Preparación para el año 2010

.

La opinión de

.

Félix Montenegro

Estamos en el mes de diciembre y para algunos es difícil creer que ya prácticamente se ha ido el año, en este momento hay personas que se apresuran para cumplir las metas que se trazaron el año pasado: aumentar sus ventas,  ahorrar más, bajar de peso, etc. y quieren hacerlo todo en este mes, les tengo malas noticias a estas personas: lo que no lograron en 11 meses no lo alcanzaran en uno.

¿Qué es lo que quieren de la vida? ¿Realmente están obteniendo lo que quieren de ella?   Uno de mis versículos preferidos de la Biblia está en Juan 10:10 donde Jesús dice: “Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”, y es más interesante que ese mismo versículo dice que “el ladrón no viene más que a robar, matar y destruir”.   Al “ladrón” lo simbolizo con todas esas personas que nos antagonizan, que siempre se nos oponen y que viven criticándonos, a ellos los llamo “los ladrones de sueños”.

La vida en abundancia no es solo tener más dinero, tiene que ver con una vida plena, de paz, salud y propósito. A nadie le encanta estar viviendo con insatisfacción, derrota y amargura por no alcanzar sus objetivos; porque no hemos sido diseñados por nuestro creador para eso.

¿Qué clase de vida queremos experimentar en este 2010? ¿Crecer como profesional, aumentar las ventas, un nuevo o mejor empleo? Pero lo más importante ¿Qué le está pidiendo a Dios?   En Mateo 7:11 declara “Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar buenas cosas a sus hijos, ¡cuánto más nuestro Padre que está en el cielo dará cosas buenas a los que le pidan!”.

Dios quiere siempre darnos lo mejor, pero para que esto ocurra son importantes tres cosas: pedir, buscar y encontrar. Muchos se quedan en el pedir, el buscar y el encontrar tiene que ver con el accionar de la vida, es decir, darle acción a la palabra.

En el libro de Josué Dios nos ordena tres veces darle acción a la palabra. En Josué 1:6 nos dice: “Esfuérzate y sé valiente”. Luego, en Josué 1:7 “Solamente que te esfuerces, y que seas muy valiente”, y por tercera vez, en Josué 1:9 nos ordena “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente: no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en donde quiera que fueres”.

En este mes de diciembre los invito a conectarse con sus sueños y objetivos y que le pidan ayuda a nuestro Dios para alcanzarlos; sea este una casa, un auto, iniciar un negocio, el que sea. ¿Quieren elevarse en este 2010?   No renuncien a lo que por derecho les pertenece: la vida abundante.   Todo lo pueden lograr con la bendición de Dios, definiendo tres preguntas: ¿Qué es lo que realmente quiero? Y ¿Dónde y cómo lo voy a buscar?; porque hoy es el mejor día para retomar sus sueños y comprometerse a alcanzarlos con la ayuda de nuestro Padre celestial.

¡Qué Dios los bendiga!

<>

Publicado en 26  de diciembre de 2009 en el diario La Prensa a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Anuncios