A la caza del cobre de Cerro Colorado

La opinión del Periodista…

CARLOS CAMARENA MEDINA
ccamarena2004@gmail.com

Al ver el anuncio en el cual el ministro de Comercio e Industria promueve, con un discurso poco convincente, las bondades del proyecto de ley que modifica el Código Minero, me pregunté sobre el afán —tanto durante el período de consultas en la Comisión Legislativa de Comercio, como en los medios de comunicación social— de engañar a la población, de que el verdadero trasfondo de estos cambios no es meterle el diente a la reserva cuprífera de Cerro Colorado.

Si algún calificativo hay que poner a esta norma, es ‘a la caza del cobre en Cerro Colorado’, tanto que en un acto de torpeza mediática, el gobierno ha utilizado a sectores de la comarca Ngäbe Buglé, para que promuevan la explotación de este yacimiento metálico, a cambio del 50 por ciento de los beneficios generados.

Torpeza que raya en el descaro, pues han publicado páginas enteras en diarios, respaldando la explotación minera y todo mundo sabe quién paga esos costosos anuncios. Más, cuando en el periodo de consultas, desfilaron representantes indígenas ngäbe buglés, que apoyaron las modificaciones al Código Minero, lanzando petardos a los grupos ambientalistas, a quienes les espetaron que al rechazar los proyectos mineros, limitan el desarrollo de su comarca.

El denominado período de consultas fue el montaje para una decisión ya tomada, y que han querido maquillar con espejitos para llevarse las monedas de oro: que si el porcentaje de las regalía aumentarán de 2% a 4%, que las multas por daños ambientales serán mayores, mientras que la bonanza metálica permitirá sacar a los indígenas de la pobreza. ¡Y eso que las modificaciones no se imponen para explotar Cerro Colorado!

Mientras, los grupos ambientalistas, expresaron su ‘más profunda’ preocupación sobre el proceso y el contenido del polémico y nefasto Proyecto de Ley No. 277 que modifica el Código Minero, y que atenta contra la seguridad ambiental y la soberanía de Panamá.

Falta de consulta previa a la presentación de un proyecto que fue elaborado en secreto y a puertas cerradas, hicieron que las consultas ante la Comisión de Comercio fueran extemporáneas e improductivas, ‘ya que las bases de estas modificaciones no fueron previamente consultadas con los diversos sectores de la sociedad civil y comunidades afectadas’. Tampoco se divulgaron los borradores y los textos científicos (en caso de existir) o las opiniones de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), todo ello a pesar de numerosos intentos de obtener tales datos por parte de grupos interesados.

A pesar de la trascendencia del tema, ni en el período de consultas, ni en la aprobación a tambor batiente en primer debate, asistió la administradora de la ANAM, institución que estuvo representada por un funcionario de tercera categoría.

Los ambientalistas plasmaron su preocupación por la posición recalcitrante del gobierno de no integrar de manera efectiva los aportes de la sociedad civil en su conjunto. ‘Es desconcertante, y ante todo antidemocrático, que la Comisión competente en la Asamblea y el Ministerio de Comercio e Industrias hagan caso omiso a una propuesta de trabajar en comisiones para un profundo análisis y mejoramiento del Proyecto de Ley, tal cual fue planteado ante el ministro de la Cartera por las asociaciones civiles antes de que la Comisión iniciara las ‘consultas’ sobre el Proyecto’, destacaron.

A pesar de ser mercadeado como una norma ‘para el ambiente’ o para ‘darle herramientas a la ANAM’, este documento está plagado de errores de redacción que complican el entendimiento de las funciones de esa institución para el control ambiental de la minería, condicionando las inspecciones que hoy hace la ANAM, por razón de su competencia, al requerimiento de la Dirección de Recursos Minerales del MICI.

Los planteamientos de los ambientalistas son contundentes al señalar las inconsistencias de las modificaciones al Código Minero; tanto que dan para otro artículo. Por ahora, recomiendo a los voceros del gobierno no insistir en mentir, al decir que la aprobación de esta norma no tiene como finalidad explotar el yacimiento cuprífero de Cerro Colorado; porque con sus torpezas ellos mismo le han dicho a la comunidad que ese es el objetivo principal.

 

Este artículo se publicó el  11  de febrero   en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Código Minero, Cerro Colorado y las moneditas de oro

La opinión del Periodista…

CARLOS CAMARENA MEDINA
ccamarena2004@gmail.com

Los mineros se tomaron la sala donde se realizó el denominado periodo de consultas del proyecto de ley que reforma el Código Minero, incluyendo gran cantidad de indígenas que sorprendentemente apoyan la explotación del proyecto de cobre en Cerro Colorado, ubicado en el distrito de Nole Duima, comarca Ngäbe Buglé.

El ambiente en el Salón Azul, donde por tres días desfilaron representantes de organizaciones ambientalistas, indígenas, empresas mineras, y la Cámara Minera de Panamá, era totalmente pro mina, tanto que caía mal la posición asumida por el presidente de la Comisión de Comercio, Aris de Icaza, con sus arengas demagógicas, similares a las que utiliza en el ‘Tome Nota’ de La Exitosa.

Me llamó la atención que, hasta uno de los escoltas del ministro del Comercio e Industria se convirtió en un activo militante pro minería, que apoyaba las posiciones a favor de las reformas al Código Minero y que calificó de demagogo y politiquero al ex diputado del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Pedro Miguel González.

La gran monedita de oro para vender el proyecto, utilizada por altos funcionarios del MICI, es que los pagos de regalías de las empresas minera al Estado subirían de 2% a 4%, mientras de manera reiterativa proyectaban imágenes de un clausurado proyecto minero en Canadá, caracterizado por ser un área rodeada de árboles y un lago.

Un argumento que altos personeros del gobierno le robaron a la empresa Minera Panamá (que explota el yacimiento de cobre en Petaquilla), para utilizarlo como caballito de batalla que justifique las modificaciones al Código Minero, y cuyo trasfondo es el interés del gobierno del presidente Ricardo Martinelli de impulsar la explotación cuprífera de Cerro Colorado.

Un punto de vista que no comparte la directora ejecutiva de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON), Alida Spadafora, quien de manera enfática dijo que no pueden compararse los ecosistemas canadienses donde la biodiversidad es baja, con los ecosistemas tropicales de Panamá. ‘La biodiversidad, que es una de las grandes riquezas de Panamá, se verá afectada de forma irreversible, siendo que la zona contiene una gran biodiversidad, en donde se están descubriendo nuevas especies o especies no reportadas en el país. Además, la zona alberga especies que están amenazadas’, destacó.

Altas precipitaciones, inestabilidad de los suelos y riqueza hídrica, propia de las áreas donde se desarrollarán estos proyectos no son comparables con lo existente en el territorio canadiense y, por ello, Spadafora considera que la operación de explotación a cielo abierto del tamaño que planea realizar Minera Panamá, (y eventualmente la de Cerro Colorado) representa un alto riesgo para el país.

Llamó la atención lo reiterativo del discurso que enfatizaba los programas que ejecutan las empresas que explotan los proyectos de oro y cobre en Petaquilla, lugares que el Estado ha mantenido abandonados, mientras que estos consorcios invierten en obras sociales, como reparación de escuelas, construcción de centros de salud, habilitación de carreteras, comedores y la entrega de becas.

Sin ambages, el alcalde del distrito de Nole Duima, Celestino Montezuma, dijo que la intención de esta propuesta es explotar Cerro Colorado (a pesar de que el diputado de Icaza le espetó que nunca ha dicho que sea así).

‘La mina significa la industria de la muerte’, sentenció Montezuma, luego de exponer sobre el impacto que tendrá la explotación minera de Cerro Colorado, ubicada en Nole Duima, comarca Ngäbe Buglé.

Para el profesor universitario Azael Barrera las decisiones sobre los proyectos mineros, que se impulsarán a través de las reformas al Código Minero, se están tomando en Seúl y Singapur, donde operan empresas que requieren materia prima para desarrollar sus industrias; a lo que el viceministro de Comercio, Ricardo Quijano, ripostó que esta norma no se está cambiando para favorecer a nadie en especial.

Fueron tres días maratónicos, durante los cuales desfilaron por el Salón Azul de la Asamblea Nacional los más diversos sectores del país, en un período de ‘consultas’, liderado por un diputado como Aris de Icaza, quien en todo momento dejó plasmada su posición a favor del proyecto, de una forma demagógica y electorera. Un escenario similar al que marcó la imposición de la Ley 30 (Ley Chorizo), por lo que entre ambientalistas, indígenas y políticos de oposición, primó la certeza de que estas consultas son un mero trámite, pues la decisión ya está tomada.

<>
Este artículo se publicó el  4  de febrero   en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Raisa Banfield: ¿no ha construido ni una letrina?

La opinión del Periodista…

CARLOS CAMARENA M.
ccamarena2004@gmail.com

Desde que era estudiante y como periodista con más de 20 años en las labores informativas, aprendí y he tenido como norma la máxima de que quien recurre a términos descalificativos, ofensivos, con alguna dosis de prepotencia, es una persona que, por muy conocedora o capaz que sea, se ha quedado sin argumentos y se ha dejado dominar por la intolerancia.

Hace algunos meses acudí a un seminario sobre el tema medioambiental y fui testigo de primera línea de cómo el vocero de la empresa Petaquilla Gold, Carlos Salazar, un profesional que considero muy capaz y conocedor de la temática minera, se enfrentó verbalmente a una persona que pretendía hacerle un cuestionamiento.

Fue un incidente lastimoso, pues, luego de una exposición que me pareció muy buena, el señor Salazar, empezó a increpar a su interlocutor, exigiéndole que le hiciera la pregunta, prácticamente no dejándolo hacer su exposición previa.

Fue un incidente tan molestoso que le dije a Salazar que como periodista había presenciado varias exposiciones sobre el tema de la ampliación del Canal, en las cuales altos directivos de la Autoridad del Canal de Panamá enfrentaban las críticas, cuestionamientos, algunas bastante viscerales, sin levantar la voz ni perder la compostura; y que él debería mirarse en ese espejo.

Le transmití esa inquietud a la colega periodista Yaneth Sánchez (a quien conozco desde hace más de 15 años),   esposa del Richard Fifer, alto directivo de Petaquilla Gold.

El pasado 7 de diciembre, acudí a un evento organizado por la Cámara Minera de Panamá, en la cual el tema central era el uso del cianuro. Me resultó interesante lo expuesto, porque me ayudó a conocer más sobre la temática y la verdad no me movía llegar ahí para hacer ningún material periodístico.

Al final, le tocó al señor Salazar cerrar, con una exposición interesante, sustentada en fuertes argumentos técnicos y cifras, con los cuales dejaba en evidencias lo que el denominó las falacias de los ‘ecoterroristas’ y ‘ambientalistas de esquinas’.

Pensé ‘ahí es donde la daña’, pues si se jacta tanto de conocer sobre la minería y con cifras y argumentos técnicos replica las críticas y ataques de quienes adversan la minería, entonces ¿por qué caer en términos descalificativos, burlescos y hasta ofensivos?

Seguidamente, dejando entrever que todavía resiente las críticas que le hice meses atrás, Salazar advirtió que no le interesaba que lo que estaba diciendo se lo fueran a contar a la esposa de Richard Fifer.

La Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON), el Centro de Incidencia Ambiental (CIAM) y los ambientalistas Rodrigo Noriega y Raisa Banfield, fueron objeto de sus ataques.

Les increpó por no decir nada contra las personas que sacan oro de manera ilegal, utilizando mercurio, metal que vierten a las aguas de los ríos; y que es un elemento que no usa Petaquilla Gold.

De eso no hablan ANCON, CIAM y ‘otros ecoterroristas y ambientalistas de esquina’, reiteró Salazar.

Incluso, tuvo palabras de crítica contra altas figuras del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD), que tienen aspiraciones presidenciales, por haber tomado la bandera ambientalista contra la minería, y recordó que el general Omar Torrijos Herrera impulsó el proyecto cuprífero de cerro Colorado.

Pero el colmo de los colmos fue cuando, de forma despectivas, Salazar hizo alusión a las críticas de la ambientalista y arquitecta Raisa Banfield, a quien acusó de desinformadora y de no sustentar sus señalamientos con evidencias científicas.

Y digo el colmo de los colmos, porque de manera despectiva se refirió a Banfield como ‘una arquitecta que nunca ha construido una letrina’.

En ese momento me olvidé de los títulos académicos y la trayectoria profesional de Salazar.

<> Este artículo se publicó el 18 de diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Innovación y agroexportación no tradicional

*

La opinión del Periodista…

Carlos Camarena Medina 

Conscientes de lo retos que plantea el comercio mundial, ante la competencia y la diversificación de las actividades y productos a exportar, el sector agropecuario y las grandes empresas que participan en estas actividades, innovan constantemente para llevar al consumidor un materia prima y de primera calidad y a precios accesibles.

En ese sentido, recientemente acudí a la Feria Internacional de Azuero, para observar la presentación que hizo Maersk Line, con el fin de anunciar y promover los servicios que ofrece a los productores y agroexportadores del país, en el marco de un evento en el cual se dictaron conferencias para mejorar los procesos y la comercialización en los mercados internacionales.

La presentación se hizo en el marco del XIV Congreso Nacional de Agroexportación No Tradicional de Panamá, organizado por el Gremio de Agroexportadores no Tradicionales de Panamá (GANTRAP), el cual se constituyó en una excelente oportunidad de intercambio de experiencias y tecnologías entre productores y comercializadores, con rondas de negociaciones entre productores, exportadores, importadores y proveedores de bienes y servicios.

Según la gerente de cuentas para equipos refrigerados de la empresa, Maria Gabriela Graell, Maersk Line participa todos los años en este evento a fin de apoyar el producto nacional promoviendo la calidad de los mismos gracias a la rapidez y duracion en nuestra trayectoria hacia puertos en el Norte de Europa y USA a traves de nuestros equipos especializados destinados al transporte de frutas. “

Lo cierto es que en los últimos años, la agro exportación ha registrado un notable avance en nuestro país, con productos como el banano, que han registrado un amplio avance, tal como lo explicó el gerente de Reefers para el Caribbean Cluster, Juan Carlos Pardilla, quien prevé que para el 2012, “con todo el apoyo que el gobierno está brindando se espera que las plantaciones de piña crezcan un 60%.

Ante esa realidad, Pardilla destacó el repunte del banano ha hecho que estén innovando sus equipos con la adquisición de nuevas tecnologías. Mencionó la compra del contenedor Starcare, especial para transportar banano, con una duración de hasta 50 días de tránsito.

Igualmente, se realizan estudios para lograr el mismo período de tránsito más largo para la piña. En Panamá al año se mueven más de 6 mil contenedores refrigerados.

Maersk Line tiene más de 190 mil contenedores refrigerados a nivel global, y ofrece a los agroexportadores panameños un abanico de mercados a los cuales enviar sus productos bajo óptimas condiciones, que garanticen que a los mercados en donde opera esta línea llegará mercancía de primera.

*
<>Artículo publicado el 22  de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/camarena-medina-carlos/

Concurso de Oratoria, proyección a la juventud

La opinión del Periodista…

CARLOS CAMARENA MEDINA
ccamarena2004@gmail.com

Al igual que las Fiestas Patrias, el Concurso Nacional de Oratoria constituye uno de los eventos más arraigados en el país, marcado por una sana competencia y respaldado por el sentido de pertenencia en cada rincón del país, al participar representantes de las nueve provincias y la comarca Kuna Yala.

Creado en 1970 por la Caja de Ahorros, este popular concurso se celebró hasta 1998 y durante 28 años se constituyó en tribuna para gran cantidad de jóvenes de diferentes colegios, que marcaría las pautas del desarrollo de su personalidad y su proyección como exitosos profesionales en el ámbito nacional e internacional.

Tras varios años sin celebrarse, en el 2005 la empresa Cable & Wireless Panamá asumió el patrocinio oficial del Concurso, conservando su esencia y proyectando su exposición mediática, además de mejorar el monto de los premios. Desde entonces, importantes empresas privadas y entidades públicas, además de las embajadas de EE.UU. y Gran Bretaña, han sumado su respaldo incentivando la participación de más estudiantes. Este año participaron unos 10000 estudiantes.

El Concurso Nacional de Oratoria también se ha constituido en una tribuna en la cual miles de jóvenes abordan y analizan los temas de actualidad que año tras año han marcado el devenir histórico del país.

