Víctimas de la violencia

**

La opinión de la Periodista…

 

Roxana Jiménez Ruiz

Estamos en la cafetería a la hora del almuerzo y como siempre Carmen recuerda con tristeza las noticias de mujeres muertas a manos de sus parejas sentimentales. En medio de la conversación con otras compañeras, intercambia opiniones y en lo que coinciden es que a las mujeres les gusta ser maltratadas.

¡Nada más lejos de la realidad, un mito que en nada nos ayuda a terminar con este ciclo. No hay justificación valida para maltratar a ninguna mujer!

Resulta que las víctimas de la violencia no son capaces de salir de ese ciclo por la dependencia emocional más que por cualquier otra razón. Se les inculca la necesidad, se les manipula a un punto que sienten que es cierto necesitan a ese hombre que solo sabe darle malos tratos.    La violencia es aprendida, esos niños que un día dijeron cuando crezca no voy a golpear mi esposa, tristemente terminan siendo los maltratadores.

Que nuestro país ocupe el décimo lugar mundial en número de muertes violentas hacia mujeres conocido como femicidios, de acuerdo al informe que divulgó el Fondo de Población de Naciones Unidas en Panamá, nos debe llamar a la reflexión: ¿qué formación y valores estamos inculcando en nuestros hogares? El maltrato no es un asunto de marido y mujer, nos corresponde como sociedad no guardar silencio.

Las cifras del Observatorio Panameño contra la violencia de Género (OPVG), revelan que los seis primeros meses ya se han registrado 40 muertes violentas. Dirán muchos que es una cuestión de mujeres que les gusta llamar la atención, pero lo cierto es que se trata de una desafortunada realidad que toca todos los sectores del país, sin distinción de clase social.

Recuerdo a mi amiga Elisa, una mujer con una fuerza interior impresionante, pero que desafortunadamente había vivido la experiencia de maltrato, con ayuda de la orientación y formación que recibió de una organización de mujeres a la cual tuve la dicha de pertenecer, logró salir adelante. Como ellas hay cientos de mujeres que sacan adelante a sus hijos. No tengamos miedo, no sigamos esperando que un milagro ocurra, el que maltrata y no busca ayuda lo seguirá haciendo, no esperemos a estar bajo tierra para abrir los ojos.

Se decide tomar el día 25 de noviembre como el Día Internacional Contra la Violencia (conmemorado ayer) para rememorar el violento asesinato de las hermanas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa), tres activistas políticas asesinadas en 1960 a manos de la policía secreta del dictador Rafael Trujillo en República Dominicana.

Ahora bien no pensemos en la violencia exclusivamente como golpes, se debe observar desde el noviazgo qué tipo de comportamientos y tratos nos da la pareja.  Novios controladores, comentarios desestabilizadores disfrazados con un exceso de amabilidad, evidenciar a la persona, burlarse de ella en público, son señales que debemos tener presente, nuestra autoestima no puede ser dañada por la persona que dice amarnos.

La violencia destruye la sociedad, por lo tanto a sumarnos a la lucha contra todas las manifestaciones de maltrato.

*
<>Artículo publicado el  26  de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que a la  autora,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos de la autora  en:  https://panaletras.wordpress.com/category/jimenez-ruiz-roxana/
Anuncios

Recordando a Omar Torrijos

La opinión de la periodista…

Roxana Jiménez Ruiz

El 31 de julio de 1981 es una fecha que marcó el rumbo de nuestra nación, hoy levanto mi voz para agradecer la labor del General Omar Torrijos Herrera en la reversión del Canal, además la conquista de terminar la quinta frontera.

La experiencia de vivir con una frontera dentro de nuestro propio territorio para muchos quizás es un mito, ya que no vivimos las muchas discriminaciones, exclusiones a los cuales los nacionales eran sometidos como parte de su rutina, como narran diversos historiadores. Lo satisfactorio en este movimiento social es que se propició una lucha nacionalista que nos llena de orgullo.

Torrijos fue un hombre que supo manejar todos los recursos, y mecanismos para que la lucha nacionalista se escuchara en las demás naciones, logrando de esta manera el apoyo en los pueblos hermanos.   Así se convierte en realidad la reversión del Canal, con la firma de los Tratados Torrijos Carter el 7 de septiembre de 1977, y así nos permite cristalizar un gran sueño entrar en la Zona del Canal.

Contrariamente a lo que anhelaba Torrijos, no puedo entrar en la Zona del Canal físicamente, pero permanecerá en la historia por siempre.   Ahora bien hay que señalar que desafortunadamente en la actualidad, su pueblo no es precisamente el que puede habitar en esta zona.

Ahora bien la sabiduría del General permitió que visualizara la importancia de su repliegue en el mando al ver concretado uno de sus mayores objetivos, y dio paso a la conformación del Partido Revolucionario Democrático, cuya misión es, “nació para servir al pueblo y no para servirse de él”.   Un partido que se precie de ser “el Partido del nuevo hombre panameño, que podrá hacer de su país una patria donde no existan diferencias abismales, entre el que mucho tiene y el que nada posee, …”.

Siendo autocríticos como colectivo, hay muchos que dicen ser torrijistas y olvidaron que el partido fue fundado bajo el ideario del Torrijismo en el cual la Yunta-Pueblo es nuestro norte, servir al pueblo, con el pueblo y para el pueblo.

Hoy aspiramos a la transformación de nuestro colectivo con reformas a los estatutos, pero más allá de eso, debemos dejar de ser un partido electorero, y permanecer cerca de los distintos actores sociales, los obreros, los campesinos, los docentes, los indígenas; eso es vivir el torrijismo, que no se nos olvide.

<>

Este artículo se publicó el  31  de julio de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.