Mateo Iturralde: Corregimiento con nombre de un panameño ilustre

La opinión del Profesor de Geografía e Historia…

José Ramón García Lindo 

La creación del Plan San Miguelito, aprobado en diciembre de 1969, por el gobierno de turno, fue un ambicioso proyecto con el cual se pretendía dar respuestas efectivas a un populoso corregimiento del Distrito de Panamá, llamado San Miguelito. Este proyecto, que surge producto de las exigencias de esta comunidad, es apoyado por sus fuerzas vivas en la primera Asamblea Cívica, realizada el 25 de enero de 1970. Después de esto, todo quedó preparado para la ejecución de esta iniciativa que daría origen al Distrito Especial de San Miguelito, por medio del Decreto 258 del 30 de julio de 1970. Además con el Decreto N° 40 del 6 de agosto de 1970, el Tribunal Electoral iniciaría el proceso para escoger a los representantes de los 5 corregimientos que fueron creados, entre ellos uno que recibió el nombre de un panameño ilustre, Mateo Iturralde.

Mateo Iturralde nació en la Ciudad de Panamá el día 21 de septiembre de 1821 y murió en esta misma ciudad el 22 de julio de 1985. Hombre de letras, por sus estudios de lengua latina y francesa. En Quito, Ecuador, estudió medicina y se comenta que en su desempeño como médico, eran más las recetas gratuitas que las que cobraba, razón por la cual se le recuerda como un gran filántropo, lo cual le mereció la admiración y cariño de las masas populares. Fue también militar y un gran orador político de vibrante voz y palabra convincente.

Dentro de los numerosos cargos públicos que ocupó están los de Coronel, Representante y Senador del Congreso Nacional, Diputado varias veces a la Asamblea Legislativa del Departamento del Istmo, Concejal, Juez, Magistrado del Tribunal Superior, Secretario General de Estado, Magistrado de la Corte Suprema de Justicia, cargos en los cuales se desempeñó con capacidad, patriotismo y dignidad. La frase “Yo no vendo mi Patria”, que envuelve la protesta del patriota, fue pronunciada en el Congreso Colombiano en 1867, en el momento en que se debatía un proyecto sobre el Ferrocarril del Istmo de Panamá que lesionaba la integridad territorial de la Unión. Esta frase ha pasado a la historia como un bello gesto que perfila su regia personalidad y su alto espíritu nacionalista.

Es preciso reconocer, que junto a personalidades políticas y militares de la época como José de Fábrega, Mariano Arosemena, Tomás Herrera, José de Obaldía, Francisco de Fábrega, Justo Arosemena, Santiago de la Guardia, Gil Colunje, Manuel Amador Guerrero, Pablo Arosemena, Buenaventura Correoso y otros, Mateo Iturralde contribuyó a determinar el desarrollo político del Siglo XIX.

Hoy quienes viven, trabajan o gobiernan en este corregimiento deben seguir el ejemplo de lucha, dedicación, compromiso y sacrificio con los más nobles ideales, que nos dejaron para la posteridad el Dr. Mateo Iturralde y los Padres Fundadores del Distrito de San Miguelito, para así contribuir a engrandecerlo cada día más para beneficio y orgullo de las presentes y futuras generaciones y de toda nuestra querida Patria, Panamá.

<> Este artículo se publicó el 17 de septiembre de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que le corresponde.

*