Acuerdo entre CA y la UE

La opinión de…

FRANCISCO J. CEBAMANOS

El Acuerdo de Asociación suscrito en Madrid, el 19 de mayo de 2010, ¿constituye una oportunidad o una amenaza para la región centroamericana?   El Acuerdo de Asociación entre Costa Rica, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Guatemala con la ahora participación de Panamá con La Unión Europea, está constituido por tres ejes: Comercial, Político y de Cooperación.

Para la Unión Europea (UE) un movimiento más.

ADA, representa una oportunidad para los países de la UE de cooperar como socios con los países centroamericanos, en momentos en que se atraviesa por una crisis económica mundial existente, porque esta puede no haber terminado aún y actualmente ha llevado a varios países europeos a tomar medidas de austeridad.

En este momento la UE representa para Centroamérica el 25% de sus exportaciones, mientras que para ellos solo el 2%, la cual se dirigen a Centroamérica. Sin embargo, en el caso de Panamá el sector de agroexportadores de productos no tradicionales, tales como melón, sandía y piña, este mercado representa el 85% de su exportación.

Por lo tanto, era de vital importancia para Panamá no quedar fuera de este acuerdo, con el fin de proteger la inversión y los puestos de trabajo que surgen de esta importante actividad agrícola.

A pesar de que estos rubros podían entrar a Europa sin arancel, debido al Sistema Generalizado de Preferencia (SPG), al firmar este Acuerdo deja de ser un sistema de beneficios en una forma unilateral por parte de los europeos, para constituirse en una actividad regulada por ambas partes en este Acuerdo.

Que Panamá pueda estar incluido en este Acuerdo de Asociación, se debe a varios factores; por un lado el estallido de la crisis en Honduras, causada por la salida del presidente Zelaya; mientras que organizaron nuevas elecciones para escoger un presidente en ese país, las negociaciones de Centroamérica para el Acuerdo se aplazaron por varios meses. Panamá aprovechó este momento para realizar un intenso lobby con la UE, para que esta accediera a la entrada de Panamá en una negociación que ya habían comenzado; por otro lado, también se negoció, al mismo tiempo, con los países centroamericanos, para convencerlos de lo positivo que sería para la región la entrada de Panamá al Acuerdo.

La estrategia del Ministerio de Comercio e Industrias resultó acertada; realmente fue un gran logro, en materia de negociación, llegar a incluir a Panamá en las rondas de negociación de un acuerdo que ya habían iniciado con Centroamérica y en las cuales Panamá solo asistía como observador, a sabiendas de no pertenecer al Sistema de Integración Económica Centroamericana (SIECA).

La inclusión de nuestro país resultó muy refrescante para los europeos, debido a la oferta de Panamá en servicios marítimos, logística de puertos y financieros, que resultaron realmente muy atractivas, comparadas con las que nuestros vecinos centroamericanos presentan.

Sin embargo, no todos están contentos con el Acuerdo, en estos temas realmente es difícil complacer a todas las partes; por ejemplo, para la Cámara Agropecuaria y Agroindustrial de El Salvador, existe seria preocupación en el sector agropecuario y, sobre todo, enuncian que su sector tendrá que competir con países europeos, los cuales tienen una agroindustria subvencionada.

Para la Asociación de Azucareros del Istmo Centroamericano de Guatemala, el Acuerdo no representa ninguna oportunidad para el sector, porque la UE solo aceptó el ingreso a su mercado de 162000 toneladas métricas de azúcar anuales, en vez de las 300000 toneladas que el sector pretendía, quedando igual a lo que se había negociado con la OMC. Para Costa Rica, fue muy positivo, según el Ministerio de Agricultura y Ganadería, pues, las exportaciones costarricenses hacia la UE representan el 17%, de las cuales el 67% son del sector agrícola.

Debemos recordar que los Acuerdos Comerciales no son perfectos, pero se constituyen en una valiosa herramienta para los países menos adelantados.

A Panamá le espera ahora una intensa jornada de trabajo, a fin de iniciar el proceso de incorporación a la Secretaría de Integración Económica Centroamericana, se espera que este proceso culmine en diciembre de 2011. Para que este Acuerdo entre en vigor, se necesita la ratificación de los 27 parlamentos de la UE, los cinco de Centroamérica y el de Panamá.

<>

Artículo publicado el 26 de junio de 2010  en el  Diario La Estrella de Panamá , a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

El Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea (AdA)

La opinión de uno de los Miembros de la Oficina Negociadora de la Autoridad Nacional de Aduanas…

Francisco Javier Cebamanos

El Acuerdo de Asociación suscrito en Madrid, el 19 de mayo de 2010 ¿constituye una oportunidad o una amenaza para la región centroamericana?

En este momento la Unión Europea representa para Centroamérica el 25% de sus exportaciones, mientras que para ellos solo el 2%, las cuales se dirigen a Centroamérica, sin embargo en el caso de Panamá el sector de agro exportadores de productos no tradicionales tales como melón, sandia y piña, este mercado representa el 85% de su exportación.

A pesar que estos rubros podían entrar a Europa sin arancel debido al Sistema Generalizado de Preferencia (SPG), al firmar este Acuerdo deja de ser un sistema de beneficios en una forma unilateral por parte de los europeos, para constituirse en una actividad regulada por ambas partes en este Acuerdo.

El hecho de que Panamá pueda estar incluido en este Acuerdo de Asociación, se debe a varios factores; por un lado el estallido de la crisis en Honduras, causada por la salida del presidente Zelaya; mientras que organizaron nuevas elecciones para escoger un presidente en ese país, las negociaciones de Centroamérica para el Acuerdo se aplazaron por varios meses.

Panamá, aprovechó este momento para realizar un intenso lobby con la Unión Europea a fin de que esta accediera a la entrada de Panamá en una negociación que ya habían comenzado, por otro lado también se negoció, al mismo tiempo, con los países centroamericanos, para convencerlos de lo positivo que sería para la región, la entrada de Panamá al Acuerdo.

La estrategia del Ministerio de Comercio e Industrias, del ministro Henríquez y el viceministro, Álvarez De Soto y de todo el equipo que lo respalda, resultó acertada;   realmente fue un gran logro, en materia de negociación,  llegar a incluir a Panamá en las rondas de negociación de un acuerdo que ya habían iniciado con Centroamérica y en las cuales Panamá solo asistía como observador, a sabiendas de no pertenecer al Sistema de Integración Económica Centroamericana (SIECA).

La inclusión de nuestro país resultó muy refrescante para los europeos debido a la oferta de Panamá en servicios marítimos, logística de puertos y financieros, que resultaron realmente muy atractivas, comparadas con las que nuestros vecinos centroamericanos presentan.

Para la Cámara Agropecuaria y Agroindustrial de El Salvador, existe seria preocupación, en el sector agropecuario, y sobre todo enuncian que su sector tendrá que competir con países europeos los cuales tienen una agroindustria subvencionada.

A Panamá le espera ahora una intensa jornada de trabajo, a fin de iniciar el proceso de incorporación al Secretaría de Integración Económica Centroamericana, se espera que este proceso culmine en diciembre de 2011.

<>

Este artículo se publicó el  26  de junio de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.