En el Concurso Nacional de Oratoria Cable & Wireless Panamá—Caja de Ahorros—MEDUCA 2010, con motivo de celebrarse los diez años de la reversión del Canal a manos panameñas, los estudiantes se adentraron en esta temática, investigando antecedentes históricos y resultados de la lucha generacional que culminó con la devolución de este recurso al país. En ese sentido, la ACP dio su respaldo al concurso, que este año tiene como lema ‘El Canal de Panamá: ampliación, beneficios y sostenibilidad ambiental’.

Como todo evento que se precie de su prestigio y con miras a darle mayor proyección y credibilidad, este año el Concurso cuenta entre sus jurados con reconocidas personalidades nacionales e internacionales, entre ellas Olga Sinclair, una de las mejores exponentes de las artes plásticas en Panamá; y Stanley Heckadon, reconocido experto en temas ambientales y de la cuenca del Canal de Panamá. También Roberto Fernández I., crítico, ensayista, editor, periodista, docente de literatura y promotor cultural, nacido en Panamá y actualmente residente en Toluca, México; y Ana María Ponce de Chiquilani, vicepresidenta de Gestión Corporativa de la ACP. Entre los jurados internacionales, están la colombiana Claudia Palacios, presentadora de noticias y conductora del programa Mirador Mundial en la cadena de CNN en español; y el ex presidente de El Salvador, Francisco Flores, el mandatario más joven que ha tenido esta nación centroamericana.

Sin duda, este domingo 7 de noviembre, miles de panameños serán testigos —a través de una cadena de radio y TV, o vía Internet— del talento de diez jóvenes que representarán a sus provincias o comarca en un concurso que no solo los proyectará como ejemplos a seguir por miles de estudiantes, sino que marcará su futuro como personas y profesionales.

 

*

<> Este artículo se publicó el 5 de noviembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del   autor  en: https://panaletras.wordpress.com/category/camarena-medina-carlos/

Yo voy verde y la concienciación ambiental

La opinión del Periodista ….

Carlos Camarena Medina

Crear vínculo con mensajes que hagan reaccionar al receptor y que la persona se sienta comprometida y participe de manera activa para conservar el medio ambiente, parte de la sensibilización y crear sentido de pertenencia entre la población.

Estas palabras captaron mi atención en la campaña ambientalista lanzada por Evo Postal, “Yo voy verde y tu”…, lanzada este año en un escenario marcado por el deterioro del medio ambiente, destacado por la deforestación, cambio climático y la deforestación.

La finalidad de “Yo voy verde y tu” es informar y enseñar a la comunidad, sobre cómo eliminar adecuadamente los desechos diarios, para lo cual Evo Postal ha colocado postales informativas, en puntos de distribución estratégicos, como restaurantes, tiendas, centros comerciales, farmacias.

Se utiliza una fórmula sencilla, como lo explicó el gerente general de Evo Postal, Mario Lozano: “buscamos a través de personajes indicar los problemas que a diario enfrentan nuestra fauna y flora a causa del mal manejo de las basuras con la finalidad despertar conciencia ecológica en cada uno de los habitantes de nuestro país”.

La campaña es respaldada por los personajes Filemón, Bo y Tutti, cuya misión es sensibilizar y crear sentido de pertenencia en contra de la contaminación de los océanos; educar a los jóvenes en la práctica de las 3R (reducir, reciclar y reutilizar); y transmitir mensajes donde se muestren a las especies que están peligro de extinción, debido a la acción de los seres humanos.

Describen situaciones que encuentran diariamente en su hábitat, debido a la mala disposición de los desechos. Por ejemplo, el pececito Filemón, que creció con el plástico que se utiliza para las bebidas que se empacan en grupo de seis, o el malhumorado pez que advierte que no viene de un concierto de rock, sino de una oleada de aceite en el mar.

También, la promoción de una actitud responsable frente a los desechos generados en casa, para solucionar el problema de la contaminación, creando conciencia, a través de charlas y actividades educativas.

Esta campaña incluye la jornada artística “Ven y Pinta tu Mural Verde”, en la que participan niños del corregimiento de Santa Ana, y con la cual los pequeños ilustran y embellecen el entorno donde residen con imágenes alusivas a la fauna marina, como una vía para inculcar en pequeños y adultos el compromiso de conservar el medio ambiente.

