El valor de los manglares para el medio ambiente

La opinión de…..

.

Angélica Duque M.

Hace algunas semanas, escuché en la radio a un señor que hablaba acerca de los proyectos de Resort en las playas de Panamá, de las cuales no tengo nada en contra; sin embargo, el señor decía:  hay muchos manglares allí , ¿para qué nos sirven?.

Permítame explicarle qué son los manglares y cuáles son los excelentes beneficios que nos brindan. El mangle es un tipo de árbol, o en ocasiones arbusto, que incluye miembros de varias familias. Por lo general crece en las zonas donde penetran las mareas entre el mar y la tierra firme en la que se mezclan agua dulce y salada. Ofrecen refugio a muchas especies de mamíferos , aves y reptiles en peligro de extinción. También filtran los contaminantes del agua, con lo que preservan el medio ambiente.

Además, estos árboles forman una barrera que protege las zonas costeras de las tormentas y las mareas. Para sobrevivir y desarrollarse, la mayoría necesita un suelo bien aireado. Sin embargo los mangles suelen vivir en terrenos inundados. El secreto de su supervivencia son las raíces aéreas, que crecen por encima del suelo y así logran absorber el oxígeno directamente de la atmósfera. La especie xylocarpus granatun posee un fruto grande y redondo, lleno de semillas de forma irregular; cuando el fruto está maduro, estalla y dispersa por el agua sus semillas.

Es de gran importancia que todos conozcamos qué tan importantes son estos árboles y que no pensemos que son un estorbo.

Existe un gran desarrollo turístico en Panamá, inclusive con el ensanche del canal ya algunos manglares en la playa de Farfán están siendo afectados, razón por la cual debemos prestar atención con nuestros recursos. No debemos olvidar que además de contribuir a preservar el ambiente, los manglares son fuente directa e indirecta de muchos productos entre ellos: leña, carbón, piensos y medicinas; además , en países propensos a huracanes protegen las zonas costeras de la erosión al amortiguar el embate de poderosos huracanes que de otro modo podrían matar a miles de personas.

Gracias a Dios, por nuestra posición geográfica no somos propensos a huracanes, sin embargo debemos estar alertas si llegaran a desaparecer nuestros manglares estaríamos en un gran peligro. Además, debemos estar agradecidos con las hermosas playas y costas que tenemos y sobre todo tomar conciencia de lo que tenemos hoy , para no lamentarnos en el futuro.

<>

Publicado  el   24  de  enero  de 2010  en   el  Diario  La  Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios