¿Qué piensa la ciudadanía?

La opinión del Presidente de la Red Iberoamericana de Universidades…

Bernardo Kliksberg

Hay una gran expectativa en la opinión pública a nivel internacional sobre la Responsabilidad Social Empresarial (RSE). El “World Economic Forum” ha indicado que la opinión sobre las grandes corporaciones, era en el 2009, la más baja desde 2001. La ciudadanía espera prácticas empresariales sistemáticas que signifiquen un compromiso con valores, y necesidades muy sentidas de la comunidad, y está dispuesta a apoyarlas firmemente. 

Lo expresa una de las más recientes mediciones de lo que piensa al respecto realizada en un país en pujante desarrollo, Panamá, que se ha convertido en centro regional de numerosas grandes corporaciones. SUMARSE, entidad empresarial que realiza una vigorosa labor por el avance de la RSE termina de presentar los resultados del estudio internacional OPINARSE por primera vez aplicado en Panamá. Es ilustrativo de las nuevas tendencias que se advierten hoy en América Latina, y consistente con estudios semejantes efectuados en otros países, en años recientes.

Un 54% de los entrevistados está familiarizado con el concepto de RSE. Se le da la más alta trascendencia. Un 85% de los encuestados considera que es importante o muy importante que las empresas se involucren con la comunidad. Cuando se pregunta cuales deberían ser las áreas prioritarias de inversión social, las respuestas dan direcciones muy concretas: las empresas deberían privilegiar cooperar en lucha contra la pobreza (32%), y educación (29%). Ello hace mucho sentido en un continente que a pesar de sus progresos tiene 190 millones de pobres (un 34% de la población), y donde en diversos países sólo la mitad de los jóvenes finaliza el colegio secundario.

Un tema muy sensible, es el del medio ambiente. El 81% de los encuestados dice que es bueno/muy bueno que las empresas no contaminen, ni dañen el medio ambiente.

También se le da gran importancia al comportamiento de las empresas respecto a su propio personal.

Se está transmitiendo el mensaje de que “la verdadera RSE empieza por casa”. Los entrevistados consideran que de ello deriva un beneficio invaluable para las empresas. El 61% dicen que el buen trato a sus empleados hace que la gente valore el lugar donde trabajo.

Una respuesta que ratifica la idea de que la RSE será cada vez más un factor que creará un plus de competitividad en las empresas que la lleven adelante, es que el 55% de los encuestados manifiestan favorecer con sus compras de productos a empresas percibidas como socialmente responsables. Resultados en la misma dirección se obtuvieron respecto a este último punto en otras encuestas en países como Chile, Argentina, y Brasil.

El Presidente de SUMARSE Stanley Motta, resume con precisión la lección que cifras como estas dan a los empresarios: “La RSE corresponde a un camino estratégico que busca generar mayor valor para las empresas promoviendo relaciones beneficiosas a largo plazo, donde no sólo importa cuánto gano, sino como lo obtengo”.

Contestar en los hechos las expectativas que tiene la ciudadanía sobre la RSE, implica pasar de acciones útiles pero puntuales a convertirla en una de las políticas centrales de la empresa, y tratar de crear valor socialmente responsable, en todas sus áreas.  El desafío está abierto.

<>Artículo publicado el  2  de diciembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios