pagan menos impuestos. A cambio del aumento de impuestos, se interrumpió el servicio de recolección de basura, más de la mitad de la población metropolitana no tiene acceso a los servicios de agua potable o tiene un acceso deficiente, las vías urbanas se encuentran en un permanente caos (‘tranques’) y la Policía no controla el crimen organizado.

8. Los propietarios incrementaron sus ganancias y los trabajadores recibieron menos remuneraciones. Según estadísticas oficiales, por décimo año consecutivo, la suma de los salarios que se le pagan a los trabajadores panameños disminuyó, mientras que las ganancias de los propietarios aumentaron. Esta desproporción es el producto de la ‘flexibilización’ del trabajo y la ‘desregulación’ de la relación obrero patronal.

9. Los partidos recibieron mayores subvenciones y trabajaron menos en la Asamblea. El sistema de subvenciones públicos para el funcionamiento de los partidos políticos dejó de ser funcional hace más de 10 años. En vez de contribuir a la formación de políticos mejor preparados para legislar y ejecutar políticas públicas, las subvenciones son distribuidas entre los políticos para fines desconocidos oficialmente.

10. El presidente Martinelli viajó más y se supo menos de sus salidas al exterior. Los presidentes de la República han reemplazado a sus cuerpos diplomáticos en el exterior. El presidente Martinelli viajó un promedio de más de un viaje por mes. Solo suspendió su participación en el Mundial de Fútbol en África del Sur para reprimir a los trabajadores de las bananeras en Changuinola. Un total de cinco personas murieron como consecuencia de los disparos de perdigones y gas lacrimógeno.

 

*

<> Este artículo se publicó 23  de diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Mi carta al niño Dios

La opinión de…

Carmina Porras de Alemán

Querido niño Dios: Te pido para esta Navidad que ilumines a los señores que insisten en llamarse Comité Olímpico, sin tener los reconocimientos internacionales, que entiendan que estos conflictos afectan la dignidad de la República.

Ayúdalos a entender que se están enfrentando a una gigantesca organización, creada el 23 de junio de 1894, con más de 116 años de existencia, con 205 comités olímpicos nacionales, y a la que la gran mayoría de federaciones deportivas internacionales están afiliadas.

Ilumínalos, querido niño Dios, para que entiendan que el Comité Olímpico de Panamá surgió en 1934 con un caballero al frente como su presidente, don Roberto F. Chiari, y que desde su nacimiento, sus principios fundamentales fueron y siguen siendo el respeto a la Carta Olímpica, esta que ahora están mancillando con insultos e improperios que son difíciles de subsanar.

Ilumina al señor Vanegas para que entienda, tanto él como su grupo, que mientras más tratan de irrespetar a esta gran organización deportiva internacional, más daño le están haciendo a nuestro querido Panamá, este chiquito país en el gran mapa mundial del que nos pueden borrar para siempre. Ilumina, también, a una ministra que hace declaraciones como: “haremos un nuevo país deportivo”, para que entienda que el movimiento olímpico es necesario en nuestros países. Es un instrumento de diálogo entre los pueblos, de comprensión y, en definitiva, de paz.

Niño Dios, explícale e ilumina al señor De Sanctis para que comprenda que la unión de los buenos dirigentes es necesaria; no podemos ni debemos estar los unos contra los otros, sino los unos con los otros y todos contra el mal. Para que emplee esta fuerza en el bien de nuestra Patria, de nuestros atletas y de todos nuestros conciudadanos.

El momento es propicio, si es que realmente quiere ser parte de la solución y no del problema, para que sea un modelo para los otros, para que dé el ejemplo, porque es mejor predicar con acciones que con consejos. El precepto es una instrucción escrita en la arena de la playa, que las olas de la marea cubre y borra, y el ejemplo está grabado en la roca.

La verdad es una, solo existe un Comité Olímpico de Panamá, reconocido por el Comité Olímpico Internacional, no hay otro. Puede haber otra organización, llámese como quiera, pero ilumínalos niño Dios, porque insisten en llamarse Comité Olímpico, cuando no representan a esa gigantesca organización, y con cambiar el nombre de un presidente a otro no es la solución. Las conveniencias personales son transitorias.

Ilumínalos niño Dios, para que depongan sus intereses ya, por el bien de los propios atletas. Estamos a tiempo de que dejen esas telarañas legales porque, niño Dios, creo es muy difícil que puedas iluminar a esos magistrados que no entienden lo que es el movimiento olímpico.

Unánse, en las próximas elecciones hagan su movimiento dentro del seno de la organización y ganen sus puestos conforme las reglas del juego.

Por último, Niño Dios, que todo esto sea antes de enero porque no es posible marchar en desacuerdo con el Comité Olímpico Internacional. No nos llamemos a engaño, toda decisión que se aparte de ella va al fracaso, en detrimento de los pobres atletas panameños. Por ellos, querido niño Dios, ayúdalos a entender su responsabilidad, porque es hora de decirle al señor Vanegas: ¡Basta ya!

*

<> Este artículo se publicó el 22 de diciembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Huérfanos de patria

La opinión de…

Miguel R. Vanegas S.

Quizás porque sobre la dirigencia deportiva se ha festinado la injusta generalización de que toda es execrable, el tema del Comité Olímpico de Panamá (COP) es subalterno y no vale la pena dedicarle tiempo ni esfuerzos. Así, con una supina ignorancia del tema, se dice que hay dos comités olímpicos, cuando la Carta Olímpica no lo permite; que el Comité Olímpico Internacional (COI) “reconoce” a la junta directiva del COP, cuando la Carta no lo establece. Esta es clara al indicar que los directivos se eligen de acuerdo el respectivo estatuto.

Ello sería anecdótico si no fuera porque el caso del COP deja ver un grave atentado contra el estado de derecho, la fe pública y el deber constitucional de las autoridades gubernamentales de respetar y hacer respetar las leyes y los fallos judiciales del país.

Las cuatro últimas directivas del COP “reconocidas” por el COI han sido anuladas por el Órgano Judicial, dada su ilegalidad al violar el estatuto vigente. La última, presidida por Miguel Sanchiz, no solo fue anulada sino que la reforma del estatuto que le sirvió de base, también fue anulada por la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia al declarar ilegal el Resuelto del Ministerio de Gobierno y Justicia que la aprobó.

Los trámites delictivos para inscribir esta directiva en el Registro Público surten un proceso penal que Miguel Sanchiz y otros llamados a juicio por esa felonía eluden con triquiñuelas procesales para dilatar su comparecencia a la audiencia de fondo. Resalta en esto la inescrupulosa falta de ética de la posición equívoca asumida por las autoridades.

Sin embargo, hemos observado cómo algunas autoridades del Gobierno se asocian, sin ningún recato ni justificación plausible, a los ilegales directivos para agradar al presidente de la Organización Deportiva Panamericana, cuyo discernimiento está determinado por su animadversión al suscrito y la protección de sus cómplices locales. Han asumido como legítima la arbitrariedad del fementido “reconocimiento” del COI a Sanchiz y confesado su intento por violentar los fallos judiciales para reinscribirlo en el Registro Público. Nada más ofensivo e inaudito.

Por ello, quienes en buena lid obtuvimos el dictamen favorable en los tribunales de justicia, somos objeto de presiones y amenazas para que renunciemos a favor de los usurpadores, a pesar de nuestra disposición de no aspirar a ningún cargo en una elección conforme a la ley.

Así, un grupo de panameños, directivos legítimos de una asociación constituida de conformidad con las leyes nacionales cuyos derechos y garantías deben ser protegidos y defendidos por las autoridades encargadas de ello, son “huérfanos de patria” al quedar en la indefensión por la omisión oficial con el agravante de que para algunos despistados este atentado contra la institucionalidad está bien porque hay que complacer al señor Mario Vásquez Raña para tener la sede de los Bolivarianos de 2013.

En los juegos hay dos formas de llevar la bandera nacional:   Enarbolándola firme y orgullosamente o doblegándola y arrastrándola ignominiosamente en manos de delincuentes.

*

<> Este artículo se publicó el 24  de noviembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

La carrera por presidir Fepafut

Nadie puede dejar de reconocer que el fútbol ha avanzado y da pasos agigantados.   La opinión de….

CARLOS   COLLADO
collado.carlos1@gmail.com
El fútbol así como otros deportes tiene el atractivo que proyecta y le brinda imagen a la figura de quién se convierte en el presidente de la Federación o un dirigente en deportes como el béisbol y el baloncesto, ya que los mismos son deportes de masas y por lo tanto crean pasión y fanatismo, pero también provoca desgaste en su andar. Es esta la razón, por el cual muchos aficionados, ven al Lic. Ariel Alberto Alvarado, con tres periodos en el mando como una figura que ya cansa, situación por la que pasa otros grandes dirigentes como Julio Humberto Grondona en Argentina, (varios periodos); Ricardo Texeira en Brasil (tres periodos); y el propio Jack Wagner en Trinidad y Tobago. (eterno en Trinidad y Tobago y en la CONCACAF) Amen de Nicolás Leoz en Paraguay y actual presidente de la Confederación Suramericana de Fútbol. (COMEBOL). Nadie puede dejar de reconocer que el fútbol ha avanzado y ha pasos agigantados, y ha avanzado, venciendo etapas, etapas que han quedado atrás, una de ellas la liga de Anaprof. Ahora le llaman LPF, pero falta mucho para el profesionalismo, recientemente salto a la palestra pública el problema de los contratos con el caso del Junior Mendieta y el onceno colonense. (Después del Huracán, hay silencio).

Hace poco, también estalló la problemática sobre la calidad de los árbitros criollos, si bien se trata de un problema mundial, en Panamá es grave porque la mayoría de los árbitros quieren dirigir los partidos por control remoto y otros con estado amorfo, lo que dejan físicamente incapacitados para dirigir encuentros, salvo algunos cuadros arbitrales la situación es grave.

Lucas Alemán ha iniciado su campaña camino a la presidencia del fútbol panameño, luego de recorrer el país y conversar con dirigentes y probables presidentes provinciales se siente optimista de que puede lograrlo, así lo demostró en su conferencia de prensa, para ello ha integrado un equipo compuesto sobre todo con empresarios vinculados a la vida comercial panameña. También ha integrado a algunos políticos y ha otros dirigentes provinciales del fútbol (el dijo en la conferencia contar con el apoyo de Bocas, Colon y otro, además de clubes de la LPF como el Sporting de San Miguelito, el Chorrillo F.C. y otro equipo. Por experiencia en el pasado cuando estuve por avatares de la dirigencia del fútbol, cuando no había dinero y era muy pero muy difícil tocar la puerta en busca de apoyo en la empresa privada, y la TV era mínimo su apoyo, hoy sobran y hacen filas los patrocinadores. La lucha por la presidencia del fútbol no va ser fácil y la misma se va decidir por el que mayor poder económico tenga.

Ariel Alberto Alvarado, ha dicho en sendas ocasiones que no esta en campaña y que el continúa tratando de desarrollar su programa. Las cosas no han sido iguales, tres periodos al frente del puente de mando de fepafut, es ya, de por si un desgaste, sin embargo ha aceptado el reto de continuar. Entre los proyectos pendiente esta el proyecto gol 2, que consiste en la construcción de centro de capacitación, canchas y el edificio de la federación en la ciudad deportiva. El proyecto gol uno (1), no satisfizo a muchos aficionados, muy lejos y sin carretera aun, es para pensar que no se planificó. Sólo se acepto por la donación del terreno. Pero allí esta la obra para el futuro, y la generaciones venideras. El desfile de técnicos en busca del botín de 5 millones, Cheché, Basile, Bora, Erickson y hasta un paisa, para luego decir JULIO DELY y por un año, porque así lo exigió el público los jugadores, ‘en un coro unicero’. Son cosas en contra. Amén del olvido a las ligas del interior son algunas de las quejas que se oyen entre los presidentes provinciales. Pero al final, veremos cuales serán los intereses que privan a cada liga provincial.

*

<> Este artículo se publicó el 23 de noviembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del   autor  en: https://panaletras.wordpress.com/category/collado-carlos/

Cuestión de oficio

La opinión de…

JUAN  CARLOS  DELGADO

Soy un convencido de que el fútbol panameño ha crecido y que puede ser una potencia en el área centroamericana. Junto a otros insignes dirigentes, que hoy ya no están en la organización del fútbol por diferentes motivos, he contribuido con mi granito de arena para que esto suceda. Lo hice de manera voluntaria. Nunca he necesitado vender mi criterio, porque gracias a Dios tengo de qué vivir, por tal motivo mis opiniones nacen de la convicción, no del interés. Cuando hago mis comentarios procuro ser lo más razonable posible, porque entiendo que mis opiniones pueden generar diferentes reacciones. Hoy opinaré sobre el porvenir de la Federación de Fútbol de Panamá.

Tomar el timón de una nave que está en marcha y en avanzada requiere de conocimiento en el manejo de esa nave. Se debe conocer la ruta que recorrerá y los obstáculos que deberá vencer. Pensar que se puede interpretar o entender el consejo de los asesores, sin tener conocimiento del tema, es un absurdo. En el deporte hay ejemplos por montón. Los dos últimos directores de Pandeportes llegaron a esta institución pensando que cualquiera podría dirigirla; hoy, después de haber perdido un tiempo valioso, la realidad nos indica que fracasaron, a pesar de que tuvieron, según ellos, los mejores asesores.

El fútbol, como ningún otro deporte, es muy complicado en su manejo y en su administración. Yo lo viví. Hay aspectos políticos, administrativos, estatutarios, reglamentarios, arbitrales y logísticos, que cualquiera que no los conozca se perderá en la vorágine de los intereses que se manejan dentro de este monstruo. Hasta hace 15 años, cualquiera podía ser presidente de la Federación de Fútbol de Panamá, total, no había mucho que perder. Ahora existen clubes profesionales, jugadores con mejores salarios, con derechos de formación y promoción, fanáticos que exigen resultados y patrocinadores que confían en el fútbol panameño. Hoy nuestro fútbol tiene mucho que perder.

Por eso considero que el presidente de la federación debe ser una persona que tenga el oficio suficiente para hacerse cargo de una organización que ya no es la misma de hace 15 años. En los estatutos debiera existir como reglamento o como requisito mínimo, la forma de evaluar los créditos de aquel a quien le van a entregar los destinos de nuestro fútbol. Ser el dirigente de los dirigentes del fútbol panameño, debe ser cuestión de oficio.

*

<> Este artículo se publicó el 22  de noviembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor  en: https://panaletras.wordpress.com/category/delgado-juan-carlos/