Los murales llevan un mensaje que ayuda a la población a tomar conciencia de la importancia de no contaminar el lugar donde residen, exponiendo gráficamente lo que le puede ocurrir con la fauna cuando no se tiene el manejo adecuado de materiales tales como el plástico y el vidrio.

<>
Artículo publicado el 26 de agosto de 2010 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

‘Yo voy verde’ y la concienciación ambiental

La opinión del Periodista….

CARLOS CAMARENA MEDINA


Sensibilizar y crear sentido de pertenencia para combatir la contaminación, fueron las palabras que quedaron grabadas en mi memoria al presenciar el lanzamiento de la campaña ambientalista lanzada por Evo Postal, ‘Yo voy verde, ¿y tú?’.

De eso se trata, de crear un vínculo a través de mensajes que no solo hagan reaccionar al receptor, sino que la persona se sienta comprometida y participe de manera activa para, en este caso, conservar el medio ambiente.

La campaña es lanzada en un escenario marcado por el marcado deterioro del medio ambiente, destacado por la deforestación, cambio climático y la deforestación, ente otros males.

Según los organizadores, el principal objetivo de ‘Yo voy verde, ¿y tú?’ es informar y enseñar a la comunidad, sobre cómo eliminar adecuadamente los desechos que genera diariamente, para lo cual Evo Postal está colocando postales informativas, especialmente dirigida a los niños, en puntos de distribución como restaurantes, tiendas, centros comerciales, farmacias y en diferentes puntos estratégicos.

La fórmula es sencilla, tal como lo explicó el gerente general de Evo Postal, Mario Lozano: ‘Buscamos a través de personajes indicar los problemas que a diario enfrentan nuestra fauna y flora a causa del mal manejo de las basuras, con la finalidad despertar conciencia ecológica en cada uno de los habitantes de nuestro país’.

Para ello, la campaña es respaldada por los personajes Filemón, Bo y Tutti, que tienen la misión de sensibilizar y crear sentido de pertenencia en contra de la contaminación de los océanos; educar a los jóvenes en la práctica de las 3R (reducir, reciclar y reutilizar); y transmitir mensajes donde se muestre a las especies en peligro de extinción, debido a la acción de los seres humanos.

Estos personajes describen situaciones que se encuentran diariamente en su hábitat, debido al mal uso que los seres humanos dan a los desechos. Por ejemplo, el pececito Filemón, que creció con el plástico que se utiliza para las bebidas que se empacan en grupo de seis, o el malhumorado pez que advierte que no viene de un concierto de rock, sino de una oleada de aceite en el mar.

Igualmente, es apoyada con imágenes de diferentes materiales reciclables (papel, vidrio, plástico, lata y material orgánico), que con ilustraciones originales y animadas motivan la campaña de reciclaje de una manera agradable y entretenida.   Basta hacer un recorrido por la ciudad de Panamá para ver en las paradas los novedosos y llamativos carteles.

La promoción de una actitud responsable frente a los desechos generados en las casas, para ayudar a solucionar el problema de la contaminación, creando conciencia, a través de charlas y actividades educativas, dirigidas a informar y educar a la comunidad sobre las problemáticas que a diario padecemos.

‘Yo voy verde’ fue lanzada en junio pasado y durante este año desarrollará actividades ecológicas, educativas y ambientales auspiciadas por empresas nacionales, que con su aporte buscan unirse a esta noble causa, con la finalidad de crear conciencia verde a la población de una manera amigable y juvenil.

Esta campaña también incluye la jornada artística ‘Ven y pinta tu mural verde’, en la cual participan niños, en este caso los del corregimiento de Santa Ana, y con la cual los pequeños ilustran y embellecen el entorno donde residen con imágenes alusivas a la fauna marina, como una vía para inculcar en pequeños y adultos el compromiso de conservar el medio ambiente.

La finalidad es que estos murales lleven un mensaje que ayude a la población a tomar conciencia de la importancia de no contaminar el lugar donde residen, exponiendo gráficamente lo que le puede ocurrir con la fauna cuando no se tiene el manejo adecuado de materiales tales como el plástico y el vidrio.

<>

Este artículo fue publicado el  7 de agosto de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.